Martes, 02 de septiembre de 2008

En México “los derechos humanos no se respetan”, afirma Amnistía Internacional

■ Critica la omisión del Estado de garantizar de modo pleno la seguridad de la ciudadanía

■ Señala que el recién signado acuerdo por la justicia es una oportunidad para enfocar esfuerzos

De la Redacción

Amnistía Internacional (AI) manifestó ayer que “garantizar un clima de seguridad pública forma parte de las obligaciones internacionales que el Estado mexicano ha contraído mediante numerosos tratados internacionales de derechos humanos”, sin embargo, desde hace varios años existen múltiples muestras de que esa responsabilidad no ha sido asumida cabalmente por el propio Estado “que las suscribió voluntariamente”.

Esta organización internacional, con sede en Londres, subrayó en un comunicado de prensa donde la seguridad pública no es una realidad “hay un Estado donde los derechos humanos no se respetan”.

AI sostiene que el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, signado hace dos semanas, no cuenta con el compromiso “de todos los representantes del Estado mexicano de poner el respeto, protección y cumplimiento de los derechos humanos en el centro de las medidas y objetivos de dicha iniciativa”.

Esta organización defensora de los derechos humanos destaca que durante los días recientes el clamor social exige a las autoridades mexicanas asumir su responsabilidad en el combate contra la inseguridad y la impunidad que se ha incrementado en México.

Recuerda que desde hace varios años ha hecho énfasis en ese reclamo y reiteró la necesidad de fortalecer el sistema de justicia mexicano como vía principal para combatir la impunidad y, en consecuencia, la inseguridad pública.

Agregó que toda medida que las autoridades mexicanas adopten, de conformidad con sus obligaciones internacionales en materia de seguridad pública, debe contar con una perspectiva que impida caer en el falso dilema de que la seguridad pública y los derechos humanos son conceptos contrapuestos. “Amnistía Internacional reafirma que un Estado donde no se respetan los derechos humanos, es un Estado donde la seguridad pública no existe”.

Más adelante, esta organización internacional de defensa de los derechos humanos hace notar que el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad “ofrece una oportunidad de enfocar los esfuerzos para construir la seguridad pública con justicia”. Esta organización reiteró su llamado al Estado mexicano para que adopte las medidas necesarias tendientes al fortalecimiento del sistema de seguridad pública, de conformidad con los estándares internacionales de respeto a las garantías fundamentales.

 

Impugnan maestros alianza para la educación.


regina martínez

Escenifican protestas en Oaxaca, Guanajuato y Veracruz

OAXACA, Oax., 1 de septiembre (apro).- Maestros de Oaxaca, Guanajuato y Veracruz protagonizaron este lunes diversas protestas para exigir la anulación del acuerdo para la calidad educativa, de la ley del ISSSTE y del proceso de asignación de plazas.

En la primera entidad, los cerca de 70 mil maestros de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación realizaron siete marchas regionales.

A la movilización se sumó la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), que suspendió labores en 80% de los mil 800 centros estatales de salud, que incluyen clínicas y hospitales.

Jenoé Ruiz López, secretario general de la sección 35 del SNTSS, precisó que únicamente laboró 20% de su membresía sindical para atender servicios de emergencia.

Los inconformes también impugnaron una eventual privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) y demandaron un aumento salarial de emergencia.

Las marchas se llevaron a cabo de manera simultánea en la capital de Oaxaca y en Villa de Zaachila, en los Valles Centrales; Cuicatlán, en la Cañada; Tamazulapán del Progreso, en la Mixteca; Salina Cruz, en el Istmo, y Tuxtepec y Putla de Guerrero, en la región de
la Costa.

Romeo Ramírez, integrante de la Comisión Negociadora Ampliada de la sección 22 del SNTE, aclaró que unos 7 mil maestros de Oaxaca participaron en la marcha que se realizó en la Ciudad de México.

Según Joaquín Rodríguez Palacios, subsecretario de Gobierno, las manifestaciones se realizaron “en un marco de respeto, de manera pacífica, sin pintas y sin ningún problema”.

A las protestas se sumaron seguidores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), familiares de personas asesinadas durante el conflicto de 2006, así como viudas y trabajadores pensionados y jubilados.

Durante el mitin en el zócalo oaxaqueño, Flavio Sosa, líder de la APPO, dio la bienvenida al sindicato de salud, porque así “se reintegra a la lucha democrática”.

En Guanajuato, más de 600 maestros se manifestaron en los patios de las instalaciones de las secciones 13 y 45 del SNTE para exigir la anulación del acuerdo para la calidad educativa y del proceso de asignación de plazas.

Aseguraron que se está condicionando la entrega de plazas “a que levantemos la estructura del Partido Nueva Alianza en los municipios”.

En consignas y mantas exigieron la destitución de Elba Esther Gordillo como presidenta del sindicato, y denunciaron que la alianza para la calidad educativa violenta sus derechos laborales.

“Los maestros no rechazamos la calidad de la educación. Lo que repudiamos es la alianza Gordillo-Calderón y la avalancha de cambios que afectan nuestras condiciones laborales”, se leía en una de las mantas.

Finalmente, los integrantes del Movimiento Bases Magisteriales entregaron un pliego petitorio al secretario de la sección 13, Marco Antonio Miranda Mascorro.

En él denunciaron que persiste “la amenaza pública de Gordillo y el gobierno federal de convertir a las escuelas normales en centros de preparación técnica, lo que en los hechos representa la desaparición del normalismo”.

Por la tarde, la marcha magisterial se enfiló hacia las oficinas de la Secretaría de Educación de Guanajuato y luego a la sección 45, donde sus líderes entregaron el mismo pliego petitorio a los dirigentes seccionales.

En tanto en Jalapa, unos 400 profesores paralizaron labores y bloquearon los accesos a la Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rebsamen”.

Con esa protesta, los maestros y trabajadores de la institución educativa reiteraron su rechazo a la alianza para la calidad de la educación.

En el plantón, aprovecharon para exigir plazas para más de cien egresados que fueron reprobados en el examen “amañado” que aplicaron sindicato y autoridades educativas.

El paro laboral inició a las 6 de la mañana y concluyó a las 18 horas, luego que los maestros y trabajadores se apostaron en los accesos de las instalaciones de la Normal Veracruzana donde colocaron grandes mantas haciendo un llamado a la resistencia civil para defender la educación normalista.

Sergio Malpica Vargas, secretario general del Sindicato de Trabajadores Normalistas y de la Educación de Veracruz, explicó que la movilización busca que el gobierno de Fidel Herrera salga en defensa de las cinco escuelas normales que operan en la entidad.

 “Precario y ascendentemente crítico”, el nivel educativo de egresados de secundaria

■ Opina Terán Olguín que “son los mejores estudiantes; ya pueden imaginar cómo está el resto”

Rocío González Alvarado

El director general del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rito Terán Olguín, manifestó que el nivel educativo de los egresados de secundaria es “precario y ascendentemente crítico”, tal como demuestran los resultados del examen aplicado a los estudiantes de reciente ingreso a los cinco planteles de ese sistema, en los que el promedio de calificación es de seis en matemáticas, lectura y conocimientos generales.

Esa situación se torna más grave en el caso del inglés, pues de los 18 mil 900 alumnos evaluados sólo mil 300 –es decir, 8 por ciento– lograron demostrar conocimientos correspondientes al primer nivel de lo que sería un curso en el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras, aseveró.

Ello, agregó, a pesar de que se trata de un grupo selecto, de entre 300 mil jóvenes, que concursó por uno de los casi 19 mil espacios que se ofertan en los planteles del CCH. “Estamos hablando de que son los mejores estudiantes, ya se pueden imaginar cómo se encuentra el resto”, subrayó durante su participación en el foro La educación que queremos para nuestra ciudad, en el que se analizó el tema de la enseñanza media superior en el Distrito Federal.

Puntualizó que con esos resultados “es más que evidente” que la aplicación de la Reforma Integral a la Educación Secundaria (RIES), impulsada por la Secretaría de Educación Pública durante el sexenio de Vicente Fox, “no está rindiendo los frutos deseados”, pues se comprueba que las experiencias de aprendizaje no brindan a los estudiantes las habilidades adecuadas.

Terán Olguín explicó que, como ocurre desde hace 15 años, el pasado 9 de agosto se realizó un examen a los alumnos que ingresaron al primer semestre del bachillerato en la UNAM. Si bien las preparatorias aún no han vaciado su información, en lo que respecta a los CCH “no hay gran novedad. La historia se repite en este ciclo escolar: hay una deficiente preparación de los estudiantes de secundaria”.

En conocimientos generales, donde se evalúan varias disciplinas, la media se situó en 6.1, en una escala de uno a 10. En matemáticas entre cinco y seis, al igual que en lectura, subrayó.

 

 

En defensa de la política.

Marco Rascón

Hoy que está cuestionada la clase política e incluso se le demanda que renuncie, es tiempo de defender, no a la clase como tal, pero sí a la política.

Deslindar la importancia de la política de los políticos en tránsito o de circunstancia es una necesidad de la misma política y de la sociedad. No se resuelve el problema de la política cuestionando su ejercicio, sino deslindando su esencia de los intereses mediocres de los políticos que conciben la política como poder personal. La defensa de la política como actividad civil, instrumento de civilización, ciencia de la comprensión de los problemas, ingeniería que diseña y construye las estructuras de la sociedad futura, reglas para la eficacia de los gobiernos, la advertencia contra los errores colectivos e institucionales, pensamiento histórico y filosófico, derecho de los ciudadanos, obligaciones de los gobernantes, es una necesidad colectiva y contemporánea en el diseño de una nación moderna.

Los que ejercen y hacen profesionalmente la política en un país deben ser ciudadanos con principios. La ideología de los políticos de las diversas fuerzas que protagonizan en la política deben tener ética y principios, actuar por convicciones y no sólo por ambiciones.

Ligado a la política está el tema del poder y éste a su vez forma parte esencial de la política y los políticos: la búsqueda del poder une al hombre con el ejercicio, y por ello, para bien, hay que ver la política como una ciencia humana y no como el mal de la traición, la envidia y la ambición.

La política es lenguaje; la palabra, acción, construcción de conceptos, forma de entender los problemas y presentar opciones para resolverlos. Los políticos deben pensar más allá del presente, interpretar los estados de ánimo, definir el rumbo y unificar en torno a él.

Construir políticos con credibilidad es una de las tareas más difíciles de las sociedades, pues en nuestros tiempos los políticos por lo general se construyen tratando de destruir a otros políticos en la lucha cada vez más estrecha de la pirámide del poder. Todo ello resulta trágico, pues cuando llegan a la cima, todos terminan haciendo lo mismo, y del lenguaje agresivo contra otros el discurso se convierte en justificaciones de lo que no se puede hacer, ya sea por presiones externas, fuerzas incontrolables, desastres naturales, etcétera.

Las sociedades miran a sus políticos y la única defensa es reírse de ellos, caricaturizarlos o demandarles que renuncien. Los políticos en respuesta se ríen de los ciudadanos, pues han forjado a manera de protección la impunidad y la complicidad entre ellos ante la amenaza del juicio severo de los ciudadanos. Para protegerse unos hablan a nombre de la izquierda, de los héroes, de la democracia, de los valores familiares, de la ley, de la defensa de las instituciones, pero nadie habla del futuro. El ejercicio es cazar la frase desafortunada del contrario para demostrar que el que no ha dicho nada tiene la razón. La competencia de los políticos es demostrar que el otro es peor y esto ha hecho que en México la política en general esté en manos de los mediocres.

Los ciudadanos se equivocan cuando buscan políticos que sean ciudadanos que no tengan ninguna preparación política. Al quirófano no puede entrar un ciudadano que no sepa medicina ni puede hacer edificios quien no haya pasado por clases de cálculo en ingeniería. Por ser una ciencia abstracta, la política que se aplica en lo concreto puede incorporar al ejercicio, a todas las profesiones, de todas las actividades, pero por ello, al momento de asignarle representatividad, el político debe demostrar un juicio y una visión más allá de su gremio o su clase de origen, pues su tarea es construir la base de la sociedad futura con el material del presente.

Sin política hay violencia. La política es la sangre para la paz y el crecimiento, aunque la sangre también se enferma y de la política puede nacer por torpeza, autoritarismo, insensibilidad, ilegalidad, absolutismo, violencia. Y una medida contra la violencia es el ejercicio de la política; la comprensión de lo que sucede en las calles, las plazas y las urnas. La tarea del político es verlo todo en conjunto y saber lo que se está moviendo en la sociedad; el que desdeña un tema por el otro, el que dice que el asunto de uno es menor al propio, el que justifica y minimiza demandas y preocupaciones, no es un político necesario en este tiempo.

La política es lucha de contrarios, pero gana quien unifica y da condiciones de coexistencia. La democracia requiere una sociedad justa, bien alimentada, saludable, bien educada, informada, crítica, politizada, lo cual hace temblar a los políticos mediocres.

Hoy la renuncia de todos los políticos es sana, pero sólo pueden surgir de una revolución democrática desde abajo que barriera con este sistema de partidos que ha creado una clase política cínica, irresponsable y mediocre que mal gobierna.

PD: A Gilberto Rincón Gallardo

 


Publicado por solaripa69 @ 9:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios