Lunes, 17 de noviembre de 2008

Transgénicos, presentes en maíz de Oaxaca, confirman científicos.

■ Riesgo de que producto dañino se propague en el alimento básico en México, advierten

■ Investigadores universitarios divulgarán en Molecular Ecology un artículo sobre el caso

■ Se corrobora la rápida dispersión de organismos modificados de un sembadío a otros, afirman

Angélica Enciso

La contaminación del centro de origen de maíz de Oaxaca con granos transgénicos fue confirmada, a siete años del primer caso, por un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras instituciones.

Eso es muy grave, ya que, al demostrarse la capacidad de dispersión de ese producto biotecnológico en los cultivos de los campesinos, existe el riesgo de que el maíz biorreactor, dañino para la salud, se propague en el alimento básico de la población mexicana, advirtieron.

El artículo “Presencia de transgenes en maíz mexicano: evidencia molecular y consideraciones metodológicas por la detección de organismos genéticamente modificados” se divulgará en el próximo número de la revista científica inglesa Molecular Ecology.

Fue elaborado por un equipo encabezado por Elena Álvarez Buylla, del Instituto de Ecología de la UNAM, con colectas de maíz de la sierra Norte de Oaxaca correspondientes a 2001 y 2004.

El artículo corrobora, contra las afirmaciones de otros estudios –del gobierno y de empresas de biotecnología–, la presencia de transgenes en las variedades nativas de maíz.

En entrevista, Álvarez Buylla explicó que la principal conclusión de la investigación es que se confirma la rápida dispersión –y a largas distancias– de los transgenes, de un sembradío donde hay transgénicos a otros donde no existen.

Todo esto ocurre en un momento en que existe el riesgo de que el maíz biorreactor –desarrollo biotecnológico que permite la producción de vacunas, plásticos y medicamentos– escape de los sitios donde se experimenta y contamine la cadena alimenticia.

Un transgénico es una modificación artificial del material genético de un ser vivo que permite combinar fragmentos de genes de especies que naturalmente no se entrecruzan, como el caso del maíz BT, que tiene el promotor de un virus y el gen de un insecticida.

Siete años perdidos

La científica detalló que es tal la capacidad de dispersión, que las variedades transgénicas han logrado penetrar en variedades nativas de maíz y en regiones tan remotas como la sierra Norte de Oaxaca.

Ignacio Chapela, de la Universidad de Berkeley, detectó en 2001 en la misma zona la contaminación, que ahora se corrobora.

La experta indicó que es preocupante que el primer caso confirmado de contaminación se dio en 2001, cinco años después de que se inició el cultivo comercial en Estados Unidos, y desde entonces se han perdido siete años, en los cuales las autoridades responsables pudieron haber aplicado medidas más estrictas de bioseguridad y protección del centro de origen de maíz.

Advirtió: “hay intereses muy fuertes que empujan a que el maíz se vuelva un biorreactor, y esto no es compatible con el maíz como alimento; se requiere una actitud más precautoria del gobierno y de las autoridades de bioseguridad. Que se instauren políticas públicas que garanticen el cuidado de este bien común”.

En el estudio, precisó, no fue posible determinar el desarrollo transgénico que había en los cultivos, debido a que son secretos industriales, por lo cual se desconoce de qué tipo de productos se trata: “deberían ser públicos, para hacer más expeditos los estudios”.

Otra conclusión del artículo, explicó, es que existen limitaciones de los monitoreos, los cuales “se ha insistido en que deben ser eficaces y adecuados a las condiciones del maíz nativo mexicano, para saber como están sus poblaciones y hacer la detección con métodos moleculares adecuados”.

Detalló que se compararon tres métodos distintos y se demostró que los tres combinados son más eficaces para un resultado preciso, y “que no se diga que no hay transgenes, cuando sí hay”.

En México, añadió, no se han implantado medidas eficaces de bioseguridad ni métodos de biomonitoreo adecuados o suficientes. Un ejemplo es la presencia ilegal de variedades de maíz transgénico en Chihuahua, adonde no se sabe cómo llegaron esos productos a los cultivos ni de qué variedades se trata.

Agregó que es importante contar con laboratorios públicos “libres de conflictos de interés, con capacidad técnica para efectuar un monitoreo a nivel nacional. Métodos usados en los laboratorios comerciales certificados pueden proporcionar información poco precisa, al incurrir en falsos negativos; es decir, pueden no detectar transgenes en las variedades nativas de maíz, aún cuando están presentes.

“Por ello es urgente que los métodos moleculares se adapten para el caso de variedades nativas de maíz, muchas de las cuales son únicas en el mundo.”

El gobierno debe “privilegiar en el régimen especial de maíz –que aún no se publica– la protección y bioseguridad, no la promoción de la biotecnología, sobre todo cuando para México puede haber riesgos. Se debe hacer más estricta la moratoria, como hace Japón con el arroz, o Estados Unidos y Europa con el trigo, del cual no hay desarrollos comerciales de transgénicos”.

Son los peores indicadores en la historia de Oaxaca: Benjamín Robles

Los indicadores económicos y sociales demuestran que los últimos cuatro años son los peores de la administración gubernamental en toda la historia Oaxaca, aseveró el presidente del Consejo Estatal del Partido Convergencia, Benjamín Robles Montoya.


LUIS IGNACIO VELÁSQUEZ

Dijo que es tal el retroceso que Oaxaca ha tenido en el periodo de Ruiz Ortiz, "que los dos años de pesadilla que aún le faltan a su administración no podrían ser suficientes para revertir el desastre económico, político y social que ha dejado su desgobierno".

Para muestra, -agregó Robles Montoya-, basta ver las escalofriantes cifras de pobreza que prevalecen en la entidad y que demuestran que más de dos millones 384 mil oaxaqueños no cuentan con recursos económicos para comer bien, adquirir medicamentos para enfrentar enfermedades comunes y comprar ropa para su uso personal y el de su familia.

"Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) 7 de cada diez oaxaqueños no tiene ingresos mensuales suficientes para comprar una canasta básica completa, ni atenderse médicamente o financiar  el transporte, vivienda y educación de su familia, lo que ubica a más del 70 por ciento de los oaxaqueños en el rango de pobreza de patrimonio".

Agregó que en otras palabras, su ingreso mensual promedio es inferior a los mil 625 pesos mensuales en el área urbana y menor a mil 86 pesos en el área rural, lo que sin duda significa en los hechos el peor de los fracasos de la actual administración, que además no ha hecho otra cosa que endeudar al pueblo de Oaxaca.

Esto es así, -planteó el también diputado local Benjamín Robles-, porque a pesar de que oficialmente la deuda pública documentada asciende a casi 350 millones de pesos la verdad es que Ulises Ruiz ha endeudado a Oaxaca en lo que va de su administración en más de 6 mil millones de pesos, monto de deuda que ocasionará un servicio estimado en 13 mil millones de pesos que tendrán que ser pagados a lo largo de los próximos 25 años.

El legislador indicó que este informe de gobierno, igual que todos los años pasados, se encuentra repleto de las mismas mentiras, las mismas verdades a medias, las mismas interpretaciones sesgadas de los hechos y el mismo afán de apropiarse de las obras y acciones ejecutadas por el gobierno federal.

"Y sin embargo, todos los años se repite el mismo discurso porque no salimos del hoyo. La verdad es que el Mesías de Chalcatongo  ha pasado a engrosar la larga lista de gobernadores priístas que transitaron por el puesto sin haber hecho algo realmente significativo por los habitantes del estado", concluyó.

 

No existe ningún avance en 4 años en Oaxaca: PAN
El Partido Acción Nacional (PAN) acusó al gobierno estatal de pregonar como propios los programas, las obras y las acciones de la Federación y destacó que en Oaxaca no existe algún avance a cuatro años de inicio de la gestión de la administración estatal.


OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

"Han transcurrido cuatro años de gobierno de Ulises Ruiz no hay seguridad, transparencia, desarrollo, inversión que genere empleos, legalidad en materia de impuestos, ni niveles de educación promedio, ni democracia ni respeto a los partidos de oposición", afirmó el presidente del Comité Directivo Estatal de ese instituto político, Alberto Valencia Arroyo.

Las únicas acciones que vemos del Ejecutivo estatal -remarcó-, "son electorales, pues plazea a sus candidatos a diputados y a gobernador con el dinero del pueblo".

En conferencia de prensa, el dirigente sostuvo que el gobierno estatal hace "caravana con sombrero ajeno", pero lo más preocupante "no es tal vez la falta de ética al adjudicarse el trabajo de otro, sino la total ausencia de programas, obras y acciones realizadas con el presupuesto otorgado asignado por el Congreso de la Unión".

Esta preocupación, anotó, "cobra mayor relevancia cuando la Federación y el Congreso de la Unión preocupados por el desarrollo de Oaxaca han asignado ahora el mayor presupuesto de su historia, más de 44 mil millones de pesos, nueve mil millones de pesos más que el año anterior sin que existan en el gobierno del estado condiciones reales de transparencia en el manejo de recursos públicos, porque de qué sirve una Ley de Transparencia si la instancia encargada de que se cumpla responde totalmente a sus intereses".

Expuso que las diferentes secretarías de la administración estatal solamente realizan la labor de "espejo" para reflejar como suyo el trabajo de las dependencias federales homólogas realizado a través de sus delegaciones en el estado.

Esta circunstancia ha resultado muy cómoda para los funcionarios estatales "ya que de lo único que se preocupan es de tomar por asalto los templetes para salir en la foto y colocar el logotipo de su dependencia", añadió.

Ante esto, Valencia Arroyo dijo que la fracción parlamentaria del PAN harán una "estricta revisión" del informe del gobernador Ulises Ruiz no sólo a través de la glosa y de las comparecencias de sus diferentes secretarios, sino también un análisis comparativo del trabajo del gobierno federal realizado este año en Oaxaca, "y así clarificar de quien son los programas, las obras y las acciones de gobierno".

 

Es hora de minga

Gustavo Esteva.

El mensaje no puede ser más claro: es hora de minga –de tequio, del esfuerzo compartido por el bien común.

“El modelo económico y su TLC… el régimen de terror… sus actos de barbarie… las leyes para robar, empobrecer y despojar… el incumplimiento de la palabra empleada desde siempre para engañar…(todo eso) nos convoca y es un mandato.”

En su comunicado del 7 de noviembre, la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte de Cauca (ACIN) se refiere a Colombia, pero sus palabras pueden igualmente referirse a México y a casi todas partes. Estamos en la Cuarta Guerra Mundial, de la que nos advirtieron hace tiempo los zapatistas: una guerra sin frente, la primera realmente total, guiada por la codicia sin límite, la rapacidad y la destrucción cínica de la naturaleza, la ética y la dignidad.

“El que manda y decide es el pueblo”, subraya la ACIN. “Son todos los sectores que concuerdan… con la decisión de tejer una agenda, de convertir un país con dueños en un país de los pueblos. Por eso la minga de los pueblos: aunque algunos pretendan otra cosa, no es la agenda de un sector, o de unos líderes, o de algunas instituciones o personas. No sería minga si ese fuera el camino. Sería a lo sumo remplazar a los que mandan por otros. Eso no es lo que dice la agenda… Si hay una sola persona o un solo sector que se sienta capaz de asumir toda esta tarea no ha entendido la minga, no reconoce la agenda, ni sus propias capacidades y limitaciones. A remplazar la mentira con los hechos. Minga para que podamos hacer minga.

“Quienes escribimos estas líneas desde un rincón orientado por el compromiso, la humildad y la decisión tomada, nos negamos a asumir la responsabilidad como indígenas de cargar con el peso de toda la lucha y rechazamos también a quienes pretenden liderar desde un sector y controlar la minga.

“Desde la capacidad, el dolor y la experiencia, desde la necesidad y la sabiduría, vamos a coordinarnos para que la minga sea el camino y los pueblos el medio para realizarla. Las mingas no tienen dueños. Son de los pueblos.

“Las palabras sin acción son vacías. La acción sin palabras es ciega. Las palabras y la acción por fuera del espíritu y mandato de la comunidad son la muerte.”

La ACIN circuló este mensaje con sentido de urgencia. “Solos no podemos”, subrayaron. “O hacemos minga o no cambia nada.” De eso se trata hoy. En todas partes. Como puede verse, por ejemplo, en el riesgo Obama.

Durante el tercer debate con McCain, Obama señaló que los estadunidenses, como tantos otros pueblos, estaban hartos de las políticas y de la política, las policies y la politics, la orientación de la administración de Bush y el estilo dominante de hacer política.

Tiene razón. Los pueblos están enterrando al mismo tiempo el neoliberalismo y el estilo dominante de hacer política, con el ataque sucio a los contrarios, la exaltación acrítica de los propios y el abierto predominio de la mercadotecnia política, la falta de información y los “poderes fácticos”.

Consciente de ello, Obama inspiró y concertó una organización ciudadana sin precedentes en Estados Unidos: millones de personas, hasta entonces entregadas a la indiferencia cínica, apelaron a sus propias tradiciones para hacer una forma de minga y llevarlo al triunfo. Algunos lo hicieron sin rendirse al juego. Estaban convencidos de que, a pesar de sus notables habilidades, Obama no podría cambiar las cosas en Washington: nadie puede realizar, desde arriba, los cambios que hacen falta. Pero pensaban que, en la circunstancia, podría articular la organización en la base social e inspirar formas de movilización que tendrían la potencialidad de convertirse en movimiento. A eso le apostaron y en eso están.

Pero otros muchos se dejaron llevar por la fascinación de un líder carismático y el 4 de noviembre se retiraron, satisfechos, a esperar los resultados de la proeza a la que contribuyeron. Empezaron así a disolverla, a convertirla en su contrario. El propio Obama, en su espléndido discurso de esa noche, estaría respaldando una actitud que les ata las manos y lo lleva en la dirección equivocada al celebrar sin reservas ni matices un ejercicio democrático que ese mismo día había mostrado sus incontables deficiencias y al reiterar sin pudor elementos centrales del viejo discurso imperial de Estados Unidos.

Es hora de minga. No es el tiempo de líderes carismáticos, vanguardias iluminadas o reacomodos institucionales. Sólo juntos, desde abajo y a la izquierda, podemos hacer frente a las innumerables catástrofes que nos agobian y se agravan continuamente.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios