Martes, 25 de noviembre de 2008

■ Se ubicó en 6.18% anual, impulsada por aumentos a gasolinas, electricidad y gas: BdeM

Duplica lo previsto la inflación en la primera quincena de octubre

■ En los primeros 15 días de ese mes el alza de precios fue de 0.94%, la tasa más alta desde 99

Víctor Cardoso

La inflación anual alcanzó 6.18 por ciento en la primera quincena de noviembre, impulsada particularmente por los aumentos en las gasolinas, tarifas eléctricas y gas doméstico, informó el Banco de México (BdeM). El alza de precios hasta la primera mitad de noviembre fue más del doble de la meta de 3 por ciento fijada a comienzos del año.

El banco central dio a conocer que en los primeros 15 días de este mes el aumento en el índice nacional de precios al consumidor se ubicó en 0.94 por ciento, la tasa más alta para un periodo similar desde 1999.

“La variación del indice nacional de precios al consumidor (INPC) durante la primera quincena de noviembre de 2008 fue 0.94 por ciento. El dato correspondiente al mismo periodo del año anterior se ubicó en 0.64 por ciento. El incremento que presenta este indicador se explica, fundamentalmente, por la evolución de los precios del grupo de las frutas y verduras, así como por los de los bienes y servicios administrados”, informó la institución.

De acuerdo con el reporte, el avance de los precios en la primera quincena de este mes fue 0.3 por ciento más elevada que la del mismo periodo de 2007 (0.64); 0.4 arriba de la registrada la primera quincena de noviembre de 2006 (0.51); 0.66 por ciento arriba de 2001 (0.28), y 0.33 por ciento más que en noviembre de 1999 (0.61).

El precio de la canasta básica, un indicador para medir el poder adquisitivo de la población, avanzó 1.74 por ciento, cuando un año antes, también en la primera quincena de noviembre, el alza fue de 1.31 por ciento.

Según el BdeM los productos que más aumentaron fueron, en el mismo orden dado a conocer por el organismo: electricidad, jitomate, gas doméstico (gas natural y gas licuado de petróleo), bistec de res, loncherías, tomate, restaurantes y jamón.

Presiones de corto plazo

El aumento en el INPC fue compensado parcialmente por la reducción de precios en cebolla, servicios turísticos en paquete, aguacate, pollo en piezas, melón, naranja, manzana y sandía.

Para los analistas del grupo financiero BBVA “no se descarta que factores coyunturales (alza en agropecuarios) generen presiones de corto plazo que se extenderían al inicio de 2009”.

Por lo que hace a las ciudades donde más aumentaron los precios, el Banco de México mencionó a Hermosillo, Sonora, con 7.76 por ciento, la más alta del país; Mexicali, Baja California, con un alza de 7.41 por ciento; en Huatabampo, Sonora, los precios se elevaron 5.73 por ciento; Culiacán registró un aumento de 4.34 por ciento, en tanto que en La Paz, Baja California Sur, fue de 2.53 por ciento.

El banco central aclaró que “los aumentos extremos que se registraron en algunas localidades se deben principalmente al cambio en las tarifas eléctricas, que ocurre con la terminación del periodo de aplicación de los subsidios por temporada cálida”.

El índice de precios subyacente, que mide la evolución de los precios menos volátiles, se ubicó en 0.32 por ciento, contra 0.17 por ciento de igual periodo de un año antes. Mientras el índice no subyacente que contiene los precios de mercancías muy volátiles como frutas y verduras subió 2.67 por ciento.

“Un resultado de inflación superior al que espera el mercado sería una causa de mayores tasas”, dijo Ixe, Casa de Bolsa. En la primera quincena de noviembre los mayores aumentos de precios se dieron en electricidad, jitomate, gas doméstico, bistec de res y loncherías, entre otros.

Los precios de la canasta básica tuvieron un incremento de 1.74 por ciento en la primera quincena de noviembre, contra el 1.31 por ciento del mismo periodo de un año antes. El aumento en la inflación hace prever que Banco de México mantendrá sin cambios su política monetaria con tasas de interés en 8.25 por ciento, ante un panorama negativo sobre el peso mexicano.

“Sin embargo, anticipamos que en el primer trimestre de 2009, el Banco de México empezará un ciclo de recortes que lleve a dicha tasa hasta niveles de 7.0-7.25 por ciento para el cierre de 2009”, estima Ixe, Casa de Bolsa.

Espino: la Operación Limpieza debe llegar al gabinete, de ser necesario

■ “El gobierno tiene que estar abierto a que se revise a todos los encargados de la seguridad”

■ “La estrategia del Ejecutivo contra el narco debe modificarse, pues ha costado mucho al país”

■ El ex dirigente panista critica que el Presidente haya salido en defensa del titular de la SSP

Patricia Muñoz Ríos

La estrategia del gobierno de Felipe Calderón contra el narcotráfico y la delincuencia organizada debe revisarse y modificarse, sostuvo el ex dirigente nacional del PAN Manuel Espino Barrientos, luego de señalar que no es necesario que el Presidente salga a defender a sus funcionarios, como hizo con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, Genaro García Luna.

Cuestionado sobre el respaldo que dio Calderón al titular de la SSP en días pasados, Espino indicó que “no debe ser necesario que el Presidente haga una defensa a ultranza de su equipo de colaboradores”, puesto que éstos tienen que ganarse la confianza de la ciudadanía con su desempeño honesto y leal al país y las instituciones.

El panista, quien presentó ayer su segundo informe de labores al frente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), señaló que espera que García Luna “honre” la confianza que le ha depositado Calderón.

Aseguró que está de acuerdo con la Operación Limpieza, con la que se quiere depurar los cuerpos de seguridad pública, y opinó que debe llegar efectivamente a revisar la actuación de todos los funcionarios públicos, por lo que hizo un llamado a que este plan no se limite para algunas jerarquías, e incluso propuso que se toquen los altos mandos y miembros del gabinete, de ser necesario.

Planteó también que el actual gobierno debe estar abierto a que se revise el expediente de todos los encargados de la seguridad de los mexicanos, porque la delincuencia ha infiltrado las máximas organizaciones de seguridad del país.

Espino expuso que no hay información suficiente para asegurar que el narcotráfico ha penetrado los partidos; sin embargo, pidió no olvidar que sí ha logrado infiltrarse en algunos gobiernos, como el de Quintana Roo –en la época de Mario Villanueva–, y en políticos, ya que incluso algunos legisladores tienen expedientes abiertos en la DEA (agencia antidrogas estadunidense).

No obstante, consideró que la lucha contra la delincuencia organizada emprendida por Calderón tiene que revisarse y modificarse, ya que ha tenido un costo muy elevado para el país. “No digo que esté mal, pero algo no está funcionando bien en esta estrategia”, y debe tener ajustes y cambios, puntualizó el ex dirigente del PAN.

Añadió que en los hechos, en lo que va de este gobierno ha habido “al menos 6 mil muertes” relacionadas con el narcotráfico, que es “una cifra mucho mayor a la de 4 mil (combatientes estadunidenses) que se ha dado en la guerra contra Irak”.

Manifestó que se ha abusado de dar cifras de muertos, decapitados, acribillados; se habla ya con normalidad de fusilamientos y de levantados, y se ha creado un clima de miedo y sospecha entre los habitantes. Por ejemplo, en el caso de la detención del Hummer –líder de los Zetas–, “¿qué pasaría si en lugar de difundirlo no se dice nada y así se crea tensión entre los narcotraficantes? Pero no, se publicita su captura para dejarlos tranquilos y que sepan que no se trató de una traición”, comentó Espino.

Respaldó que, como ya lo dijo el empresario Alejandro Martí, todos aquellos que no puedan con su cargo renuncien, y agregó que está claro que “muchos funcionarios ya deberían haberse ido”.

En otro tema, al referirse a las pasadas elecciones en Venezuela, Espino dijo que una vez más “triunfó la democracia”, ya que los resultados de este proceso significan otro “revés” de los ciudadanos al presidente Hugo Chávez. En su opinión, las cifras arrojadas en el proceso reflejan que ese pueblo “le está dando la espalda al populismo y caudillismo” del mandatario.

 

Candor o cinismo

Pedro Miguel

O sea que, después de varios años de tener bajo su mando a la Policía Federal Preventiva, y a dos de haberse hecho cargo de la SIEDO y de la AFI, Eduardo Medina Mora ha descubierto que “este país nunca se planteó con suficiente seriedad la construcción de instituciones policiales” (El País, 23/11/08). ¿Cuándo se dio cuenta? ¿La semana pasada? O sea que Genaro García Luna, ex director de la AFI y sucesor de Medina Mora en la SSP, ha vivido todos estos años (sin enterarse, claro) en medio de un hervidero de informantes del narcotráfico, y que él pensaba que sus subordinados tenían una suerte excepcional con la lotería, y que por eso las casotas y los cochesotes. O sea que cuando Felipe Calderón Hinojosa emprendió una “guerra frontal contra la delincuencia”, los mandos operativos de la PFP y de la AFI se encontraban a sueldo de los cárteles de la droga: ¿y cuántos policías fueron colocados de esa manera en la mira de los cuernos de chivo, señores gobernantes? Para que nada falte, el primero de los mencionados afirma que ahora sí se acabó, y que en lo sucesivo, para evitar las fugas de información de la procuraduría, se les quitarán las conexiones USB y las unidades de CD a las computadoras de la dependencia y se suprimirán las impresoras.

Señor procurador: es posible que usted no lo sepa, pero combatir a la criminalidad es un poquito más difícil que impedir que los niños vean páginas porno. Ahórrenos el espectáculo de sus explicaciones, de aquí a unos meses, sobre cómo un empleado de la dependencia a su cargo usó un lápiz para copiar en una tarjetita la información de la pantalla y luego se la pasó a los narcos, o de cómo un técnico de sistemas fue sobornado para instalar un “troyano” o un “spyware” por el que se fue la vida de quién sabe cuántos agentes. Haga que le platiquen algunas nociones básicas de computación, entérese que no está usted al mando de un laboratorio de informática de una escuela primaria, sino de la Procuraduría General de la República y deje de tomarse el pelo pretendiendo que se lo toma a la ciudadanía.

¿Candor o cinismo? Candor, si se considera la ingenuidad del intento de venderle a la opinión pública esta “operación limpieza” con la que se pretende poner de manifiesto la firme determinación de las autoridades de ir a fondo en el combate de la criminalidad y bla, bla, bla, porque la firmeza que se pretende comunicar tiene por objetivo inocultable la catástrofe de descomposición y corrupción generada por la ineptitud de los propios gobernantes, éstos de ahorita, a los mismos a los que se les dijo en múltiples ocasiones que antes de ir a tirar balazos contra los delincuentes era imperativo sanear las corporaciones policiales.

La parte del cinismo es la siguiente: en un régimen democrático, en el que las autoridades son electas por el sufragio del pueblo, bastaría con la mitad de este desastre para que los propios funcionarios sintieran el reclamo de su propio decoro y presentaran sus dimisiones. Y si no, las instancias legislativas emprenderían sin más trámite juicios políticos contra los responsables del naufragio de la seguridad pública y del estado de derecho y los pondrían de patitas en la calle, o casi. Eso sería mejor, en el caso de México, que esperar a que los poderes fácticos empresariales, caciquiles y mediáticos que impusieron al actual gobierno acaben de hartarse de su ineptitud, su corrupción y su mendacidad, y se pongan de acuerdo para remplazarlo, en forma tan antidemocrática y turbia como lo conformaron.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios