Mi?rcoles, 30 de abril de 2008


Policías de Oaxaca sí detuvieron a los eperristas desaparecidos.

Nunca los presentaron ante el Ministerio Público, declara el testigo protegido federal Dos agentes de la Ministerial intentaron extorsionarlos, revela funcionario de la PGJE. Asegura que los policías están involucrados en diversos secuestros.                              

 

El comandante de la Policía Ministerial del Grupo Fuerza Policial de Alto Rendimiento de Oaxaca, Pedro Hernández Hernández, y el policía de esa corporación Ángel Cruz Reyes, El Chicharrón, sí detuvieron a los presuntos miembros del Ejército Popular Revolucionario, Gabriel Alberto Cruz y Edmundo Reyes Amaya, pero nunca los presentaron ante el agente del Ministerio Público, según se desprende de las declaraciones de un funcionario de la procuraduría de justicia de esa entidad.

Autoridades del Poder Judicial de la Federación informaron que lo anterior consta en la orden de arraigo 12/2008 que solicitó el agente del Ministerio Público adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), como parte de la indagatoria que se sigue por la desaparición de las mencionadas personas.

El testigo de la Procuraduría General de la República, de quien por razones de seguridad se omitió su nombre, pero de quien se específica que labora en la procuraduría estatal, manifestó tener conocimiento de que sí existió una orden para detener a los eperristas tras haberse iniciado una averiguación previa en su contra, derivado del conflicto de la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO).

Sin embargo, ni Alberto Cruz ni Reyes Amaya fueron puestos a disposición del Ministerio Público pues, según el testigo, el comandante y Cruz Reyes intentaron extorsionarlos, y después ya no se supo nada del paradero de los subversivos.

Indicaron que de acuerdo con la orden de arraigo, en ella también se hace referencia a que el informante aseguró ante el agente del Ministerio Público Federal, que los citados policías estaban involucrados en diversos secuestros en Oaxaca.

Eso fue el motivo por el cual la SIEDO pidió la orden de arraigo, para indagar a fondo qué fue lo que pasó con los eperristas y otras víctimas de plagio, ilícitos de los cuales se les acusa a los uniformados, quienes son presuntos responsables de los delitos de desaparición forzada, privación ilegal de la libertad y delincuencia organizada.

Las autoridades consultadas señalaron que hasta el momento la Procuraduría General de la República no ha solicitado alguna nueva orden de arraigo o de aprehensión contra otras autoridades de Oaxaca.

Cabe mencionar que los indicados fueron detenidos y presentados el pasado 26 de abril, por militares y policías federales, quienes los trasladaron a la Ciudad de México junto a siete personas más que posteriormente se dejó en libertad bajo las reservas de ley.

 

Oyó funcionario de la procuraduría de Oaxaca del secuestro de los dos eperristas

■ Fue quien mencionó al comandante Hernández y a El Chicharrón

Alfredo Méndez y Gustavo Castillo

Un funcionario de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca fue quien aseguró a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Procuraduría General de la República (PGR) que Pedro Hernández Hernández, comandante de la Policía Ministerial del Grupo Fuerza Policial de Alto Rendimiento de esa entidad, y el agente de la misma corporación Ángel Reyes Cruz, El Chicharrón, detuvieron el año pasado sin orden judicial a los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz, presuntamente con la intención de extorsionarlos.

Según consta en la orden de arraigo 12/2008, que concedió por 90 días el juzgado sexto de distrito de procesos penales federales en contra de Hernández y Reyes Cruz, el funcionario estatal y testigo de la PGR –cuyo nombre se omite para proteger su identidad–, también declaró que oyó decir al comandante Hernández que a Reyes Amaya y Alberto Cruz se los había “cargado la chingada”.

Añade que Hernández “se ha dedicado en reiteradas ocasiones a extorsionar a indiciados para obtener provecho económico; se tiene registro de al menos cinco secuestros en los que lo han denunciado algunos inculpados”.

De acuerdo con las pesquisas que lleva a cabo la PGR en torno a la desaparición de los dos eperristas ocurrida el 25 de mayo de 2007, también hay información que involucra a Romeo Ruiz, primo del gobernador Ulises Ruiz, el comandante Hernández y el agente Reyes Cruz en delincuencia organizada y secuestro.

Esta información fue obtenida a partir de la detención, el pasado 21 de abril en Oaxaca, de 18 integrantes de Los Zetas en esa entidad, ya que algunos de los sicarios del cártel del Golfo aseguraron tener nexos delictivos con Romeo Ruiz, quien les habría comentado del secuestro de los dos eperristas.

Romeo Ruiz sólo compareció ante el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas (UEITA) para “aclarar” algunos señalamientos. En tanto, Hernández y el agente Reyes Cruz quedaron bajo custodia de la PGR durante 90 días, tiempo en el que se buscará acreditar su responsabilidad en la desaparición de los dos eperristas.

En el expediente de este caso, la PGR sostiene la hipótesis de que Reyes Amaya y Alberto Cruz fueron levantados –al menos– por dos policías ministeriales que iban al mando de Hernández Hernández. Sin embargo, nunca fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de Oaxaca.

Romeo Ruiz y sus presuntos cómplices fueron detenidos el pasado 26 de abril por elementos militares y agentes federales en las oficinas de la Policía Ministerial, en el municipio de San Antonio de la Cal, y luego trasladados a la UEITA para rendir su declaración.

La indagatoria de la Procuraduría General de la República, que consta en la averiguación previa SIEDO/UEITA/047-08, revela que hace 13 meses se dio inicio a una indagatoria en la Procuraduría de Justicia de Oaxaca contra Reyes Amaya y Alberto Cruz por presuntos vínculos con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), la cual estaba involucrada en el conflicto magisterial y social iniciado en esa entidad desde 2006.

 

 

 

Niños, el desamparo
Citlalli López / Tiempo

En Oaxaca, 47 mil infantes en edad escolar no acuden a la escuela por falta de recursos económicos. En la capital existen más de tres mil niños económicamente activos explotados en el comercio callejero, labores en fábricas o domésticas, en el campo e incluso trabajo sexual.
La delegada de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), María Guadalupe González Ruiz, indicó que la cifra aumenta ante la falta de aplicación a la ley y el nulo respeto que existe hacia los derechos de los niños; muchas veces los mismos padres utilizan la fuerza de trabajo de los menores para sobrevivir, situación que calificó de alarmante.
Arrojado de Huixtla, Chiapas por la situación de pobreza más extrema, hace dos años “Rogelio”, de 13 años, llegó a Oaxaca para trabajar en la vendimia de dulces.
Con un español atropellado por una lengua indígena, Rogelio refiere que diariamente tiene que entregar cuotas de no menos de trescientos pesos, de lo contrario se vería envuelto en “problemas”.
De voz tímida relata que muchas veces debe dormir en la terminal de autobuses de segunda clase, situada junto a la Central de Abasto.
***
De acuerdo a datos de la Dirección General de Población (Digepo), en la capital de Oaxaca existen 21 mil 751 niñas y 22 mil 321 niños; un total de 44 mil 072 infantes, lo significa que el 6.9 por ciento de los niños están inmersos en alguna actividad laboral ganando menos de cuarenta pesos al día, al considerar que son alrededor de 3 mil niños los que viven esta problemática.
En cualquier momento podrían abusar sexualmente de ellos, situación que se agrava al ser la ciudad un destino con gran afluencia turística.
En algunas familias los infantes son parte importante del sostén económico del hogar, por lo que en lugar de ir a la escuela deben laborar en el campo, fábricas o las calles.
Las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) señalan que los municipios con mayor población infantil en edad escolar que no asisten a la escuela está San Simón Zahuitlan ubicado en Huajuapan en donde el 24.9 por ciento no asisten a la escuela. Seguido está Coicoyán de las Flores en donde dos mil 196 niños (24.95 por ciento de la población infantil en edad escolar), no reciben formación académica. Así mismo se encuentra San Martín Peras en donde 4 mil 40 niños no van a la escuela, es decir el 20.89 por ciento.
A nivel nacional la estadística refiere que Chiapas ocupa el primer lugar con más niños que no asisten a la escuela, seguido de Michoacán, Guerrero, Puebla, Guanajuato y Oaxaca.
En Oaxaca de Juárez la población infantil de 6 a 14 años es de 39 mil 779 de los cuales mil 411 no asisten a la escuela. A estos niños se les puede ver en las calles vendiendo dulces, limpiando parabrisas o pidiendo limosna.
La mayoría de ello labora en el Centro Histórico y la Central de Abasto. Muchos de ellos alguna vez cursaron algún grado escolar y tuvieron que cambiar el lápiz y el cuaderno por una canasta de dulces.
De acuerdo con datos del Centro de Atención de Niños de la Calle (Canica), en la entidad el 60 por ciento de los niños que trabajan viven en las calles.
Gerardo es uno de esos pequeños que diariamente labora más de ocho horas limpiando zapatos. A sus 10 años se vio en la necesidad de ayudar a su familia. Hoy Juan Pablo se inició en la labor del boleado, pues al igual que Gerardo, proviene de una familia de escasos recursos de la colonia Monte Albán.
La directora operativa de Canica, Mónica Espinoña, refiere que en las familias de escasos recursos y en donde los niños laboran, los infantes aportan el 50 por ciento de los ingresos diarios, por lo cual ha ido en aumento la incursión de los niños en el trabajo.
Actualmente en el centro de atención a los niños de la calle, se atienden a una población de 170 infantes que trabajan; de ellos, 80 viven en las calles y 90 viven con sus familiares. De estos menores, el 39 por ciento proviene de colonias diferentes de la ciudad y de 10 comunidades del estado por lo que hablan principalmente el zapoteco, mixe, triqui y mixteco.
“Muñe”, como cariñosamente llaman a la directora de Canica, refirió que uno de los factores determinantes para que los niños se vuelquen a las calles a trabajar es el alto grado de hacinamiento en los hogares.
En Oaxaca las familias se caracterizan por ser numerosas, el 62 por ciento cuenta con más de seis miembros, por lo que la atención a los menores se distribuye entre los adultos y los propios hermanos.

Los niños del progreso mal llevado, luchan por sobrevivir
Juan Carlos Zavala

[03:04] Impulsada por el sacerdote José Miguel Pérez García, hace 50 años se constituyó una de las empresas más nobles de Oaxaca: la Ciudad de los Niños.
Hoy, la institución alberga a 150 infantes huérfanos y desamparados en condiciones de pobreza extrema, resultado de una sociedad cada vez más materialista y un “progreso mal llevado”, como lo califica el jerarca católico.
“Es un asunto muy difícil, porque los niños desamparados corresponden a un conjunto de situaciones diversas, desde el mismo engranaje de la sociedad, y no estrictamente por la culpabilidad de los seres humanos”, dijo el presbítero.
“El problema adquiere características distintas en relación a hace 50 años, cuando estos infantes eran producto de una pobreza física, material, terrena, y de una incomunicación profunda. Hoy son la consecuencia de una civilización en transformación continua, fruto de una comunicación gigantesca, que se mueve hacia un progreso material, importándoles (los niños) poco a las personas”, indicó.
Pérez García refirió que en décadas pasadas, aún siendo pobres, había una relación humana y muy íntima, que en este siglo XXI se diluye en grandes ansias y angustias, que tienen relación directa con la cuestión económica -en su caso, pagar colegiaturas, el teléfono, la luz, etcétera-.
“Ese es el niño desamparado de ahora, el hijo del progreso mal llevado, el hijo del sistema mal aplicado, el niño de las ciudades insensibles al ser humano, el hijo de familias que se desintegran con mucha facilidad, el hijo, generalmente, de personas solas: madres solteras, abuelas”, precisó.
Y el panorama no es alentador. El fundador y director de la Ciudad de los Niños, expuso que estos infantes huérfanos están inmersos en diferentes contextos: guerrilleros, violentos, sujetos a grandes vejaciones, víctimas de desprecios, golpes y miserias, pobreza oculta en propaganda.
En este último aspecto, profundizó que no están desnudos porque portan vestimentas que les fueron adaptadas, “ahora el niño está aparentemente vestido, pero es la máscara de una sociedad donde se quiere ocultar toda la miseria y la pobreza bajo sedantes completamente impropios, inadaptados para el niño”.
Indicó que la solución a está problemática requiere de más profundidad, de llegar a la sinceridad de la pobreza que antes era vergonzante pero se exhibía, y que ahora existe en un ocultismo y relampagueos sociales, económicos y políticos para acallar la situación con la apariencia de que no lo es.
En el marco de la celebración del Día del Niño y la organización de un desayuno para recabar fondos para el mantenimiento y reconstrucción de la Ciudad que fundó, Pérez García dijo que la primera satisfacción es no perder el objetivo: 50 años de vivir con niños y luchar por su bien, y la esperanza de alcanzar otro medio siglo, así como tener la misma alegría, gozo y entusiasmo por lo que inició el 24 de febrero de 1958.
“Sin muchas exigencias, queremos que sea un fruto que prospere en el rubro de los niños desamparados, profundamente desamparados, y encontrar una solución para ellos”, dijo.
De acuerdo con estadísticas del Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), a finales del 2003 había alrededor de 143 millones de huérfanos menores de 18 años en 93 países en desarrollo. Sólo en ese año 16 millones de infantes quedaron en esa circunstancia.
Estas cifras -según la UNICEF- aumentan a medida que crece la población mundial y la urbanización avanza: se espera que seis de cada diez habitantes de zonas urbanas tengan menos de 18 años, en referencia de infantes callejeros y huérfanos. Además prevé que para el 2010 se alcance una tasa del seis por ciento en los países de América Latina y el Caribe.
En México, según la UNICEF, las condiciones más deficientes para los niños de 0 a 5 años se presentan en las entidades con una alta proporción de población indígena; es decir, Oaxaca, Guerrero, Chiapas.

Normalistas desconocen comisión del IEEPO          PDF Imprimir  E-Mail

 

 

 

"A 5 meses de haberse formado una comisión investigadora para los  casos de acoso sexual contra compañeras y venta de matriculas, la comisión no ha informado nada, por lo que el comité estudiantil de esta normal rural desconoce a la  citada comisión" así lo dio a conocer en entrevista Ana López, integrante del comité estudiantil de la Escuela Normal de esta población.



JUAN PABLO MONTES JIMÉNEZ/CORRESPONSAL
TAMAZULAPAN DEL PROGRESO


Dijo que esta comisión se formó por unas supuestas denuncias, las cuales la dirigente estudiantil considera como calumnias que sólo pretenden desprestigiar este centro educativo, ya que hasta el momento no se ha podido comprobar absolutamente nada.

La líder estudiantil mencionó que esta comisión formada por el IEEPO, ha sido desconocida, porque a varios meses de integrarse no ha podido comprobar nada, pero si genera conflictos internos, por lo que  hacen un llamado a las autoridades del Instituto Estatal de Educación Publica de Oaxaca para que tome cartas en el asunto y deje de buscar algo que no existe.

La joven estudiante dio a conocer a Noticias de Oaxaca que la venta de matriculas y el acoso sexual en contra de sus compañeras nunca se ha dado, porque existe un gran respeto entre los maestros y la comunidad estudiantil, haciendo un llamado a todas las alumnas  y padres de familias a no creer en estas  acusaciones  de personas que solo buscan dañar a la institución que ha luchado por el beneficio de jóvenes estudiantes campesinos.

Por otro lado la  integrante del comité estudiantil dijo  dio a conocer que como parte de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM)  y como jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural Vanguardia de Tamazulapan  estarán participando en la movilización masiva este primero de mayo en la ciudad de Oaxaca donde darán a conocer sus  propias demandas ante los diferentes niveles de gobierno.

Señaló que entre sus demandas se encuentra el rechazo al aumento a la canasta básica que el gobierno del estado pretende implementar, ya que les afectaría a ellas como estudiantes del internado, porque "si de por sí el  presupuesto que le otorgan a la institución  es poco para darles alimento, con este aumento a la canasta básica este disminuiría a gran escala".

Por ultimo explico la líder estudiantil que es urgente que todos los niveles de gobierno vean el gran daño que se puede causar con el aumento de los básicos, por lo que en esta movilización exigirán tanto al gobierno del estado como al gobierno federal la no  disminución  del presupuesto de la  Normal Rural de Tamazulapan.

 

 


Publicado por solaripa69 @ 10:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios