Martes, 10 de junio de 2008

Emisarios de Calderón estudian modelo privatizador en España

■ Enviados de “muy alto nivel” se han entrevistado con ejecutivos de la petrolera CLH

■ Se han intensificado los contactos con empresas relacionadas con hidrocarburos

■ Han dicho a los funcionarios ibéricos que la reforma energética será aprobada y que asumen

Armando G. Tejeda (Corersponsal)

En el último año y medio, a raíz de la toma de posesión de Felipe Calderón como presidente de México, altos ejecutivos de Petróleos Mexicanos han intensificado sus contactos con empresas españolas relacionadas con los hidrocarburos. El objetivo de los viajes a España de estos representantes de la paraestatal es doble: por un lado, conocer de primera mano el proceso de privatización que se llevó a cabo en el sector a principios de la década de los 90, y el segundo explorar las vías de inversión que se podrían generar en caso de que saliera adelante la privatización de Pemex.

Según pudo saber La Jornada, emisarios “del más alto nivel” del presidente Calderón y del actual director general de Petróleos Mexicanos, Jesús Reyes Heroles, se han entrevistado en España una “media docena de veces” con altos ejecutivos de la empresa española Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), con el propósito de conocer de primera mano el proceso de privatización de este antiguo monopolio español del petróleo e indagar la posibilidad de que los mismos responsables que llevaron a cabo este proceso dirijan uno similar en México.

Una fuente de la empresa española, situada en el área ejecutiva y que pidió el anonimato, informó que “en los últimos meses ha habido varios encuentros, como los ha habido con otros representantes de gobiernos de países productores de petróleo. En el caso de Pemex los contactos se han dado desde hace varios años, pero se han intensificado en los últimos meses, pues nos han dicho que ahora sí va a salir adelante la reforma energética”.

Una de las recientes visitas de los representantes de la paraestatal a España los llevó hasta una de las plantas de CLH, donde fueron testigos directos de la manera de funcionar de esta empresa, líder del sector del transporte y almacenamiento de productos pretolíferos en España. “Se quedaron sorprendidos por la tecnología que utilizamos y nos dijeron que les gustaría llevar a cabo algo así en Pemex”, explicó la fuente.

Al ser interrogado sobre la opinión de los emisarios sobre la aprobación de la reforma energética, el funcionario de CLH explicó: “Nosotros, al igual que hacemos con otras personas que nos visitan y se interesan por nuestro modelo –uno de los más eficientes de Europa–, les dijimos a los representantes de Petróleos Mexicanos, que eran del más alto nivel, que para llevar a cabo un proceso similar al nuestro era necesario el mayor acuerdo posible, el máximo apoyo y compromiso del gobierno, y asumir los costos sociales de una reforma de esta envergadura.”

–¿Y qué les dijeron?

–Que tenían todo el apoyo necesario y que estaban dispuestos a asumir el costo social.

La misma fuente informó que los emisarios se han interesado en el método de privatización de este antiguo monopolio y en el modelo empresarial, con el propósito de llevar a cabo procesos parecidos en la petrolera mexicana. “Incluso han viajado a México ejecutivos de CLH para conocer de primera mano el funcionamiento de Pemex y estudiar la manera de cambiar el modelo.”

–¿Ofrecieron a CLH encabezar este proceso?

–Obviamente, al ser nuestro modelo empresarial y de comercialización. Sólo dijimos que estábamos dispuestos, pero que necesitamos un compromiso a largo plazo y que no venga otro gobierno y tire por la borda el trabajo que hemos hecho.

La Compañía Logística de Hidrocarburos tiene más de 80 años, si bien su nombre actual lo adquirió el 14 de enero de 1993, cuando se publicó el decreto con el que el gobierno del entonces presidente Felipe González eliminó el monopolio en el sector y asumió la normativa europea para liberalizar la comercialización y explotación de todos los productos derivados del petróleo.

Campsa era el nombre original de CLH, que antes de ser privatizada era una empresa paraestatal que asumió el monopolio del petróleo durante 65 años. La inminente liberalización del sector en Europa, como parte de la consolidación del mercado común europeo y la asimilación de criterios comerciales de libre competencia, provocó un proceso de cambios profundos en Campsa-CLH. Uno de los hechos más complejos y laboriosos fue la segregación de sus activos comerciales, formalizada en 1992, que concluyó con una distribución de los mismos entre sus principales socios refineros: Repsol, Petronor, Cepsa y BP.

El proceso de privatización de la Compañía Logística de Hidrocarburos supuso una transformación radical en planta laboral, que se redujo sensiblemente y que, al segregarse la empresa, la plantilla de trabajadores se difuminó en las diversas empresas que surgieron de la privatización. CLH actualmente es la responsable de la mayoría de las operaciones relacionadas con los servicios logísticos de almacenamiento, transporte y distribución de toda clase de hidrocarburos y productos químicos.

La red de oleoductos de la CLH tiene más de 3 mil 500 kilómetros de longitud, lo que constituye la red civil más extensa de Europa occidental.

 

 

Pide Germán Martínez a Santiago Creel que deje sus cargos directivos en el Senado

■ La razón, su falta de efectividad para posicionar la iniciativa energética de Calderón en la tv

■ Ajuste de cuentas de las televisoras, opinan legisladores; se perfila Gustavo Madero como relevo

Víctor Ballinas y Alonso Urrutia

El presidente del CEN del PAN, Germán Martínez, le solicitó al coordinador de los senadores panistas, Santiago Creel Miranda, y presidente del Senado, la coordinación de los legisladores blanquiazules con el argumento de que no ha podido posicionar en los medios electrónicos la defensa petrolera del presidente Felipe Calderón.

Hoy a las 19 horas han sido citados los senadores al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN con la encomienda de ungir al senador Gustavo Madero como nuevo coordinador y presidente del Senado.

La destitución de Creel –de acuerdo con fuentes del CEN y del Senado– se precipitó ante el escaso posicionamiento que ha tenido la defensa de la reforma petrolera del presidente Calderón en los medios electrónicos, tanto la postura del PAN como los defensores de esa iniciativa, ya que las televisoras mantienen un veto a la figura del ex secretario de Gobernación, presidente del Senado y coordinador del blanquiazul en la cámara alta.

Fuentes del Senado aseguraron que la salida de Creel es “un ajuste de cuentas” de las televisoras, por el enojo de éstas ante la reforma electoral aprobada a fines del año pasado que les cancela los millonarios contratos de publicidad política-electoral. Con la destitución del ex secretario de Gobernación, las televisoras modificarán su postura respecto de los senadores del PAN y se espera una mayor cobertura informativa en defensa de la iniciativa presidencial, que ha sido severamente cuestionada por expertos, juristas, técnicos e intelectuales en los foros del debate de la reforma de Petróleos Mexicanos que se desarrolla en el Senado.

Sin embargo, el abogado general del PAN, Roberto Gil, sostuvo que en la reunión Martínez “nunca habló de una destitución” de manera expresa. “El presidente planteó que esta tarde iniciará una serie de reuniones con las fracciones del Senado y la Cámara de Diputados, donde se habrá de evaluar la agenda de cara al periodo extraordinario y los esquemas de trabajo para fortalecerlas”.

En contraste, en el Senado, fuentes panistas daban por hecho la salida de Creel hoy, cuando entregará la coordinación. La consideración fundamental que habría valorado Martínez para decidir la remoción de Creel fue la escasa penetración que ha tenido la postura del PAN frente a la reforma energética en los consorcios televisivos.

Creel ha sido virtualmente vetado de las pantallas de televisión a partir de su confrontación personal con Televisa, que se agudizó tras la reforma electoral que implicó la prohibición expresa de que los partidos políticos compren publicidad política y la obligatoriedad de usar tiempos del estado.

Cabe recordar el discurso de Creel cuando fue aprobada la reforma electoral, donde cuestionó la posición de los concesionarios de los medios electrónicos –radio y televisión– a la aprobación de esas modificaciones: “hay que decirlo con toda claridad: es el dinero, con todas sus letras, la fuente de la inconformidad de los concesionarios de radio y televisión”. Ese discurso provocó un embate de las televisoras contra el Senado y en especial contra Creel. A partir de la aprobación de esta reforma los senadores fueron borrados de las pantallas de las televisoras y la información relativa al Senado sólo era leída en los noticiarios, sin imagen.

Si bien el ex secretario de Gobernación ya había sido marginado de Televisa por la polémica originada tras la entrega de permisos para operar juegos y sorteos que como funcionario autorizó –y agudizada tras la derrota de Creel como apirante presidencial– en sus últimos días al frente de la dependencia, con la reforma electoral, el veto se hizo extensivo a Televisión Azteca.

La relación Martínez-Creel no ha sido óptima. Martínez fue un hombre cercano al entonces aspirante a la candidatura presidencial, Felipe Calderón, en los tiempos en que Creel sentía segura la postulación que finalmente perdió. Sin embargo, aun bajo la presidencia de Vicente Fox y de la dirigencia en el partido de Manuel Espino, Creel fue designado coordinador de los senadores, al amparo de la facultad exclusiva que en el PAN tiene el líder del partido para hacer estos nombramientos.

En los albores de la discusión sobre la reforma energética ocurrió un desencuentro entre ambos cuando Creel aceptó debatir sobre el tema con Andrés Manuel López Obrador, postura que fue desautorizada por el CEN del PAN, por lo que Creel reculó.

Recientemente, cuando fue remitida la reforma energética al Senado y en el seno del gobierno esperaban una señal del presidente del Senado, recibiéndola personalmente, Creel no estuvo presente en la entrega de las iniciativas del Ejecutivo.

El virtual coordinador y presidente del Senado, Gustavo Madero, a quien impulsan desde el CEN del PAN, es empresario en Chihuahua, donde llegó a ser vicepresidente de la Coparmex. Anoche también corrió el rumor de que José González Morfín, ex coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, podría disputarle el cargo, aunque las señales claras del CEN son que será Madero.

 

La inflación llegó en mayo al máximo nivel de 3 años: BdeM

■ El índice general anual se ubicó en 4.95% a causa del aumento de precios de los alimentos

Israel Rodríguez

El Banco de México (BdeM) informó que la inflación en mayo, medida a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de menos 0.11 por ciento, con lo que la inflación general anual se ubicó en 4.95 por ciento, lo que significó un incremento de 0.40 puntos porcentuales respecto a abril, cuando se situó en 4.55 por ciento, con lo que alcanzó el mayor nivel de los últimos tres años, después de que en diciembre de 2004 alcanzó 5.19 por ciento.

El instituto central explicó que el aumento observado en la tasa anual fue ocasionado por el incremento en los precios de los alimentos, los cuales han mantenido una trayectoria alcista. En tanto, las variaciones en los precios de los bienes y servicios administrados por el gobierno, y de los productos agropecuarios fueron menos negativas en mayo, con relación al mismo mes de 2007.

Los especialistas del Grupo Financiero Banamex, consideraron que los resultados de la inflación de mayo estuvieron ligeramente por arriba de las expectativas. Los precios de los alimentos y de los materiales de construcción aún son los principales determinantes del incremento de la inflación. Los expertos esperan que la inflación en junio se ubique ligeramente por arriba de 5 por ciento anual; tasa superior al límite máximo de los rangos del Banco de México, “no obstante, estimamos que el promedio trimestral permanecerá por debajo de esa marca, 4.8 por ciento”.

El banco central precisó que el índice de precios subyacente aumentó 0.50 por ciento en mayo. Así, la variación anual de este indicador se ubicó en 4.86 por ciento. Recordemos que la inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, como son los productos agropecuarios y los bienes y servicios administrados y concertados.

En el subíndice de precios de las mercancías, destaca el aumento observado en el renglón de los alimentos, como aceites y grasas vegetales comestibles, del arroz, tortilla de maíz y de los productos derivados del trigo.

El segundo subíndice se vio afectado, básicamente, por los incrementos registrados en los precios de la vivienda propia, transporte aéreo, loncherías, restaurantes y consulta médica.

A su vez, el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) de mercancías y servicios finales, excluyendo petróleo, registró una variación mensual de 0.35 por ciento en mayo de 2008. Con ello, la tasa de crecimiento anual de este indicador se ubicó en 5.68 por ciento, siendo mayor en 0.67 puntos porcentuales respecto a lo observado en abril, ocasionado principalmente por algunos productos de acero que se emplean en la industria de la construcción.

El Banco de México precisó que los productos que tuvieron mayor contribución en el aumento de la inflación son: vivienda propia, pollo en piezas, aceites y grasas vegetales comestibles, arroz, gas doméstico, frijol, tortilla de maíz y transporte aéreo.

Por el contrario, los productos cuyos precios fueron a la baja son: jitomate, electricidad, tomate verde, huevo, calabacita, limón, servicios turísticos en paquete y pepino.

Las ciudades en las que la inflación resultó mayor al promedio fueron Mérida, Yucatán, con 1.02 por ciento; San Andrés Tuxtla, Veracruz, con 0.98; Ciudad Acuña, Coahuila, 0.74; San Luis Potosí, 0.71; Cortazar, Guanajuato, 0.62; Monterrey, Nuevo Léon, 0.57; Iguala, Guerrero, 0.57, y Villahermosa, Tabasco, con 0.49.

Las localidades con variaciones por abajo del promedio fueron: Hermosillo, Sonora con -6.38 por ciento; Mexicali, Baja California, -6.12; Huatabampo, Sonora, -4.56; Culiacán, Sinaloa, -2.82; Matamoros, Tamaulipas, -1.36; La Paz, Baja California Sur, -1.10; Ciudad Juárez, Chihuahua -1.01 y Colima con -0.21 por ciento.


■ Los mercados financieros del país confían en que el INPC baje en 2009 a 3.5 por ciento

Israel Rodríguez

Pese al entorno global complicado con un menor crecimiento económico para este año y mayor inflación, el crecimiento de los precios en México bajará a 3.5 por ciento en 2009, aseguró Manuel Ramos Francia, director general de Investigación Económica del Banco de México (BdeM).

Al participar en la 18 Convención Nacional de Aseguradores, en representación del gobernador del banco central, Guillermo Ortiz Martínez, el funcionario aseveró que en México tenemos ahora un ciclo económico relativamente favorable, dadas las condiciones externas que prevalecen.

En otro aspecto, Ramos Francia indicó que si bien la inflación en el país ha repuntado, por lo menos en términos de las expectativas para plazos mayores a 12 meses no se ha visto afectada de manera considerable.

Mencionó que los mercados financieros en México esperan un aumento en la inflación durante 2008, pero después confían en que empezará a ceder, para concluir el próximo año en alrededor de 3.5 por ciento.

Pese a este relativo optimismo, Manuel Ramos advirtió claramente que la inflación sigue teniendo riesgos hacia adelante, los cuales están relacionados con la posibilidad de que se observen alzas por encima de lo previsto en los precios internacionales de las materias primas. “Tenemos aquí otra vez el caso de alimentos y energía, que se presente volatilidad de los precios de las frutas y verduras”.

Reconoció que recientemente se ha presentado fuerte volatilidad, por ejemplo, en el precio del jitomate que ya se observó en los últimos meses. Los niveles relativamente elevados de inflación que podrían presentarse en los siguientes meses podrían afectar la expectativa.

Los alimentos seguirán presionando los precios

El funcionario manifestó que el repunte inflacionario que ha vivido el país está focalizado principalmente en el sector de mercancías, en particular en los alimentos, donde se han observado tasas de crecimiento hasta de 8 por ciento.

Sin embargo, confió en que la economía pueda absorber esos choques y empiecen a ceder para que el Índice Nacional de Precios al Consumidor regrese al nivel de las expectativas que tiene ahora para el cierre de 2009, que es de alrededor de 3 y medio por ciento, y que se mantenga los próximos cuatro años también en ese nivel.

En el ámbito internacional, el Banco de México estima que la Reserva Federal de Estados Unidos pudiera incrementar las tasas de interés, dado que nuevamente se están rebalanceando los riesgos de crecimiento de la inflación.

 

 

Hablan las actas: Calderón no ganó
Álvaro delgado

México, D.F., 9 de junio (apro).- Poco después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio como ganador a Felipe Calderón, el 5 de septiembre del 2006, Carlos Salinas estaba molesto, pero no por el fallo, que lo hizo feliz por frenarse a su enemigo Andrés Manuel López Obrador, sino por la ingratitud del panista.

Salinas había tratado de comunicarse con Calderón para reunirse con él antes de la toma de posesión, el 1 de diciembre, pero César Nava Vázquez, el secretario particular, no quería tomarle la llamada, ni siquiera con la intervención de un allegado de ambos.

“Salinas está muy enojado con Calderón, porque no le quiere tomar la llamada y a él le debe su triunfo. Dice que el marcador en el Tribunal Electoral estaba 4-3, con riesgo de convertirse en 3-4, que era la nulidad, y él hizo la unanimidad de 7-0”, reveló al reportero un prominente abogado panista --amigo de Salinas y de Nava--, quien pidió reserva sobre su identidad.

Esta historia tenía cierta lógica en el contexto poselectoral del 2006, porque se sabía de magistrados que se inclinaban por anular la elección presidencial debido a las abundantes irregularidades en todo el proceso, particularmente por la violación de, al menos, dos principios constitucionales en la materia --la equidad y la certeza--, y sin embargo, en medio de la opacidad, se emitió un dictamen unánime.

Ahora, a dos años de esa elección, aparece una rigurosa y exhaustiva investigación de José Antonio Crespo, experto en materia electoral y con una acreditada solvencia moral, que exhibe el “desaseo” y parcialidad de los magistrados para validar la elección presidencial y dar como ganador a Calderón.

En 2006: Hablan las actas. Las debilidades de la autoridad electoral mexicana, una de las muchas conclusiones de Crespo, profesor del Instituto de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), es que el triunfo de Calderón no se sustenta “lógica y aritméticamente”, como lo aseguró el dictamen del TEPJF, después de desahogar las impugnaciones.

--¿Entonces calderón no ganó? --le pregunté.

--La respuesta no es “no ganó” Calderón, así solita, porque entonces implicaría que ganó López Obrador --dijo Crespo. Y enseguida soltó: “No se puede saber quién ganó, no sabemos cuál fue la voluntad mayoritaria de los ciudadanos.”

Se trata de una frase lapidaria por cuanto significa para una democracia la falta de certeza de cuál fue, auténticamente, la voluntad mayoritaria de los ciudadanos y lo que implica en términos de legitimidad para, por ejemplo, llamar a la sociedad --con verdadera autoridad moral y política-- a combatir, junto con el gobierno y todas las instituciones del Estado, a la delincuencia.

Crespo revisó lo que nadie hasta ahora: 63 mil de las 130 mil actas de casilla en 150 de los 300 distritos electorales del país, es decir, la mitad de casillas y distritos, una muestra que, por sí sola, arroja resultados esclarecedores sobre la elección.

El principal es que, como él mismo lo dijo, ni Calderón ni López Obrador ganaron la elección, sino que no se puede saber el verdadero resultado porque, conforme a su investigación, existen 316 mil votos “irregulares” --es decir, los que no pudieron justificarse ni depurarse, porque no se abrieron los paquetes electorales-- son mayores al número de sufragios de ventaja del supuesto ganador, que oficialmente fue de 233 mil 831, equivalente al famoso .6%.

Estas cifras desmienten a los magistrados del ETPJF que, en su dictamen, aseguraron, en primer lugar, que los errores de cómputo en las actas eran justificados y en segundo, que los votos “irregulares” no afectaban el resultado, porque no eran mayores a la diferencia entre el primero y el segundo lugar en la elección.

Por tanto, concluye Crespo, la elección debió haberse anulado, porque la existencia de tal cantidad de votos “irregulares” vulneró el principio constitucional de certeza.

Es preciso subrayar, al respecto, que los 316 mil votos “irregulares” no son producto de una proyección a partir de una muestra reducida de actas y distritos, sino que fue producto de una revisión “acta por acta, inconsistencia por inconsistencia” que arrojó votos “contantes y sonantes”. Una proyección del total de actas y distritos arrojaría, entonces, que habría 633 mil votos “irregulares”, el triple de los que dieron a Calderón ganador.

Crespo no niega que, de haberse depurado tal cantidad de votos “irregulares”, se hubiera producido el triunfo de Calderón, pero tampoco descarta que produjera una voltereta a favor de López Obrador. La única posibilidad de tener una “aproximación” mayor al resultado real es, dice, el recuento total de las boletas que existen en los paquetes.

Sí, esos que el Instituto Federal Electoral (IFE), los magistrados del TEPJF y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no quieren que se abran, a petición por ejemplo del semanario Proceso, del investigador Sergio Aguayo y del propio Crespo, porque muy probablemente el resultado no sería el oficial.

Ya hablaron las actas, gracias a Crespo. Ahora falta que, pese a todas las resistencias, hablen los votos.

Por lo pronto el libro de Crespo aporta, demás, con base sólo en la revisión de las actas, que se han derrumbado lo que a su juicio dos mitos sobre la elección del 2006: El “magno-fraude electoral”, que sostienen los simpatizantes de López Obrador, y el “triunfo inobjetable e inequívoco” de Calderón.

No se sabe quién gano, pues.

Pero Crespo tiene razón: Si en la democracia se gana y se pierde con un voto, el corolario es que por un voto irregular no se pude saber quién resulta victorioso. Y en un contexto en que ha tomado fuerza la involución en todos los órdenes, entre ellos la impune adulteración de la voluntad popular –como en todos los procesos electorales locales después del 2006--, vale la pena tenerlo en cuenta… Como el trabajo que Salinas hizo con los magistrados a favor de Calderón, con quien, por supuesto, se reunió.



Apuntes

En Querétaro un crimen conduce a otro: Resulta que, el viernes 6, un día antes de que se conmemorara el día de la Libertad de Expresión, el escritor Julio Figueroa recibió una notificación de arraigo domiciliario y un emplazamiento o demanda de parte de Federico Humberto Ruiz Lomelí, hijo del concesionario de Coca-Cola en ese estado y señalado como autor del asesinato, el 27 de noviembre del 2004, de Marco antonio Hernández Galván. Este personaje ha demandado también a Miguel Gerardo Rivera Alcántar, José Alfonso Rodríguez Sánchez, Gerardo Alcocer Murguía, Sergio Guerrero Patiño y Roberto Zamarripa de la Peña, así como a los periódicos Reforma y A.M. Ruiz Lomelí ha gozado de la protección del gobierno del panista Francisco Garrido Patrón, y esto implica un precedente nefasto para este nuevo episodio de impunidad… Ya que está en México el Comité de Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, es preciso que tome nota de este nuevo embate y no se quede con lo que Calderón les dijo hoy, martes 9, en Los Pinos, que respeta la libertad de expresión y demás palabrería… Calderón siempre ha sido un político irascible, intolerante, explosivo, pero ese talante ha llegado a extremos inadmisible para quien, en el papel, es el responsable del gobierno. Con motivo de la inundación de tabasco, el año pasado, amenazó a un lugareño con enviar a soldados para traerlo y hacer faena, como la que él hacía sólo para una fotografía propagandística. Hace unos días, consciente ya del fracaso de su estrategia contra el crimen organizado, responsabilizó a todo el mundo del trabajo que él está obligado a hacer y cuyas culpas quiere compartir. Ahora, como no encuentra auditorios donde pueda hacerse escuchar sin que se le eche en cara su ilegitimidad, hizo citar a la elite que usufructúa el presupuesto para decirle, en hora y media de palabrería, lo que deberían estar haciendo desde hace un año y medio: trabajar. Tenía razón el diputado Juan José Rodríguez Prats: El gabinete de Calderón es bastante mediocre… Resulta que, dentro del despilfarro que implicó la organización de una reunión denominada NASCO 2008, que incluyó el alquiler de carpas por 4 millones y medio de pesos, baños móviles de súper lujo y hasta 38 palmeras gigantes portátiles, el gobierno de Guanajuato, que encabeza Juan Manuel Oliva –consentido de Calderón--, le pagó 250 mil dólares a José María Aznar, el español propagandista de la derecha en México. Son dos millones y medio de pesos que, obviamente, salen del bolsillo de los guanajuatenses…

 


Publicado por solaripa69 @ 9:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios