Jueves, 06 de noviembre de 2008

Toman miles de profesores el Congreso de Guerrero en rechazo a la alianza educativa

■ Exigen al gobernador que cancele el pacto Calderón-Gordillo hasta que se analice su conveniencia

■ Más normales del estado se unen al paro contra el examen para obtener una plaza magisterial

Sergio Ocampo y Misael Habana (Corresponsales)

Chilpancingo, Gro., 5 de noviembre. Más de 2 mil profesores tomaron la noche de hoy las instalaciones del Congreso local para exigir una respuesta del gobernador del estado al exhorto que el propio Poder Legislativo le hizo el jueves pasado para que suspenda en Guerrero la aplicación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) en tanto se organizan foros para evaluar su conveniencia.

Los diputados fueron citados a las 11 de la mañana a sesión extraordinaria para discutir y, en su caso, aprobar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2009 enviada por el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, pero no pudieron sesionar debido a que aproximadamente mil estudiantes de siete normales públicas de la entidad protestaban en la explanada del Congreso, después de marchar por varias calles en rechazo al examen de oposición para obtener plaza de maestro.

Juan Pérez Bautista, dirigente normalista, anunció que hoy empezaron un paro de labores en los planteles Rafael Ramírez, Ignacio Manuel Altamirano y Adolfo Viguri, con sede en Chilpancingo, los cuales se suman al del Centro Regional de Estudios Normales de Iguala, la Escuela Vicente Guerrero de Teloloapan, la Normal de Educadoras de Arcelia y la de Educación Física de Acapulco.

Explicó que los siete colegios se sumaron a las normales Regional de Tlapa y de Ayotzinapa en rechazo al examen de oposición propuesto por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para obtener una plaza en el magisterio, como acordó la Asociación Guerrerense de Egresados Normalistas con el titular de la dependencia estatal, José Luis González de la Vega.

A las 14 horas, cuando los alumnos y egresados normalistas ya se habían retirado, aunque dejaron una comisión negociadora, arribaron unos 2 mil integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado (SUSPEG), quienes se instalaron en los patios del Poder Legislativo.

Jorge García Hernández, dirigente de la CETEG, demandó a Carlos Reyes Torres, presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara, que informe la respuesta que obtuvo de Zeferino Torreblanca al exhorto que la semana pasada le hizo el órgano legislativo para que rechace el pacto entre la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, y el presidente Felipe Calderón, pero “lamentablemente no nos quieren decir nada”.

A las ocho de la noche, los diputados informaron que el gobernador se había comunicado para proponer una reunión con los 35 integrantes de la comisión negociadora del movimiento (formado por la CETEG, SUSPEG y normalistas) para el 17 de noviembre. Los profesores plantearon que la reunión se realice el próximo lunes, porque “ese día vamos a llevar a cabo nuestra marcha estatal”.

Sin embargo, a las 20:30 horas, cientos de maestros ingresaron a las instalaciones del Congreso y advirtieron que se mantendrán ahí hasta que les den una respuesta satisfactoria a su demanda de empezar el diálogo inmediatamente. Al cierre de esta edición esperaban una respuesta del gobernador, en medio de cantos de protesta.

En Acapulco, unos 200 integrantes de la CETEG bloquearon el acceso principal al Centro de Convenciones, donde se encontraba el secretario estatal de Educación González de la Vega, mientras unos 20 burlaron la vigilancia y llegaron hasta él para increparlo.

De la Vega acababa de sostener una reunión con padres de familia, a quienes dio a conocer los supuestos beneficios de la Alianza por la Calidad de la Educación y reiteró la postura del gobierno del perredista Zeferino Torreblanca de no cancelar el pacto, como exigen los maestros para concluir el paro, “no obstante que la administración estatal se encuentra abierta al diálogo”.

Afuera, los dirigentes reiteraron que después de analizar los documentos de del pacto concluyeron que “no tiene la más mínima intención de elevar la calidad de la enseñanza, pero sí tiene como mayor propósito privatizar el sistema educativo nacional”.

■ En asamblea, acuerdan maestros que en ningún plantel operarán las pruebas Pisa y Enlace

Vuelven a las aulas en Morelos sin que les cancelen el pacto educativo

■ Anuncian “segunda etapa de lucha”; si hay sanciones contra los paristas volverán a las calles, dicen

■ Devolverán “cuotas voluntarias” a padres de familia; es obligación del Estado dar enseñanza gratuita

Rubicela Morelos y Laura Poy (Corresponsal y reportera)

A partir de este jueves, cerca de 20 mil maestros de la sección 19 del SNTE en Morelos darán inicio al ciclo escolar 2008-2009, luego de mantener un paro de labores de casi tres meses en demanda de la cancelación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

Los docentes anunciaron una “segunda etapa de lucha”, con la advertencia de que el pacto “no se aplicará en las escuelas del estado ni en ninguna modalidad donde se pretenda privatizar la enseñanza pública”.

Asimismo, acordaron que “en ningún plantel de la entidad se aplicarán pruebas estandarizadas, como la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) y el Programa Internacional para la Evaluación de los Alumnos (PISA)”. También advirtieron que “no permitirán que ingrese a las escuelas personal que provenga de promociones de nuevas plazas y vacantes definitivas por la vía del dudoso concurso nacional público de oposición, convocado y dictaminado de manera unilateral”.

Rescate del ciclo escolar

Dijeron que el acuerdo, tomado en asamblea estatal del Movimiento Magisterial de Bases (MMB), luego de 80 días de paro de labores, es parte de un “compromiso” con los padres de familia para rescatar el ciclo escolar y atender a los cerca de 400 mil alumnos de la entidad, el cual “asumimos como profesores, y una vez que se consultó a los docentes de base, se acordó regresar a las aulas sin firmar ningún acuerdo con el gobierno estatal, ya que nunca presentó una ruta de solución acorde con las demandas del magisterio”, afirmó Alejandro Trujillo, integrante de la comisión negociadora.

Los profesores aprobaron medidas para “impedir la corrupción” en los centros escolares, y anunciaron que devolverán las “cuotas voluntarias” que entregan los padres de familia al inicio de cada ciclo escolar para el mantenimiento de las escuelas; “no deben pagar lo que es obligación del Estado”, dijeron.

Además, establecieron la prohibición para que en los planteles educativos se vendan seguros para gastos médicos, al considerar que “es responsabilidad del Estado proporcionar a todo ciudadano asistencia médica”. Destacaron que “a partir de esta fecha quedan canceladas todas las cooperaciones para mantener las supervisiones, jefaturas de sector y las oficinas dependientes del Instituto de Educación Básica de Morelos, ya que no participaremos en ninguna actividad dentro de la escuela que implique el manejo de dinero”.

Integrantes del MMB aseguraron que no habrá marcha atrás en el desconocimiento de Elba Es- ther Gordillo como “dirigencia espuria” del magisterio nacional, y se pronunciaron por una lucha nacional con un frente único del pueblo, donde se incluyen estudiantes, obreros y campesinos.

En un mitin, convocado en la plaza de armas de Cuernavaca, donde cientos de maestros instalaron un plantón desde el pasado 20 agosto, se dio a conocer un manifiesto como parte de las acciones para el retorno a clases, en el que informaron sobre los logros alcanzados por el movimiento; destacan un acuerdo con la Secretaría de Gobernación y el gobernador del estado, Marco Antonio Adame Castillo, para la instalación de mesas de trabajo, suscrito en septiembre pasado, para que “las mesas nos lleven a un congreso educativo en el que participen padres de familia, maestros, estudiantes, académicos y sociedad en general, para que enriquezcan y fortalezcan la calidad educativa de Morelos”.

También subrayaron la demanda de mantener “respeto irrestricto a las todas las garantías constitucionales, laborales, sindicales y educativas para todos los trabajadores del sector; el reconocimiento de los integrantes de la comisión negociadora como representantes únicos del Movimiento Magisterial de Bases, y el refrendo del compromiso por seguir defendiendo la enseñanza pública”.

No a la corrupción

Los docentes, quienes a lo largo del conflicto denunciaron actos de represión, luego de los desalojos violentos de las comunidades de Tres Marías, Xoxocotla y Amayuca –a principios de octubre pasado–, que dejaron como saldo 59 personas “detenidas, golpeadas y torturadas”, afirmaron que a partir del retorno a las aulas “dejamos de ser cómplices del gobierno, no permitiendo más corrupción en nuestras escuelas”, enfatizó Lilia Ibarra Campos, coordinadora de la comisión negociadora del MMB.

Afirmaron que vigilarán que en las cooperativas escolares “no se vendan productos de empresas trasnacionales”.

También advirtieron que si las autoridades intentan violar las garantías individuales de los maestros con el levantamiento de actas administrativas y accciones que atenten contra algunos de sus compañeros, “regresaremos a la lucha como en la primera etapa”.

Hasta el momento todo apunta a un accidente, dice Luis Téllez

■ Minuto y medio antes de desplomarse la aeronave en la que viajaba Juan Camilo Mouriño perdió comunicación con el centro de control

■ El piloto no emitió ninguna señal de auxilio

Miriam Posada y Roberto González Amador

La aeronave en la que viajaba el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, perdió comunicación con el Centro de Control de Tránsito Aéreo del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) minuto y medio antes de desplomarse; el piloto no emitió señal de auxilio alguna ni había reportado fallas técnicas al despegar del aeropuerto de San Luis Potosí, donde el jet siempre estuvo bajo vigilancia; asimismo, las condiciones meteorológicas fueron favorables durante todo el trayecto, aseguró el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez Kuenzler.

“Hasta el momento no se han detectado indicios que permitan formular hipótesis diferentes a las de algún accidente, pero se investigará hasta agotar posibilidades”, advirtió Téllez, al señalar que ya están en México especialistas en aeronáutica de Estados Unidos y el Reino Unido que apoyarán las pesquisas y la revisión de la caja negra, que ya fue localizada.

Ante la gravedad del caso y la necesidad de que la investigación sobre la muerte del titular de Gobernación y sus acompañantes se haga con transparencia, por primera vez en la historia de la aviación en México se hicieron públicas imágenes de la posición de una nave en el radar de los controladores y las conversaciones entre la cabina y la torre. Téllez Kuenzler sustentó cada una de sus afirmaciones con imágenes de los radares del AICM, en las que se observa el comportamiento de las aeronaves “en fila” para aterrizar, así como la grabación en la que el centro de control da instrucciones al Learjet 45 para su aterrizaje, hasta que desapareció de la pantalla, información que usualmente es confidencial por razones de seguridad.

Por la mañana, en un primer encuentro con medios de comunicación, el funcionario dio a conocer la bitácora del 4 de noviembre de la aeronave Learjet 45, matrícula XCVMC, con diez años de antigüedad. Señaló que a las 18:46 horas se observó su última posición en el radar del AICM, a una altitud de 9 mil 700 pies y a una velocidad de 330 kilómetros por hora, todo conforme a la norma, por lo que hasta el momento “no se han detectado indicios que permitan formular hipótesis diferentes a las de algún accidente, pero se investigará hasta agotar posibilidades”, reiteró el funcionario.

Astillero.

Julio Hernández López

■ La desmemoria como pedestal

■ Por decreto: accidente

■ Homenajes electorales

El mejor promotor de la hipótesis del atentado es el propio gobierno federal. La insistencia oficial en que no hay cabida más que para pensar en lo accidental ha generado una rápida propagación del espectro de las conspiraciones, con material especulativo que va desde las dudas respecto de la verdadera identidad de los irreconocibles restos calcinados hasta las razones políticas que habrían estado detrás de las presuntas maquinaciones en las que, según esos ánimos públicos desatados, habrían podido participar intereses petroleros traicionados o venganzas de narcotraficantes (sobre todo por la detención de El Rey Zambada), o maniobras de falsa desaparición para luego disfrutar riquezas acumuladas, e incluso ajustes internos de cuentas o pleitos despiadados entre derechistas desesperados por seguir en el poder. De la aparición de esas y otras variantes de la imaginación colectiva ha de responsabilizarse al mal manejo de la crisis del Learjet que ha hecho la administración felipista, en particular su nada confiable secretario de comunicaciones y transportes, el transexenal Luis Téllez, que produce suspicacias en la misma proporción en que se ha aferrado desde unas horas después del accidente aéreo a instalar la teoría del tirador solitario, perdón, del accidente como opción solitaria, sin practicar la necesaria apertura a todas las variables que un investigador honesto y sin consigna habría de mantener cuando menos durante el lapso inmediatamente posterior a un suceso tan altamente polémico. Y la rapidísima campaña de información internacional organizada por la normalmente lenta y aguada cancillería, como si una orden superior estuviese conminando a ciertos subordinados a luchar para asentar con fuerza la idea del accidente como posibilidad única.

Otra falla evidente del felipismo es la pretensión de transmutar un pasivo político de horas atrás (el secretario de gobernación en vías de ser reacomodado, el conflicto de intereses en el tema de los negocios petroleros, el padre protegido en indagaciones sobre lavado de dinero) en un activo al que mediante homenajes de cúpula y certificados postmortuorios de buena conducta se busca convertir en una especie de héroe panista de la desmemoria cívica, en ejemplar caballero andante de la hipocresía que para no perturbar los convencionalismos fúnebres prefiere olvidar el historial de ciertos difuntos para centrarse en aspectos que con benevolencia son maquillados, descafeinados u ocultados. El PAN-gobierno está usando la muerte de uno de sus personajes más cuestionables para tratar de construir un presunto mártir en tiempos previos a las elecciones más difíciles para ese binomio decadente. Calderón está pensando en el grupo, en la facción, en los amigos y sus intereses (al respecto, Juan Manuel Rodríguez escribió a esta columna: “Calderón no dedicó ni una sola palabra de aliento o consideración por las víctimas peatonales del accidente. No ofreció hacerse cargo de ellas y su pena. Estaba ensimismado. Era el presidente de unos cuantos cuates, no de los mexicanos, como pretende ser. Por otra parte, sus palabras y su gesto no corresponden al impacto de una muerte accidental, sino al de un acto de guerra. Guerra que él declaró, sin consultarnos. Entonces, tal vez considera que los muertos peatonales son sólo daños colaterales. No respondió como el presidente de los mexicanos, sino como el presidente y gran cuate de Mouriño. ¿Responderá como Aquiles ante la muerte de Patroclo?&rdquoGui?o

Devastado por el golpe directo a su círculo íntimo, sin la agilidad política necesaria, el michoacano deja que asuma provisionalmente la secretaría de gobernación el empresario lechero Abraham González Uyeda, el dueño del rancho de la zona conurbada de Guadalajara en donde se produjo el destape del entonces secretario de energía que luego sería despedido por un Vicente Fox que pretendió regañar por ese acto al entonces gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, que siempre ha sido el verdadero jefe de González Uyeda, a quien pretenden convertir en 2009 en candidato plurinominal a diputado local para que coordine la fracción blanquiazul del congreso tapatío, mientras Ramírez Acuña busca la diputación federal de Zapopan para pelear la coordinación de la bancada panista en San Lázaro y, aunque usted no lo crea, intentar desde allí la postulación a la Presidencia de la República en 2012. La caída del jet que provenía de la plaza estatal vendida a los zetas también permitió maniobrar para abollarle un poco la corona al jefe mínimo de la contrarrevolución, Plutarco Elías Fox, que se organizó la llamada Cumbre San Cristóbal en el monumento a la corrupción llamado Centro Fox, donde se reunirían líderes pertenecientes a la Internacional Demócrata de Centro, pero a la cual ya no irá la plana mayor calderonista, dedicada a organizar los homenajes de hoy y el próximo domingo. Las puntualizaciones del caso fueron hechas por el aspirante al relevo en Bucareli, Germán Martínez, que desde allí comenzaría a tejer sueños presidenciales.

 


Publicado por solaripa69 @ 12:46
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por chopi64
Jueves, 06 de noviembre de 2008 | 18:02
Hola,siempre lo mismo,a ning?n gobierno le interesa ni :educci?n,sanidad,el paro.
Los pelotazos a la orden del d?a,te ire siguiendo.