Martes, 14 de octubre de 2008

Habitante de Xoxocotla denuncia torturas de PFP y militares: “me obligaron a caminar sobre brasas”

De la redacción

Con los pies vendados y evidentes dificultades para caminar, Abraham Escorcia Beltrán, poblador de Xoxocotla, se presentó en una conferencia de prensa que realizaron representantes del magisterio de Morelos y del Consejo Político, en la cual denunció que fue detenido ilegalmente en un retén de la Policía Federal Preventiva (PFP), donde los efectivos lo torturaron y le robaron 2 mil pesos en efectivo y un teléfono celular.

Al igual que los profesores Héctor Valle Montes, Jaime Hidalgo Bahena, José Victoriano Salazar y María Oliveria Valencia, de la sección de Morelos, Escorcia Beltrán alzó la voz contra los abusos cometidos en días pasados por policías y militares en los poblados de Tres Marías, Amayuca y Xoxocotla, municipios de Huitzilac, Jantetelco y Puente de Ixtla, respectivamente, que dejaron decenas de heridos y medio centenar de detenidos, quienes para ser liberados debieron pagar fianza.

Escorcia Beltrán afirmó de entrada que es ajeno al movimiento del magisterio. Informó que hace días iba a bordo de un taxi a un hospital donde se encuentra internado su hijo. Añadió que al llegar al retén que tenía la PFP sobre la carretera fue detenido junto con otras dos personas.

Durante las horas en que estuvo bajo resguardo de los preventivos federales, “me robaron –dijo–, 2 mil pesos, un teléfono celular y mis identificaciones personales. Fui de pelotón en pelotón, donde recibí golpes e insultos y fui objeto de tortura”.

Agregó que los policías también lo descalzaron y lo obligaron a caminar sobre el asfalto de la carretera. “Eran como la una o las dos de la tarde. El piso estaba caliente.” Aseveró que luego lo llevaron a un sitio donde había residuos de fogatas en las que horas antes los maestros y pobladores habían quemado llantas. “Había brasas calientes y también me obligaron a caminar sobre ellas.”

Después se quitó las vendas que le cubrían los pies y mostró los talones y plantas con quemaduras visibles. Comentó que tuvo que recibir asistencia hospitalaria para atenderse de las lesiones.

Cerrazón de SEP y Gobernación dilata paro en Morelos, señalan profesores

José Antonio Román

■ El viernes, megamarcha a Los Pinos; exigen mesa de diálogo

Líderes de la oposición magisterial reiteraron su demanda de que se instale una mesa nacional de diálogo en materia educativa, y exigieron la salida inmediata de los efectivos militares y de la Policía Federal Preventiva de Morelos (PFP), así como la cancelación de las órdenes de aprehensión contra maestros y pobladores.

Señalaron que al mantener la cerrazón y las acciones represivas, las autoridades de las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Gobernación son las responsables de la suspensión de labores en las escuelas.

En conferencia de prensa, media docena de representantes del magisterio de Morelos y del Consejo Político Nacional Democrático del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) exigieron la cancelación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) y anunciaron una megamarcha para el viernes 17 del Zócalo a la residencia oficial de Los Pinos.

Sergio Espinal García, secretario general de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), explicó que la instalación de mesa nacional de diálogo podría evitar que el paro de labores se extienda.

“Sabemos que la mesa no podrá resolver rápidamente todos los problemas; se buscaría resolver los más solubles, y para los más complicados el compromiso, mediante una minuta, de la instalación de mesas temáticas, como proyecto educativo, carrera magisterial y profesionalización del magisterio, entre muchas otras”, expuso el dirigente

Cuestionó “la falta de voluntad política de las autoridades para resolver realmente el problema educativo del país”.

Los dirigentes explicaron las “desventajas que tal como está ahora” implica la ACE, que “en realidad se trata de un negocio de la Secretaría de Educación Pública, Elba Esther Gordillo y los mercadores de las computadoras, de las evaluaciones privadas, de los libros de texto y de los centros privados de formación docente.

“Es una manera de entregar a las trasnacionales un mercado cautivo y seguro de casi 32 millones de estudiantes con sus familias, además de un millón y medio de trabajadores de la educación a quienes se les considera clientes.”

Los representantes magisteriales señalaron que la ACE “no está hecha realmente para superar los rezagos educativos” ni busca elevar la calidad de la educación. Con ella, señalaron, “se pretende desaparecer las plazas de los maestros para dar paso a contratos por servicios eventuales, lo cual reduciría al mínimo la plantilla de personal de base”.

El acuerdo, abundaron, pone en riesgo la existencia de las escuelas normales, mientras la fusión de grupos de alumnos con la llamada escuela de tiempo completo agravaría el hacinamiento de estudiantes y ahondaría la marginación y el rezago educativo.

Dieron a conocer también los resolutivos que el domingo pasado asumió el Consejo Político Nacional Democrático del SNTE en la sede de la Alianza de los Tranviarios, donde se confirmó la marcha a Los Pinos del viernes próximo.

El jueves se llevará a cabo un “encuentro nacional magisterial popular denominado Por un plan nacional alternativo de educación y cultura”, mientras que los días 25 y 26 de este mes tienen programado el congreso para la formación de la organización nacional normalista.

 

 

Exigen legisladores a Carstens dé los nombres de quienes atacaron al peso

■ Es obligación del secretario y del gobernador del Banco de México precisar esas conductas desleales

■ En el Palacio Legislativo, Estefan Chidiac desactiva reunión con el titular de la SHCP

De la Redacción

El presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, el panista José Isabel Trejo, así como diputados de oposición, exigieron ayer que el titular de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, “haga públicos los nombres de las empresas y los empresarios” que especularon con el peso y provocaron su caída frente al dólar.

Y mientras el panista Trejo advertía que “es urgente e indispensable” clarificar las declaraciones de Carstens, porque “no es un asunto de moralidad, ni de que hay pecado sin pecador”, sus compañeros de partido en la Cámara de Diputados justificaron la acción de los empresarios al señalar que no se trató más que de “casos aislados” e inclusive atribuyeron la adquisición extraordinaria de esa moneda a que “muchas compañías la necesitan (los dólares) para sus compromisos; no es especulación, sino una necesidad, dijeron.

Otro senador, el perredista Tomás Torres, quien forma parte también de la Comisión de Hacienda, aseveró que “es una obligación del secretario de Hacienda y de las autoridades del Banco de México hacer públicos los nombres y precisar las conductas desleales de los empresarios, el daño que causaron al país y cómo se puede castigar esa acción”.

Si con esas conductas se transgredió la ley, “no sé que está esperando Carstens para actuar, porque eso que ocurrió tiene que ver con la regulación de la actividad financiera en el país y se debe proceder como la ley manda. No debe ser sólo lanzar la pelota ante la negligencia del gabinete de Felipe Calderón, y no pasa nada”, sostuvo Torres Mercado.

Entrevistado aparte, el senador panista Trejo inclusive enfatizó que resulta urgente una reunión, comparecencia o diálogo con Carstens y el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, “para que nos expliquen la situación, porque esto es claramente un asunto de vigilancia del sistema financiero. Y si hay que sancionar, que se sancione a los responsables. Debemos actuar rápido, si no, no los vamos a parar nunca”, dijo en alusión a los empresarios que no ha identificado el funcionario.

Y fue más allá: “Pero también hay que ver de qué estamos hablando, si esto es producto de la operación de la intermediación o del manejo financiero, porque a lo mejor hay que castigar la negligencia de las autoridades por no haber tomado las medidas a tiempo. Hay que analizar si no hay quiebras fraudulentas”.

Por otra parte, en conferencia de prensa, la senadora por el Partido Revolucionario Institucional María de los Ángeles Moreno Uriegas refirió que “la declaración del secretario de Hacienda, referente a que un grupo de empresas atacó al peso, es como curarse en salud. Siempre ha ocurrido, siempre hay salida de divisas, siempre nos ocurre que quienes pueden poner a salvo su dinero lo sacan del país, pero todavía es más grave que, después de privatizada y extranjerizada la banca, las sucursales bancarias están sacando las divisas hacia sus países, cosa que ya nos ha ocurrido otras veces. ¿Qué se va a hacer para evitar esto?”

La legisladora del tricolor abundó: “Por la especulación hay quienes tienen mucho dinero, y lo que dicen es, ‘éste es el momento para salir a comprar’, y quienes cuentan con liquidez salen a comprar empresas viables, empresas potentes que en este momento de la crisis están quebrando”.

Dijo que es urgente que el secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México comparezcan en el Senado para que “nos expliquen en qué y cómo se va a aplicar parte de esa reserva adicional a la que ya se empleó para regular el mercado cambiario”.

En tanto, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el diputado priísta Samuel Aguilar Solís planteó ayer en la reunión de la Comisión de Hacienda que la exigencia al secretario Carstens se aprobara como postura oficial, pero el presidente de esa instancia legislativa, Jorge Estefan Chidiac, dejó pasar la petición y no se votó.

“Lo que debemos hacer es exigirle a la autoridad no sólo la denuncia de lo que hicieron las empresas, sino concretamente también el castigo, y fundamentalmente para quienes jugaron al proceso de especulación”, dijo.

A su vez, el diputado Cuauhtémoc Velasco, de Convergencia, anunció que este martes presentará un punto de acuerdo para exigir al gobierno de Felipe Calderón que no sólo explique las acciones para atenuar la crisis financiera, sino también cómo se castigará a quienes especularon con la moneda nacional.

Porque, aseguró, el inadecuado manejo de la crisis económica y la consecuente ola especulativa del dólar que se generó el viernes pasado, es producto de la falta de previsión y la ausencia de un programa emergente.

A su vez, el legislador perredista Humberto Zazueta consideró que Agustín Carstens no puede limitarse a reconocer que, nuevamente, un puñado de empresarios saquearon al país al aprovechar la depreciación del peso para apoderarse, seguramente con información privilegiada de sus amigos en el gobierno, de una parte sustancial de las reservas nacionales.

Sin embargo, para el Partido Acción Nacional, la forma en que un grupo de empresas se hizo de los 6 mil 400 millones de dólares no se trata más que de “casos aislados”, e inclusive atribuyó la adquisición extraordinaria de la moneda estadunidense a que “muchas compañías la necesitan para sus compromisos; no es especulación, sino una necesidad”.

Por la noche, en un comunicado de prensa difundido por la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática, se afirmó que el manejo que de la economía y de las divisas hacen las autoridades financieras de México “es torpe e irresponsable”.

 

ACE: los que miran hacia el otro lado de la frontera

Luis Hernández Navarro

Quienes promueven la Alianza para la Calidad de la Educación (ACE) ven hacia Estados Unidos. Su mirada no busca recuperar las mejores tradiciones pedagógicas nacionales. Tampoco reflexionar sobre las prácticas educativas exitosas de los países de excelencia académica. No. Su pretensión es otra: quieren copiar la reforma pedagógica impulsada por la administración de George W. Bush y reproducir la experiencia de los cristianos fundamentalistas en la construcción de una base social desde los consejos escolares.

Lo hacen a pesar de que la calidad de la educación en el país del Tío Sam dista de ser ejemplar, no obstante sus escuelas de excelencia. Estados Unidos ocupa el lugar número 28 entre 40 naciones en la enseñanza de matemáticas, y se gradúan sólo 75 por ciento de los alumnos que cursan la preparatoria.

En 2001 se aprobó en Washington la legislación Que Ningún Niño se Quede Atrás (No Child Left Behind, NCLB, por sus siglas en inglés), ley federal cuyo objetivo es mejorar la educación de todos los niños y medir la calidad de la educación a través de exámenes estandarizados de opción múltiple, responsabilizando a las escuelas por los resultados escolares; formalmente ofrece más opciones a los padres.

Muchos de los elementos que integran la ley Que Ningún Niño se Quede Atrás están presentes en la ACE, de México. Sea en el espíritu o en la letra, ambos proyectos son almas gemelas. Más aún, el programa educativo mexicano parece, en momentos, copia directa de la de nuestro vecino.

Que Ningún Niño se Quede Atrás ha recibido fuertes críticas de pedagogos, maestros, padres de familia y directivos. Importantes estudios muestran que, más allá de sus declaraciones a favor de la calidad educativa, sus resultados son pobres y limitados, cuando no francamente contraproducentes. (Véase Linda Darling-Hammond, “Evaluating No Chlid Left Behind”, The Nation, 2/5/07.)

Detrás de la ley estadunidense se encuentra la pretensión de subvalorar la educación pública. Los mecanismos de evaluación sesgados que se han utilizado han servido para mostrar que ésta es de pobre calidad. Han dado argumentos a quienes promueven los vales escolares, iniciativa que otorga subsidios para que las familias puedan enviar a sus hijos a escuelas privadas, en detrimento de las públicas. En México, se trata de un anhelado sueño panista; es su versión de la gratuidad de la enseñanza.

Las denuncias sobre las tendencias privatizadoras ocultas en esta legislación provienen no nada más de la izquierda estadunidense, sino del mundo conservador. Por ejemplo, Susan Newman, subecretaria de Educación Primaria y Secundaria durante el primer gobierno de Bush (2000-2004), señaló que importantes funcionarios dentro de esa administración vieron en NCLB un caballo de Troya para impulsar su propia agenda, “una forma de mostrar las fallas de la educación pública y reventarla” desde adentro. La ex subsecretaria asegura que entre los promotores de la ley hay “personas empujando duro a favor de las fuerzas del mercado y la privatización” de la educación (Time, 8/6/08).

Los críticos de Que Ningún Niño se Quede Atrás, al igual que los maestros que en México se oponen a la Alianza, advierten que los instrumentos de evaluación de ambos modelos educativos se concentran en realizar pruebas cuantitativas, más que en proporcionar las herramientas adecuadas para medir la formación y el desempeño académico. Bajo este sistema, los maestros se concentran en que los estudiantes memoricen las respuestas correctas en los exámenes, en lugar de comprender a profundidad los contenidos educativos para ser capaces de aplicarlos creativamente a la hora de enfrentar retos similares que acontecen en la vida cotidiana.

Las naciones de altos niveles educativos privilegian en su currícula el desarrollo del pensamiento crítico y la solución de problemas, usando exámenes que obligan al estudiante a investigar, a resolver desafíos del mundo real y a defender ideas propias de manera oral y escrita. Estos criterios nada tienen que ver con los exámenes de opción múltiple estandarizados.

Por supuesto, alrededor de la capacitación para aprobar las pruebas estandarizadas florecen magníficos negocios privados. Neil Bush, el hermano del presidente de Estados Unidos, montó Bush’s Ignite! Inc, empresa dedicada a esta actividad, que le ha prodigado ganancias millonarias. (BusinessWeek, octubre 16, 2006.).

Pero las semejanzas de la Alianza para la Calidad de la Educación con el modelo conservador estadunidense rebasan el marco estrictamente normativo. La ACE abre a la iniciativa privada y a sus asociaciones civiles un enorme espacio para participar en la gestión de la escuela mediante los consejos escolares, y desde allí crear clientelas políticas. Por eso el entusiasmo de las cámaras patronales con ella.

En Estados Unidos los cristianos fundamentalistas han buscado conquistar los consejos escolares para impulsar sus valores y su moral. Desde allí se han dotado de una base social significativa. La derecha religiosa controla ya 15 por ciento de los consejos escolares de esa nación. Utilizando las posiciones de poder que ocupan en esos consejos, promueven la educación religiosa en las escuelas públicas. Ponen en duda la teoría de la evolución de Charles Darwin. Reivindican el creacionismo (creencia inspirada en dogmas religiosos que sostiene que la Tierra y cada ser vivo son obra de Dios) como una enseñanza igualmente válida a la de cualquier conocimiento científico. Buscan imponer a otros su moral religiosa y su doctrina teológica.

Quienes defienden la Alianza en México viendo hacia el Norte copian una política pública que no mejora la calidad de la educación. Se trata de un modelo para que algunos hagan grandes negocios y la derecha construya desde las escuelas una base social de la que, hasta ahora, carece.


Publicado por solaripa69 @ 9:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios