Jueves, 04 de septiembre de 2008
Demanda Soberanes “limpiar” las instituciones de seguridad

 ■ El crimen organizado se ha infiltrado en ellas, advierte ■ Integran un frente común para vigilar los acuerdos surgidos del CNSP Víctor Ballinas

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, pidió que “se realice una limpia en todas las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, porque el crimen organizado se ha infiltrado en ellas; mientras eso no se haga, todas las acciones que se emprendan en materia de seguridad serán inútiles”. Al anunciar ayer la constitución de un frente común entre los organismos públicos de defensa de los derechos humanos –en el que participan 28 comisiones estatales y la CNDH– para vigilar que se cumplan las acciones del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, el ombudsman nacional dijo que si para el primero de diciembre, cuando se cumplan 100 días del acuerdo referido –y dos años del gobierno de Calderón–, no hay resultados de las 75 acciones anunciadas, las comisiones del país “demandaremos su cumplimiento. Si para esa fecha no hay avances sustanciales, que renuncien los funcionarios responsables, y como lo dijo el señor Martí, los que fueron incapaces de cumplir que renuncien y que venga gente capacitada que quiera hacer su trabajo, y no simple y sencillamente tapar todo con el velo de la corrupción”. Soberanes Fernández dijo que la sociedad tiene una carta muy fuerte, “y ojalá que la haga valer; si para el primero de diciembre próximo no hay avances sustanciales, que renuncien”, insistió. En conferencia de prensa realizada en el Centro Nacional de Derechos Humanos, el ombudsman nacional dio a conocer la conformación de un frente nacional para evaluar de manera ordenada y sistemática los avances en esas 75 acciones anunciadas por el Ejecutivo, y precisó que para que tengan efectividad y se abata la impunidad, primero deben limpiar su casa. “Las bandas del crimen organizado se han apoderado de muchas de estas instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, y mientras no se haga una limpia de esos malos elementos todo lo demás será inútil. El Estado tiene que empezar limpiando la casa, haciendo de éste un ejercicio efectivo y no solamente dar placebos, haciendo como que se hace, o sea, una plena simulación de lo que es o debe ser; debe hacer una corrección a estos temas tan importantes”. A su vez, el primer visitador general de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, presentó un diagnóstico sobre el ejercicio efectivo del derecho a la seguridad pública. Subrayó que la cifra real de incidencia de delitos en el país alcanza los 12 millones anuales y sólo se denuncian 1.5 millones. Abundó que en los últimos años las cifra negra en la que coinciden las encuestadoras es que sólo se denuncia uno de cada ocho delitos, y existen cerca de 400 mil órdenes de aprehensión que continúan pendientes de ejecutarse, lo cual es una muestra de que con cada orden de aprehensión pendiente los responsables de un delito continúan llevando a cabo sus fechorías. Plascencia aseguró que se hace necesario llevar a cabo una reingeniería institucional, que se plantee hacer mucho más de lo que hoy se hace, con los recursos existentes, que son miles de millones de pesos; tan sólo sumando los correspondientes a la Secretaría de Seguridad Pública federal y la Procuraduría General de la República ascienden a 30 mil millones de pesos. Los resultados en la materia no se corresponden con un incremento sustancial que se ha registrado año con año al presupuesto de seguridad pública. Mientras, Soberanes Fernández sostuvo que los titulares de los organismos públicos de defensa de los derechos humanos “tenemos el mandato constitucional y legal para escrutar y exigir el cumplimiento del acuerdo mencionado, además de que nosotros lo vemos como una obligación ética. Pensamos, y así lo afirmamos, que la primera causa de la descomposición de la seguridad pública lo constituye la infiltración del crimen organizado en las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia”. El titular de la CNDH demandó que se reforme y adicione el artículo 102 constitucional para que el Congreso de la Unión y las legislaturas de los estados “creen organismos que investiguen a los policías y funcionarios de procuración de justicia involucrados y/o acusados en delitos, porque no puede continuar la situación como hasta hoy, en donde la propia procuraduría investiga a los policías delictivos”. Subrayó: “Es momento de que saquemos la investigación de los policías involucrados en ilícitos y la única forma de hacerlo es creando organismos independientes de las propias procuradurías; ello implicaría un rediseño, pero la causa bien vale la pena”. Finalmente preguntó: “¿Qué hace el Estado con los 30 mil millones de pesos que recibe anualmente para seguridad pública?, ¿qué ha hecho con lo que ha recibido en los últimos 10 años en esta materia?, ¿se ha limitado a comprar vehículos y edificios o se ha ido a fondo?”

INICIATIVA PETROLERA PLURAL, DEMANDA CARDENAS.

MEXICO, D.F., 3 de septiembre (apro).- El excandidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano llamó hoy al Partido de la Revolución Democrática (PRD) a construir consensos, con el fin de evitar la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) y permitir la modernización de la empresa. Dijo que ningún partido puede aprobar por sí solo iniciativas en materia energética, ya que ninguno tiene la mayoría necesaria en el Congreso de la Unión. Por ello, Cárdenas afirmó que el PRD debe construir consensos en ambas cámaras para aprobar una propuesta energética que modernice a Pemex y evite su privatización. En un encuentro con estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el fundador del PRD afirmó que es necesario contar con una reforma energética que saque a Pemex de la crisis en la que se encuentra. "Los legisladores del PRD deben tener la capacidad para construir una reforma energética estable para sacar de la crisis en que se encuentra actualmente Petróleos Mexicanos y se defienda a su vez los intereses de todos los mexicanos y de la nación", indicó. Dijo que Pemex es la segunda empresa petrolera más importante del mundo por su producción, y supera a las de Estados Unidos y Brasil. Además, consideró que entre las propuestas del PRI, PAN y PRD existen algunas coincidencias, "porque se trata de cómo estructurar a una entidad productiva como es Petróleos Mexicanos". Señaló que, aunque no se trata de entregar a la iniciativa privada la exploración de yacimientos, existe el riesgo de entregar parte de la renta petrolera, y afirmó que la propuesta del PRD es la más viable para la transformación de la paraestatal. Cárdenas criticó también la propuesta del gobierno federal de crear bonos ciudadanos y sobre la integración del Consejo de Administración de Pemex. Señaló que mientras el gobierno federal y el PRI plantean mantener cinco lugares en el Consejo de Administración para el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), la iniciativa del PRD propone reducir a dos estas plazas, así como integrar cuatro lugares para representantes independientes ratificados por el Senado.

LOS AMIGOS DE CALDERON.

José Gil Olmos. MÉXICO, DF, 3 de septiembre (apro).-
La incapacidad de gobernar de Felipe Calderón se ha hecho evidente en su segundo informe, pero también la urgencia de cambios en su gabinete, pues el amiguismo ha sustituido al compadrazgo priista, aunque con la agravante del fracaso. Desde que arrancó su gobierno y se conformó su gabinete legal y ampliado, en toda la estructura oficial se hizo patente la llegada de los amigos de Calderón, sin importar que éstos tuvieran experiencia para desempeñar las funciones en sus respectivas áreas, como fue el caso del exsecretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, que tomó el puesto sólo por haber lanzado la candidatura presidencial de Calderón antes que cualquier otro panista. El relevo del exgobernador jalisciense por Juan Camilo Mouriño confirmó el estilo de gobernar de Felipe Calderón, es decir, apoyarse en sus amigos más cercanos antes que en personajes capaces de resolver los distintos retos a los que se enfrenta el país. Las lealtades de los amigos no son la mejor fórmula para gobernar; al contrario, ello revela la inseguridad con la que Calderón arribó a la silla presidencial, pues apunta a que prefiere la incondicionalidad o el comentario gratuito, al análisis crítico del que sabe en qué situación nos encontramos y que evita anticipar falsas salidas. Además de Mouriño, el gobierno calderonista colocó a sus amigos en puestos clave, a los que arribaron sin ninguna experiencia o sin el conocimiento necesario. Uno de ellos es Jordi Herrera, quien fue colocado al frente de la Subsecretaría de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Energía sin tener ninguna base para este puesto. Jordi Herrera apenas rebasa los 30 años y su gran logro fue haber sido secretario particular y amigo de Calderón en su efímero paso por la Secretaría de Energía y en Banobras. En la campaña del 2006 fue el coordinador de las redes de Calderón. Antes que por sus capacidades, se le reconoce su gran cercanía con Felipe Calderón, con quien compartía la vida bohemia. Javier Lozano es otro caso. Cuando estaba en el PRI nunca brilló y, cuando Francisco Labastida Ochoa perdió y en la dirigencia nacional priista hubo cambios, se enquistó en la secretaria de prensa del partido, donde su único rasgo fue la prepotencia y la incapacidad para relacionarse con los medios. También fue subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación con Diódoro Carrasco y presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones; fungió, así mismo, como subsecretario de Comunicaciones y oficial mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. ¿Y qué méritos tuvo para llegar a la Secretaría de Trabajo?, se preguntarán, pues ninguno, salvo que brincó al PAN y ha defendido ciegamente a Calderón ante cualquier intento de crítica por parte del PRD. Del caso de Mouriño se ha escrito mucho, pero lo principal para que alcanzara los niveles más altos de la política nacional fue haber acompañado a Calderón en su última etapa como funcionario público y amarrar sus negocios en Pemex, cuando el michoacano precisamente pasó por la Secretaría de Energía. Lo mismo ocurre con otros secretarios como Salvador Vega Casillas, quien llegó a la Función Pública gracias a las buenas relaciones con la familia Calderón; o el caso del titular de Desarrollo Social, Ernesto Cordero, con quien hizo amistad en las aulas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y por ello lo colocó al frente de esta institución clave para el combate a la pobreza, no obstante carecer de antecedentes sobre el tema. Gerardo Ruiz Mateos es otro ejemplo más. Ingeniero industrial y de sistemas por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), con apenas una especialidad en economía y finanzas, fue designado hace apenas un mes por Calderón como nuevo secretario de Economía sólo por la amistad que iniciaron hace unos cuantos años. En la campaña del 2006, fue el primero en aportar recursos al equipo de Calderón -donó 214 mil 288 pesos-, y luego se hizo cargo del área administrativa del equipo del candidato presidencial panista. De ahí saltó a coordinar el área de Gabinetes y Proyectos Especiales de la Oficina de la Presidencia, y sin más experiencia ahora es nada más y nada menos que el responsable de manejar la economía nacional. La lista de amigos de Calderón que han asumido una responsabilidad pública, carentes de conocimiento o de experiencia, es larga. Dos casos más son el joven Salomón Chertorivski, que está al frente de Diconsa únicamente porque fue compañero de aulas y fiestas de Calderón cuando éste hizo un curso en Harvard. En Liconsa colocó a Jesús Galván Muñoz, un abogado que únicamente ha tenido algunos cargos en el partido y cuyo conocimiento en la comercialización y distribución de la leche se resume en una tienda de quesos que tiene como negocio familiar. Con este gabinete es que Calderón ha tratado de hacer frente a los grandes retos que tiene el país, y con él ha fracasado en todo: en la creación de empleos y el combate a la pobreza, en la lucha contra la inseguridad y la injusticia, en la aprobación de la reforma energética y en el mejoramiento a la educación. Cuatro años le faltan para que termine su administración, aún es tiempo de que se dé cuenta que no basta con la amistad para gobernar un país y que en su gabinete falta gente experimentada y con conocimientos para salir lo mejor posible de la crisis en la que ya nos encontramos.

Publicado por solaripa69 @ 9:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios