Lunes, 21 de abril de 2008

Sale libre Flavio Sosa.                                                                                 PDF Imprimir  E-Mail

 

 

"Hombro con hombro, codo con codo, la APPO, la APPO, la APPO somos todos", corearon repetidamente seguidores del movimiento magisterial afuera del penal


TEXTO:OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO/Enviado
FOTOS:MARIO JIMÉNEZ LEYVA/Enviado

SAN JUAN BAUTISTA CUICATLÁN, OAXACA.- Después casi un año y medio de prisión, el consejero estatal de la Asamblea Estatal de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio salió libre la tarde de ayer del reclusorio regional ubicado en este municipio de la Cañada, situado a 104 kilómetros al norte de la capital.

El activista, visiblemente más delgado, fue recibido en el acceso principal del penal por sus hijos Karina, Frida y Bolívar Sosa Castañeda, así como por el secretario de Organización de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Ezequiel Rosales Carreño y su abogador defensor, Gilberto López Jiménez.

En la explanada, amigos y seguidores del movimiento magisterial y popular aguardaron su llegada, entre vítores y consignas. "Hombro con hombro, codo con codo, la APPO, la APPO, la APPO somos todos", corearon repetidamente.

"Hoy más que nunca estoy convencido de que debemos seguir luchando para un mejor Oaxaca porque por el pueblo estoy libre", afirmó Sosa Villavicencio.

El consejero estatal, fue detenido el 4 de diciembre del 2006 en la Ciudad de México por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y la Agencia Federal de Investigación (AFI), junto con su hermano Horacio y los también activistas Marcelino Coache Verano e Ignacio García Maldonado.

Un día después, fue remitido junto con su hermano al penal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México, para ser sometido a proceso en siete causas penales por jueces de Oaxaca.

El 16 de agosto del 2007, fue traslado al reclusorio regional de San Juan Bautista Cuicatlán, ante un amparo otorgado por el Poder Judicial Federal.

Durante su reclusión, la justicia federal concedió tres amparos en contra de los autos de formal prisión dictados por jueces locales en igual número de expedientes y quedó en libertad absoluta.

El abogado López Jiménez dijo que su defendido salió libre por "la fuerza del pueblo oaxaqueño" y por los incidentes de desvanecimiento de datos  promovidos ante los jueces locales en las causas penales 70/2006, 71/2006 y 136/2006 por los delitos de robo con violencia y daños en perjuicio de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO); por secuestro, robo y lesiones de dos agentes de la Policía Ministerial del Estado, y por el delito de despojo agravado en perjuicio de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv).

"Eras acusaciones insostenibles e inverosímiles, y los jueces resolvieron dejaron en libertad porque ya no se podía mantenerlo por más tiempo en la cárcel", señaló.

En los tres procesos penales ---subrayó---, "las acusaciones no estaban bien sustentadas y no habían ningún señalamiento para hacerlo responsable de alguno de los delitos imputados.

Al salir del penal, Sosa Villavicencio dijo que el PAN se confabuló con el PRI en el 2006 para golpear al movimiento magisterial y popular, el cual demandaba la destitución del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, a cambio de  respaldar el arribo de Felipe Calderón a
la Presidencia.

"Con una política terrorista atentaron en contra del pueblo oaxaqueño. Ahí está el gran número de detenidos, torturados, desaparecidos y muertos. Fui el primer preso político del régimen de Calderón", señaló.

Aunque observó que los gobiernos federal y estatal se ensañaron con él y su familia porque también fueron detenidos sus hermanos Horacio y Érick, e internados en penales federales, además de ser perseguidas otros familiares, entre ellos sus hijas.

"Con nosotros, hicieron algo terrible, atroz. Sin haber cometido algún delito, nos mandaron a penales federales sometidos a mal tratos y vejaciones", asentó.

Resaltó que las acusaciones en su contra fueron fabricadas para intentar socavar al movimiento magisterial y popular, pero no tuvo algún efecto porque en el participan miles de oaxaqueños.

"Se me acusó de varios delitos y demostró plenamente mi inocencia. Yo pediría que se hiciera una investigación sobre lo sucedido el 25 de noviembre (del 2006) cuando se incendiaron varios edificios. Es que no es posible que con unas bombas molotov se quemara así como dice el gobierno. Eso fue obra de infiltrados; el edificio se quemó por fuego de afuera hacia adentro sino de adentro mismo. Fue una clara maquinación de los gobiernos federal y estatal para culpar a la APPO, un movimiento eminentemente pacífico", indicó.

No obstante, dijo que el sufrimiento "vale la pena" cuando se lucha por la justicia, la democracia y la libertad de un pueblo como el de Oaxaca.

Ante ello, dijo que se reincorporará a la lucha del movimiento magisterial y popular y en consecuencia, participará en las próximas protestas programadas por la APPO y la Sección 22 del SNTE.

"Tengo que seguir caminando al lado del pueblo", remarcó.

Y responsabilizó al presidente Felipe Calderón y al gobernador Ulises Ruiz Ortiz de su seguridad personal por una eventual agresión.

A su vez, el secretario de Organización de la Sección 22 del SNTE, Rosales Carreño destacó que la libertad de Sosa Villavicencio "es un triunfo" del movimiento magisterial y popular.

"Esto obedece a la lucha de las miles de personas que han salido a las calles a manifestarse", insistió.

Sosa Villavicencio, se trasladó posteriormente a su domicilio particular situado en el municipio de San Bartolo Coyotepec, conurbado a la ciudad de Oaxaca, donde fue recibido por su madre Irene Villavicencio viuda de Sosa y su esposa Beatriz Castañeda Pedro, así como otros familiares y seguidores de
la APPO.

El gobierno de Ulises Ruiz Ortiz se dijo respetuoso de la decisión del Poder Judicial del Estado para liberar a Sosa Villavicencio y subrayó que estuvo al margen del fallo por existir una plena separación de poderes.

El coordinador general de Comunicación Social del Poder Ejecutivo, Héctor Pablo Ramírez Leyva dijo que la excarcelación del activista de la APPO fue el resultado de todo un proceso judicial de los jueces de las diferentes causas y de una actuación de acuerdo a su criterio jurídico en base a diversas pruebas y actuaciones legales presentadas por la defensa.



Los procesos penales

 

·                           Causa Penal 58/2006 iniciada por el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ocotlan de Morelos, por el delito de robo específico, cometidos en contra del ayuntamiento de Miahuatlán, por hechos ocurridos el 5 de agosto de 2006.

 

·                           Causa Penal 70/2006 seguida por el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ocotlán de Morelos, por los delitos de daños en los bienes y robo calificado con violencia, cometidos en contra de la paraestatal Caminos y Aeropistas de Oaxaca, por hechos ocurridos el 10 de agosto de 2006.

 

·                           Causa Penal 71/2006 iniciada en contra de Flavio y sus hermanos Horacio y Erick Sosa Villavicencio por el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ocotlán de Morelos, por los delitos de secuestro, lesiones calificadas y robo calificado cometidos en contra de los agentes de la Policía Ministerial del Estado, Joaquín Ogarrio Jiménez y José Luis Díaz Cruz, por hechos ocurridos el 15 de agosto de 2006.

 

·                           Causa Penal 102/2006 seguida por el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Tlacolula de Matamoros, por los delitos de daños en los bienes y daños dolosos consumados por incendio, cometidos en contra del Gobierno del Estado de Oaxaca, por la destrucción e incendio del entarimado del auditorio de la Guelaguetza, por hechos ocurridos el 17 de julio del 2006.

 

·                           Causa Penal 136/2006 iniciada por el Juzgado Primero Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Etla, por el delito de despojo agravado, cometido en contra de Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión, por hechos ocurridos el 1 de agosto de 2006.

 

  • Causa Penal 157/2006 seguida por el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Tlacolula de Matamoros, por los delitos de sedición, asociación delictuosa y daños por incendio, cometidos en perjuicio patrimonial del Gobierno del Estado de Oaxaca (Tribunal Superior de Justicia del Estado y otros), por hechos ocurridos el 25 de noviembre de 2006.

 

 

Las causas que originaron el conflicto "siguen intactas": Flavio                   PDF Imprimir  E-Mail

 

Monday, 21 de April de 2008

 

El consejero estatal de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio reafirmó su compromiso con el movimiento magisterial y popular y subrayó que "permanecen intactas las causas" que originaron el conflicto político social en la entidad en el 2006.



OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO



La situación, asentó, "es más grave al día de hoy" porque se vinculan y entrecruzan las crisis económica y la política, "por el brutal ejercicio del poder autoritario", así como la social, "por una sociedad polarizada al extremo".

En conferencia de prensa, acompañado del secretario de Organización de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Ezequiel Rosales Carreño y otros consejeros estatal, el activista sostuvo que "los arquitectos de la pesadilla que vive Oaxaca, continúan relegando a las oaxaqueños y los oaxaqueños, el acceso al presente, politiqueros al fin, colocan mil mascaras a la mentira, al crimen, a la ineptitud, a la injusticia y al saqueo".

"Democracia de tianguis, putrefacta; libertades controladas. Esa es nuestra sórdida realidad. Reminiscencia de  arcaicos sistemas, un virreinato en plena modernidad, esta es la realidad que se reveló en el umbral del siglo 21", remarcó.

Y resaltó que es urgente iniciar un proceso fraternal en la APPO para revisar "nuestros y errores" y diseñar de manera colectiva, "la táctica que nos potencie y unifique desde la base misma, colonias, barricadas, comunidades, municipios y organismos en todo el estado Oaxaca".

Es necesario también, resaltó, "recuperar el carácter plural y horizontal para la directiva y la vida organizativa de la APPO" y así trabajar en la "ingeniería de la revolución pacífica, humanista y democrática" para que la APPO sea auténticamente la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

Destacó que se sumará a los esfuerzos iniciados para lograr la libertad de todos los "presos políticos y de conciencia" del movimiento magisterial y popular, Adán Mejía, Víctor Hugo Martínez y Jaciel Cruz Cruz, así como de los indígenas zapotecas de San Agustín Loxicha, acusados de pertenecer al EPR, de los pobladores de San Salvador Atenco y de los hermanos Cerezo Contreras.

"Deben de estar libres, son inocentes", señaló.

También, demandó condiciones de seguridad para el regreso de la profesora de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Carmen López y la doctora Bertha Muño Mier, locutoras de estaciones de radio ocupadas por l APPO en el 2006, quienes se encuentran exiliadas.

"Ellas deben de regresar a Oaxaca; son oaxaqueñas dignas, rebeldes, que no se venden, que no han claudicado y deben de estar con nosotros", indicó.

Además, observó que la cárcel lo ayudó a soñar porque se soñó "caminando tomado de la mano con mis compañeros muertos" durante el conflicto político social.

"Estoy muerto y vivo con ellos, y ellos hablan con nosotros como una realidad rulfiana, como si en Oaxaca, los muertos vivieran al lado de los vivos. Y si Dios nunca muere y si nuestro Dios no ha muerto, vivimos juntos", apuntó.

Sosa Villavicencio dijo que debe su libertad a la lucha de "las mujeres, al corazón libertario del movimiento, a las jóvenes y a los jóvenes herederos de las más nobles luchas del México contemporáneo", pero también "a las maestras y los maestros de la Sección 22 del SNTE y al pueblo digno de Oaxaca".

 

 

 

 

Pide Arzobispo liberar a todos los que no tienen porqué estar en la cárcel   PDF               Imprimir               E-Mail

 

 



PEDRO MATIAS

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, José Luis Chávez Botello,se congratuló con la libertad de Flavio Sosa Villavicencio, consejero estatal de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y opinó que ojalá la procuración de justicia sea más ágil para liberar a todos los que no tienen delito grave o que no tienen por qué estar allá en la cárcel.

De igual forma cuestionó "la facilidad con la que se atropellan los derechos humanos y se daña la vida, la facilidad con la que se engaña y confunde a la sociedad que propaga que se lucha por los derechos humanos pero al mismo tiempo se dañan vidas concretas y sectores sociales, se enarbolan banderas en defensa de los más necesitados pero en la práctica se les niega la posibilidad real de levantarse".

Además, dijo, "son muchos los discursos y promesas de impulsar el bien común pero en realidad se manipula y se impide que éste llegue".

Asimismo, consideró que el bienestar de personas, familias y comunidades ha sido "secuestrado" por la inseguridad que afecta ya a todos los estratos sociales, de ahí la urgencia de la voluntad política de la autoridad en turno y de la organización ciudadana para afrontar y debilitar estos males.

El purpurado invitó a las autoridades estatales no solo se agilice la procuración de justicia sino que considero urgente una revisión más del sistema penitenciario porque en sus visitas pastorales ha comprobado injusticias cometidas en las cárceles.

Por lo que se refiere a los que estuvieron presos injustamente o por algún delito pidió que "de veras luchen y dediquen su vida para que la justicia mejore en calidad y que no vayan a caer ahí inocentes".

Mientras que a los que purgaron algún delito que aprendan también la lección para ayudar a otros.

Al término de la misa dominical el jerarca católico dio a conocer el comunicado intitulado "No secuestremos la superación de Oaxaca" donde insistió en que la inseguridad, la corrupción, la baja calidad de la educación y la pobreza van de la mano y hacen más penoso el caminar de los pueblos y de miles de familias.

Detalló que la inseguridad se muestra constantemente en el aumento de robos, violencia intrafamiliar, impunidad, secuestros, homicidios, ejecuciones a lo largo y ancho del país, hechos que inyectan incertidumbre en los ciudadanos pero además propician el desaliento y la dispersión.

Pareciera, dijo, que no es la vida sino la muerte la que está venciendo porque la vida, desde el seno de la madre hasta la ancianidad, es constantemente amenazada y hasta perseguida debido a que la inseguridad es el pan de cada día y, a veces, la violencia y asesinatos se cometen ante menores de edad.

Destacó que la inseguridad, la corrupción, la baja calidad de la educación y la pobreza son los grandes desafíos sociales que nos urgen a la unidad y participación de las fueras vivas de la sociedad.

Entonces, dijo, es preciso reflexionar y asumir estos desafíos con valentía y responsabilidad social para que Oaxaca cambie y mejore, de lo contrario,  el futuro será poco optimista y cada vez más sombrío porque la violencia genera cada vez más violencia.

Y "con la inseguridad estamos enviando un mensaje negativo a la sociedad y al país, el mensaje de que en Oaxaca la solución a los diversos problemas es la violencia y la muerte.



 

 

Sigue adelante plan turístico en Cacaluta pese a protestas

■ Activistas señalan que el gobierno autorizó el proyecto en el único humedal de la zona

■ Calderón anunció que se construirán 2 mil 500 cuartos en cuatro años en esa parte de Huatulco

■ La zona sólo toleraría de 10 a 15 habitaciones por hectárea, afirma el escritor Da Jandra

Angélica Enciso L.

Pese a las recomendaciones de expertos y ambientalistas, el gobierno federal lleva adelante un desarrollo de proyectos turísticos en bahías de Cacaluta, Huatulco, zona que es estratégica para el parque nacional, ya que ahí se localiza el único humedal de la zona, donde llueve 65 días al año. Para llevar a cabo los proyectos turísticos, que se prevé desarrollarán empresas españolas, se moverá la poligonal de la reserva sin tomar en cuenta criterios ambientales, advierte el escritor Leonardo da Jandra.

En marzo, el presidente Felipe Calderón dio a conocer que en Huatulco se construirán 2 mil 500 cuartos de hotel hasta el 2012 y ahí el director de Fonatur, Miguel Gómez Mont, anunció que los terrenos del parque, propiedad de esta empresa, pasarían a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

También dijo que se harán “obras de infraestructura, dotación de servicios, urbanización para el inicio de nuevos y grandes proyectos en nuestras reservas territoriales en torno a Bahías de Cacaluta, Órgano y Maguey, así como Bahía Conejos y La Entrega”. Precisó que en estos sitios “vamos a traer cadenas hoteleras e inmobiliarias de prestigio internacional para el desarrollo de conjuntos integrales de alta calidad. En una superficie de 409 hectáreas, el plan maestro del proyecto prevé la construcción del campo de golf, hoteles boutique, categoría especial cinco estrellas, así como villas y condominios en conjuntos de muy baja densidad”.

De acuerdo con el Ordenamiento Ecológico de Bahías de Huatulco de 1994, Cacaluta está destinada para un desarrollo urbano turístico de densidad baja con altas restricciones ecológicas, que van de 10 a 15 cuartos por hectárea, y se debe evitar la modificación de las condiciones naturales de la calidad del agua, biodiversidad y flujos, indican Verónica Gómez Rojo, Juan Manuel Domínguez Licona, Tomás David González Hernández en el análisis territorial de la micro-cuenca y bahía del río Cacaluta, Santa María Huatulco, publicado en el boletín del Instituto de Geografía en 2006.

Recuerdan que ya en 2002 el entonces director de Fonatur, John McCarthy, afirmó en comparecencia ante la Cámara de Diputados que se planeaba para Cacaluta un campo de golf con un sentido “muy ecológico”.

Aseguran que la microcuenca del río Cacaluta “es un espacio estratégico para la conservación, donde se confrontan diversidad de intereses y se plantea una disputa por hacer uso del territorio y sus recursos”. Agregan que se han realizado esfuerzos importantes por la conservación en la zona; sin embargo, también se han experimentado errores de planeación, “la creación de un parque nacional en lugar de una reserva de la biosfera, la ubicación de un basurero en el límite de la microcuenca y dentro del Parque Nacional Huatulco, en una zona donde al menos en 300 días no hay lluvia.

Por su parte, Agar da Jandra, pintora y promotora de la creación del parque nacional, indica que “los ecologistas han dicho que Cacaluta es importante por la cuenca, pero para ellos (el gobierno) esta cuenca está en el arenal, la parte que colinda con el parque. Se trata de un arroyo temporal; de ahí han sacado cientos de toneladas de arena, sin vida ni nada y lo que quieren es el cerro, donde está la riqueza biológica”.

Leonardo da Jandra, quien junto con Agar ha vivido por años en la zona, señala que el terreno no se puede fraccionar. “Ahí está la laguna de Zanate, es única, y quieren dejar ínsulas, con lo cual desaparecerá la vegetación.” Moverán, dice, la polígonal del parque sin criterios ambientales, porque quieren Cacaluta y toda la zona sin restricciones; el área que pretenden urbanizar está casi virgen.

Además, indica, no han informado de los detalles del proyecto a la población; “se debería hacer un plan incluyente, no excluyente, acorde a la idiosincrasia del lugar. Si la mayoría dice adelante, pues ya, pero los funcionarios no pueden tener el derecho de mover la poligonal sin tomar en cuenta el consejo. Si van a hacer algo en Cacaluta, que sea en armonía con la naturaleza, no seguir con el esquema de siempre, como Cancún”.

Agrega que lo importante es que en Cacaluta respeten la playa y el cerro entre este sitio y Maguey. Recuerda que en la playa Carrizalillo “queríamos hacer un centro experimental de producción de moluscos, pero no lo hemos logrado”. Además, agrega, “para qué ponen hoteles en la playa si el nivel del mar va a subir con el cambio climático”.

De acuerdo con el análisis territorial de la microcuenca y bahía del río Cacaluta, el lugar alberga gran riqueza biológica, en la que destaca uno de los arrecifes más significativos del Pacífico Mexicano. Tiene gran valor natural, ecológico y paisajístico; en la parte baja hay varios humedales que congregan abundante vegetación acuática y subacuática, condiciones que contribuyen durante el estiaje en la dinámica y estructura de las condiciones del Parque Nacional Huatulco como fuente de agua para los animales; forma parte del sitio Ramsar 1321 y posee bosque tropical caducifolio con características únicas en el país, con especies arbóreas de entre 15 y 18 metros de alto.

Balas impunes silencian la voz triqui

Tensión tras el asesinato de dos comunicadoras de San Juan Nopala; amenazas oficiales

Blanche Petrich/ I (Enviada)

San Juan Copala, Oaxaca. La radio comunitaria La voz que rompe el silencio, la cual transmitía su señal en idioma triqui desde el municipio autónomo de San Juan Copala hacia una docena de pueblos enclavados entre los cerros colindantes, salió del aire el 7 de abril, poco después de las cinco de la tarde. Adolfo y Bernabé, los dos locutores que estaban a cargo de la austera cabina, al conocer la noticia de que sus compañeras Teresa Bautista y Felícitas Martínez habían sido asesinadas en una emboscada, apagaron los micrófonos y el transmisor. Enmudecieron.

Desde entonces ni ellos ni su radio –un proyecto de comunicación que apenas tenía tres meses de vida y al que definen como “un ala de nuestra experiencia autonómica”– no han recuperado el habla. El jueves pasado, frente a una docena de periodistas y dos visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que atravesaron el nudo montañoso de la sierra mixteca para bajar a la hondonada de Copala, Adolfo trata de decir algo. Pese a sus esfuerzos la voz se le atora en la garganta. Debe-rían haber estado a su lado, para hablar con la prensa, los padres de Tere y Feli, pero no acudieron. “Gente del gobierno de Ulises Ruiz los contactó para amenazarlos. Les dijeron que si hablaban corrían peligro; si callaban, recibirían recursos”, denuncia Jorge Albino, de la comisión de comunicación del municipio autónomo. Era el miedo que rompe la voz.

Hasta que aparece, inesperada, la pequeña figura de Gregoria Agustina, con las trenzas blancas deshechas. Pasa al frente del palacio municipal, rodeada de decenas de mujeres como ella, silenciosas. Amorosamente desdobla y extiende un vestido rojo, el típico traje triqui, bordado en telar. Cinco rasgaduras en la parte media trasera del tejido –los cinco orificios de las balas que mataron a su nieta Felícitas– dicen más que las palabras. Ni siquiera hay rastros de sangre. La abuelita, que se hizo cargo de Feli y su hermana Laura a la muerte de su madre, hace tres años, lo lavó hasta borrar la última mancha. ¿Cómo iba a dejar que el vestido que llevaba Feli el día de su muerte quedara sucio? Fue el silencio de Gregoria el que rompió el miedo.

Los visitadores de la CNDH tuvieron que tomar nota del reclamo de Jorge Albino, coordinador de la radio comunitaria del municipio autónomo: “No queremos que aquí le echen tierra a la muerte de nuestras compañeras como le hicieron en la Zongolica”, la sierra nahua de Veracruz, donde la versión del gobierno federal y del presidente de la CNDH, José Luis Soberanes, de la “muerte por gastritis” de la anciana Ernestina Ascensión se impuso mediante esa pinza de amenazas y ayudas económicas que terminó por silenciar la denuncia de su familia, en el pueblo de Soledad Atzompa.

El gobierno autónomo solicita que la Procuraduría General de la República, a través de la fiscalía para delitos contra periodistas, atraiga el caso, porque no confían en la justicia estatal.

En Oaxaca, el procurador general de Justicia, Evencio Nicolás Martínez Rodríguez, dio la clave de hacia dónde se dirige la averiguación al declarar que el atentado “no era contra las locutoras, sino contra Francisco Vázquez”, empleado del Registro Civil que conducía el vehículo en el que viajaban. Él, su esposa Cristina y Jaciel, uno de sus pequeños hijos, siguen internados en un hospital de Oaxaca, pero hasta ahora no han sido interrogados.

Acusaciones y venganzas sin fin

Desde finales de los años 90 el movimiento social de los triquis vive enfrentado y atrapado en una cadena incesante de hechos violentos, acusaciones mutuas, venganzas sin fin. La temprana muerte de Felícitas y Teresa, activas en el proceso autonómico, tiene su contraparte de dolor.

El 5 de julio del año pasado dos jóvenes, Virginia y Daniela Ortiz, hermanas de 20 y 14 años, originarias del pueblo El Rastrojo, fueron secuestradas. Son hijas de un dirigente del MULT. Desde entonces están desaparecidas. En este caso también es muy poco lo que la procuraduría estatal ha hecho para ubicarlas, pese al peregrinar de su madre y sus primas, que no han dejado de tocar puertas reclamando la aparición de las muchachas.

La familia de las dos hermanas acusa al MULT-I de la desaparición. Cada organización carga, así, con sus agravios. Cada una acusa a la contraria de ser “priísta y paramilitar”. Las dos fuerzas se dicen de izquierda. Las dos participan en la otra campaña del zapatismo, que en su último encuentro de pueblos indios en Vícam, Sonora, intentó sin lograrlo reconciliar a los hermanos enemistados.

En esta ocasión, el MULT protestó por la atención que la prensa y los organismos de derechos humanos han prestado al asesinato de las locutoras. Se trata, dijo en un comunicado, de “una campaña de desprestigio y linchamiento político contra el MULT-UP, con el fin de preparar las condiciones de represión policiaca militar en la región”, orquestada “desde el poder y ejecutada por las balas asesinas de un grupo de priístas denominado UBISORT-MULTI”.

Son 500 kilómetros cuadrados de territorio triqui que suben y bajan de los cerros áridos y espinudos, una isla cultural en el corazón de la Mixteca oaxaqueña. Son 36 barrios, nueve agencias municipales y una sola presidencia municipal en Copala, en la Trique Baja, más fértil, con las mejores tierras y, por tanto, con mayores conflictos. Pero Copala, por su autonomía, no recibe ningún recurso del estado, sobre todo porque el MULT, su archienemigo, participa en el cabildo de Juxtlahuaca, donde se deciden las partidas presupuestarias.

Catorce comunidades se alinean con el MULT-UP y 18 con los autónomos. Los cementerios de cada pueblo reciben, de tanto en tanto, los cuerpos de nuevas víctimas, de uno y otro bando, caídas en las temibles emboscadas que perpetran pistoleros a sueldo, con cuernos de chivo. El MULT original, que nació en 1981 después de un largo proceso de resistencia y organización contra los caciques, pagó, en su momento, una muy alta cuota de sangre.

Francisco López Bárcenas, abogado mixteco y autor de numerosas investigaciones sobre el proceso de resistencia de esa región, recuerda que la última gran marcha del movimiento triqui, antes de la ruptura, fue en 1987. Al año siguiente, con el gobierno estatal de Heladio Ramírez, llegaron grandes sumas de dinero a despertar el apetito de sus dirigentes. A finales de la década se registra una violencia inédita en los pueblos y sus veredas, sobre todo violaciones tumultuarias contra mujeres.

El ala oficialista decide, en 2000, formar un partido político, Partido de Unidad Popular (PUP). Los enconos empiezan a provocar choques violentos. En 2005 son asesinados dos muchachos que trabajaban –como miles de jóvenes triquis y mixtecos– en Estados Unidos y que habían llegado a celebrar las fiestas patronales. Eran los hijos de los dirigentes Timoteo Alejandro Ramírez y de José Albino, que acusaron a la corriente del PUP de encubrir a los pistoleros. En marzo de 2006 se hace pública la ruptura.

El camposanto de San Juan queda en la ladera de un cerro con pinos, pasando el río. Las tumbas de las señoritas Teresa y Felícitas aún tienen frescas las flores. En una hay, todavía, plumas y rastros de sangre de una gallina sacrificada. Unos dicen que es una costumbre local, para que el mal no se lleve el alma de la difunta. Otros murmuran, por lo bajo, que los restos del sacrificio denotan la promesa de una venganza.

 



Publicado por solaripa69 @ 9:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios