Lunes, 11 de agosto de 2008

Mediación en riesgo.
gloria leticia díaz

Después de poco más de tres meses de que el Ejército Popular Revolucionario (EPR) solicitara la creación de la Comisión de Mediación –a fin de localizar a dos líderes guerrilleros presuntamente retenidos por fuerzas gubernamentales–, ésta corre el riesgo de desaparecer por la falta de voluntad política de la administración de Felipe Calderón, publica la edición 1658 de Proceso.

El vocero de la comisión, el escritor Carlos Montemayor, advierte que ante las limitaciones que él y sus colegas han tenido en sus labores de mediación, plantearán al EPR y al gobierno federal si es factible proseguir los esfuerzos para localizar a Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecidos desde el 25 de mayo de 2007.

“Los avances han sido mínimos –explica en entrevista el autor de La guerrilla recurrente–, pues los representantes gubernamentales con quienes nuestra comisión se ha estado entrevistando sólo se han reducido a un ofrecimiento de participación en expedientes procesales, y en ningún sentido a responder ni aclarar, ni abundar en los tres documentos que les presentamos a ellos y que hicimos públicos el 13 de junio pasado”.

En esos documentos, la Comisión de Mediación sistematizó las demandas y quejas interpuestas por los familiares de los eperristas desaparecidos en instancias federales y estatales, judiciales y de derechos humanos; la ausencia de resultados de las dependencias; consideraciones de derecho internacional sobre desaparición forzada de personas (incluyendo los casos de Reyes Amaya y Cruz Sánchez), y finalmente seis observaciones y preguntas al gobierno mexicano surgidas durante las indagaciones.

En el documento Precisiones necesarias, uno de los tres que presentó la comisión el 13 de junio, se le cuestiona al subsecretario de Gobernación, Abraham González Uyeda, la reticencia del Ministerio Público Federal para integrar averiguaciones previas por la desaparición forzada de los eperristas, pese a que el delito de lesa humanidad está tipificado en la legislación mexicana.

También se pide aclarar quién es Alejandro Punaro, de quien la comisión recibió informes iniciales en el sentido de que se ostentó en octubre como “representante” del presidente de la República ante los familiares de los desaparecidos, y también como representante del Ejército y del Cisen para ejercer “presiones” y realizar “detenciones arbitrarias” de personas que consideraba vinculadas al EPR.

 

En la consulta en materia energética de siete estados se cubrieron las expectativas

■ En Oaxaca algunos alcaldes no permitieron la instalación de las mesas receptoras del voto

■ Más de tres millones de personas participaron en ambas jornadas, señala Camacho Solís

Matilde Pérez y corresponsales

El Comité Técnico Nacional Ciudadano y el Consejo Ciudadano informaron que los resultados preliminares de la primera y segunda jornadas de la consulta a los mexicanos sobre la reforma energética arrojan la participación de poco más de tres millones de personas.

Manuel Camacho Solís, coordinador nacional de la consulta ciudadana, dio a conocer en un breve comunicado que en los siete estados en los que ayer se llevó a cabo la consulta se instalaron 2 mil 776 mesas receptoras, con lo cual se cubrió 94 por ciento de las 3 mil 56 que se habían previsto.

Minutos antes de las nueve de la noche se había computado 26 por ciento de las casillas y, de acuerdo con las proyecciones, se estimaba una participación de 393 mil personas.

De acuerdo con los primeros reportes, 91 por ciento de los 102 mil 389 participantes se manifestaron en contra de la participación de la iniciativa privada nacional o extranjera en las actividades de Pemex. De las 101 mil 714 personas que respondieron a la pregunta de si están de acuerdo o no con que se aprueben a las iniciativas relativas a la reforma energética que se debaten actualmente en el Congreso, 89 por ciento respondieron que no, 9 por ciento se pronunciaron en favor y 2 por ciento de los votos se anularon.

En la primera etapa de la consulta, en el Distrito Federal participaron un millón 826 mil 28 personas, y en Baja California, Guerrero, Hidalgo, estado de México, Michoacán, Morelos, San Luis Potosí, Tlaxcala y Veracruz sumaron un millón 800 mil 477. La tercera y última etapa de la consulta se realizará el próximo 24 de este mes.

Por su parte, la secretaria general del PRD, Martha Dalia Gastélum, señaló que los primeros resultados de las mesas instaladas en los municipios urbanos de Campeche, Colima, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo se recibieron sin ningún problema. “El cierre de las mesas fue bueno y en términos generales se cubrió la expectativa de los 400 mil participantes. Fue un ejercicio exitoso”, dijo.

Apuntó que en Oaxaca la policía estatal impidió la instalación de dos casillas y en Puebla tampoco se pusieron igual número por el acoso de integrantes de Antorcha Campesina.

La jornada

En Puebla, el representante del Comité Técnico Estatal, David Méndez Márquez, informó que en la consulta participaron 55 mil 246 mil personas, de las cuales 41 mil 597 rechazaron la iniciativa en materia energética del presidente Felipe Calderón.

Agregó que sólo se reportó el cambio de ubicación de algunas casillas y 13 que no se instalaron en los municipios de Tehuacán y San Antonio Cañada. Agregó que más de 170 municipios participaron y con ello se cubrió 85 por ciento del territorio poblano.

Los municipios donde se registraron mayor afluencia de votantes fueron: Puebla, San Pedro Cholula, Tehuacán y Ciudad Serdán. El promedio de participación por casilla en el estado fue de entre 80 y 100 personas.

En el sur de Quintana Roo se reportó una nutrida participación; los organizadores informaron que en el municipio de Othón P. Blanco se recibieron 2 mil votos y la participación más alta se observó en zonas rurales, mientras en la capital del estado el promedio fue de 270 votos por casilla.

En las 47 mesas instaladas en Cancún, Quintana Roo, se registró un promedio de 100 sufragios y la mayoría de los participantes rechazó la propuesta calderonista, según Jaime Hernández Zaragoza, líder estatal del Partido de la Revolución Democrática.

En Tabasco se observó baja afluencia y retrasos en la apertura de algunos centros de votación. Según estimaciones extraoficiales, entre 10 y 15 por ciento de las mil 133 mesas no se instalaron.

Votantes y encargados de las mesas receptoras atribuyeron la escasa participación a la falta de difusión de la consulta en los 17 municipios del estado.

Por la tarde, encargados de algunas mesas receptoras de varios municipios reconocieron que sólo habían recibido entre 15 y 30 votos.

En Campeche, los organizadores calcularon que unas 10 mil personas acudieron a votar a las 101 casillas instaladas en la entidad.

El periodista Daniel Sánchez Barrientos, integrante del consejo ciudadano que organizó el ejercicio, reportó por la noche que la mayoría de los participantes rechazó la privatización de Pemex.

En la localidad de Dzitnup, municipio de Hecelchakán, la votación tuvo que ser cancelada ante la presencia de un grupo de personas ebrias que gritaban consignas contra los funcionarios de casilla.

Según datos preliminares, en la capital del estado y en Ciudad del Carmen votaron, en promedio, entre 100 y 200 personas por casilla, incluso algunos panistas que apoyaron la iniciativa de Calderón.

El dirigente estatal del Partido Convergencia, Aníbal Ostoa Ortega, reconoció que probablemente no se alcance la meta de 10 mil votantes en la entidad, debido en parte a los desacuerdos entre el Comité Ciudadano por la Defensa del Petróleo y el Frente Amplio Progresista (FAP) sobre la hora en que debían abrirse las casillas.

En Yucatán también hubo retrasos en la apertura de urnas. Los organizadores esperan una participación de más de 5 mil personas, sobre todo en municipios rurales, donde el sol azteca tiene mayor presencia.

El Consejo Ciudadano se deslindó de participar como observador en el proceso realizado en Yucatán, y argumentó que el PRD no le garantizó las condiciones necesarias para desempeñar su labor.

“No pudimos conocer la lista de funcionarios de casillas ni validar el proceso de capacitación que debieron seguir (salvo el caso de dos grupos, con 50 personas); no tuvimos ocasión de cotejar el material electoral que se adquirió localmente o el que se recibió de la organización nacional; tampoco pudimos conocer la manera en que se integraron y se distribuyeron los paquetes (el número y la calidad de las boletas debidamente foliadas; el control de las formas para las actas, la dotación suficiente de aplicadores de tinta indeleble y la eficacia de ésta). Asimismo, no pudimos incidir en la manera de concentrar y manejar la información sobre los resultados parciales”, sostuvo el Consejo Ciudadano en un comunicado.

En Oaxaca la consulta ciudadana tuvo una participación de 22 por ciento de una votación esperada de 70 mil personas, cifra que los promotores calificaron de “favorable”. Se instalaron 493 mesas receptoras (94 por ciento de las 527 anunciadas para 140 municipios) y se repartieron 395 mil boletas.

El coordinador estatal de la Consulta, Armando López, reportó que en los municipios conurbados de San Jacinto Amilpas, Santa María El Tule y Santa Lucía del Camino los alcaldes priístas se negaron a la instalación de casillas con el argumento de que los organizadores no tenían permiso, por lo que los encargados buscaron sitios alternos. En Unión Hidalgo, en el istmo de Tehuantepec, la paquetería no llegó y los encargados de las mesas receptoras responsabilizaron al Partido del Trabajo de apropiarse de la mayoría de los paquetes para llevarlos a colonias populares de Juchitán.

Alonso Criollo, catedrático de la Universidad Vasconcelos, institución privada y entidad supervisora de la consulta, reportó retraso en la instalación de las casillas, inasistencia de funcionarios y fallas de logística.

La Jornada de Oriente, Javier Chávez, René Alberto López, Mauricio Conde Olivares, Lorenzo Chim, Luis A. Boffil Gómez y Octavio Vélez Ascencio

 

 

“La desigualdad y la corrupción política, lastres para el desarrollo”.

El cambio que necesita el país no se va a dar por la vía armada, sino en las urnas: AMLO

Ciro Pérez Silva (Enviado)

Zitlala, Gro., 10 de agosto. El cambio que necesita el país no se va a dar por la vía armada, sino por el camino de las urnas y apoyado con un movimiento de resistencia civil pacífica, afirmó aquí Andrés Manuel López Obrador al continuar su gira de trabajo por la región de la Montaña guerrerense.

Acompañado por el presidente municipal de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, el senador Lázaro Mazón y el diputado federal Cuauhtémoc Sandoval, entre otros, López Obrador enfatizó que el movimiento que encabeza asumió la decisión de tomar la vía electoral para llevar a cabo la transformación de la vida política, económica y social del país, por lo que convocó a las comunidades de la región a participar en todos los procesos electorales. “Más temprano que tarde ese cambio por el que luchamos millones de mexicanos se va a dar.”

El tabasqueño se refirió nuevamente a la grave desigualdad que prevalece en México, así como a la corrupción política, elementos que son, dijo, los principales lastres para el desarrollo del país, a lo que se sumaría la injustificada privatización de la industria petrolera nacional, como parte de la privatización de más de mil empresas públicas en los pasados 25 años.

Durante ese periodo, destacó, no ha habido crecimiento económico, no se han abierto las plazas de trabajo que requieren los mexicanos y, por el contrario, se ha incrementado el costo de los productos básicos, así como la violencia y la inseguridad. Por ello, insistió, es imprescindible mantener el petróleo como palanca de crecimiento y bienestar para los mexicanos.

Subrayó que la gente se ha empezado a dar cuenta de la gravedad que representaría la privatización para el futuro de los mexicanos, y destacó que por ello la movilización ciudadana en defensa del petróleo se iniciará a escala nacional desde el momento en que los legisladores trabajen en la elaboración de los dictámenes de la llamada reforma energética.

Como anunció el sábado, el plan de acción de resistencia civil pacífica se dará a conocer el domingo 31 de agosto, a partir de las 11 de la mañana, en las principales plazas públicas de las 32 ciudades capitales, como parte de la convocatoria que lanzó a los más de 200 mil brigadistas en defensa del petróleo de toda la geografía nacional, quienes participarán en la mencionada jornada dominical para informarse sobre los pasos a seguir.

En el quinto día de visita a los municipios de la región de la Montaña, explicó que a la concentración del último domingo de este mes asistirán, además de los brigadistas, simpatizantes del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo y ciudadanos dispuestos a evitar la privatización del sector energético y la entrega del petróleo al capital privado extranjero.

Recordó que en ese momento se llevaba a cabo la segunda fase de la consulta popular sobre el petróleo, que se desarrolló ayer en los estados del sur del territorio nacional, a los que llamó a votar por el no a la participación de particulares en diversas aéreas de la rama petrolera, por tratarse de un recurso que es propiedad de la nación.

“El sentimiento de la gente es que no se privaticen los bienes de los mexicanos, y debemos estar preparados para enfrentar cualquier eventualidad”, señaló, y destacó que tanto la derecha panista como el priísmo tienen la idea de que será fácil y sencillo su propósito de entregar la industria petrolera a las compañías multinacionales.

Los diputados y senadores de ambas fuerzas políticas “creen que van a dar un madruguete, que se van a adelantar y que va a ser sencillo el proceso legislativo”; sin embargo, va a empezar la movilización ciudadana cuando elaboren el dictamen de la reforma energética impulsada por Calderón, reiteró.

Señaló además que es una “minoría rapaz” la que aplica la actual política económica, que es la responsable del actual clima de violencia e inseguridad, “pero en lugar de esmerarse por enmendar lo mal hecho, se ha empeñado en perjudicar al pueblo con incrementos a los precios de los artículos de primera necesidad”.

López Obrador sostuvo, en la serie de reuniones que encabezó con comunidades de la región de La Montaña, que “la violencia y la inseguridad no se van a resolver ni aun teniendo un policía en cada esquina o aprobando la cadena perpetua o inclusive la pena de muerte, porque el problema es la falta de empleo y de oportunidades de estudio para los jóvenes”.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios