domingo, 23 de noviembre de 2008

Recrudecen bancos acoso contra deudores; los amagan con cárcel

■ La Corte declaró inconstitucional la entrega de cartera vencida a empresas de cobranza

■ En las restructuraciones han llegado a pedir hasta las escrituras de las casas de los morosos

Susana González G.

El afán de los bancos que operan en México por recuperar los préstamos vencidos en tarjetas de crédito ha disparado el acoso contra los deudores, ejercido mediante despachos de cobranzas o administradoras de cartera que buscan forzar a los clientes morosos a restructurar sus adeudos bajo nuevas condiciones y a cambio, ahora sí, de una garantía que omitieron pedir cuando distribuyeron plásticos, sujeta a embargo, advirtieron especialistas y dirigentes de organizaciones sociales.

Sólo en la ciudad de México existe registro de 37 empresas de cobranza que ya fueron contratadas por instituciones bancarias para presionar a los deudores para que salden sus créditos vencidos, según ha declarado el diputado local panista Alfredo Vinalay Mora. Sin embargo, en todo el país operan decenas de compañías, despachos y abogados particulares que se dedican a intimidar a nombre de las instituciones financieras, sin que la autoridad tenga un padrón. Formalmente registradas en el Buró de Crédito como “adquirientes de créditos vencidos o cedidos a un tercero” hay 50 firmas.

El artículo 17 de la Constitución establece: “Nadie puede ser aprisionado por deudas de carácter puramente civil”.

Si bien el contrato mercantil establecido por los bancos con los clientes para darles un tarjeta de crédito permite el embargo en caso de incumplimiento de pagos, la falta de garantías en la mayoría de los casos no hace posible su ejecución. Ello explica porque el acoso de los bancos y los despachos que contratan para lograr una restructuración del crédito a fin de obtener dicha garantía por parte de los morosos “y en cuanto la consiguen, entonces sí en ese momento ya tienen todos los elementos para embargarlos”, advirtió el especialista Mario Di Costanzo.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó en agosto de 2007 que es inconstitucional que los bancos cedan o entreguen la cartera vencida de sus clientes morosos a empresas especializadas en la adquisición de deuda y eso, dijo, aplica para el caso de los despachos de cobranzas o administradoras de cartera contratados por los bancos.

Sin embargo, bancos y despachos “se aprovechan de la falta de educación financiera y jurídica de la gente porque ahora para restructurar un adeudo de tarjeta de crédito pueden perder más de lo que compraron, incluso su patrimonio. Sabemos de casos de tarjetahabientes morosos que después de que los llaman mañana, tarde y noche, terminan restructurando pero entonces les piden hasta las escrituras de su casa”, aseguró Di Costanzo, quien también es secretario de la hacienda pública del gabinete de Andrés Manuel López Obrador.

Gonzalo Núñez González, gerente del Colegio de Economistas, indicó a su vez que los bancos prefieren lograr una restructuración dado lo tardado y engorroso que pueden ser los procesos legales que deben seguir para recuperar los adeudos, más aún cuando no cuentan formalmente con una garantía para embargar.

Los tarjetahabientes, dijo, no pueden ser encarcelados por sus adeudos, pero esa es una amenaza recurrente que usan todos los despachos contratados por los bancos para atemorizar a la gente. Incluso Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de la organización de deudores El Barzón, aseguró que hay firmas que actúan de manera completamente ilegal porque sin proceso ni orden judicial de por medio han llegado a despojar a algunos deudores de bienes muebles.

Cabe mencionar que cuando un cliente accede a restructurar su adeudo bajo nuevas condiciones, su crédito queda cancelado y queda boletinado en el Buró de Crédito, donde deben pasar siete años para que su historial sea borrado de los registros.

Además, la restructuración resulta “un negocio redondo para los bancos porque si bien reducen las tasas de interés para los clientes morosos que acceden a restructurar para dejarla entre 20 y 40 por ciento cuando ya la tenían hasta en 60 por ciento, al ampliar los plazos de pago pues se termina pagando más. Es decir: a mayor plazo mayor tasa. Dejar de cobrar el adeudo completo está compensado por las altas tasas de interés, pero el colmo de todo esto es que hay restructuraciones sobre restructuraciones”, explicó Roberto Galván, director de la consultoría Vanguardia Investment.

Así que la recomendación que todos los entrevistados hacen a los deudores es solicitar asesoría legal antes de acceder a restructurar cualquier adeudo bancario.

Hasta septiembre pasado, antes de que México resintiera los efectos de la crisis económica de Estados Unidos y comenzara la devaluación del peso y la reducción de las reservas por la venta masiva de dólares por el Banco de México, el Buró de Crédito tenía contabilizados 5.1 millones de mexicanos con problemas de cartera vencida, lo que representa el 10 por ciento del total de registros manejados por dicho organismo.

En términos de valor, la cartera vencida de la banca comercial en el segmento de préstamos al consumo se disparó a 37.5 mil millones de pesos en septiembre pasado, lo que representa un aumento de 49 por ciento respecto del mismo mes de 2007 y un alza sin precedente de 40 por ciento en sólo tres meses, ya que en junio se ubicaba en 26 mil millones, de acuerdo con informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). En tanto que la morosidad entre créditos hipotecarios ascendió a 9 mil millones de pesos, incremento anual de 32.3 por ciento y el más elevado en los últimos tres años, según el Banco de México.

Tal alza en la cartera vencida es responsabilidad de los mismos bancos porque otorgaron tarjetas de crédito al por mayor a gente sin capacidad de pago o carente de experiencia en el manejo del plástico, sin averiguar siquiera sus antecedentes e incluso sin pedir garantía alguna como ocurre con los créditos hipotecarios, automotrices o empresariales, que les permiten embargar los bienes o el patrimonio de la gente en caso de incumplimiento, pero ahora eso lo hacen extensivo a los créditos comerciales avalados por un contrato mercantil, señalaron los entrevistados.

Así que ahora, dijeron, pretenden corregir el error y perder lo menos posible lanzando programas de restructuración para los deudores, pero para ello recurren a los despachos de cobranzas para acosar al cliente y obligarlo a firmar un nuevo contrato bajo nuevas condiciones y con garantía de por medio.

Los deudores se encuentran en “un mayor grado de indefensión que en la década pasada” debido a las modificaciones que de entonces a la fecha se hicieron a la ley y que permiten que los bancos actúen con total holgura y falta de regulación por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México, advirtió a su vez Di Costanzo.

“Se repite la historia de terrorismo contra la deudores que ya vivimos en la crisis de 1994, cuando en el gobierno de Ernesto Zedillo mucha gente perdió su casa y coche, pero ahora el grueso de los deudores son tarjetahabientes que han dejado de pagar porque la crisis los ha forzado a usar la tarjeta de crédito para todo, hasta para comprar la despensa porque no tienen dinero o perdieron el trabajo, y no los dejan de llamar por teléfono para amenazarlos con quitarle sus bienes”, señaló Ramírez Cuéllar.

AMLO: sólo con protestas se logrará que los usurpadores volteen a ver al pueblo

■ Lamenta que medios electrónicos no adviertan sobre el “huracán financiero” que se avecina

■ Las elevadas importaciones de alimentos, “porque el PRIAN abandonó el campo por décadas”

Andrea Becerril (Enviada)

Bokobá, 22 de noviembre. A unas horas del inicio de la segunda etapa de la resistencia civil pacífica, centrada en la defensa de la economía popular, Andrés Manuel López Obrador advirtió que sólo mediante presiones, movilización y protesta en las calles se logrará que quienes “usurpan” la Presidencia de la República “volteen a ver al pueblo”.

Al concluir su recorrido de esta semana por Yucatán, reivindicó el movimiento que encabeza desde hace dos años, cuando fue electo “presidente legítimo” por la Convención Nacional Democrática, y pidió a sus adversarios que se serenen. “Dicen que no representamos nada, que cada día llega menos gente a los mítines, que me voy quedando solo. Si esto fuera cierto, ¿por qué los ataques arrecian todos los días en la mayoría de los medios de comunicación?”, preguntó.

López Obrador agregó que el grupo minoritario que se ha apoderado del país ha hecho todo lo posible porque él se desvíe de las causas populares, pero sin el menor éxito. “Pensaron que iban a destruirnos, pero no han podido ni podrán”, recalcó durante un mitin en este pequeño municipio de Bokobá.

Ahí adelantó que este domingo, luego de marchar del Ángel de la Independencia al Palacio de Bellas Artes, se llevará a cabo la asamblea nacional en defensa de la economía popular, en la que se definirá la estrategia para enfrentar las alzas a los artículos de consumo básico, combustibles y, en general, contra una política que lesiona a las mayorías.

Frente a campesinos e indígenas de Dzitas, Quintana Roo, Teya, Tekanto y Bokobá, comunidades que en otros tiempos florecieron por el cultivo del henequén pero ahora enfrentan los efectos del abandono del campo, el político tabasqueño advirtió que autoridades de la Secretaría de Hacienda decidieron, a pesar de su llamado y de muchas otras voces en contra, incrementar el precio de la gasolina. Es el aumento número 28 en lo que va del año, lo que coloca al combustible a un costo superior al que se expende en Estados Unidos, recalcó.

“Este domingo vamos a hablar fuerte y a adoptar resoluciones firmes.” Reiteró que al “gobierno espurio” hay que presionarlo para que lleve a cabo acciones en favor de los más necesitados, porque su único interés es beneficar “a los de arriba”, a los que le ayudaron a apoderarse de la Presidencia de la República en 2006.

Expuso que se avecina un “huracán financiero” y ni siquiera le avisan a la población. “Estos temas no se difunden en la mayoría de los medios electrónicos. Es como si no pasara nada, como si la economía no se hubiera desplomado, como si la recesión mundial que viene no nos fuera a afectar.”

En el municipio de Tekanto, donde la mayoría ha tenido que migrar a Mérida o a otras ciudades de este estado o del vecino Quintana Roo, porque cultivar maíz ya no es rentable, López Obrador expresó que parte importante del programa en defensa de la economía de los más necesitados, que este domingo presentará en la ciudad de México, es para apoyar e impulsar el agro en crisis, “debido a una política irresponsable que ha sido aplicada en las últimas décadas”.

Se propondrá, detalló, que haya precios justos para los productos agrícolas y subsidios para los productores, como en Estados Unidos y Europa, “porque aquí el campesino y el pequeño ganadero están abandonados a su suerte”.

Frente a habitantes de Teya, que acudieron a escucharlo a la modesta plaza principal –donde hasta el mercado está cerrado–, el tabasqueño explicó que en la Unión Europea se subsidia a los ganaderos con dos dólares por cabeza de ganado.

Es una “barbaridad”, pero los gobiernos neoliberales del PRIAN “han abandonado el campo”, que dejó de producir por ello, “y en la actualidad se importan alimentos por más de 30 millones de dólares”. Puso a manera de ejemplo que 75 por ciento del arroz que se consume en el país se compra en el extranjero, y dada la devaluación del peso su costo se ha disparado más de 40 por ciento.

Al concluir el mitin, el ex candidato presidencial se dio tiempo para acercarse al campo de beisbol vecino, donde un grupo de niños de entre 12 y 14 años jugaba. En cuanto lo reconocieron, fue invitado a participar. El tabasqueño, aunque llevaba prisa porque tenía pendientes dos mítines, tomó el bat, se puso la gorra roja que le prestó un jovencito y se dispuso a pegarle a la bola.

Sólo que el pítcher, Felipe Poot Brito, lo ponchó con puras curvas. Los chiquillos estaban felices, sobre todo el cátcher Manuel Pecho. Todo el equipo de Teya se tomó una foto con López Obrador, quien regresó por la noche al Distrito Federal para terminar de preparar la “gran asamblea” de este domingo.

A punto de que abordara el avión en Mérida, Citlati Toledo, representante del grupo de Izquierda Militante, se le acercó y le pidió que “unifique fuerzas y no abandone la lucha”, petición que el tabasqueño valoró, ya que viene de alguien que es parte de la comunidad científica, de una joven que estudia el posgrado en ciencias químicas en la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Iztapalapa.

Desbandada de agentes en la SIEDO
PGR:un grupo simplemente ya no regresó

Francisco Gómez
El Universal
Domingo 23 de noviembre de 2008
francisco.gomez@eluniversal.com.mx

Tras las capturas de altos mandos en la Operación Limpieza, agentes federales abandonaron las filas de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), según reportes oficiales.

Varios elementos ya no regresaron a sus puestos de trabajo luego de presenciar el arresto del director general adjunto de Inteligencia de la Coordinación Técnica de la SIEDO, Fernando Rivera Hernández, ligado al cártel de los Beltrán Leyva.

La PGR no ha informado de manera oficial sobre el número de elementos que desertaron de la SIEDO tras la Operación Limpieza. Sin embargo, tiene documentado a “un grupo de agentes” que no volvió, de acuerdo con el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/241/2008 al que tuvo acceso EL UNIVERSAL.

Francisco Javier Jiménez Sánchez, El Pinocho, es el único señalado en el documento y se le busca por su presunta implicación en la red de policías corruptos. Jiménez Sánchez fue el primero en abandonar la institución, señala.

Con Operación Limpieza se arraigó al ex zar antimafia, Noé Ramírez Mandujano; a los ex directores de la Interpol México, Rodolfo de la Guardia y Ricardo Ramírez Vargas, y se abrieron juicios penales contra los mandos de la SIEDO, Fernando Rivera Hernández y Miguel Colorado Hernández.

Crimen y democracia: el caso de México

 

Hermann Bellinghausen

La Jornada

 

 

¿Qué no describió ya el viejo Marx lo que hoy está ocurriendo, y todo lo que ha ocurrido desde su entonces? (Bueno, se le escapó prever el desarrollo del "socialismo real", que a lo largo del siglo XX lo reivindicaría como su ideólogo y guía).

"El delito, con los nuevos recursos que cada día se descubren para atentar contra la propiedad, obliga a descubrir a cada paso medios de defensa y se revela, así, tan productivo como las huelgas en lo tocante a máquinas. ¿Acaso sin los delitos nacionales habría llegado a crearse nunca el mercado mundial? Más aún, ¿existirían siquiera naciones?" (El pasaje proviene de unos apuntes para su Teoría de las plusvalías redactados hacia 1860, en la estupenda edición Elogio del crimen de Karl Marx, Sequitur, Madrid, 2008).

Como pocas edades del capitalismo burgués, nuestro presente es merecedor de la ironía marxiana. A fin de cuentas la primera conclusión firme sobre la globalización neoliberal es que favoreció, si algo, al crimen organizado, que estaba más preparado que nadie para los nuevos códigos y recursos del libérrimo mercado. Un ejemplo es Rusia. Y lo podemos ver en México. El llamado narco ha sobrepasado en eficacia al Estado, las empresas y los bancos legales (sin ignorar que éstos son pródigos en delitos "de cuello blanco").

Paradójicamente, nos dicen que ahora tenemos "más democracia" que nunca. Hace poco, en Tuxtla Gutiérrez, ante los empresarios nacionales, Enrique Krauze hasta le puso fecha a la "consolidación de la democracia": 2012. Al menos coincide su cronología con las "profecías mayas" antiguas, que para el mismo año fecharon el fin del mundo. Sería el clímax de la "transición" que se supone atravesamos, casualmente, desde que se desencadenó el ciclo neoliberal.

Con un gobierno federal "espurio" y un Estado además de inepto empequeñecido por partida doble (la propia decisión de "achicarse" y la avalancha criminal y económica que lo desafía), la democracia mexicana se presenta en extremo endeble y su tránsito podría ser a un nuevo autoritarismo represivo.

Los priístas lo han entendido mejor que nadie. No sólo son veteranos como políticos de Estado, también como delincuentes. Su futuro político en la democracia televisiva (incluyendo las telenovelas y los gossip shows) es prometedor. Los gobernadores tricolores, imper-meables al escándalo y las responsabilidades penales, han demostrado eficiencia en sus actuales señoríos: Oaxaca, Sonora, Coahuila, Puebla, Veracruz y sobre todo el estado de México. En Tamaulipas y Chihuahua, muy pragmáticamente, abdican o "cogobiernan" con la delincuencia organizada.

Nuestra democracia electoral es tan importante como negocio que la primera institución en alarmarse ante los inminentes recortes presupuestales que promete la crisis no fue una secretaría de salud, educación o desarrollo social, sino el Instituto Federal Electoral. Suyo, y de los partidos políticos, es el pródigo negocio de los comicios (y desde el Congreso, la aprobación de leyes privatizadoras y la distribución del gasto nacional). La gente, consumidora de esa democracia, no cuenta, aunque es la única base sólida en la pirámide virtual del poder político.

El crimen organizado (hasta las noticias lo llegan a reconocer) se entrelaza íntimamente con el poder que se supone lo persigue y "combate". Hasta una "guerra" le tiene declarada, para desasosiego del Ejército federal que la pelea. Como bien documentó Karl Marx, el crimen "impulsa las fuerzas productivas, descarga al mercado de trabajo de una parte de la sobrepoblación sobrante, reduciendo así la competencia y poniendo coto, hasta cierto punto, a la baja del salario, y al mismo tiempo, la lucha contra la delincuencia absorbe a otra parte de la misma población".

En suma, el delincuente produce "toda la policía y la administración de justicia penal, y a su vez, las diferentes ramas de la industria que representan otras tantas categorías de la división social del trabajo". Setenta años antes del fascismo, Marx ofrecía un ejemplo vigente: "Solamente la tortura ha dado pie a los más ingeniosos inventos mecánicos, y ocupa en la producción de sus instrumentos a gran número de honrados artesanos".

Dentro del capitalismo democrático de libre mercado a nadie le va mejor que a mafias, familias, hermandades, cárteles, partidos políticos, cúpulas y uno que otro sindicato. Se entregan a la "competividad". Por eso se pelean tan feo. Hacen la economía burguesa, y ésta los hace a ellos. Endogamia pura.

 

 

 

¿Realmente hubo Revolución?

Néstor de Buen

La idea de la Revolución Mexicana, que debió celebrarse el pasado día 20, pero que por una reforma mal intencionada de la Ley Federal del Trabajo (LFT) se quedó en otro día de descanso, insulso y sin emoción alguna, me parece que merece una reconsideración.

Revolución es, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia, el “cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación”. No fue precisamente lo que inició Francisco I. Madero el 20 de noviembre de 1910, fecha anunciada desde antes, con una inocencia digna de mejor causa, que provocó la inmediata represión del gobierno de Porfirio Díaz. Recuérdese a los hermanos Serdán.

Al triunfar el movimiento armado y asumir Madero la Presidencia, no hizo cambio alguno en la estructura del Estado mexicano. Impuso la no relección que, por cierto, tuvo una duración efímera. Pero mantuvo las mismas estructuras políticas y, lo que es peor, se puso en manos del Ejército federal contra el que se suponía había combatido, metió a la cárcel a Villa y asedió a Zapata en Morelos.

Su asesinato por Victoriano Huerta provocó una segunda etapa del movimiento armado, iniciada en realidad con un segundo golpe de Estado que desembocó en la rebelión de Venustiano Carranza y su famoso Plan de Guadalupe, que no podía ser más inocuo… salvo para construir el Ejército Constitucionalista (lo que suponía mantener íntegras las viejas instituciones de 1857) y autonombrarse Primer Jefe. Se generaron otras fuerzas revolucionarias, en parte fieles a Carranza, como Álvaro Obregón y Pablo González, y otras independientes y rebeldes, en particular Emiliano Zapata en Morelos y Puebla, y Pancho Villa en todos lados.

Ciertamente, ni Zapata, a pesar del Plan de Ayala, ni Villa, sin plan alguno, buscaban destruir las viejas instituciones. Dicen que fue el maestro Antonio Díaz Soto y Gama el que muchos años después, en un artículo periodístico, calificó al movimiento zapatista de revolución social cuando era, simplemente, un movimiento armado para recuperar las tierras que las deslindadoras de Porfirio Díaz habían robado a los campesinos.

Derrotado Huerta, viene la Convención de Aguascalientes y la división de los “revolucionarios”. Carranza, gracias a Obregón, asume el poder en la ciudad de México. Se ponen de moda los “carranclanes”, expresión rotunda de la corrupción.

El 31 de julio de 1916, la inflación lleva al recientemente constituido Sindicato Mexicano de Electricistas a encabezar un movimiento de huelga. Carranza, violento por naturaleza, soberbio por vocación, dicta un decreto estableciendo la pena de muerte para los huelguistas. Los somete a proceso militar y, en una segunda etapa, el nuevo consejo de guerra libera a los detenidos salvo al secretario general del SME, a quien condenan a muerte. Lo salva la intervención de Obregón, pero se queda detenido en la prisión militar de Santiago Tlatelolco con pena de prisión perpetua. Saldrá libre poco después de entrar en vigor la Constitución de 1917, en la que el artículo 123 consagra el derecho de huelga. Carranza, con tranquilidad absoluta, firma la promulgación.

No olvidemos los sucesivos asesinatos de Zapata, Carranza, Villa y Obregón, el caudillismo de Calles y la conservación del sistema jurídico porfiriano, salvo, en 1917, la Constitución y el dictado de la Ley sobre Relaciones Familiares. La primera LFT se dicta en 1931, con la clara imitación del corporativismo fascista italiano.

Más tarde, sólo el general Lázaro Cárdenas del Río, con su reforma agraria efectiva, hizo posibles los principios constitucionales. Después…

 


Publicado por solaripa69 @ 11:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios