Viernes, 11 de abril de 2008

MARCHA MAGISTERIAL.

 

La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE, realizó marchas masivas regionales en el marco del 89 aniversario luctuoso de Emiliano Zapata y como parte del Paro Cívico Nacional convocado por organizaciones sindicales y campesinas en el país.

Los mentores realizaron estas manifestaciones en compañía de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), para exigir la cancelación de órdenes de aprehensión, la libertad de los presos, contra la reforma energética, en rechazo a la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la abrogación de la ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

La movilización partió del crucero del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) con dirección al zócalo capitalino, haciendo una escala en el monumento a Emiliano Zapata, en el boulevard “Eduardo Vasconcelos”, en donde realizaron un mitin.

El Paro Cívico Nacional es de 48 horas, por lo que los profesores aprovecharán este viernes para realizar rondas regionales y conformar sus pliegos petitorios que presentarán a las autoridades el mes de mayo próximo.


Además, señalaron que se pronunciaron contra la militarización de esta entidad, el hostigamiento a las organizaciones sociales, la liberación de los presos, contra la reforma energética y el alza a los precios de los agroquímicos, los cuales afectan directamente a los campesinos.

Al termino de la movilización, el secretario de Actas y Acuerdos de esa agrupación, Domingo Cabrera Vásquez, confirmó que la jornada en las regiones culminó sin novedad.


Sostuvo que, en el plano estatal, sumaron la exigencia de libertad de los presos políticos, demandaron la cancelación de las órdenes de aprehensión en su contra y la liberación de las escuelas que se encuentran en conflicto.
En tanto, dijo que también se manifestaron en contra de las reformas estructurales, el Tratado de Libre Comercio, la privatización de Pemex, la derogación de la ley del ISSSTE.

Condenaron la que calificaron como campaña mediática de la derecha ligadas a los monopolios trasnacionales, que pretende vincular al movimiento popular con la lucha armada, tanto nacional como internacional. De la misma forma, condenaron el alza de los precios de los agroquímicos, porque afecta directamente a los campesinos pobres de la entidad y del país, afirmó.

“En esta entidad, nos pronunciamos por el cese al hostigamiento a los compañeros de la APPO, además que respaldamos al causa justa que desarrollan distintas organizaciones como el Sindicato Libre del Ayuntamiento de la Ciudad de Oaxaca o el campamento de denuncia por la presentación con vida de Lauro Juárez que tiene en el zócalo el Frente Popular Revolucionario (FPR)”, advirtió Cabrera Vásquez.

 

 

 

PARO DE LABORES.

OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

En el mitin, efectuado en el zócalo, frente al antiguo Palacio de Gobierno, el secretario de Actas y Acuerdos de la Sección 22 del SNTE, Domingo Cabrera Vásquez exigió al CEN la emisión de la convocatoria sin condicionamiento alguno porque el magisterio oaxaqueño "tiene derecho a elegir libremente a sus dirigentes".

"El espurio Consejo Político Nacional ha condicionado la convocatoria a que nos sentemos a negociar con la inexistente Sección 59, pero no lo podemos aceptar porque esos 'charros' nos traicionaron y se fueron conforme a sus intereses de grupo y particulares", señaló.

Ante esto, emplazó al CEN del SNTE a instalar una mesa de trabajo con
la

Comisión Negociadora Ampliada de la Sección 22 y se atienda su reclamo de la emisión de la convocatoria sin condiciones y la devolución de sus cuotas sindicales.

También, demandó la libertad de los "presos políticos y de conciencia" y la cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de miembros del movimiento magisterial y popular, así como la entrega de las escuelas ocupadas por priístas y miembros de la Sección 59 del SNTE.

A la vez, destacó que el magisterio oaxaqueño y la APPO "cerrarán filas"  para sumarse a la lucha en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex)  pretendida por el presidente Felipe Calderón.

"Están fraguando la venta de Pemex, pero vamos a dar la batalla en la Cámara", remarcó.

Y adelantó que la Sección 22 del SNTE realizará un paro de 72 horas a partir del próximo día 30 si aún no es expedida la convocatoria de su elección interna y se mantienen en la cárcel a los "presos políticos y de conciencia", así como "si sigue el intento de entregar Pemex al capital privado".

Exigen a PGR atraer asesinato de las locutoras indígenas      PDF            Imprimir            E-Mail

 

El Encuentro Estatal por la Defensa de los Derechos de los Pueblos de Oaxaca manifestó su indignación por los recientes homicidios de los líderes indígenas Plácido López Castro, Rosalino Díaz y Lauro Juárez, así como de las locutoras de la radio comunitaria "La voz que rompe el silencio" del Ayuntamiento Popular de San Juan Copala, las indígenas triquis Felícitas Martínez Sánchez y Teresa Bautista Merino,

 
OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

También, demandó la libertad de los "presos políticos" e hizo un llamado "fraterno y respetuoso" a los pueblos, colonias, barricadas, organizaciones, sindicatos, grupos de mujeres, organismos no gubernamentales, artistas e intelectuales, a reconstruir la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), bajo los principios que le dieron vida.

Al dar a conocer las conclusiones, el coordinador de Programas de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Carlos Beas Torres dijo que los participantes del evento determinaron convocar en forma urgente a las organizaciones y grupos indígenas, de comunicadores, de mujeres, de derechos humanos de Oaxaca, México y de diferentes países, a sumarse al reclamo para que el asesinato de las locutoras de la radio comunitaria no quede en la impunidad y que sea la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos en contra de Periodistas de la PGR, quien realice la investigación.

Además, exigió que sea respetado el derecho de los pueblos indígenas a la libre expresión y a la utilización de los medios de comunicación para hacer la defensa de su patrimonio y de su cultura.

A la vez, que se respete las tierras y recursos naturales propiedad de los pueblos indígenas,  ratificó su derecho a la consulta ante los megaproyectos y demandó la salida de las empresas eléctricas, mineras, turísticas y forestales trasnacionales de sus tierras.

De igual forma, condenó que con el pretexto del combate al narcotráfico, las diferentes regiones del estado han sido militarizadas y esto ha provocado la violación a los derechos humanos de la población indígena y migrantes centroamericanos quienes tienen la necesidad de cruzar por nuestro país.

Y subrayó que el Encuentro Estatal por la Defensa de los Derechos de los Pueblos de Oaxaca también acordó impulsar la creación de una alianza que para frenar la represión, defender el patrimonio y cultura, y alcanzar la autonomía de los pueblos, ante la falta de organización y el aislamiento de las luchas.

Beas Torres dijo que la APPO "no debe de ser patrimonio de ningún grupo político ni su consejo un espacio sectario de líderes".

"La APPO, debe recuperar su carácter de asamblea, donde sea respetada la diversidad, donde sea reconocida la voz y los derechos de las mujeres, donde las decisiones se tomen por consenso  y que cuente con un programa de lucha integral que le permita a nuestro pueblo la defensa efectiva de sus derechos, pues sólo así se podrá enfrentar la barbarie en la que vivimos los oaxaqueños", asentó.

El Encuentro Estatal por la Defensa de los Derechos de los Pueblos de Oaxaca también reclamó la libertad de los "presos políticos" Pedro Castillo Aragón, Flavio Sosa, Miguel Juan Hilaria, Adán Mejía, Miguel Ángel García, Víctor Hugo Martínez, entre otros, el cese de la persecución y la cancelación de cientos de ordenes de aprehensión libradas en contra de representantes comunitarios  de la Mixteca, Sierra Juárez, Valles Centrales, Cuenca del Papaloapan y el Istmo de Tehuantepec.

 

 

Activistas protegen a migrantes en Oaxaca

María de Jesús Peters
El Universal
Viernes 11 de abril de 2008.

 

ARRIAGA, Chis.— Bajo la protección de una brigada de los Guardianes del Camino, decenas de migrantes centroamericanos subieron al tren de carga que a las seis de la mañana de ayer jueves partió desde este fronterizo municipio hacia Ixtepec, Oaxaca.

Pese a los riesgos de ser asaltados por delincuentes o sufrir atropellos de las autoridades, los sin papeles advirtieron que van a seguir su viaje a la frontera norte.

En el lomo de la bestia, los migrantes fueron asistidos por brigadistas que les proporcionaron agua, cuando la temperatura subió por arriba de los 45 grados centígrados después del mediodía.

¡Agua, agua, queremos agua!, pedían los extranjeros a los brigadistas que a las 11:30 horas hicieron una primera dotación en la comunidad Las Anonas, perteneciente al municipio de Oaxaca.

Desesperados por apagar la sed, los hombres y mujeres extendían sus manos de manera angustiosa tratando de conseguir algunas bolsas y botellas que contenían el líquido.

Sin detenerse, el viejo ferrocarril de carga siguió su camino con los centroamericanos dispersos en los corroídos vagones, quienes iban temerosos por los operativos violentos por parte de las autoridades, como el registrado el 31 de marzo, cuando militares y agentes migratorios apalearon a los migrantes en Las Palmas, Oaxaca.

Luego de dos horas, aproximadamente a la una de la tarde, el ferrocarril arribó a la comunidad de Reforma, donde Los Guardianes del Camino y algunos pobladores esperaban a los indocumentados con agua y pan.

“No nos han asaltado”

En esa comunidad, ubicada a 95 kilómetros de Arriaga, el ferrocarril detuvo su marcha por unos minutos mientras los migrantes descendían para buscar alguna sombra y refrescarse con el agua.

“¡Gracias! Dios se los pagará”, gritaba uno de los indocumentados, quien dijo que debido a la presencia de los activistas los delincuentes no los habían asaltado.

“Padre, acompáñenos, no queremos que nos vayan a golpear los militares”, pidió el hondureño Maynor Estuardo.

“Nosotros los acompañaremos, no tengan miedo, venimos para que nadie los lastime”, les dijo el coordinador de la Pastoral de la Movilidad Humana Pacífico Sur de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Alejandro Solalinde Guerra.

Los Guardianes del Camino son un grupo integrado esta semana por Organizaciones No Gubernamentales defensoras de los derechos humanos de los migrantes y la Iglesia católica, a raíz del incidente en Las Palmas.

La agrupación se constituyó con el fin de cuidar la integridad y seguridad de los centroamericanos, además de brindarles ayuda humanitaria, proporcionarles agua, medicinas y alimento en el camino, explicó el director del albergue local Hogar de la Misericordia, Heyman Vázquez Medina.

Observadores de migrantes

Explicó que también pretenden estar presentes en los operativos como observadores, para garantizar que no se atropellen los derechos humanos de los migrantes indocumentados.

“No es posible que la delincuencia esté organizada y el estado se organice para los operativos violentos, mientras nosotros no nos organicemos como iglesia para hacer acciones solidarias de ayuda humanitaria”, enfatizó.

Vázquez Medina mencionó que con estas acciones solidarias, se pretende invitar a participar a los habitantes de las comunidades por donde transita el ferrocarril y a sus autoridades, para crear una red de ayuda a los extranjeros que van en busca del “sueño americano”.

En este primer acompañamiento en el ferrocarril participaron una veintena de activistas del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, de Sin Fronteras, del albergue Hermanos en el Camino y del Hogar de la Misericordia de los pueblos de Ixtepec y Arriaga, respectivamente.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios