Mi?rcoles, 27 de agosto de 2008

Rechazan 10 ministros parte del proyecto antiaborto de Aguirre

■ La acción fue considerada preámbulo de que la Corte validará las reformas capitalinas

■ La despenalización no infringe la Constitución, aseguran Gudiño y Góngora

■ Opositores al dictamen consideran que la Asamblea sí tiene facultades para legislar en materia penal y de salud

Jesús Aranda

La despenalización del aborto hasta la semana 12 de gestación “no infringe ninguna regla ni valor de la Constitución”, por lo que me pronuncio por la validez de la reformas al Código Penal y a la Ley de Salud del Distrito Federal, aseveró el ministro José de Jesús Gudiño Pelayo, quien precisó que la Carta Magna no considera “valores absolutos” y que el régimen constitucional exige “conciliar valores que no necesariamente son compatibles”.

Al igual que Genaro Góngora Pimentel, Gudiño rechazó el proyecto que pretende penalizar la interrupción del embarazo, además puso como ejemplo el conflicto entre la libertad de la mujer sobre su cuerpo y el valor de la vida del concebido. En el caso del Distrito Federal, dijo, la Asamblea Legislativa (ALDF) se inclinó porque la mujer decida hasta las 12 semanas de gestación y, a partir de ahí, la ley protege al producto de la concepción.

Por la mañana, el ministro instructor Sergio Salvador Aguirre Anguiano ya había sufrido su primer derrota, cuando 10 de sus compañeros rechazaron parte de su proyecto y consideraron que la Asamblea Legislativa sí tiene facultades para legislar en materia penal y de salud.

Hubo consenso en que las autoridades capitalinas no violaron la Constitución al despenalizar el aborto bajo ciertas condiciones –quedó para después la discusión respecto a si dicha despenalización se apegó o no a la Carta Magna– y que fueron legales las medidas adoptadas por el gobierno local para garantizar el acceso a los servicios públicos de salud a las mujeres que deseen abortar.

Esta decisión mayoritaria, que para muchos presentes fue el anticipo de que el pleno validará la reforma capitalina con al menos seis votos, molestó a Aguirre, quien lamentó que el documento en el que sustentaba que la ALDF había invadido la competencia del Congreso de la Unión hubiera sido “zarandeado” por el pleno.

En su intento por descalificar las argumentaciones de sus compañeros, dijo alzando la voz: “la señora ministra Góngora Pimentel, ¡perdón!, la señora Olga Sánchez Cordero nos dice…”, y remató diciendo que retiraba su documento para que no fuera incluido en el dictamen, a lo que se opuso tajante el ministro presidente Guillermo Ortiz Mayagoitia, quien después tomó la votación, que fue unánime en contra del texto de Aguirre.

“Finalmente logré la unanimidad”, dijo irónico el ministro instructor, a quien le fue negada la posibilidad de que en el resto de las sesiones conteste a cada uno de los ministros que hablen en contra de su proyecto. El ministro presidente determinó que hablará, pero hasta que termine la primera ronda de ministros.

En la sesión vespertina del pleno de la Corte se inició la discusión del tema de fondo de la acción de inconstitucionalidad que presentaron la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en contra de las reformas al Código Penal y a la Ley de Salud del Distrito Federal, en donde Góngora y Gudiño reivindicaron también el pleno derecho de la mujer sobre su cuerpo y rechazaron abiertamente la pretensión de que el Estado imponga por ley la maternidad, como lo plantea el proyecto de dictamen que está a discusión.

“No encuentro en la Constitución nada que garantice el derecho a la vida y mucho menos que tenga que defenderse por la vía penal”, subrayó Góngora.

Ambos rechazaron el planteamiento del proyecto respecto a que la Constitución consagra el derecho a la vida y que exista una protección constitucional al producto desde la concepción sin restricciones ni limitaciones.

Góngora abundó que la penalización del aborto voluntario atenta contra los derechos a la salud, sexuales y reproductivos de la mujer y que “culminar el embarazo bajo amenaza de pena criminal” es discriminatorio, porque “la mujer que decida no ser madre es delincuente”, además de que no respeta “el momento biológico y físico cuando se sienta lista para disfrutar del ejercicio de la maternidad”.

El embarazo forzado “implica una forma de esclavitud, porque impone a la mujer un periodo de gestación en contra de su voluntad”; se discrimina a la mujer en razón de su condición social, porque los problemas de salud que generan los abortos inseguros tienen más impacto en las mujeres pobres.

Subrayó que el proyecto de Aguirre es “sesgado”, porque no incluyó una perspectiva de género en donde se tomen en cuenta los derechos reproductivos y sexuales de la mujer. En este contexto, puso como ejemplo la violación de derechos humanos en el caso la niña Paulina, a quien el gobierno de Baja California le impidió abortar, pese a que el embarazo fue producto de una violación.

Dijo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conoció el asunto y recomendó al gobierno mexicano adoptar las medidas necesarias para garantizar el derecho a la interrupción del embarazo cuando esté permitido.

 

En duda, resultados más altos de Enlace; sospecha la SEP que fueron de copiones

■ En un plantel de Coahuila hicieron la prueba 20 jóvenes, y todos los resultados deben verificarse

Karina Avilés

Según la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace), entre las “mejores” escuelas de educación básica en el país se encuentran las que registraron un mínimo número de alumnos evaluados, así como altos porcentajes de estudiantes cuyos exámenes serán revisados ante la posibilidad de que hayan copiado.

Por ejemplo, en la secundaria particular Guadalupe Victoria, en el estado de Coahuila, presentaron la prueba 20 alumnos, los mismos que tendrán que ser examinados de nuevo para comprobar que no hicieron trampa.

De acuerdo con la base de datos de la página web creada ex profeso por la Secretaría de Educación Pública (SEP), se verifica que en el listado de las 10 escuelas con los mayores puntajes a escala nacional no sólo se encuentran los planteles privados. En primaria, cinco de los mejor evaluados son públicos y, de manera particular, destaca que escuelas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), que son las de más escasos apoyos y las que atienden a los niños con mayor vulnerabilidad, se colocaron entre los primeros lugares. En el nivel secundaria, seis son de carácter privado y cuatro públicas.

Así, de acuerdo con Enlace, las “mejores primarias” del país son las siguientes: en primer lugar, la escuela Inglés de Cuernavaca, en Morelos, con un puntaje de 801.20000, seguida de las escuelas comunitarias del Conafe en Cutzamala de Pinzón, Coyuca de Catalán y Acapulco, en el estado de Guerrero, con 787.10000, 773.53800 y 767.33300, respectivamente. En quinto lugar se encuentra la primaria particular Vasco de Quiroga, en Veracruz, con 764.53800.

A éstas le siguen la primaria comunitaria del Conafe en Tecpan de Galeana, con 763.00000 puntos; la escuela particular Buckingham, en el Distrito Federal, con 761.813000, aunque en este plantel hay 15 exámenes a revisión, de un total de 67; la escuela pública Jaime Sabines Gutiérrez, en Chiapas, con 761.65400 puntos, y las particulares Liceo Americano Francés y Colegio Amigos de México, en la capital del país, con 758.28100 y 753.93800 puntos, respectivamente. En esta decena de instituciones el mayor número de evaluados fue de 67, y el menor, de tres.

En el caso del nivel medio básico, los planteles con los más altos puntajes fueron el colegio particular Mario Moreno, en el estado de México, con 11 evaluados y un puntaje de 805.36400, seguido del Instituto Loyola, de carácter privado, en San Luis Potosí, con tres estudiantes examinados y un puntaje de 803.66700; el colegio particular Montessori Tepeyac, en Puebla, con cuatro evaluados y un puntaje de 799.25000; la telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz, en Guerrero, con 39 evaluados y 777.551 puntos.

En ese orden siguen la Telesecundaria Comunitaria, en Guerrero, con sólo un alumno que presentó el examen y un puntaje de 769.00000; la escuela particular Instituto Bassols, en el Distrito Federal, con 26 evaluados y un puntaje de 765.54000; el colegio particular Guadalupe Victoria, en Coahuila, con 20 evaluados e igual número de exámenes por verificar, y un puntaje de 764.75000; la telesecundaria 6127, en Chihuahua, con ocho evaluados y un puntaje de 762.75000; el colegio particular Centro de Desarrollo Integral Arboledas, en Jalisco, con 87 evaluados y un puntaje de 762.22400; la escuela pública Profesor Jesús M. Campos, en Nuevo León, donde 86 estudiantes realizaron el examen y 14 casos serán puestos a revisión. Su puntaje fue de 761.59300.

En el listado también se pueden observar los planteles donde se registró mayor número de pruebas a revisar, y cuyos alumnos pudieron haber copiado. En primaria son las siguientes: la escuela indígena Fray Matías de Córdova, en Chiapas, donde serán verificadas 315 pruebas, de un total de 762; la escuela José María Martínez Ortega, en Guanajuato, donde se analizarán 295 de 489 exámenes, y el plantel Aquiles Serdán, en Guerrero, donde se revisarán 270 de 379 exámenes. En secundaria, la Técnica 1, en Sinaloa, con 357 de 476 pruebas por verificar, y la Técnica 50, en el mismo estado, con 314 de 369 exámenes que se someterán al análisis.

Los planteles con los más bajos puntajes en primaria fueron la escuela Adolfo López Mateos, en Tabasco, y los planteles del Conafe en el municipio de Chilón y Quexil, en Chiapas; mientras que en secundaria fueron la Comunitaria Conafe en Pantelho, Chiapas; la telesecundaria 613, en Hidalgo, y la Comunitaria en la localidad de El Garbanzo, en Guanajuato.

 

El gobierno, paralizado y sumiso ante las televisoras, dice Bartlett.

■ Con el poder que ejercen actúan sin ningún control y manipulan el voto de los mexicanos

■ En foro sobre transparencia electoral se discuten los “fraudes” de 1988 y 2006

■ Hace 20 años funcionaron sistemas de información con datos manipulados, señala Cuauhtémoc Cárdenas

Agustín Salgado

Uno de los principales problemas con la democracia en México es el poder que ejercen las televisoras, que actúan sin ningún control por parte del Estado, manipulan el voto de millones de mexicanos y son capaces de convertir a Vicente Fox, que ha sido el presidente “más inútil, inculto e ignorante”, en un mandatario “respetado por la opinión pública”, advirtió Manuel Bartlett.

En el marco de la mesa de análisis Transparencia electoral e historia 1988-2008. Avances y retrocesos, que organizó el Instituto de Acceso a la Información Pública del Distrito Federal (Infodf), el ex secretario de Gobernación aseguró que el gobierno federal está sometido a las dos principales empresas televisivas y “se preocupa más por garantizar las ganancias” económicas a Televisa y TvAzteca, que por defender “a quienes tiene que defender, que es el auditorio”.

El seminario se realizó ayer en el anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso. Constó de dos mesas de análisis y en la primera, además del ex gobernador de Puebla, participaron el senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Arturo Núñez; el director de la revista Voz y Voto, Jorge Alcocer; el consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal Gustavo Anzaldo, y el ex consejero del Instituto Federal Electoral, Rodrigo Morales Manzanares. En la segunda mesa participó, entre otros, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

El primero en hablar fue Arturo Núñez. El legislador del sol azteca calificó de “regresión” el proceso electoral de 2006, y criticó la falta de transparencia en el resultado.

El segundo en hacer uso de la palabra fue Bartlett Díaz. El ex secretario de Educación Pública se refirió a la jornada electoral de 1988, y si bien reconoció algunas deficiencias durante dicho proceso, aseguró que no se puede comparar con lo que sucedió hace dos años: “Hay que señalar que los procesos son difícilmente comparables desde el punto de vista de la información y de los resultados, porque la evolución y la técnica electrónica es totalmente diferente. Hace 20 años no se tenían ni las computadoras que se tienen ahora”.

Luego de que le informaran que su tiempo había finalizado, Manuel Bartlett dijo: “Ya se acabó mi tiempo, fíjese usted, tengo 20 años en tratar de explicar (qué sucedió en el 88) y ahora me dan 15 minutos”.

Por su parte, Jorge Alcocer dijo que si bien en 1988 hubo un fraude orquestado por las autoridades, en 2006 “sí existió la certeza” en el resultado. El ex integrante del Partido Mexicano Socialista dijo que él, Bartlett Díaz y Núñez son “tres sobrevivientes del deshielo”. Para ese entonces aún no arribaba Cuauhtémoc Cárdenas al Colegio de San Ildefonso.

Antes de que se iniciara la segunda mesa, en la que además de Cárdenas participaron José Antonio Crespo, José Woldenberg y Manuel Aguilera Gómez, hubo un breve saludo entre el entonces candidato presidencial por el Frente Democrático Nacional y Bartlett, quien en ese año fungió como secretario técnico de la Comisión Federal Electoral.

En el vestíbulo del anfiteatro, Manuel Bartlett abundó sobre los emporios televisivos: “El gobierno está paralizado frente a las televisoras porque todos quieren congraciarse para ver si ganan un poco de publicidad para sus ‘carreritas’ políticas”.

Recordó que la ley que regula a la radio y la televisión data de 1960, y que la televisión de ser un servicio público se ha convertido en medio para “inducir” a millones de mexicanos.

“Tenemos que esperar que el Congreso de la Unión saque la nueva ley de radiodifusión, porque la pararon descaradamente. La pararon porque no les gustó a los patrones, no le gustó a quienes se sienten dueños de la televisión en México. Estas dos familias no quieren que haya una nueva ley, y faltando algunos minutos para que se cerrara el proceso legislativo, no hubo reunión. La bloquearon y entonces Gobernación y otras autoridades, en lugar de servir a los intereses del público sirven a los intereses de este par de personajes que dominan la política en este país”.

Opacidad absoluta en 88

Durante la segunda mesa, Cárdenas Solórzano afirmó que en 1988 se cometió un fraude electoral y que la “opacidad fue absoluta”. El tres veces candidato presidencial dijo que con conocimiento del entonces presidente de la República (Miguel de la Madrid) y de quien fuera su secretario de Gobernación (Manuel Bartlett, ahí presente), funcionaron dos sistemas de información: uno con datos manipulados, que era el que se hacía público, y otro con datos reales, que se entregaban a unas cuantas personas del gobierno.

“En mi caso tampoco se olvida, yo no me muevo por rencores, estoy tranquilo con mi conciencia y me parece que lo que tenemos que hacer es mantenernos en el esfuerzo por nuestra democracia”, indicó Cárdenas.

 

 

 


Publicado por solaripa69 @ 9:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios