Mi?rcoles, 22 de octubre de 2008

Asesores del FAP respaldan el proyecto energético del Senado.

■ Sin embargo piden que el movimiento en defensa del petróleo esté alerta

■ El resultado obtenido hasta ahora conjura el peligro privatizador, dicen

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

El comité asesor del Frente Amplio Progresista (FAP) para la reforma de Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer ayer en voz de Rolando Cordera y el embajador Jorge Eduardo Navarrete que “puede respaldarse plenamente” el proyecto legislativo que se perfila en el Senado de la República, aunque advirtieron que el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, del que forman parte, se mantendrá alerta y en pie de lucha para frustrar los intentos privatizadores que pudieran manifestarse más adelante.

Después de un encuentro que sostuvieron en las oficinas de los senadores del PRD en Xicoténcatl, Cordera y Navarrete ofrecieron una conferencia de prensa en la que leyeron un comunicado en el que exponen que el complejo proceso de negociación que se llevó a cabo en las comisiones de Energía y de Estudios Legislativos, en torno a la reforma de Pemex, registró un vuelco a partir de la presentación de la iniciativa ciudadana por parte del FAP. Hasta el momento, detallaron, el proceso legislativo “ha desembocado en un resultado que conjura el peligro privatizador”.

En ese comunicado, que además de Cordera y Navarrete signan Javier Jiménez Espriú, Ifigenia Martínez, Octavio Cortés Gutiérrez, Alberto Montoya, Carlos Tello y Gregorio Vidal, los asesores señalan que en los dictámenes aprobados se fortalece a Petróleos Mexicanos, se imposibilitan los contratos de riesgo –desnudos o con disfraz– y se elimina la mayor parte de las características más lesivas de la iniciativa oficial.

Aunque en la reunión de los asesores participó también Mario di Costanzo, secretario de hacienda del “gobierno legítimo”, él no firmó el comunicado.

Por otra parte, los asesores consideraron que se trata de un resultado que “puede respaldarse plenamente”, pero será indispensable que el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo se mantenga alerta y en pie de lucha. Ello, agregan, “para frustrar los intentos privatizadores que puedan manifestarse tanto en las etapas restantes del proceso legislativo de la reforma petrolera, como más adelante”, y también para impulsar una política de largo aliento dirigida a constituir a Pemex en un organismo plenamente integrado.

Ni Cordera ni el embajador Navarrete quisieron abundar más allá del texto y sólo precisaron que el movimiento en defensa del petróleo se constituyó a partir de que “se veía venir” el intento de privatizar la industria petrolera, a partir de las iniciativas presentadas por el Ejecutivo federal.

Un movimiento que creció

Rolando Cordera recalcó que el movimiento fue creciendo, se expresó en las calles y en el propio Congreso de la Unión, y también a través de diferentes grupos de expertos, técnicos e intelectuales. “Es un movimiento que existió, que continúa existiendo y que agrupa a muchos mexicanos con partido y sin él”.

Interrogados sobre la postura de Andrés Manuel López Obrador en torno a los siete dictámenes ya aprobados, Cordera Campos respondió que eso se le debe preguntar al ex candidato presidencial. “Nosotros (los asesores) estamos expresando nuestra opinión a la vista de lo que pudimos examinar y a reserva de dar a conocer una evaluación precisa y a detalle, en la que ya estamos trabajando”.

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática elaboró un primer análisis, que ayer se dio a conocer a los senadores del sol azteca, en el que se señala que 16 de los puntos centrales de la iniciativa del Frente Amplio Progresista fueron incluidos en la reforma de Pemex que se votará ante el pleno este jueves.

Entre los logros se señala que se cerró el paso a los contratos de riesgo, incentivados o de éxito; también se establecieron bases claras para adjudicaciones directas, y se fijó la prohibición para que Petróleos Mexicanos acuda a la jurisdicción de tribunales internacionales en caso de controversias con empresas contratantes.

Preparan maestros megamarcha en Morelos; participarán contingentes de todo el país

■ Mañana “acordonarán” San Lázaro para exigir más recursos y cancelación del acuerdo educativo

■ Rechaza el gobernador cita para dialogar en una plaza de Cuernavaca; “no es serio”, responde

Laura Poy y Rubicela Morelos (Reportera y corresponsal)

Profesores de la sección 19 de Morelos empezaron los preparativos para la denominada “megamarcha nacional”, convocada para este viernes en la ciudad de Cuernava.

Participarán contingentes magisteriales de todo el país, con un llamado para sumarse a caravanas regionales que recorrerán la entidad, así como a las acciones de protestas que empezarán este jueves en la ciudad de México, frente a la Cámara de Diputados, adonde acudirán delegaciones magisteriales de diversas entidades para exigir que se destinen mayores recursos al sector y la cancelación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

En paro desde el pasado 18 de agosto, los maestros también citaron al gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame Castillo, el próximo viernes a las 12 horas en la plaza de Armas de la capital del estado para buscar una solución al conflicto magisterial, en el contexto de la movilización nacional, propuesta que fue rechazada en un comunicado oficial de la administración panista local, al considerar que “no es una propuesta seria que ayude a solucionar el conflicto, y más parece un ardid político que no refleja la prioridad de la sociedad morelense, que es el regreso inmediato a clases”.

Integrantes de la comisión negociadora insistieron en que el acuerdo de buscar el diálogo público con Adame Castillo fue aprobado de manera unánime por los delegados, para manifestar que están en la mejor disposición de negociar y firmar una minuta de acuerdos que garantice el cumplimento de sus demandas y el inmediato inicio del ciclo escolar 2008-2009.

Alejandro Trujillo, integrante de la dirigencia colectiva de la sección 19 de Morelos, destacó que luego de que más de 80 por ciento de los delegados –reunidos en asamblea la noche del pasado lunes– acordara “no aceptar ninguna negociación con la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de a Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, o con sus enviados, se aprobó realizar un foro de discusión en el que participaron maestros de las seis regiones estatales, a fin de conocer las diferentes posibilidades para conformar un nuevo comité ejecutivo seccional”.

Afirmó que uno de los puntos en que hay “consenso” es que no habrá marcha atrás en el desconocimiento de las dirigencias charras estatal y federal, por lo que se analizarán tres vías en cada una de las delegaciones gremiales: crear un sindicato independiente, que significaría salirse del SNTE; seguir por la vía estatutaria y solicitar a Gordillo Morales una convocatoria para un nuevo comité seccional, o conformar un comité ejecutivo seccional democrático paralelo. Estas alternativas –insistió– serán estudiadas y consultadas con la base magisterial.

En tanto, profesores de Michoacán empezaron la marcha-caravana rumbo al Distrito Federal, donde prevén arribar este jueves para “acordonar” la Cámara de Diputados en demanda de la cancelación inmediata de la alianza por la educación, la abrogación de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado y demandar un incremento al presupuesto para la enseñanza, mientras que hoy partirán caravanas desde Guerrero, Zacatecas, Tlaxcala, Puebla, Guanajuato y Querétaro para sumarse a la movilización nacional, cuyos contingentes se trasladarán este viernes hasta Cuernavaca, Morelos, para participar en la llamada megamarcha.

En entrevista por separado, Artemio Ortiz Hurtado, secretario general de la sección 18 de Michoacán, afirmó que “todo está listo para el arranque de movilizaciones desde distintos puntos del país para acudir al Palacio Legislativo de San Lázaro y entregar a los diputados una propuesta alternativa de incremento al presupuesto que se destina al sector educativo, en la que no sólo se trata de pedir más, sino que presentaremos un análisis de los rubros es los que es más urgente el apoyo y de dónde se pueden sacar los recursos extraordinarios”.

“Campaña de linchamiento contra mentores y padres de familia”

Por su parte, Gilberto López y Rivas, integrante de la comisión de coadyuvancia en el conflicto magisterial de Morelos, denunció la intensificación de una “campaña de linchamiento” contra profesores y padres de familia que han participado en las movilizaciones, que “ahora quieren extender a la comisión de coadyuvancia, al señalar que soy muy amigo de los zapatistas, de guerrilleros y cosas así, para tratar de crear una campaña de desprestigio y satanización que no tiene ningún sustento de veracidad”, luego de que en un programa radiofónico estatal se subrayó su trayectoria vinculada a procesos de intermediación con diversos grupos como el EZLN y el EPR, por lo que alertó que “cualquier ataque a la comisión de coadyuvancia es casi cerrar las puertas a la solución negociada del conflicto”.

La reforma en Pemex: riesgos de omisiones

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano

El próximo jueves el Senado de la República estará aprobando una reforma de gran trascendencia a la legislación petrolera. Se trata de un conjunto de seis leyes que es posible sintetizar en tres dimensiones: otorga a Petróleos Mexicanos (Pemex) una mayor autonomía presupuestal y de gestión; moderniza su diseño institucional y flexibiliza su sistema de contratación de adquisiciones y de obra pública. Es una legislación que quizás no sea todo lo profunda que se hubiese deseado, según cada visión política, pero es, sin duda, de gran amplitud.

Con la promulgación de las nuevas disposiciones, Pemex podrá hacer uso creciente de sus excedentes de operación y realizar modificaciones a su presupuesto sin requerir autorización de la Secretaría de Hacienda, y desaparece la obligación de contratar deuda en el oneroso esquema de Pidiregas.

El diseño institucional de Pemex se modifica porque su consejo de administración se verá reforzado por la presencia de consejeros independientes propuestos por el Ejecutivo y ratificados por el Senado para un periodo de seis años; las actividades del consejo se organizan en siete comités especializados; las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos serán reguladas por una comisión nacional de hidrocarburos, y, en general, sus actividades tendrán que estar planeadas dentro de un programa nacional de energía a cargo del consejo nacional en la materia, que deberá pasar por el Congreso de la Unión para su ratificación como decreto.

También debe destacarse que se prevé la posibilidad de explotación conjunta de yacimientos transfronterizos de acuerdo con los tratados internacionales que México pudiera establecer al respecto.

Las líneas de reforma anteriormente enunciadas requieren de un análisis específico que seguramente será abordado en los meses por venir. Sin embargo, presentan puntualmente la magnitud de la tarea realizada por el Congreso. Queda pendiente un balance de los problemas atendidos y de aquellos otros que pudieran tomar una significación relevante por insuficiencias de la legislación adoptada.

No quiero dejar de señalar una omisión importante en los dictámenes que llegarán al pleno del Senado: el tema de los “bloques” o áreas exclusivas para un solo contratista, asignados mediante alguna variante de los contratos de servicios múltiples que no está considerado en los dictámenes que este martes se dieron a conocer a la opinión pública, lo que pudiera significar que se excluyera a Pemex del control de las decisiones sobre esos trabajos de exploración y extracción. El asunto está implícito, y si el gobierno opta por este sistema en los próximos meses rencenderá el debate sobre su constitucionalidad, se abrirá una franja de riesgo para las actividades de exploración y producción que son de vital importancia para recuperar la capacidad petrolera del país.

Creo que aún es posible resolver positivamente este problema, acotando con toda claridad la duración de los contratos y que Pemex fortalezca su capacidad de ejecución directa, sobre todo pensando en la complejidad de los retos futuros tanto en las áreas marinas como en el territorio. No debe quedar ninguna duda sobre el control que Pemex debe mantener sobre la explotación de los hidrocarburos del país.

Es indispensable destacar que esta reforma a la legislación petrolera metió al Congreso, particularmente al Senado de la República, a un trabajo de análisis y negociación que ha durado más de ocho meses, que incluyó la realización de foros en los que participaron más de un centenar de especialistas y, finalmente, se ha llegado en los dictámenes a un acuerdo general de todos los partidos políticos con representación legislativa. Es quizás una de las experiencias de negociación más complejas y trascendentes que ha llevado a cabo el Congreso mexicano.

 

México: la gran estafa de las Afore

José Steinsleger

En angustiada misiva a El Correo Ilustrado, la señora Diana Velázquez Ortiz escribe: “Quiero saber si alguien me puede aclarar o adónde debo recurrir para saber cómo operan las Afore, pues en mis fondos de pensión existe un déficit de casi 40 mil pesos… el 6 de octubre mi fondo total era de 343 mil pesos y para el día 17 de ese mes la cifra es de 306 mil pesos” (La Jornada, 19/10/08).

Mi estimada señora: me solidarizo con su situación porque es la mía, y la de aproximadamente 15 millones de trabajadores que fueron obligados a “escoger” una de las 20 administradoras de fondos para el retiro (Afore). Así es que los 40 mil pesos que le andan faltando forman parte de las llamadas “minusvalías” que de enero a junio pasado “desaparecieron” de nuestros fondos de retiro: 50 mil millones de pesos, según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Usted se preguntará por qué. Bueno… ¡porque nos obligaron a ser “modernos”! Recuerde que hacia 1989, Carlos Salinas de Gortari erigió en la Plaza Mayor el nuevo altar del sacrificio global (pero esta vez en masa), haciendo del Estado una eficiente empresa de demolición del sector público. Recuerde aquella campaña de propaganda y pragmatismo encefalocraneano que se puso a especular con la fragilidad natural de las personas frente a la salud y la jubilación.

“¡Como hicieron en Chile!”, dijeron. En efecto, el modelo de las Afore empezó por allá con represión, tortura y muerte. Y luego, en relativa paz, el llamado “régimen de capitalización individual” fue copiado en Perú (1993), Argentina y Colombia (1994), Uruguay (1996), Bolivia y México (1997), El Salvador (1998), Costa Rica (2001) y República Dominicana (2003). Hasta diciembre de 2007, eran 76 millones los afiliados en América Latina. En México, 51 por ciento.

Entonces, los fondos de retiro de los países latinoamericanos pasaron a ser controlados por grupos empresariales cuya mayoría de acciones, al calor de las privatizaciones, quedaron en manos de consorcios financieros extranjeros. En México: Afore Banamex (Citigroup de Estados Unidos, con 5.9 millones de afiliados), Afore ING (Holanda, 5.3 millones), Afore Bancomer (España, 5.1 millones).

Gente que “sabe” y “piensa en nosotros”: si los valores suben, la pensión sube. ¿Y si hay pánico financiero, eso que los “especialistas” llaman “turbulencias”? Lo siento: los fondos acumulados durante la vida activa “desaparecen” en fracción de segundos. Por esto, a raíz de las últimas “turbulencias”, el Consar recomienda a usuarios mantener su Afore: “Hay que esperar a que se recuperen las inversiones y regrese la curva de rendimientos”. Pero, ¿y si no se recuperan, y si no regresa? Mi señora: seamos optimistas.

¿Quién determina los rendimientos y cobro de comisiones? Los propios bancos, faltaba más. ¿Y la Consar? Nada. La Consar se encarga del “diseño de portafolios de inversión” (¿?) y la propaganda: “Las inversiones que realizan los fondos son a largo plazo y las crisis coyunturales pueden ser compensadas con periodos de bonanza a lo largo del tiempo”.

En una excelente y reveladora investigación, la periodista Alba Martínez sostiene que las Afore de México registraron las más altas comisiones en el cobro por manejo de cuentas individuales. En contraste, los rendimientos para los trabajadores bajaron aún más de lo que presentaron a partir de 1997, cuando se “modernizó” el esquema de pensiones con la promesa que los asalariados serían “los principales beneficiados” (Contralínea, No.101, 1/5/08).

“En los recientes seis años –dice Martínez– las Afore incorporaron a sus ganancias 25 por ciento de los ahorros de los asegurados. Y es que los trabajadores tienen que pagar unas de las cuotas más altas del mundo para que las Afore les ‘administren’ sus fondos de pensión.”

Los “administradores”, en tanto, obtuvieron ganancias por 2 mil 664 millones de pesos (2006) y 2 mil 283 (2007). Y, en algunos casos, esas ganancias son producto de la sustracción de casi 30 por ciento de los ahorros de los trabajadores. Más del doble de lo que sus pares latinoamericanos pagan a sus respectivas Afore. Un buen “retiro”… para ellos.

“El monto total acumulado de las Afore mexicanas rebasa las reservas del Banco de México”, afirma Martínez. Esto representa 9 por ciento del PIB del país. Seis años atrás, en 2002, representaban 5.3 por ciento. Y en una de las fuentes consultadas por la periodista de la revista Contralínea (Boletín estadístico 18, emitido por la Asociación Internacional de Organismos de Supervisión de Fondos de Pensiones) supimos que las administradoras del país obtuvieron mil 330.6 millones de dólares por… ¡cobro de comisiones!

¿Qué hacer? Al momento de redactar estas líneas nos enteramos de que Argentina dará por terminado el sistema de pensiones privadas. El gobierno de Cristina Fernández teme que con la actual crisis global de crédito desaparezcan totalmente los fondos de pensión. El Estado argentino absorberá el sistema de pensiones privado. ¿Seguirá México el ejemplo?

 

LA ESCUELA EN CRISIS.

Javier Sicilia.

El conflicto magisterial que ha encontrado su sede en Morelos es un signo más de la polarización política que vive el país y de la crisis de sus instituciones. Sin embargo, entre las razones de unos y otros, hay un hecho que está en el fondo del conflicto y que nadie cuestiona: la viabilidad de la escuela.

 

Como todos los axiomas modernos, la escuela se presenta como un paradigma absoluto: ningún niño puede aprender sin dosis de enseñanza escolarizada y, en consecuencia, es necesario reformar la calidad de ésta y obligar a los maestros recalcitrantes a volver a las aulas. No obstante, ni la escuela ha existido siempre -fue una invención de Comenius en el siglo XVII con su Didactica magna- ni se necesita de la escolaridad para aprender -la humanidad hasta el siglo de Comenius no necesitó de dosis de enseñanza escolarizada para sobrevivir y crear cultura-. En este sentido habría que decir que si la educación ha entrado en crisis no es porque la enseñanza de los profesores sea deficiente y haya que reformar su calidad, sino porque su creación histórica, la escuela, ha dejado de servir a los fines para los que fue creada.

 

Lo que está en juego en el fondo de la crisis magisterial es lo que Iván Illich había ya mostrado en los años setenta en su libro La sociedad desescolarizada: la escuela como una estructura injusta de segregación social.

 

La escuela, que se convirtió en el monopolio absoluto de la enseñanza para acceder al poder, es decir, a los puestos profesionales, ha generado a lo largo de su existencia una parálisis de la capacidad innata de aprender. Al criminalizar el aprendizaje independiente -nadie, ha decretado la escuela, puede saber si no posee un papel certificado por el monopolio escolar-, ha generado un subdesarrollo en la confianza del hombre en aprender por sí mismo a través de lo que la comunidad le da y necesita. Por lo tanto, la competencia en la carrera del aprendizaje se ha vuelto cada vez más segregativa. Acceder al saber y, luego, al trabajo, en medio de una humanidad cada vez más demandante de escolaridad, ya no puede ser el objetivo de todos -los empleos profesionales están saturados-, sino de unos cuantos que deben someterse a las dosis de calidad que el monopolio del poder escolar -en este caso Josefina Vázquez Mota y Elba Esther Gordillo- ha determinado.

 

Al dictar nuevas normas sobre lo que es valedero y factible en la educación, el monopolio educativo paraliza aún más la imaginación social y genera una nueva clase de pobres y frustrados. Hace cien años, en México, la escuela era sólo asunto de unos cuantos. En el campo, en los pueblos, en las provincias se aprendía lo que la comunidad necesitaba, y de manera personal. El analfabetismo como un mal era una cuestión creada por el poder. Hoy en día, no sólo ser analfabeto -hijo de una tradición oral-, sino no estar escolarizado y, aún más, no cumplir con los ciclos escolares, cada vez más largos y cada vez más controlados por la certificación, es signo de pobreza, una pobreza en la que cada vez más gente vive.

 

La Alianza para la Calidad de la Educación no es, por lo tanto, una mejora en la calidad del aprendizaje, sino un tamiz más en el proceso de la escolarización que generará nuevos pobres y frustrados. Los maestros en huelga y los padres de familia que los apoyan no quieren perder los sueños y privilegios que el monopolio de la educación para todos les ofreció un día, y se niegan, de una manera intuitiva, a ser segregados de nuevo.

 

Con la Alianza para la Calidad de la Educación, al igual que con las formas antiguas de la escolaridad, no se fomentan ni el deber ni la justicia porque en ambos casos se insiste en aunar la instrucción y la certificación. A pesar de que aprender significa obtener una nueva habilidad o un nuevo entendimiento, la promoción está cada vez más controlada por los criterios que el mercado ha fijado, es decir, por los criterios establecidos para el control social que harán cada vez más difícil el acceso de todos al proceso educativo.

 

Desde el siglo XVII los seres humanos nos hemos esforzado por llegar a la educación de un mundo mejor, y para hacerlo hemos desarrollado sin cesar la escolaridad. Hoy la empresa está mostrando su fracaso: la constricción de los niños a subir la escalera cada vez más larga y empinada de la educación, lejos de conducir a la igualdad buscada, sólo favorece a unos cuantos; mina la voluntad innata y personal de aprender; convierte el saber no sólo en una mercancía, sino en un bien escaso, y genera dosis cada vez mayores de miseria y frustración.

 

Por debajo de la punta del iceberg del conflicto magisterial, lo que  debemos percibir es que el esfuerzo social por desarrollar una escolaridad obligatoria ha perdido su legitimidad. Frente a esta crisis -que es parte de la crisis de todas las instituciones que, al destruir las autonomías y las capacidades creativas de los hombres, no pueden ni podrán suministrarles lo que su sueño de progreso les prometió-, habría que volver a pensar en los términos desescolarizados de Illich. Hoy más que nunca "necesitamos un entorno nuevo en el cual crecer o entraremos en el 'mundo feliz' donde el big brother estará ahí para educarnos a todos" en la igualdad de la miseria.

 

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del Cerro de San Pedro, liberar a los presos de Atenco y de la APPO, y hacer que Ulises Ruiz salga de Oaxaca. l


Publicado por solaripa69 @ 9:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios