Martes, 11 de noviembre de 2008

En manos privadas, 70% de la exploración y producción de crudo

Monterrey, NL, 10 de noviembre. Empresas privadas realizan 70 por ciento de las actividades que constitucionalmente son responsabilidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) en las áreas de exploración y producción, reveló este lunes la secretaria de Energía, Georgina Kessel.

En un foro empresarial la funcionaria anticipó que los contratos que firmará el gobierno federal con compañías privadas, al amparo de la reforma aprobada el mes pasado por todos los partidos políticos representados en las dos cámaras del Congreso, incluirán la posibilidad de “hacer un pago adicional” al contratista privado, en función del éxito del proyecto.

Petróleos Mexicanos, añadió Kessel, contratará en mejores condiciones servicios que hoy ya son prestados por empresas particulares, pero aseguró que las firmas recibirán sólo remuneraciones en efectivo acordes con los estándares de la industria en el mundo.

Después de la reforma aprobada el mes pasado en el Congreso, se creará un régimen especial de contrataciones para la industria petrolera, afirmó Kessel. Sostuvo que el paquete de leyes votado por diputados y senadores tiene los mismos objetivos que la iniciativa presentada por el Ejecutivo federal en abril.

La reforma aprobada para Pemex, aseguró, crea un sistema de licitaciones públicas, por regla general por medio de contratos, con flexbilidad para modificar los proyectos, lo que va a permitir, según su criterio, “adquirir nueva tecnología o incorporar tecnología que resulte viable”.

Se refirió también a los incentivos que recibirán las compañías privadas que acepten realizar obras para Pemex y que, según lo declarado por los legisladores que votaron las iniciativas, no recibirán participación alguna de la producción de crudo.

 

Editorial de “La Jornada”.

La confesión de Kessel

Ayer, en el contexto del foro empresarial México, cumbre de negocios, que se realiza en Monterrey, Nuevo León, la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Georgina Kessel, dijo: “Alrededor de 70 por ciento de las actividades de Pemex (Petróleos Mexicanos) en exploración y producción ya las realizan otras empresas”. Tal aserto representa una confesión de ilegalidad, un reconocimiento de que la reforma petrolera recientemente aprobada, y aún no promulgada, simplemente busca regularizar una práctica ilícita, y una admisión de que el laberíntico proceso que condujo a su aprobación ha sido una simulación y una impostura del gobierno federal y de sus aliados en el Congreso.

Es necesario recordar que la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional, aún vigente, afirma que “sólo la Nación podrá llevar a cabo las distintas explotaciones de los hidrocarburos, que constituyen la industria petrolera (la cual) abarca (entre otras cosas) la exploración, la explotación, la refinación, el transporte, el almacenamiento, la distribución y las ventas de primera mano del petróleo y los productos que se obtengan de su refinación”. Es decir, el gobierno actual y los precedentes han venido violando en forma deliberada y reiterada la Carta Magna y la ley reglamentaria –lo que conlleva una gravísima responsabilidad política–, y las reformas referidas han sido una mera forma de dar cobertura legal a una situación de facto a todas luces ilícita.

Por añadidura, la funcionaria dijo que las modificaciones pactadas por Los Pinos con las bancadas de Acción Nacional, el Revolucionario Institucional y un sector del Partido de la Revolución Democrática “tienen los mismos objetivos” que la iniciativa abiertamente privatizadora que el titular del Ejecutivo federal, Felipe Calderón, envió al Senado el 8 de abril. La pregunta obligada es, entonces, para qué se incluyeron en esas propuestas párrafos e incisos que entregaban segmentos enteros de la industria petrolera a consorcios particulares, a sabiendas de que habrían de enfrentar una fuerte oposición política, social y técnica, y por qué no se optó desde un principio por enviar una versión menos impresentable, como la que finalmente se aprobó. Sea cual fuere la respuesta, queda en el aire, tras las declaraciones de la titular de la Sener, una sensación de trampa, de simulación, de tomadura de pelo, como lo fue, desde un principio, el aserto gubernamental de que las iniciativas inicialmente ensayadas “no eran privatizadoras”.

Cabe preguntarse, por lo demás, qué explicación darán a sus bases y a sus electores los dirigentes y legisladores perredistas –Guadalupe Acosta Naranjo, Graco Ramírez, Carlos Navarrete y otros– que se sumaron con entusiasmo y “orgullo” a una maniobra que, ahora es meridianamente claro, apuntaba a legalizar una privatización que ya se venía dando en los hechos.

En cualquier forma, la escandalosa declaración de Kessel plantea una disyuntiva ineludible: o se emprende de inmediato un esclarecimiento de la sostenida ilegalidad en la que ha venido operando la industria petrolera (cuando menos, 70 por ciento de ella), o se concede la existencia de un poder público cínico, que sólo se compromete a cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes en las ceremonias de toma de protesta.

■ Sostuvo ante empresarios que la educación es fundamental para promover el desarrollo

Ahora se necesitan recursos para “un rescate social”, destaca el rector Narro

■ Si el país quiere ser competitivo, la matrícula universitaria debe crecer al doble y en poco tiempo

■ El impulso debe darse esencialmente en las universidades públicas, destacó

Roberto González Amador y David Carrizales (Enviado y corresponsal)

Monterrey, NL, 10 de noviembre. En medio de una situación de crisis económica por la que el gobierno ha acudido a proveer ayuda financiera a empresas privadas, lo que se requiere ahora es canalizar recursos para “un rescate social del país”, aseguró este lunes José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Entendemos que las necesidades son muchas, pero México ha hecho muchos otros rescates, y lo dije delante de los empresarios, México tiene que hacer ahora un rescate social, un rescate por su futuro”, declaró a la prensa el rector Narro, luego de participar en un foro durante la Cumbre de negocios en el que, por decisión de los organizadores, se vetó el acceso a la prensa.

Al salir del hotel donde se realiza el encuentro, el rector de la UNAM dijo ante la prensa que la idea que transmitió a los empresarios, académicos y funcionarios que participan en el foro es que la educación es la palanca fundamental para promover el desarrollo de México y resolver muchos de los asuntos y problemas que tiene el país.

Fue en ese sentido que, en momentos en que en la Cámara de Diputados se discute el presupuesto federal 2009, cuyo monto será ajustado para compensar una merma en los ingresos previstos, Narro Robles planteó la necesidad de garantizar recursos para la educación superior.

La educación debe ser concebida como un bien social, en la cual el Estado tiene que invertir más, porque los recursos que ahora se canalizan a este renglón no son suficientes.

“Tenemos graves rezagos, como señalé aquí. Por ejemplo, 6 millones de mexicanos no saben leer ni escribir y representan sin duda uno de los rezagos más dolorosos para el país”, añadió. Para los niveles de posgrado la inversión es muy inferior a la que reclama la necesidad de una economía como la mexicana, explicó.

Narro explicó que en el foro habló de la necesidad de que se entienda que el gasto en educación es una inversión para el futuro del país. En México el gasto en educación superior equivale a 0.6 puntos del producto interno bruto (PIB), unos 60 mil millones de pesos, y el gasto en educación superior y ciencia y tecnología apenas llega a uno por ciento del PIB (equivalente a 100 mil millones de pesos), expuso Narro.

“Hay países de la región como Brasil, que invierten más del doble que México en investigación científica, y México no se puede quedar así”, puntualizó.

Se refirió a la discusión en curso en la Cámara de Diputados –las declaraciones del doctor Narro se dieron después del mediodía– y planteó que en el Congreso se mantenga el apoyo presupuestario a la universidad pública.

“Lo digo así de simple: si el país quiere ser competitivo en todo sentido frente a otras naciones del continente, o frente a países de un nivel de desarrollo similar, tiene que crecer al doble la matrícula universitaria, y lo tiene que hacer en relativamente poco tiempo y con modalidades y esquemas mucho más flexibles, con proyectos de calidad. Este crecimiento lo he dicho y reitero, tiene que darse primordialmente en el campo del sector público, de las universidades públicas de México”, sostuvo. Entonces, añadió, las acciones deben encaminarse a mejorar el alcance y cobertura de la educación superior.

“Entendemos que las necesidades son muchas. Estamos claros y conscientes de que hay necesidades en muchas otras áreas, pero México ha hecho muchos otros rescates, lo dije ahí adentro, delante de los empresarios, lo digo ahora. México tiene que hacer un rescate social, México tiene que hacer un rescate por su futuro”.

En el mismo panel, Luis Robles Miaja, vicepresidente del consejo de administración de BBVA Bancomer, anticipó que hay pláticas con instituciones de educación superior para incluir conceptos de educación financiera en sus planes de estudio y apoyar en la capacitación de maestros y empleados.

La educación económica y financiera en general, añadió, es esencial para el sano desarrollo económico y político de la población, “en un país democrático en que se respete la libertad económica del individuo”.

La cumbre de negocios que se celebra en Monterrey, presidida por el ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, concluye el martes.

Astillero

Julio Hernández López
■ La resurrección de Salinas

■ Cogobierno a través de Diego

■ La República, un bufete divino

El sacrificio de San Camilo produjo el milagro de la resurrección explícita de Salinas por la vía del Jefe Diego, que al mismo tiempo es FerGoMón: tres personas distintas y un solo despacho jurídico-político verdadero: la República del Tráfico de Influencias y el Conflicto de Intereses está de fiesta porque ha llegado al máximo cargo público terreno (la presidencia formal sigue atorada en un viaje etéreo relacionado con asuntos luctuosos y desahogos sentimentales) un promotor y lector de letras chiquitas en los contratos de máximo interés pecuniario para los clientes de lujo (y ni siquiera sólo o necesariamente las cláusulas petroleras sembradas), que al mismo tiempo es, según eso, un duro ejecutor de las letras grandes de las leyes pensadas para imponer a los descarriados mexicanos el orden convencional y conveniente para que los negocios de altura sigan fluyendo y no sufran súbitas y bruscas pérdidas de control.

El avionazo ha hecho que Felipe el Breve no llegue a los dos años de ejercicio con entereza política. Desde ayer su administración está acotada por la banda del Jefe Diego que, así como en el zedillismo impuso a Antonio Lozano Gracia como su gestor de negocios en la procuraduría federal de justicia, ahora instala a otro de sus congéneres litigantes, aunque a un nivel mayor: la Secretaría de Gobernación. El panista michoacano que mantendría un sexenio más a su partido en el poder acabó ayer convidando al priísmo salinista a cogobernar, en una fórmula dispareja que pavimentará el camino para que en las elecciones intermedias de 2009 el PAN y el PRI se repartan cuotas acordadas (para garantizarle “gobernabilidad” al desfondado señor de Los Pinos) y luego se abra el cielo blanquiazul para el retorno del tricolor a la Presidencia de la República. El doliente Calderón no pudo ni siquiera sostener durante 24 horas el encendido y desmesurado homenaje que en domingo había hecho a una “nueva generación de políticos” cuyas increíbles y casi extraterrestres virtudes habrían sido encarnadas por el nuevo héroe hispanomexicano, Juan Camilo Mouriño, de continuidad y trascendencia tan cantadas (¡oh, no: ¿las alabanzas desbordadas también podrían entenderse como una expiación de culpas, como una exaltación oratoria que en realidad fuera una forma de descargo o de conjurar fantasmas aceptados o planeados?!), pero que al paso de unas cuantas horas cayeron en picada, a cientos de kilómetros por hora, sin caja negra disponible, ante la exhumación de los dinosaurios del Salinas Park para que se encarguen de la gobernación que los chicuelos Nava y Martínez (por citar a dos escolapios) nomás no habrían podido proveer.

Fergomón Urueta (que por fortuna no puede albergar ensoñaciones presidenciales, pues su perfil no da para eso) llega a Bucareli para consolidar el estado de derecho y el imperio de la ley, entendidos estos entes de plastilina como materia de discurso y pose que sirven para acomodar la realidad y sus conflictos al interés de los poderosos, que por serlo han copado los espacios de la administración y la procuración de supuesta justicia (ministros, magistrados, jueces, procuradurías, ministerios públicos y policías varias), y que en función de esos arreglos y designaciones pueden seguir torciendo las resoluciones, sentencias y hechos jurídicos a conveniencia de quienes los nombraron o promovieron, que a su vez...

El egresado de la Escuela Libre de Derecho (Fernando Francisco, no Felipe del Sagrado Corazón de Jesús, que también lo es) pondrá su sapiencia jurídica al servicio de los grandes clientes y pontificará ante los medios para explicar las razones de la represión que se dirigirá a las masas inconformes y a los líderes y movimientos opositores. Basta ver la cartera de usuarios de los servicios doctorales de Gómez Mont (quien años atrás trabajó con Luis Téllez, el incansable predicador de la tesis del accidente solitario) para entender hacia dónde se dirigirán sus ánimos de funcionario público. De entre los clientes satisfechos destacan los hermanos Salinas de Gortari, pero no son los únicos, pues el rico catálogo incluye a acusados de defraudar al fisco, de usar la política para enriquecerse, de desviar recursos de Pemex a campañas priístas y de aprovechar el poder para beneficio personal (ayer, en su primera conferencia de prensa en Bucareli, el abogado de elites no aprovechó la oportunidad para desmarcarse explícitamente de apellidos como los Salinas: “algunas (defensas) que usted señala, no tuve yo el deber de representarlas, otras sí”, respondió a pregunta de un periodista, y respecto a la izquierda, ya que él dio opiniones jurídicas en favor del desafuero de AMLO, dijo que extiende la mano a esa corriente política, pero que su divisa es una variante del echeverrismo, pues sólo quiere responder “de aquí, ahora, y hacia delante&rdquoGui?o. Los bufetes divinos mezclan pericia jurídica con influencia política para conseguir resultados favorables a quienes los contratan. La Iglesia en manos del Jefe Diego (y uno de sus aliados).

Astillas:

El tema del jet caído va entrando a zona de neblina. Calderón mismo dijo ayer que su gobierno no tiene interés en ocultar información sobre el caso, así es que la lectura a la inversa hace suponer que nada se sabrá oficialmente hasta dentro de 11 meses (o años), cuando acaso ya haya otros escándalos mayúsculos que quiten reflectores e interés al punto... Esta columna sólo acusará recibo de los correos electrónicos en que lectores suspicaces hacen comentarios, suministran pasajes de literatura y tratan de inducir (sin que vayan a tener éxito) a este tecleador modoso a que hurgue o arriesgue opiniones sobre los íntimos motivos reales que habrían provocado la pérdida de control público de sentimientos de algunos políticos... Y, mientras continúa la guerra en San Lázaro por la distribución de dineros públicos en 2009, ¡hasta mañana, en esta columna que escucha a Medina Mora decir en picada que “hemos subestimado la capacidad del narcotráfico”!

 


Publicado por solaripa69 @ 9:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios