Jueves, 26 de junio de 2008

La cobardía del PRD frente al cinismo del PAN, PRI y medios de información

 

Pedro Echeverría V.

Rebelión - barriodelcarmen.net

 

 

1. Felipe Calderón lleva año y medio lanzando al ejército contra la población, con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico. Han muerto miles de inocentes ciudadanos, incluso soldados y policías que reciben órdenes. Mouriño, el secretario de Gobernación, lanza órdenes contra oaxaqueños, campesinos guerrerenses y de Atenco, estudiantes, profesores, obreros mineros, mujeres, etcétera y como si nada pasara. Fox y su familia saquean las riquezas del país mediante negocios al amparo de su gobierno y nadie se renuncia ni a nadie se castiga. El PRD, apenas comete errores, se pone nervioso, abre investigaciones, proporciona datos, videos y todo, castiga y hace renunciar a sus funcionarios y no sabe enfrentar a sus enemigos que piden cabezas y sangre. No defendió a Cuautémoc Cárdenas, no defendió a Bejarano, no defendió como debiera a López Obrador y ahora sigue temblando sin defender sus políticas y a su gente. ¿Por qué no le piden consejos a Salinas, a Fox, a Fernández de Cevallos o a Gordillo?

2. Después del triunfo electoral en 1997 de Cuauhtémoc Cárdenas (para gobernar la ciudad de México), viendo la clase política y empresarial que este personaje se preparaba para ser candidato presidencial, se aprovechó ampliamente del asalto al locutor Paco Stanley, al parecer plenamente ligado al narcotráfico, para culpar al gobierno de Cárdenas por su asesinato. Los medios de información, encabezados por TV Azteca y Televisa, desarrollaron una estridente campaña culpando al gobierno del DF de lo que pareció un evidente "ajuste de cuentas" contra el animador del Canal 13. Aquel problema cayó como anillo al dedo a los empresarios, a la derecha y a los medios para tratar de eliminar a Cuauhtémoc de la candidatura presidencial. Circularon muchos políticos derechistas en la campaña televisiva y de radio pidiendo la cabeza de Cárdenas y el PRD no salió masivamente a la calle para protestar contra la criminal campaña reaccionaria. Con esta campaña quedó manchada la candidatura perredista.

3. Cuando el perredista López Obrador ocupaba el gobierno del DF y aventajaba por 12 o 15 puntos a sus más cercanos competidores precandidatos a la Presidencia y tenía al político René Bejarano como principal puntal de su gobierno, el presidente Fox, el expresidente Salinas, el ampón político Fernández de Cevallos y el empresario corrupto Carlos Ahumada le tendieron a Bejarano una gran trampa ofreciéndole dinero para campañas políticas del PRD. Fue invitado a un cuarto con videos instalados para recibir una bolsa de dinero que no era ni el cinco por ciento de lo que reciben a diario políticos panistas y priístas. Bejarano fue invitado a una entrevista televisiva y allí se presentó el video. Así fue eliminado el político lopezobradorista más importante, dando lugar a una gran campaña que el PRD debió denunciar; sin embargó, los dirigentes de ese partido por el contrario, por competencia política, se ensañaron contra el más importante pilar de AMLO.

4. En 2004 y 2005, cuando se quiso eliminar a López Obrador desaforándolo mediante una acusación ridícula, éste se mantuvo con una posición absolutamente correcta al no retroceder ante la acometida de toda la clase panista y priísta, así como de los poderosos empresarios y medios de información. La realidad es que esa firmeza, acompañada de habilidad política para mantenerse erguido ante la brutal acometida de los poderosos, le dio a AMLO un gran prestigio y un fuerte apoyo del pueblo mexicano. A pesar de que a muchos perredistas e intelectuales se les resbalaban hacia abajo los pantalones por cobardía y oportunismo, López Obrador se mantuvo con dignidad dispuesto incluso a ir a la cárcel. Pero la acometida burguesa fue grande y los partidos políticos (PAN, PRI, Verde, etcétera) se cubrieron de mierda, al mismo tiempo que el presidente Fox se despojó de funcionarios de su gabinete usándolos como "chivos expiatorios".

5. Ahora, aunque haya que lamentar las muertes de 12 adolescentes y jóvenes que se divertían en uno de los cientos de cabaretes o centro nocturnos de la ciudad de México (donde es público que se distribuye y se consume droga y alcohol) otra vez lo que se busca es desprestigiar y destruir al PRD y a su principal dirigente López Obrador. Un asunto que pudo arreglarse castigando a todos los que cometieron errores y obligando a los dueños del "antro" a indemnizar a las víctimas, lo están usando los panistas y medios de información para pedir que rueden cabezas de altos funcionarios del PRD. Pero al parecer no se puede esperar nada de un partido lleno de tribus no sólo persiguen intereses particulares. ¿No ha sido peor el comportamiento represivo de Calderón y Mouriño contra Oaxaca, Guerrero, Atenco y los mineros? La izquierda, para poder avanzar tiene que saber defenderse contra las acometidas de la derecha; si no está preparada para ello entonces no sirve, por cobarde y oportunista.

6. Ver la televisión y escuchar la radio en México, en estos días, es mirar y sentir toda la enorme manipulación de los medios que buscan a como de lugar acabar con López Obrador y toda la corriente que gira a su alrededor. El punto inmediato son preparar las elecciones del próximo año, pero también todo el proyecto privatizador que el gobierno de Calderón comprometió con inversionistas yanquis, españoles y mexicanos. Si el PRD, como dócil cordero se deja presionar y se acobarda, entre unos años se dedicará a llorar sus derrotas y a arrepentirse por no haber enfrentado a tiempo las campañas en su contra. Basta con escuchar a López Dóriga, a José Cárdenas y a todos sus comentaristas invitados para ver la gran campaña que se ha desatado. ¿Qué han hecho Salinas, Zedillo, Fox, Calderón ante las acusaciones que se les han hecho? Reírse, burlarse, negar todo y bloquear cualquier investigación posible. El pobre Bejarano tuvo que aceptar todo, renunciar, ir a la cárcel y quedar liquidadazo para siempre.

7. Ebrard es el funcionario, entre todos los gobernadores, que ha sido más consecuente con las decisiones del lópezobradorismo. Si lo doblegan obligándolo a pedir la renuncia de sus funcionarios, mañana vendrán por él. Felipe Calderón y la poderosa clase empresarial que lo respalda no está jugando; al contrario va con todo su fuerza para destruir a AMLO y a sus principales puntales. Basta ya de miedos a los medios de información. Hay que pasar a la ofensiva denunciando claramente a todos aquellos miembros del alto clero que ahora se lanzan contra la legalización del aborto, a todos aquellos empresarios extranjeros que presionan fuerte para la privatización del petróleo y la electricidad, denunciar a todos los medios de información que manipulan con noticias calumniosas. Si López Obrador, Ebrard y el PRD pierden esta batalla deberán olvidarse de 2009 y 2012. Entonces Calderón podrá cantar victoria porque sus estrategias habrían triunfado. ¿Llorará el PRD como partido cobarde que no supo defenderse?

 


Publicado por solaripa69 @ 9:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios