Jueves, 22 de mayo de 2008

Bloquea la Sección 22 del SNTE oficinas de gobierno en Oaxaca
pedro matías

* Los maestros cerraron los accesos a la Casa Oficial, donde despacha Ulises Ruiz

Oaxaca, Oax., 21 de mayo (apro).- En su tercer día de plantón y protestas, los maestros de la región de Valles Centrales bloquearon Ciudad Administrativa, la Casa Oficial donde despachaba el gobernador Ulises Ruiz y las oficinas de Tránsito, Finanzas y el Instituto Federal Electoral (IFE), confirmó Domingo Cabrera, secretario de acuerdos de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

La jornada de lucha arrancó a las nueve de la mañana cuando fueron clausurados simbólicamente los accesos a Ciudad Administrativa, ubicada en el municipio de Tlalixtac de Cabrera, razón por la que unos 4 mil burócratas dejaron de laborar.

Esto significa que la gubernatura y las secretarías General de Gobierno, de Economía, de Administración, Técnica y Asuntos Indígenas, así como las coordinaciones de Planeación para el Desarrollo, Comunicación Social y de Delegaciones de Gobierno, no laboraron.

De igual forma, los profesores se plantaron durante cinco horas frente a las oficinas de la Secretaría de Finanzas, Tránsito, IFE y en las instalaciones donde anteriormente despachaba Ruiz Ortiz, en el municipio de Santa María Coyotepec, donde además bloquearon un carril de la carretera Oaxaca-Puerto Ángel.

Estas acciones forman parte del plan de acción de los maestros para exigir la liberación de “presos políticos”, la cancelación de órdenes de aprehensión y suspensión de los procesos judiciales en contra de integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y del magisterio, así como la emisión de la convocatoria para la renovación de su dirigencia seccional.

Durante estas acciones se registró una escaramuza en el fraccionamiento El Retiro, donde finalmente los integrantes de la sección 22 recuperaron el Centro Educativo Comunitario, en poder de la sección 59 del SNTE.

La SCJN sienta precedente en casos de pederastia
jorge carrasco araizaga

* Toma en cuenta Convención para revisar amparos


México, D.F., 21 de mayo (apro).- En una decisión sin precedentes, tanto por el tema como por la sujeción a los compromisos internacionales firmados por México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ejerció su facultad de atracción para revisar tres amparos relacionados con un caso de pederastia en Oaxaca.

La Primera Sala de la SCJN resolvió atraer los amparos en consideración no sólo de las garantías que la Constitución prevé para el menor, sino de la Convención sobre los Derechos del Niño, de la que México forma parte y está obligada a observar.

A petición de la ministra Olga Sánchez Cordero, la Sala decidió atraer los amparos. Uno de ellos fue promovido por la maestra Magdalena García, acusada de violar, junto con otras personas más, a uno de sus alumnos.

La decisión de los ministros de la Sala también es significativa porque el proceso penal contra los acusados apenas se encuentra en su etapa inicial.

Según estableció la propia Corte, la revisión de los amparos “llevaría a establecer lineamientos específicos para los casos en los cuales el afectado es un menor”.

Esto significa que los ministros no sólo establecerán la responsabilidad de los acusados, sino que delinearán los criterios que los tribunales deben aplicar en el caso de la Convención sobre los Derechos del Niño y de las leyes nacionales de protección a los menores.

El máximo tribunal del país también puso énfasis en la trascendencia de su decisión: “No existe antecedente de este tipo de asuntos en los cuales se hayan tomado en consideración las normas nacionales e internacionales sobre el derecho de las víctimas menores de edad.”

A dos de los involucrados en el delito, un juez de Distrito les concedió amparo para que el juzgador de primera instancia anule la orden de aprehensión en su contra y, en consecuencia, dicte una nueva resolución en la que subsane las cuestiones de forma impugnadas por los acusados en dicha orden de aprehensión.

Ambos están prófugos. Se trata del maestro Adán Salvador Pérez Ramírez y Hugo Gabriel Constantino García, esposo de la directora del Instituto San Felipe, Yolanda León Ramírez. Todos ellos, según la mamá de la víctima, han sido protegidos por el gobernador Ulises Ruiz.

El tercer caso es el de la profesora que se amparó en contra del auto de formal prisión girado en su contra. El mismo juez de Distrito le negó el recurso, por lo que está bajo prisión.

La madre del menor afectado le pidió a la Corte ejercer su facultad de atracción para conocer los tres amparos. Pero como un particular no puede hacer ese tipo de solicitudes, fue la ministra Sánchez Cordero quien hizo suya la petición a la Primera Sala.

Exige Conapred esclarecer muerte de indígenas triquis
Notimex

[02:23] MÉXICO.-El titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Gilberto Rincón Gallardo, urgió a que se investigue a fondo el asesinato de las mujeres triquis Felícitas Martínez y Teresa Bautista.
En el marco del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo dijo que es necesario que los mexicanos conozcan el móvil de ese crimen y la verdad de los hechos ocurridos el 7 de abril pasado en San Juan Copala, Oaxaca.
El funcionario señaló que en México ha terminado el mito de que es un país homogéneo o mestizo y hoy surge a la luz la gran diversidad cultural de esta nación.
Por ello se pronunció por exaltar sus valores admitiendo las diferencias, asumiendo la diversidad y evitando la preponderancia de una de las expresiones por mayoritaria que ésta parezca.
Llamó a combatir las campañas homofóbicas y xenofóbicas y a abrazar la diversidad como la gran riqueza cultural de los mexicanos.
Reiteró que es responsabilidad del Estado resaltar los valores de cada uno de las distintas expresiones, no borrarlas ni ocultarlas; por el contrario, dijo, se deben impulsar cada una de ellas y asumirlas de manera plena como parte de un México común.
Rincón Gallardo destacó que la lucha por el reconocimiento de la diversidad cultural es una gran batalla que se debe librar por lo que falta un gran camino por recorrer difícil, espinoso y empedrado.
Sostuvo que la cultura mayoritaria trata de imponerse, por lo que se debe contrarestar para exaltar los valores propios de cada una de las partes de las expresiones de esa diversidad.
El titular del Conapred estableció que el respeto a las diferencias es un factor fundamental.

 

 

Oaxaca visto dos años después

Plaza Pública

Miguel Ángel Granados Chapa

Como hace dos años —y como había ocurrido rutinariamente en los meses de mayo de los lustros recientes—, la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se ha instalado en plazas y calles céntricas de la ciudad de Oaxaca y piquetes de activistas del propio gremio magisterial estrangulan el tránsito o estorban el paso en instalaciones de gran importancia económica y social, como el aeropuerto internacional y depósitos de combustible propiedad de Pemex, tanto en la capital del estado como en otros puntos de la entidad. Las demandas de ahora son semejantes a las de 2006.

Unas, como la homologación de salarios (rezonificación se le llama en la jerga burocrática), conciernen a los gobiernos federal y local. Otros pertenecen a la vida sindical: la sección oaxaqueña reclama de la dirección nacional del Snte la convocatoria para renovar el comité local.

Hace dos años, la movilización magisterial rompió sus propios esquemas y por efecto de la insolencia torpe de la autoridad local, se convirtió en una vasta protesta social que estremeció a los oaxaqueños durante meses. La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, una coalición de grupos e intereses surgida al calor del conflicto, condensó demandas seculares de esa entidad y exigencias propias de la hora: su lucha contra el autoritarismo pudo haber provocado la caída del gobernador Ulises Ruiz, que acreditó con creces su fama de represor. Pero el auxilio eficaz de los gobiernos panistas, el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón, lo puso a salvo, y desde su silla se dispone a enfrentar, quizá con modos distintos, la movilización magisterial, antes de que se reactive la APPO y se recrudezca la oposición a su gobierno.

Sólo si su nueva estrategia culmina pronto con la desmovilización magisterial podrá el gobernador respirar tranquilo. A diferencia de 2006, se ha apresurado a anunciar las medidas con que solventará la demanda salarial del magisterio. Si por lo contrario la protesta de la Sección 22 (y la consiguiente interrupción de labores en cientos de planteles de enseñan básica, media y normal) se prolonga y se reproduce la alianza magisterial con el resto de la APPO, Ruiz se colocaría en una posición frágil. Ni el PRI ni él mismo tendrían ahora nada que ofrecer al gobierno panista (hace dos años todo apoyo era necesario para asegurar la protesta presidencial de Calderón) y en cambio la alianza que le permite seguir en el gobierno podría resultar contraproducente para Los Pinos y por tanto ser liquidada.

La precariedad de Ruiz surge de las investigaciones federales en torno a funcionarios de su gobierno implicados ministerialmente en delitos graves, y de la necesidad del gobierno federal de al menos deslindarse fehacientemente de la desaparición de dos militantes del Ejército Popular Revolucionario, capturados el domingo hará un año, presumiblemente por agentes policiacos al servicio del gobernador.

Aunque la movilización magisterial tiene modalidades que la hacen menos gravosa para la sociedad en general (está sujeta a plazo fijo y las clases se suspenden sólo parcialmente), se podría radicalizar ante la imposibilidad del gobierno de Ruiz de atender sus demandas políticas. Como remanentes del conflicto de 2006, y a causa de otros conflictos, se siguen procesos contra decenas de personas a los que la Sección 22 llama presos políticos, algunos de los cuales están recluidos en penales de la entidad.

Están pendientes, además, órdenes de aprehensión contra dirigentes magisteriales cuya cancelación se demanda. Aunque un político ducho en componendas como es el gobernador no se ha quedado quieto en los meses recientes y ha influido en la vida sindical, no es seguro que una exigencia de ese alcance sea abandonada apenas haya arreglo monetario. Podría trabarse en ese punto la negociación que ya sostienen las partes.

También puede prolongar y complicar el conflicto la relación de la dirección seccional con el Comité Nacional del SNTE. El verticalismo de ese poderoso agrupamiento se expresa en la capacidad de su mando central de mantener sujetas a las secciones. Éstas no pueden de manera autónoma renovar sus comités directivos. Requieren que el nacional expida las convocatorias respectivas. Abstenerse de hacerlo coloca a la representación local en posición precaria. Es el caso de la 22, cuyo comité debió ser renovado en marzo del año pasado. De ese modo se mantiene en vilo a quienes ejercen de hecho la dirección sindical, y los distancia de los agremiados, que deben realizar trámites sin la mediación de los líderes seccionales.

El compadrazgo de Ruiz con Roberto Madrazo, que tan buenos frutos le rindió en el pasado, se convirtió en lastre a partir de 2006. Aunque el gobernador busca no aislarse del movimiento priista nacional a través de una corriente que ostenta posiciones propias en materia energética, no necesariamente podrá contar con su partido en caso de agravamiento de sus dificultades. La protesta actual no lo tiene de modo explícito en la mira como hace dos años pero nada lo exime del riesgo de ser de nuevo el blanco de la inconformidad social. Recuérdese que no ha concluido la investigación constitucional de la Suprema Corte de Justicia sobre el trágico segundo semestre de 2006. Si sus conclusiones muestran el vínculo entre la violencia homicida y colaboradores de Ruiz y hasta él mismo, nadie le tenderá una mano. Y si el tribunal constitucional lo exonerara la irritación social lo pondrá en jaque.— México, D.F.


Publicado por solaripa69 @ 9:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios