Viernes, 02 de mayo de 2008

Narco y guerra en Oaxaca

 

Encabezaba "El Chucky" la "Brigada Blanca"                                                    PDF Imprimir  E-Mail

 

 

 

 

La Unidad Ministerial de Investigación Táctica fue el grupo policiaco que ejecutó el trabajo sucio del gobernador en los días de crisis, incluida la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz, de acuerdo con un testigo protegido de la PGR.   

 

 

"El Chuky" , principal inodado en los ataques, según Milenio, Lizbeth Caña Cadeza, ex Procurador, otra ave de tempestades, Manuel Moreno Rivas, de los principales torturadores, según deudos.



DIEGO E. OSORNO/MILENIO DIARIO

El dirigente estatal del PRI en Oaxaca, Jorge Franco Vargas; la ex procuradora Lizbeth Caña Cadeza y el ex director de la Policía Ministerial Manuel Moreno Rivas, integrantes del primer círculo del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, crearon y dirigieron un grupo policiaco que se dedicó a perseguir a opositores de la administración local y a determinados grupos de narcotraficantes, según testimonios contenidos en las averiguaciones previas PGR/SIEDO/UEIS/057/08 y PGR/SIEDO/UEITA/047-08, a las cuales tuvo acceso MILENIO.

De acuerdo con Luna, alias de un ex funcionario estatal oaxaqueño y ahora testigo protegido de la PGR, el nombre del grupo era Unidad Ministerial de Intervención Táctica (UMIT) y estaba conformado por agentes policiacos de diversas corporaciones que tenían la "confianza" de altos funcionarios para realizar operaciones especiales durante las protestas de 2006 contra la administración estatal priista.

Luna fue testigo en mayo de 2007 del ingreso a las instalaciones de la Procuraduría de Justicia del Estado de dos personas, cuya descripción concuerda con Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz, los dos eperristas desaparecidos en 2006.

"Uno tenía los apellidos Pérez Amaya (sic) y días después se enteró de que eran miembros del EPR", se señala en el documento, y se precisa que "esa detención la hizo el grupo dirigido por Pedro Hernández, subdirector operativo (de la Policía Ministerial), pero no supo adónde fueran canalizadas estas personas, aunque menciona que días después de la detención salieron de la procuraduría".

Hernández, comandante con 28 años de labor policiaca en Oaxaca, se encuentra actualmente en el Centro Nacional de Arraigos, en la Ciudad de México, junto con su chofer, Ángel Cruz Reyes, y el agente Luis Edgar Toledo. La SIEDO los investiga por la desaparición de Reyes Amaya y Alberto Cruz, eperristas desaparecidos hace más de 11 meses, pero también por sus vínculos con la banda de Los Zetas.

DESAPARECE GRUPO ESPECIAL


"Esa unidad a la que usted se refiere ya no existe. Desde que yo llegué al cargo ya no existe más", dijo ayer el actual procurador de Oaxaca, Evencio Martínez, consultado vía telefónica sobre las operaciones ilegales de la UMIT, señalada también en la averiguación como "grupo de choque" y equiparada por uno de los agentes encargados de la investigación como algo parecido a la brigada blanca que participó en la guerra sucia de los años 70.

-¿Fue desaparecido este grupo porque actuaba irregularmente?

-No puedo hacer más comentarios.

-¿Ordenó usted investigar la actuación de este grupo?

- No puedo hacer más comentarios... estoy en una reunión con el gobernador.

Martínez asumió la titularidad de la Procuraduría de Justicia local en sustitución de Caña Cadeza, también implicada en la averiguación de la SIEDO. Según estos señalamientos, este grupo operaba en instalaciones policiacas conocidas como Los Pinos, que se encuentran en el municipio conurbano de Santa María Coyotepec. Algunos de los 500 simpatizantes de la APPO detenidos en Oaxaca en 2006 y 2007 declararon en diversas ocasiones que el lugar era "un centro de tortura".

PARTICIPACIÓN DE LOS ZETAS


Además de ser señalado directamente por Luna en estos hechos, el ex secretario de Gobierno Jorge Franco Vargas es mencionado como jefe del "comando" que secuestró el 5 de abril de 2007 a Jesús Eugenio Díaz Parada, hermano de Pedro Díaz Parada, capo oaxaqueño de la droga, detenido por la PGR el año pasado. El propio Jesús Eugenio, según se lee en la averiguación previa, asevera que Franco Vargas y el ex director de la Policía Ministerial Manuel Moreno Rivas fueron los autores del secuestro, que tuvo motivos políticos.

Díaz Parada -cuyas imágenes en cautiverio fueron difundidas en youtube.com- acusa a Franco Vargas de crear un comando armado y asegura que fue liberado por sus captores después de las elecciones de octubre pasado. En su declaración afirma que los captores, después de cobrar el rescate, lo dejaron -con los ojos vendados- frente a la iglesia de Xoxocotlán, un municipio cercano a la capital oaxaqueña.

Otros nombres de ex funcionarios que conforman la "burbuja" del gobierno oaxaqueño también son mencionados en la averiguación. Se trata de Alejandro Barrita, ex director de la Policía Auxiliar, ejecutado recientemente en la ciudad de Oaxaca, y José Manuel Vera Salinas, actual jefe policiaco en Cancún, quien encabezó un fallido operativo de desalojo de un plantón magisterial el 14 de junio de 2006, que devino en protestas en la ciudad

ROSTROS CONOCIDOS


En los siete tomos de la indagación se incluyen fotografías de estos funcionarios. El rostro del dirigente priista, Franco Vargas, aparece en toda una página. Otras gráficas que también se anexaron corresponden a los comandantes Dublán Félix y Abel Morales, la agente "Landeta", el kaibil "Moreno Rivas" y varias mujeres, que pueden ser agentes ministeriales.

También se incluyen fotografías y declaraciones de Vicente Antonio Porras Cisneros, Mario Alberto Guerrero Carraman, Carlos Jesús Navarro Jiménez, Leocadio Miranda Rangel, Juan José López Gómez, Orlando Saucedo Rodríguez, Javier Méndez Suárez, Jesús Antonio Méndez Cruz, Jesús Ruperto Cantúa Badilla, Gerardo Nava Soto, Valentín Albañil Mendoza, Erick Ojeda Morales y Víctor Alfonso Jiménez Peña, todos arraigados actualmente y acusados de ser parte de Los Zetas.

En las averiguaciones no se hacen señalamientos contra elementos de la Policía Federal Preventiva, la Agencia Federal de Investigación, la Armada o el Ejército, corporaciones que también participaron en los operativos en la entidad sureña.

En 2006, una veintena de opositores a Ulises Ruiz murieron en las balaceras de manifestaciones, marchas y barricadas. Dos años después, ninguno de estos homicidios ha sido aclarado.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios