Martes, 24 de junio de 2008

El EPR acusa a la CNDH de ser cómplice del gobierno federal
josé gil olmos

México, D.F., 23 de junio (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) fue duramente criticada por el Ejército Popular Revolucionario (EPR), que la acusó de ser cómplice del gobierno federal para no investigar la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecidos desde el 25 de mayo del año pasado.



En un comunicado enviado a la comisión de intermediación, el grupo armado dijo que la CNDH permanece ausente en las indagaciones sobre sus dos cuadros desaparecidos.



"Ha brillado por su ausencia, confirmando que ésta juega más un papel de remozamiento del sistema político convirtiéndose en cómplice de las diferentes instituciones del gobierno mexicano, que una institución que realmente proteja a los ciudadanos de la violación de los derechos humanos que el Estado comete", aseveró el EPR.



En el comunicado enviado a la comisión de mediación, que integran Miguel Ángel Granados Chapa, Enrique González Ruiz, Juan de Dios Hernández Monge, Rosario Ibarra de Piedra, Gilberto López y Rivas, Carlos Montemayor y Samuel Ruiz García, el grupo insurgente reconoció su labor, aunque admitió que no ha habido avances pero por la falta de compromiso del gobierno de Felipe Calderón y de instituciones como
la CNDH.

"La sistematización que la comisión (de mediación) ha realizado de las acciones jurídicas emprendidas por los familiares de los detenidos-desaparecidos, confirman que están haciendo lo necesario para exigir la presentación de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

"Aunque el resultado es hasta el momento el mismo al que históricamente se han enfrentado familiares y amigos de los detenidos-desaparecidos por el Estado mexicano y los gobiernos priistas en la negra noche conocida como `guerra sucia`, ya que se enfrentan a la maraña burocrática y a la prepotencia de las autoridades que niegan de facto la existencia del delito de desaparición forzada y con ello la procuración e impartición de justicia", señaló.

El EPR insistió en la responsabilidad del gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, en la detención y desaparición de sus dos compañeros, al considerar como “un punto clave” en la investigación la desaparición reciente del comandante Jonás Gutiérrez Corro en la ciudad de Oaxaca.

Dijo que la familia del policía desaparecido ha sido amenazada de muerte por autoridades del gobierno de Ulises Ruiz por reclamar o mencionar su nombre y solicitar que se investigue sobre su paradero.

En otras ocasiones, el EPR ha acusado a la policía de Oaxaca y a Ulises Ruiz de ser los responsables de haber detenido, torturado y desaparecido a sus dos militantes, quienes habrían sido entregados al Ejército desde hace más de un año.

En este contexto, el EPR exigió al gobierno de Flipe Calderón “concretar ¡ya!” y dar a conocer los alcances de la investigación y la solución de este grave problema, pues el delito de desaparición forzada esta considerado de lesa humanidad, por lo que es imprescriptible.

El Comité 25 de Noviembre y el Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez" no solo manifestaron su preocupación sino que solicitaron la intervención urgente del Presidente Felipe Calderón y del secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón, ante la intimidación, hostigamiento y amenazas en agravio del profesor Jorge Aragón Martínez y su familia.



PEDRO MATIAS


El maestro de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación e integrante del Consejo Político de la Asamblea Comunitaria de la Villa de Zaachila es señalado por boicotear la visita del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, lo que originó la violencia el pasado viernes a las 13:30 horas.

Solicitaron a las autoridades iniciar las investigaciones, el procesamiento y el castigo de los responsables de la agresión sufrida por los pobladores de Zaachila, el abuso de autoridad de funcionarios municipales, así como de la intimidación y hostigamiento hacia el profesor y familia.

De igual forma, pidieron que se respete y garantice la integridad física, psicológica y jurídica del profesor Jorge Aragón Martínez y que se observe el dicho de los medios de comunicación y las consecuencias posibles de sus informaciones respecto a los hechos de agresión.

En el documento dirigido también al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y a la CNDH, resaltan que el 20 de junio, aproximadamente a las 10:30 horas, el secretario del Frente Educativo Zaachilense, Jorge Aragón Martínez, junto con los representantes del Consejo Político de la Asamblea Comunitaria de Zaachila, hicieron acto de presencia en el parque central de la población para manifestarse pacíficamente en contra del gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Para ello, los integrantes de la Asamblea Comunitaria decidieron colocar llantas y algunas piedras grandes en dos de las calles aledañas al parque central por donde accedería al evento el Ejecutivo estatal, hecho que generó una serie de actos violentos en contra de los manifestantes.

Esa agresión fue atribuida al presidente municipal del PRI, Noé Pérez Martínez, así como a diversos funcionarios, policías municipales y grupos de porros acarreados por la misma autoridad.

Cabe hacer notar que Natalio Pérez Tomás, padre del presidente municipal, fue quien accionó un arma de fuego en el momento en que los pobladores sufrieron la agresión cuando ejercitaban su derecho a manifestarse pacíficamente en la población.

Cuando se refieren a los medios de comunicación, citaron como ejemplo al diario Imparcial (21 de junio del 2008), donde se maneja la información de que el profesor Jorge Aragón Martínez fue quien realizó los disparos con arma de fuego cuando existe evidencia (video en página youtube) de que quien disparó a los manifestantes fue Natalio Pérez Tomás, padre del presidente municipal.

Mientras que El Rotativo (21 de junio del 2008), publicó que el acto fue un enfrentamiento violento entre appistas y la comunidad, cuando es claro que la agresión se dio a través de grupos porriles traídos por la autoridad municipal, con el apoyo de los órganos de seguridad del estado de Oaxaca.

A raíz de estos hechos, el 21 de junio, el profesor Jorge Aragón Martínez, recibió en su teléfono celular los siguientes mensajes: "Los Zulik contrataron a unos de Sola, para matar a tu hijo, por lo de su sobrino, pidieron que sea con cuerno de chibo". Este mensaje fue enviado de un teléfono celular con número identificado, a las veintiuna horas con diez minutos y treinta y ocho segundos.

Posteriormente, del mismo numero telefónico enviaron otro mensaje que dice: "Ya vienen para ka los tienen bien ubicados".

 

 

Desaparición de Corro, ligada a la de eperristas

Principio del formulario

Final del formulario

 

"Su presentación con vida, el único camino posible para remediar el crimen de Estado": Comunicado del Ejército Popular Revolucionario


OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

Y destacó que el gobierno mexicano debe concretar "¡ya!" los alcances de la investigación de la desaparición de sus compañeros "y la solución de este grave problema".

"¡Seguimos exigiendo la presentación con vida y en libertad de nuestros compañeros! Ese es el único camino posible para remediar este crimen de Estado", señaló.

El comandante de la PME fue "levantado" por un grupo armado, el 23 de octubre del año pasado, en inmediaciones del municipio conurbado de Santa María El Tule, y hasta el momento se desconoce su paradero.

En un comunicado, dirigido a la Comisión de Intermediación, integrada por Miguel Ángel Granados Chapa, Enrique González Ruiz, Juan de Dios Hernández Monge, Rosario Ibarra de Piedra, Gilberto López y Rivas, Carlos Montemayor, Samuel Ruiz García, la Comandancia General del grupo armado demandó la presentación con vida de Gutiérrez Corro y destacó que su familia "ha sido amenazada de muerte por autoridades de Oaxaca por reclamar o mencionar su nombre y solicitar una investigación sobre su paradero".

A la vez, solicitó a la Comisión de Mediación que se indague "qué función tienen o han tenido los domicilios denunciados por nuestro partido a través de la revista Proceso, por constituir otro punto clave, ya que uno de ellos podría estar siendo utilizado para tener cautivos a luchadores sociales".

Mencionó que la sistematización realizada por la Comisión de Mediación de las acciones jurídicas emprendidas por los familiares de los detenidos-desaparecidos, "confirman que están haciendo lo necesario para exigir la presentación de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez".

Aunque el resultado, añadió, "es hasta el momento el mismo al que históricamente se han enfrentado familiares y amigos de los detenidos-desaparecidos por el Estado mexicano y los gobiernos priístas en la negra noche conocida como guerra sucia, ya que se enfrentan a la maraña burocrática y a la prepotencia de las autoridades que niegan de facto la existencia de del delito de desaparición forzada y con ello la procuración e impartición de justicia".

El EPR reiteró que el único contacto entre la Comisión de Mediación y su organización "son los medios de comunicación" y ante esto, pidieron la cobertura necesaria porque la lucha actual por la presentación con vida y en libertad de sus compañeros y los demás detenidos-desaparecidos "tiene que ver con la justicia y la paz social que en estos momentos requiere nuestro país".

 

Murat e INAH, involucrados en el saqueo al Museo Frissell de Mitla

Principio del formulario

Final del formulario

 

 

 

La indignación popular exige investigación y castigo a los saqueadores de 80 mil piezas arqueológicas





SAN PABLO VILLA DE MITLA, OAXACA.-(Agencia JM).-Parece insólito, pero un ex gobernador de Oaxaca, un filántropo, un pintor de prestigio mundial, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y quizás decenas de funcionarios menores podrían estar involucrados en lo que también podría ser el más criminal saqueo antropológico en la zona de Mitla.

Y es que a lo largo de la historia existen gran variedad de museos que han sido saqueados; el Museo Arqueológico de Bagdad, Museo de Sébaco, Museo de Capodimonte; ya sea por una guerra o por gente sin escrúpulos que trafica con el arte.

Pero pocas veces hemos visto un caso en donde la gente encargada de resguardar un museo, sea la misma que se encarga de desaparecer 80 mil piezas arqueológicas, con la orden o con la protección impune de un gobernante.

Y es el caso de que parte de la historia de la población de San Pablo Villa de Mitla desapareció con el saqueo del Museo Frissell de Arte Zapoteca.

En Oaxaca  existen diferentes museos que nos pueden hablar de la infinidad de vestigios que han sido encontrados en el estado. Uno de los más antiguos e importantes de esta entidad fue el Museo Frissell de Arte Zapoteca, el cual llegó a tener en su acervo 80 mil piezas, entre jade y obsidiana, grandes colecciones de ídolos, hachas, entre otras  piezas que son patrimonio de los pobladores de Mitla, que se preguntan ¿Qué destino tuvieron estas piezas?

HISTORIA DEL MUSEO FRISSELL


El edificio que ocupaba el Museo Frissell era un buen ejemplo de arquitectura popular. Antaño funcionó como posada, denominada La Sorpresa, que daba hospedaje a todo viajero de la segunda mitad del siglo XIX. Según se sabe, en 1950, los propietarios de la casa, los señores Darío Quero y su hermana, la vendieron al señor Edwin Robert Frissell, de nacionalidad norteamericana.

Este extranjero compró y coleccionó un buen número de piezas arqueológicas con lo que fundó este interesante museo. Posteriormente su acervo fue aumentado por Howard Leigh, gran conocedor del arte zapoteca, quien trasladó a Mitla su colección que había iniciado en la ciudad.

Este museo fue inaugurado en 1950 y abrió sus puertas en 1952, respaldado por una asociación civil llamada Junta Cultural Zapoteca de Mitla.                                                           

El museo comprendía varias salas en las que a través de exhibición de piezas prehispánicas se da un panorama general de la evolución del arte zapoteca y mixteca.

Los objetos eran de varios tipos, y procedían mayormente del estado de Oaxaca, principalmente del Valle. De cerámica se tienen: urnas funerarias, vasijas, braceros, sahumadores y molcajetes, entre otros. También existen objetos de tecali, ídolos y hachas de piedra, collares y pulseras de jade.

Para 1959, y previendo que se acercaba su muerte Frissell decidió  darle un término  legal para que el Museo no se desmantelara y a partir de eso dejó establecido cuales eran las cláusulas y las condiciones. Entre ellas que a su muerte toda la responsabilidad del Museo la asumiría la Mexico City Collage (que cambiaría su nombre a UDLA), pero si esta no pudiese cedería la responsabilidad a otra universidad. También dice que piezas e instalaciones son uno mismo y que no se pueden manejar por separado.


LA DENUNCIA

En entrevista, Samuel Quero Martínez, Rufino Aguilar Quero y Roberto Luís Arreola, habitantes de San Pablo Villa de Mitla, señalan con índice de fuego y exigen justicia.

¿A partir de cuando inicia el saqueo?

El museo fue cerrado en forma inexplicable en 1995, cuando Gertz Manero era Director de la Universidad de las Américas (UDLA) dicha Universidad asumió la responsabilidad de mantener el Museo en términos técnicos, proporcionando museógrafos, antropólogos y sociólogo para hacer un estudio de todo el espacio sagrado de Mitla y la conservación del Museo y la cultura,  es decir, se queda en poder y de la custodia y nunca cumplió con sus responsabilidad, por lo que el Museo se sostuvo por las entradas del restaurante y la posada.

Desde 1995 hasta el 2001 hubo una laguna de información; entonces Rufino Aguilar Quero inicia las indagatorias y por medio de un grupo de abogados lograron recuperar los contratos notariados, donde se especifican las condiciones, pero nunca supieron que  se había vendido el Museo, hasta que repentinamente les presentan un recorte periodístico, donde dice que José Murat Casab compra el Museo  por un millón y medio de pesos.

"En dicho recorte decía que le echaba en cara a la señora Sari Bermúdez, quien al principio quiso cooperar con una mezcla de recursos para la adquisición del inmueble y resulta que fue Murat el que asumió toda la responsabilidad, porque la señora no quiso asumir la parte que le correspondía".

Pero se preguntaron cómo compraron el Museo, si los contratos dicen claramente que el museo (inmueble) y piezas arqueológicas son una sola cosa, y no pueden separarse, había más cuadros del pintor oaxaqueño León Zurita que desaparecieron y la enorme colección de estampillas que tenía Frissell desaparecieron misteriosamente, también los libros de visita.

"Nunca nos dejaron tener acceso al Museo; desde que supuestamente se vendió el inmueble cerraron las puertas, sacaron las piezas, las guardaron en otro lugar y como se hizo la denuncia pública regresaron las piezas con el pretexto de que ya se había restaurado".

Pero resulta que la Comisión del Patrimonio Edificado (COPAE) en el último año de Murat como gobernador, reparó la fachada del Museo y todo es nuevo;  la viguería se la llevaron con el pretexto de que estaba picada, la viguería fue desaparecida, cambiaron las piedras del piso, todas las puertas que alguna vez fueron abiertas al público cuando el Museo estuvo funcionando, ahora todas ellas están cerradas, se llevaron las piezas, y en el interior fueron arrancadas las piedras que los mecenas del Museo colocaron para que los  turistas vieran las estelas zapotecas que fueron halladas en los valles centrales.

¿A cuánto asciende el valor antropológico?

No todas las piezas del Museo fueron halladas en la zona de Mitla, pero sí de Oaxaca, porque el INAH en 1950 no tenía la obligación de resguardar estas piezas, fue Frissell el que se conmovió por el abandono de las piezas y las pudo comprar de acuerdo a su capacidad económica y otro tanto hizo Haward Leigh, y ahora el INAH los acusa de haber saqueado las piezas.

"¿Pero dónde estaban los directores del INAH cuando las piezas estaban siendo saqueadas y vendidas a diversos puntos de la República o a diversos puntos de los Estados Unidos y Europa?

"Hoy  nos dice que esas piezas  corrían el peligro de ser saqueadas y robadas, pero no es cierto, si no, no hubiéramos tenido un museo con una colección enorme, y por cierto el penúltimo director del Museo declaró que eran 40 mil piezas, pero según declaraciones de los fundadores  eran 80 mil piezas.

"¿Pero saben qué dijo Eduardo López Calzada, titular del INAH en el año 2001, cuando mandamos una carta para pedirle una explicación específica sobre el paradero de las piezas y la cantidad exacta?  Nos dijo que la mayoría son puros tepalcates que no forman ni una pieza".

Algunas piezas medían la altura de 1.50 como el gran dios "Cozijo" el dios de la Lluvia y  otros podían caber en el puño, eran de materiales como el jade y la obsidiana.

Ahora los habitantes de Mitla se preguntan: ¿dónde están el colmillo de mamut que tanto exhibía el Museo? ¿Dónde están las estelas? ¿Dónde están las colecciones de los murciélagos? ¿Y los músicos de Haward Leigh?

Explican que se han enterado por diversas revistas que algunas piezas andan deambulando hasta por Barcelona, pero sin el permiso de la comunidad.

La última vez que Calzada declaró dijo: sí, es cierto, algunas piezas han sido exhibidas en América del Sur y en Europa,  pero con el permiso del INAH. ¿Y el pueblo dónde queda?

¿Se han hecho denuncias o se ha intentado hablar con alguna autoridad?

De 1995 hasta 2008 ha estado cerrado el Museo. Ellos dicen que lo van a reabrir; ¿cuándo y dónde? Eso quien sabe, la última vez que intentamos hablar con el director del INAH, Enrique Fernández Dávila, nos dijeron sus empleados que no nos podía atender y que tenía que esperar quien sabe cuánto tiempo.

En una ocasión -agregan los entrevistados-sacamos una nota periodística, y Eduardo López Calzada contestó muy molesto que éramos unos desinformados y dijo que no eran 80 mil piezas, sino 40 mil, y que algunas no forman ni un tepalcate.

Hasta hace poco -revelan-- supimos que las piezas continúan exhibiéndose en el extranjero, cuando el contrato notariado decía que no debería salir ninguna pieza sin conocimiento de la comunidad y sin su anuencia.

En una ocasión un representante del Instituto Oaxaqueño de las Culturas (IOC) vino a Mitla a una reunión a darnos una explicación sobre el Museo, en representación de Murat y de Calzada, hasta entonces supimos que el IOC también estaba metido, pero cuando le pedimos que nos diera una copia del documento para saber en qué condiciones habían sacado las piezas, y en que condiciones se había vendido el Museo, nos prometió una segunda ronda de diálogos, pero se fue sin saber que decir.

"Nunca se presentó Calzada, para dar una explicación a la comunidad, para saber en qué condición se vendió el inmueble. Y en este panorama lo único que están esperando es que nos muramos para olvidarnos del museo".

¿A cuanto asciende el monto del saqueo?

--Son 80 mil piezas que desaparecieron de la noche a la mañana y es un acervo muy costoso.

"¿Entonces, qué salvamento ha emprendido el INAH después de que no nos da una explicación clara del paradero de estas piezas? Nos clausura nuestro Museo, podemos hacer un  recuento y no vamos a acabar nunca de los descuidos del INAH en las zonas arqueológicas y los saqueos que han realizado.

"De hecho, hemos vivido el saqueo más voraz de los últimos años con esta situación, aparte de que el impacto económico no se ve".

¿A quién responsabilizan del saqueo?

--Responsabilizamos al gobierno del estado, al gobierno federal y a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia,  que se supone son los que resguardan y custodian las piezas y buscan un acuerdo legal,  con las poblaciones  con las que hay vestigios arqueológicos, y aquí no hay un acuerdo legal para proteger las zonas arqueológicas. El saqueo es oficial, pero la preservación no, y el responsable en este caso, Enrique Fernández Dávila como director del INAH,  no nos ha dicho qué ha sido de las piezas. No sabemos cuándo va a hacer una declaración legal y abierta en la cual nos diga las condiciones en las cuales se va a abrir el Museo y quiénes van a ser los técnicos que preservarán el mismo, de acuerdo con la voluntad del fundador.

A los habitantes de Mitla les duele ver como cerraron para siempre el estudio de Haward Leigth, y quieren que el Museo se abra nuevamente, pero quieren saber las condiciones en que presuntamente lo adquirió Murat; y comprobar si es que Murat lo adquirió.

Reprochan que si el pintor Francisco Toledo y el filántropo Alfredo Harp Helú en su momento supieron que se iba a cerrar el Museo nunca les  avisaron. "Hay mucha gente involucrada", señalan los entrevistados.

Quieren que vuelva a abrirse el Museo Frissell de arte zapoteca, como lo llamaron sus fundadores, quienes se dieron cuenta de que no tardarían en quitarles el derecho de autor de su cultura, "porque a los gobernadores no les importa el pueblo zapoteca de Mitla y siempre dicen que era Mixteca".

Con tristeza, rabia e impotencia, los pobladores recuerdan que Haward Leigth les advirtió: "Vendrán farsantes que dirán: son mixtecos, pero ustedes son zapotecos" y ahora con este saqueo confirman que les han robado parte de su identidad.

Esta historia del Museo Frissell solo es una pauta de lo que está pasando, pero ¿qué sigue? ¿Adueñarse totalmente de las zonas arqueológicas?

A los habitantes de Mitla les preocupa que esas 80 mil piezas del Museo Frissell desaparezcan de México y se pierdan para siempre, o aparezcan en Nueva York, en Roma, en Francia.

Después de estos testimonios de terrible crimen antropológico es imposible hablar de historia zapoteca, sin hablar de saqueo, destrucción, marginación e impunidad.

Las autoridades tienen la palabra. Y la obligación de intervenir, investigar y actuar conforme a Derecho. Veremos.

 


Publicado por solaripa69 @ 16:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios