Mi?rcoles, 08 de octubre de 2008

Fortalecer las libertades públicas y emitir ley de amnistía, exige Granados Chapa

■ Advierte sobre tendencias al autoritarismo, al recibir la medalla Belisario Domínguez

■ Demanda atender reclamos, no criminalizar la protesta e impedir que la sociedad se disuelva

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Una vez que recibió la medalla Belisario Domínguez en su edición 2008 y el reconocimiento de los tres poderes de la Unión, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa advirtió sobre el crecimiento de “tendencias al autoritarismo, a la criminalización de la protesta social, a la guerra sucia enderezada no sólo contra los opositores al régimen, sino contra ciudadanos en reclamo de sus derechos”.

Ante el jefe del Ejecutivo federal, Felipe Calderón, que ayer asistió exclusivamente como testigo de honor, ya que fue el presidente de la mesa directiva, el panista Gustavo Madero, quien entregó la presea al galardonado, el maestro Granados Chapa reivindicó las movilizaciones sociales, demandó fortalecer las libertades públicas y emitir una ley de amnistía “que haga salir de las cárceles a los presos políticos que hoy mismo, como en los peores tiempos del autoritarismo, padecen prisión injusta”.

Durante la sesión solemne de la Cámara de Senadores, a la que asistieron los presidentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la Cámara de Diputados, Guillermo Ortiz Mayagoitia y César Duarte Jáquez, respectivamente; integrantes de la academia, como el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro; intelectuales, y miembros del gremio periodístico, la mayoría de los senadores del PRD decidió estar presente para acompañar a Granados Chapa.

Lo hicieron previo acuerdo con PAN y PRI de que Calderón asistiría, como indica el artículo 100 de la Ley Orgánica del Congreso, sólo como invitado, sin que los perredistas tuvieran que saludarlo, sin fotos, sin participar en las comisiones para recibirlo y sin que fuera él el encargado de entregar el diploma y la medalla Belisario Domínguez.

Protesta en solitario

En ese contexto, Calderón se presentó en el Senado por segunda vez, y si bien los perredistas no lo increparon, apenas ocupó su lugar se escuchó el grito: “¡Es un honor estar con Obrador!”, que lanzó la periodista Andrea Fernández, hija del fallecido cronista deportivo Ángel Fernández.

Ricardo Monreal, Rosalinda López y Salomón Jara no aceptaron estar en el mismo sitio “que el espurio”, como declararon más tarde, y la senadora Rosario Ibarra, quien sí asistió, colocó en su escaño un cartel de Andrés Manuel López Obrador con la leyenda: “presidente legítimo”, visible desde la tribuna donde Calderón escuchó la proclama que Belisario Domínguez leyó, también ante la tribuna del Senado, en 1913, antes de ser asesinado por órdenes de Victoriano Huerta.

Al hablar en nombre del Senado, la perredista María Rojo se dirigió a “los señores titulares de los poderes de la Unión” para no referirse a Calderón por su nombre.

Expresó que a lo largo de su carrera, como conocedor de la historia, periodista, profesor, expositor y analista de nuestra realidad, el maestro Granados Chapa ha demostrado su congruencia en busca de la verdad.

“Si existiera alguna duda al respecto, para despejarla habría que referirse a la masiva participación de la comunidad cultural y de la sociedad civil mexicana y a la unánime aceptación de la propuesta para ser reconocido por el Senado mexicano.”

Rojo resaltó también que Belisario Domínguez es hoy un símbolo, porque fue un hombre honesto, íntegro y consecuente con sus principios, como lo es Miguel Ángel Granados Chapa, “un ejemplo de que se puede vivir con honradez, con dignidad, con limpieza, comprometiéndose a un tiempo con las causas justas, sin alejarse de la verdad”.

En su turno, Granados Chapa recordó que el doctor Domínguez era miembro del Senado cuando “arrostró con plena conciencia su muerte, con tal de expresar sus convicciones, su condena al régimen usurpador y criminal de Victoriano Huerta”.

Se refirió a las movilizaciones sociales y pidió no demonizarlas, sino reconocer y valorar sus cualidades motrices. “La gente en la calle, las multitudes que clamaron contra la inseguridad, impulsaron la presentación de iniciativas de reforma legal, de creación de nuevos instrumentos contra el hampa”.

La calidad del proceso legislativo acerca de la reforma de Petróleos Mexicanos sería otra, señaló, de no haberla precedido el amplio debate nacional sobre un tema “que, como pocos, hoy no puede ser abordado sin la presencia de la sociedad”. Hoy, juntos, legisladores y la gente, dirán “lo que hay que hacer para poner al día, en estricto apego a la Constitución, la industria petrolera nacional”.

Granados Chapa insistió: “esas libertades públicas requieren un fortalecimiento que impida retrocesos dañinos para la convivencia nacional”.

El autor de la columna Plaza Pública instó a los senadores a mejorar la legislación contra la desaparición forzada de personas, “que afecta hoy a decenas, cientos quizá de mexicanos a quienes autoridades federales o locales levantaron como si fueran los captores delincuentes, es decir, los detuvieron pero no los sometieron a juicio, como deben proceder de acuerdo con la ley, y acaso los privaron de la vida, como lo hacen los matones profesionales”.

Se requiere, dijo, una legislación que haga al Estado “cumplidor de la ley y no su infractor en perjuicio de los ciudadanos”, que sería “admirablemente completada por una ley de amnistía”.

“Bravo”, gritó desde su escaño el senador Pablo Gómez, y todos los perredistas presentes se pusieron de pie para aplaudir a Granados Chapa, quien concluyó su discurso con la advertencia de que, pese a la situación actual y a la difusión de un ánimo de desesperanza, el desenlace no es inexorable.

“No nos deslicemos a la desgracia, menos aún caigamos de súbito en su abismo. Cada quien desde su sitio, sin perder sus convicciones, pero sin convertirlas en dogma que impida el diálogo, impidamos que la sociedad se disuelva.”

Granados Chapa recibió un gran aplauso por varios minutos que le tributaron de pie senadores de todas las fuerzas políticas e invitados especiales, desde el rector de la UNAM, el ex senador Javier Corral y dirigente de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información y la periodista Carmen Aristegui, hasta el actor Daniel Jiménez Cacho, José Agustín Ortiz Pinchetti, Francisco José Paoli y sus familiares.

Una vez que Calderón y el Estado Mayor Presidencial abandonaron el recinto, Granados Chapa fue asediado por legisladores, comunicadores, ex alumnos y personal del Senado que lo abrazaron y felicitaron en reconocimiento a una vida dedicada al periodismo.

En rechazo a desalojo violento, cierran siete horas la autopista a Cuernavaca

■ Con gases lacrimógenos y toletes, policías estatales quitaron de la carretera federal a vecinos

■ Siete detenidos, 20 lesionados y 3 profesores desaparecidos, el saldo

■ Ante el despliegue de agentes de la PFP, pobladores apoyan bloqueos a principales accesos a Morelos, en protesta por la alianza educativa

Laura Poy y Rubicela Morelos (Enviada y corresponsal)

Cuernavaca, Mor., 7 de octubre. Pobladores de Tres Marías y maestros de la sección 19 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de Morelos bloquearon por más de siete horas la autopista México-Cuernavaca, en protesta por el desalojo violento que realizaron policías del estado contra una concentración en la aledaña carretera federal, cerrada desde la mañana por habitantes de la zona. El saldo fue de siete detenidos, 20 lesionados y tres profesores desaparecidos.

Cientos de maestros participaron este martes en bloqueos a los principales accesos de la entidad, lo que generó el despliegue de elementos antimotines estatales e integrantes de la Policía Federal Preventiva (PFP), lo que provocó que pobladores de comunidades y municipios cercanos se sumaran a los mentores para “prevenir cualquier acción represiva”.

Cerca de las 11 de la mañana, agentes de la entidad agredieron a cerca de 200 maestros y padres de familia de la comunidad de Tres Marías, quienes gritaban consignas en rechazo a la represión y en apoyo al diálogo, así como en demanda de la liberación de la maestra Graciela Cásares y de Jesús Armando González, quienes fueron trasladados a la delegación de la Procuraduría General de la República en esta capital.

Sin embargo, cerca de 70 elementos de la Policía Estatal disolvieron la protesta con gases lacrimógenos y golpeando a los manifestantes con escudos y toletes durante más de 10 minutos, lo que dejó al menos 20 heridos, de los cuales dos tuvieron que ser hospitalizadas en la clínica del ISSSTE de Cuernavaca, mientras que el resto no requirió atención médica.

Profesores de la sección 19 señalaron que además de Cásares y Jesús González, fueron detenidos el padre de familia Jesús Armando González, los maestros Gustavo Aguilar, Evaristo Ocampos, Luis Alarcón, Víctor Ortiz y Juan Pacheco. Además se reporta como desaparecidos a Luis Néstor García, Víctor Manuel Ruiz y Marco Zavaleta.

En tanto, al sur y oriente de la entidad también se registraron bloqueos en carreteras federales y de peaje, así como en Tlanepantla, en las inmediaciones de la comunidad de Felipe Neri, en la salida al estado de México, así como en la Autopista del Sol, donde granaderos y policías federales amagaron con un desalojo. En respuesta, habitantes de los pueblos de esas zonas acudieron a reforzar el bloqueo.

Por más de 10 horas, maestros de las regiones del sur de la entidad bloquearon esa vía –que comunica México con Acapulco–, a la altura del crucero de Tequisquitengo, ubicado a casi dos horas de la capital, para exigir al gobernador que se cancele la Alianza por la Calidad de la Educación.

Sin embargo, los gobiernos estatal y federal enviaron más de 500 policías antimotines de la entidad –integrantes del Grupo de Operaciones Especiales– y de la PFP. Ante las amenazas de desalojo, a las 3 de la tarde, los maestros fueron apoyados por cientos de habitantes y padres de familia de los poblados de Xoxocotla, Tequesquitengo, Tehuixtla, Jojutla y Tlatilzapán, quienes llegaron con piedras, palos y cohetes, y rodearon a los polícias, que se desistieron de aplicar la fuerza para disolver la concentración.

En esa región del estado, que comunica con las entidades del sur, los mentores también cerraron la carretera de peaje en las inmediaciones de Amacuzac y la federal que comunica con Taxco, Iguala y Chilpancingo. Los habitantes del poblado de Xoxocotla cumplieron nueve días consecutivos cerrando el acceso a su pueblo y la ruta a los balnearios de Morelos, mientras que en la zona oriente de la entidad, en la vía que va a Puebla, los padres de familia cumplieron dos días consecutivos de bloqueos.

Diálogo suspendido

El bloqueo a la autopista México-Cuernavaca se prolongó por más de siete horas. Sin embargo, casi 700 maestros y habitantes de la comunidad de Tres Marías que exigían la liberación de la maestra Graciela Cásares y de Armando González aceptaron liberar la vía federal, como un acto de “buena voluntad”, sólo tras obtener el compromiso de excarcelar a todos los detenidos antes de la medianoche.

Empero, advirtieron que si no les cumplen, este miércoles volveránn a bloquear la autopista. “No vamos a tolerar un acto más de represión”, declararon familiares de los capturados y de maestros de Cuernavaca.

En el transcurso del día no se concretó un acuerdo para el regreso a la mesa de negociación, luego de que autoridades estatales condicionaron el diálogo al desbloqueo inmediato de todas las carreteras, por lo que no se alcanzó un acuerdo con los docentes inconformes para reanudar las discusiones este miércoles.

Casi a la 13:30 horas, poco más de 250 manifestantes bloquearon los dos sentidos de la autopista para exigir a las autoridades la liberación inmediata de los detenidos. Tras varias horas sin que ninguna autoridad acudiera a dialogar con ellos, convocaron a padres de familia de la comunidad para reforzar el bloqueo e instalar una barricada con neumáticos, a la que más tarde prendieron fuego.

Despliegue de fuerza pública

Un contingente de 400 elementos de la PFP arribó al lugar a las 15 horas y se mantuvo a más de 250 metros de los manifestantes, tras lo cual se inició el proceso de diálogo para tratar de desbloquear la autopista.

Autoridades del cuerpo policiaco, encabezados por el general Rodolfo Cruz, se comprometieron con los manifestantes a acudir ante las oficinas de la PGR para liberar a los detenidos, por lo que a las 18:30 horas se trasladó a Cuernavaca con una delegación de tres padres de familia y un docente.

Tras más de una hora de espera, los manifestantes aceptaron desbloquear la vialidad federal, con el compromiso de que “se harían las gestiones necesarias para que queden en libertad esta noche”. Pobladores y docentes decidieron acudir en caravana hasta las oficinas de la PGR en la colonia Chipitlán, para “ejercer presión y que los saquen de una vez”.

Al cierre de esta edición, decenas de personas estaban en espera de que se libera a los detenidos en Tres Marías. Sin embargo, maestros de la sección 19 afirmaron que se mantendrán los bloqueos permanentes de padres de familia y pobladores en las zonas oriente y sur de la entidad, en los municipios de Puente de Ixtla y Temuac.

Excluyente, modelo escolar que se aplica en México, advierte experta

■ El rezago en el sur, tres veces mayor al del norte: Karen Kovacs

José Antonio Román

México tiene un sistema educativo “básicamente excluyente”, situación que se refleja incluso a escala geográfica, donde el rezago en los estados del sur es tres veces mayor al de los del norte, además de que las mujeres y los indígenas son los sectores con los índices más altos de analfabetismo y deserción, entre otros, señaló Karen Kovacs, directora de la oficina regional de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Al participar en el Foro Internacional sobre Inclusión Educativa, Atención a la Diversidad y No Discriminación, se refirió al “círculo vicioso” en que viven los países de América Latina, conformado por pobreza, desigualdad social, educación insuficiente y de baja calidad, realidad que afecta a más de la mitad de la población.

Planteó la necesidad de buscar nuevas soluciones para algunos de estos retos, con la conciencia de que hacer más de lo mismo llevará a los mismos resultados que es necesario cambiar. Lo deseable, más que afinar los diagnósticos, es sistematizarlos para poder tener metas regionales claras y concretas. “Como países, conocemos los por qué, por lo que es necesario fortalecer estrategias diferenciadas para atender a poblaciones diversas e impulsar políticas integrales”, dijo Karen Kovacs.

En la sesión inaugural, convocada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y donde participaron funcionarios del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), así como de varias instituciones de educación superior, se rindió homenaje a Gilberto Rincón Gallardo.

Durante los próximos dos días, especialistas de organismos públicos y de la sociedad civil de México y de diversos países expondrán sus experiencias, metodologías y materiales orientados a favorecer la inclusión educativa, la interculturalidad y la no discriminación.

En la sesión del próximo jueves, y como ha ocurrido en los foros de años anteriores, se entregarán los premios –nacional e internacional– Por la Igualdad y la No Discriminación, así como los galardones especiales que otorga el Conapred. En esta ocasión se le dará al padre Miguel Concha, presidente del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, y a Rodolfo Stavenhagen, ex relator especial sobre la situación de derechos humanos y libertades fundamentales de los indígenas, entre otros galadonados.

Lily Hailu, oficial de Educación de la UNESCO, dijo que la inclusión educativa es una urgencia si se quiere dar respuesta adecuada al desafío de las desigualdades que afectan a la niñez en México, tanto dentro del mismo sistema educativo como en sus condiciones de vida en general.

JOVEN QUE GRITO ESPURIO DONA SU PREMIO A LA UNAM.

 

PROCESO.

 

MÉXICO, DF, 7 de octubre (apro).- El becario Andrés Gómez Emilsson, quien le gritó al presidente Felipe Calderón "espurio" durante la ceremonia del Premio Nacional de la Juventud, donó al programa de becas de la UNAM los 130 mil pesos que el gobierno federal le entregó en recompensa por su buen desempeño académico.

 

            Antes de retornar a Noruega, donde se encuentra becado desde hace un año, el joven de 17 años envió una carta a la titular del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ), Priscila Vera Hernández, en la que anuncia su decisión de donar 65 mil pesos al fondo de becas del Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM, donde estudió, y el resto a la Asociación Mexicana Pro Colegios del Mundo Unido.

 

            En su misiva, el joven de 18 años explica que tomó la decisión para "retribuir un poco de la educación gratuita y laica que recibí de la UNAM, y porque creo en las razones de ser de los Colegios del Mundo Unido, pues su objetivo es usar la ecuación como una fuerza para unir personas, naciones y culturas para promover la paz y un futuro sustentable".

 

            Aparte del monto económico, Gómez Emilsson fue reconocido con una medalla y un diploma por su participación en la categoría de Actividades Académicas, sección menores de 19 años.

 

            Con un historial académico sobresaliente, en el que destacan premios en olimpiadas de matemáticas en México, Centroamérica y el Caribe, la Cuenca del Pacífico y en la Primera Olimpiada Internacional Juvenil de Ciencias, Gómez Emilsson fue seleccionado por la Asociación Mexicana pro Colegios del Mundo Unido para recibir una beca en el bachillerato internacional de Noruega.

 

"Todos los que están ahí están becados y es una experiencia bien padre porque hay una diversidad cultural muy grande y un alto nivel académico", contó Gómez Emilsson en entrevista.

 

En la edición de esta semana de Proceso, el joven que señaló con el índice y gritó "espurio" a Calderón revela que no es "un ferviente promotor de un partido político pero sí de la democracia" y, en congruencia con ello, fue que expresó su inconformidad ante el discurso oficial sobre la democracia.

 

Hijo del catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Luis Gómez, Andrés asegura --en la entrevista publicada en el semanario-- que pudo comprobar, "a partir de cálculos matemáticos", que en 2006 Felipe Calderón "hizo fraude y eso no es una opinión".

 

Cuenta que su objetivo era inicialmente no devolver el saludo de mano de Calderón durante la ceremonia, cosa que hizo en dos ocasiones, pero que no soportó el discurso "hipócrita" del presidente sobre libertad y democracia.

 

Por su osadía, Andrés Gómez  fue detenido por elementos del Estado Mayor Presidencial  (EMP), junto con Mario Virgilio Santiago Jiménez, joven tesista de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quien aplaudió y secundó la protesta del joven bachiller.

 

Ambos fueron remitidos al juzgado cívico del centro de la Ciudad de México y, después de 50 minutos, liberados luego del anuncio de la Presidencia de abstenerse a fincar cargos contra los jóvenes.

 

Después de su odisea, Andrés Gómez acudió con su padre a visitar a un amigo de la familia, el diputado local Salvador Martínez Della Rocca, El Pino, también exlíder del movimiento de 1968.

 

Luego El Pino puso al joven en contacto telefónico con el jefe de gobierno Marcelo Ebrard, quien elogió la acción del muchacho.

 

Este martes, después de pasar a la historia como el joven que increpó a un presidente mexicano en una ceremonia solemne, Andrés Gómez Emilsson viajó a Europa a proseguir sus estudios de bachillerato.


Publicado por solaripa69 @ 9:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios