Lunes, 01 de septiembre de 2008

Con la Ley del ISSSTE, el Estado abdicó de sus responsabilidades

■ Ortiz Mayagoitia y Silva Meza: la escasez de recursos no justifica afectar derechos ganados

■ Argumentos de juzgadores al votar la Corte la Constitucionalidad de la nueva legislación

Jesús Aranda

La Ley del ISSSTE es inconstitucional, porque pone “límites” a la responsabilidad del Estado en materia de pensiones; afecta de manera retroactiva los derechos de los burócratas; vulnera “de manera directa” el principio de solidaridad de la seguridad social además de que con esa legislación, el Estado mexicano incumplió con acuerdos internacionales suscritos, al “tolerar” la “regresión” en los derechos consagrados en el anterior régimen de pensiones.

Sostienen lo anterior el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, así como Juan N. Silva Meza, quienes aseveran que “ni la escasez de recursos o los acuerdos con otros actores pueden ser invocados para justificar la no implementación de las obligaciones consagradas en los tratados sobre seguridad social” y derechos humanos. Señalan lo anterior en el voto particular que emitieron ambos ministros en contra de la decisión de la Corte de declarar la constitucionalidad de la nueva Ley del ISSSTE.

En su voto particular, en contra de la decisión que adoptaron nueve sus compañeros en junio pasado, los juzgadores señalan que el gobierno mexicano incumplió con su obligación de asegurar “el logro progresivo” de los derechos sociales que contenía el régimen anterior.

Subrayan que el Estado “debe hacer esfuerzos, inclusive por medio de la cooperación internacional”, para avanzar, y no derogar o menguar, como ocurre en este caso, el disfrute de derechos como las pensiones por jubilación y vejez, incluyendo el arrendamiento de vivienda adecuada, entre otros.

“Un proceso para realizar los derechos no debe retroceder, sino que debe asegurar la mejora continua de las condiciones de vida, incluida la seguridad social de los trabajadores del Estado”, indica el documento, el cual pone como ejemplo que las reformas en los sistemas de seguridad social de la era de la globalización “demuestran” cómo el retiro del Estado de sus obligaciones de cumplir los derechos económicos, sociales y culturales “puede llevar a la privación de los mismos”.

Cuestiona el documento la labor del Congreso al aprobar la nueva Ley del ISSSTE, al señalar que, una vez que los trabajadores alcanzaron cierto nivel de protección constitucional –como establecía la ley anterior–, “la libertad de configuración del legislador en materia de derechos sociales se ve restringida en un aspecto indudable: cualquier retroceso frente al nivel de protección alcanzado es constitucionalmente inadmisible por contravenir el principio de progresividad y retroactividad de la legislación”.

Además, vulnera directamente el principio de solidaridad, que parte de la idea de permitir que las personas enfermas y las de escasos recursos se beneficien de las personas sanas y de mayores recursos.

Así las cosas, el nuevo régimen es incompatible con nuestro régimen constitucional, aseveraron los ministros.

Tras señalar que el sistema de cuentas individuales y el nuevo esquema de pensiones constituyen un nuevo régimen de seguridad social, porque aumentan las cuotas a los trabajadores en activo, aumentan la edad y años de servicio y retrasan el beneficio de pensión de retiro por razones de edad y años trabajados con más tiempo de cotización y menos tiempo de duración de la pensión, los ministros advierten que el nuevo esquema, además de violar la Constitución, “podrá trascender a la calidad de los servicios prestados por los trabajadores al servicio del Estado que permanezcan en el cargo a edades elevadas, con la consecuencia que ello implica respecto de sus aptitudes”.

Sobre la “limitada” responsabilidad del Estado con la nueva ley, Ortiz Mayagoitia y Silva Meza subrayan que, conforme al nuevo régimen, los trabajadores adquirirán de una empresa del sistema financiero nacional la pensión de retiro.

Precisan que en la legislación anterior, cuando los fondos para la pensión eran insuficientes el Estado se comprometía a aportar lo necesario para garantizarlas; “en el nuevo régimen de cuentas individuales, la ley no establece ese supuesto, esto es, ante la insuficiencia de fondos necesarios para cubrir las pensiones, quién deberá hacerse cargo de la contingencia financiera”.

Es claro que el nuevo régimen de pensiones contiene cambios trascendentales al sistema de pensiones de retiro en detrimento de los derechos adquiridos, enfatizan.

Por otra parte, indican: “somos partidarios de contar con un sistema de seguridad social moderno; lo que no aprobamos es que desaparezcan o mengüen considerablemente los derechos de los trabajadores existentes previamente, máxime que su consagración deviene de la Constitución”, concluyen.

Revela AMLO compra fraudulenta de un buque

■ Pemex pagó mil 135 millones de dólares y el barco costaba 230 millones

■ Entrega expediente a los legisladores del FAP, que incluye “negocios inmorales” en refinerías y en los llamados contratos de servicios múltiples

Enrique Méndez y Jesús Aranda

En diciembre de 2004, Petróleos Mexicanos (Pemex) adquirió un buque tanque petrolero a un precio cuatro veces arriba de su valor real. La embarcación, con 28 años de antigüedad, costó mil 135 millones de dólares, a pesar de que su valor en libros, según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), no superaba 230 millones de dólares.

Lo “más escandaloso” de esta operación no fue que el valor neto fuera inferior a los gastos administrativos, que superaron 500 millones de dólares, sino que en 2007 se vendió un buque tanque nuevo, “el más grande del mundo”, fabricado en China, en 230 millones de dólares.

“Éste es sólo un botón de muestra” de la corrupción y de los “negocios inmorales que hacen los panistas en Pemex”, indicó ayer Andrés Manuel López Obrador, al revelar este hecho ante miles de simpatizantes reunidos en el Monumento a la Revolución, a quienes adelantó que había entregado a los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) un expediente que detalla otros actos ilícitos que han ocasionado pérdidas por miles de millones de dólares a la paraestatal en los últimos años.

Otros ilícitos

Hechos como el pago para la reconfiguración de las refinerías Cadereyta y Minatitlán, y por los contratos de servicios múltiples (CSM), que se iniciaron cuando Felipe Calderón era secretario de Energía, en 2003, en los que empresas trasnacionales han multiplicado sus millonarias ganancias, mientras Pemex absorbe pérdidas y costos.

López Obrador dijo que la intención de privatizar Petróleos Mexicanos tiene como objetivo el reparto de contratos, la complicidad y la corrupción, de la que, por cierto, nunca se habla ni en la propuesta de Calderón ni en la del PRI, subrayó.

Apoyado en información de la ASF, señaló que en 2004 Pemex solicitó a la Secretaría de Hacienda que le autorizara 207 millones de dólares para la adquisición del buque El señor de los mares; meses después, la paraestatal pidió una ampliación de 507 millones para cerrar la compra. Incluso, como la dependencia no autorizaba esa partida, los funcionarios de Petróleos Mexicanos tomaron indebidamente recursos del fideicomiso Master Trust, que la empresa petrolera tiene en Nueva York para el pago de deudas en proyectos con impacto diferido en el registro del gasto (Pidiregas).

El buque de la empresa noruega Bergensen, que no cumplía con las especificaciones internacionales de calidad, tuvo un costo final de mil 135 millones de dólares, de los cuales 578 millones se canalizaron a la compra del barco (de éstos, 346 millones 500 mil dólares fueron para gastos administrativos) y 377 millones de dólares más se usaron para su operación y mantenimiento. Es decir, se gastó más en los trámites que en su costo neto, que fue de 266 millones 600 mil dólares, según informó Pemex.

La ASF señaló que el barco, construido en Japón, no cumplía con la normatividad internacional de buques tanques de contar con doble casco, y a pesar de ello se pagaron 500 millones de dólares de sobreprecio, cuando pudo adquirirse uno nuevo en 230 millones de dólares (a precio de 2007).

El expediente que recibieron ayer mismo los legisladores de PRD, PT y Convergencia da cuenta también de la reconfiguración de la refinería Cadereyta, para lo cual Pemex contrató en 2007 a las empresas Sunkion Limited, Siemmens e ICA. A pesar de que la obra se entregó con casi tres años de retraso, adolecía de trabajos inconclusos, irregularidades y precios unitarios que se pagaron muy por encima de lo contratado.

Así lo indicó la Auditoría Superior, que en 2001 cuantificó pérdidas para Petróleos Mexicanos por más de mil millones de dólares; además, como la paraestatal renunció a la jurisdicción nacional, cuando sancionó a las empresas contratistas fue demandada ante tribunales internacionales, los cuales fallaron en contra de Pemex y le ordenaron pagar 630 millones de dólares adicionales.

A pesar de que la ASF recomendó fincar responsabilidades a quienes resultaran responsables y la reparación del daño patrimonial sufrido por la paraestatal, hasta la fecha Pemex no ha iniciado ninguna acción.

Por otra parte, en la refinería de Minatitlán se otorgó un contrato a la empresa española Dragados, la cual lleva más de dos años de atraso en las obras; ahí los costos pactados originalmente ya se duplicaron y, como en el caso anterior, tampoco ha habido denuncia ni se conoce oficialmente el monto de las pérdidas sufridas por la paraestatal.

Sobre los contratos de servicios múltiples (CSM), que se iniciaron en 2003, cuando Calderón era secretario de Energía, se señala que éstos sólo han redituado millonarias ganancias a empresas transnacionales como Repsol, Tecpetrol, Petrobras, Teikoku, Schlumberger y Halliburton, entre otras.

En la cuenca de Burgos, Pemex acordó pagar 5 mil millones de dólares a empresas extranjeras, con la promesa de que la producción de gas aumentaría en 50 por ciento; sin embargo, después de cinco años las producción sólo creció en 63 mil millones de pies cúbicos de gas, cuando la meta era de al menos 500 mil millones de pies cúbicos, es decir, en 4 por ciento.

El documento sostiene que la paraestatal aceptó pagar a la española Repsol “elevadísimos sobreprecios”, como consta en el convenio firmado con Pemex.

Así, el precio unitario original del gas se aplica independientemente de que el contratista haga uso de materiales nuevos o usados; el contratista tendrá la responsabilidad absoluta de inspeccionar, probar y certificar todos los materiales; existen cargos adicionales no previstos, como tarifas de importación, impuestos laborales, impuestos por adquisición de inmuebles, permisos y licencias.

Concluye el expediente con el caso de Chicontepec, donde, a pesar de que Petróleos Mexicanos incrementó su inversión en 70 por ciento de 2004 a 2007, y contrató a las empresas extranjeras Schlumberger y Halliburton para la perforación de 300 pozos, la producción sólo creció en seis por ciento, lo que se tradujo en un “magnífico negocio para los contratistas, pero un pésimo acuerdo para Pemex”.

Mítines en ocho estados para defender la industria petrolera

De los corresponsales

Más de 9 mil personas realizaron manifestaciones de protesta contra la reforma energética –propuesta por el presidente Felipe Calderón– en Tabasco, Veracruz, Chiapas, Quintana Roo, Guerrero, San Luis Potosí, Querétaro y Guanajuato; en esas concentraciones escucharon el mensaje que Andrés Manuel López Obrador difundió en el Monumento a la Revolución, en la ciudad de México.

En Tabasco, los brigadistas en defensa del petróleo advirtieron que si el gobierno insiste en la privatización de Pemex convocarán a un paro nacional. Integrantes del Frente Amplio Progresista (FAP) marcharon por las principales avenidas de Villahermosa, para manifestarse por la defensa del petróleo y en contra de su privatización.

El contingente de más de dos mil personas estuvo encabezado por legisladores, militantes y dirigentes de PRD, PT y Convergencia, que no pararon de gritar consignas en contra de la iniciativa energética que “quiere imponer Calderón”.

En Veracruz, habitantes de distintos municipios se congregaron en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada, en Jalapa, para participar en la Asamblea informativa en defensa del petróleo y ahí ratificaron su rechazo a las iniciativas del gobierno federal y del PRI.

Hubo más de 3 mil 500 asistentes entre quienes estuvo el escritor Sergio Pitol, Premio Cervantes de Literatura. A su vez, el senador de Convergencia Dante Delgado confió en que el tricolor “honre su palabra” y no se una al PAN para desmantelar la industria petrolera y colocarla en manos de la iniciativa privada. Durante el mitin se transmitió el mensaje de Andrés Manuel López Obrador.

Mientras, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, integrantes del Comité Estatal de Defensa del Petróleo y militantes de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia efectuaron una movilización para ratificar su rechazo a la privatización de la industria petrolera.

Unos dos mil activistas se reunieron en el Parque 5 de Mayo, donde dijeron que se mantendrán en “estado de alerta” y listos para iniciar diversas movilizaciones si en el Congreso de la Unión se intenta aprobar la iniciativa calderonista.

Los manifestantes dijeron que están de acuerdo en que se efectúen los cambios necesarios a la legislación en materia energética, que permitan activar la industria, hacerla competitiva y acabar con la corrupción, siempre y cuando no se privatice este sector y mucho menos se abra a la inversión extranjera.

Por otro lado, en Cancún, Quintana Roo, más de 400 personas se manifestaron en el parque conocido como Del Crucero, cerca de donde se encuentra el palacio municipal. Ahí, en nombre del FAP y las Redes Ciudadanas habló la diputada local del Partido de la Revolución Democrática Luz María Beristáin. Los manifestantes marcharon desde las avenidas José López Portillo esquina con Tulum para enfilarse hacia la principal plaza de Cancún, donde escucharon también el mensaje de López Obrador, pronunciado en la ciudad de México.

Por lo que hace a Guerrero, unos 500 brigadistas se concentraron este mediodía en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, en Chilpancingo, donde el Comité Estatal en Defensa del Petróleo declaró en “alerta” al estado de Guerrero.

El senador del PRD Lázaro Mazón leyó la propuesta del FAP sobre reforma a Pemex. Fue escuchado por habitantes de los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Ahuacuotzingo, Zitlala, Taxco, Apango, Tixtla y Copalillo.

En la plaza de armas de San Luis Potosí se reunieron ayer 400 personas y anunciaron que este lunes marcharán más de 20 organizaciones sindicales y civiles en defensa del petróleo. La movilización irá de la carretera 57 al centro histórico.

Por otro lado, en Querétaro se llevó a cabo una concentración donde unas 400 personas se manifestaron en contra de la propuesta del gobierno para la reforma de Petróleos Mexicanos, por considerar que representa un intento de privatizar el petróleo.

Finalmente, en Guanajuato, unas 300 personas procedentes de 10 municipios asistieron a la asamblea informativa sobre la reforma energética, que se realizó frente el Congreso local.

La crisis, implacable
carlos acosta córdova

Sordo a las críticas y desdeñoso de los análisis en los cuales se advierte que en los últimos meses la economía nacional ha ido en declive, el presidente Felipe Calderón se ufana de que el país avanza. Así lo pregonó en los días previos a la entrega de su segundo informe. Pero ese optimismo desbordado se enfrenta con los datos duros: la inflación es del doble de lo previsto, el desempleo está en su punto más alto, el consumo de bienes y servicios se desplomó, la inversión extranjera se retrajo…



A mediados de enero pasado, el banquero español Francisco Luzón López, consejero y director general de la División América del Grupo Financiero Santander –que celebraba en Acapulco su conferencia anual latinoamericana, con cientos de representantes del gremio, de México y otros 25 países–, le advirtió al presidente Felipe Calderón:

“Pese a nuestro optimismo racional sobre el futuro a corto plazo de la economía internacional, ninguno de nosotros le recomendaríamos que descartara totalmente un escenario peor de lo esperado, con menos crecimiento, más inflación y mucha mayor volatilidad.”

Añadió: “Pese a que su probabilidad de suceso sea baja hoy, siempre hay que estar preparado para lo peor, porque lo peor puede ocurrir. En ese entorno internacional francamente hostil, sería inevitable que México creciese menos de lo que le anticipamos, y sería también inevitable de que pese a que el shock sea externo, usted y su gobierno se afanasen por buscar medidas que acortasen la intensidad y la duración de la fase recesiva”.

Eran días en que ya asomaban los nubarrones que tienen hoy ensombrecida la economía mundial. Días también, empero, en que el gobierno mexicano mantenía vigentes sus principales previsiones económicas para 2008: crecimiento del PIB cercano al 4%; inflación del 3%; tasas de interés no mayores al 7%; abundante creación de empleos, finanzas públicas en equilibrio, actividad industrial al alza…

Proceso publica en su edición que está en circulación, que Calderón no le hizo caso al español. Por el contrario, envalentonado, respondió:

“Pues a mí esto del escenario preocupante de 2008, realmente hasta me emociona un poquito y me asegura que vamos a salir extraordinariamente bien este año 2008”.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios