Mi?rcoles, 26 de noviembre de 2008

Inseguridad y pobreza impiden avance democrático en México

■ La fundación Konrad Adenauer presenta resultados de la región

■ El combate al crimen organizado y la droga, “duro pero necesario”

Ciro Pérez Silva

A pesar de que México ha avanzado en materia institucional y política, continúa el rezago histórico de inequidad social, y aunque ha mejorado buena parte de los indicadores sociales, lo ha hecho en menor escala que otros países de la región, sostiene la fundación Konrad Adenauer, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Democrático de América Latina 2008.

Durante la presentación de estos resultados, los especialistas de la fundación aseguraron que México continúa un camino ascendente de mejora institucional y política, y que al aprovechar la coyuntura internacional previa a la crisis actual, tuvo en esta materia el segundo mejor comportamiento entre 18 países de la región.

“El país atraviesa una difícil situación con otra herencia de su pasado, que es el clima de violencia e inseguridad que tiene fuerte presencia en algunas regiones. En este sentido, el insoslayable camino del combate al crimen organizado, la droga y la violencia familiar, es duro, pero necesario. No hay desarrollo democrático posible en connivencia con la droga y la inseguridad. La violencia impide a los ciudadanos el libre ejercicio de sus derechos y el gozo de sus libertades”, concluye el documento.

De acuerdo con el texto, el subíndice social se manifiesta con peores resultados de desempleo, de hogares bajo la línea de pobreza y en el gasto en educación. Los indicadores que han tenido variación positiva respecto del año anterior son los de mortalidad infantil, gasto en salud y matriculación en nivel de educación media; en este rubro ocupa el lugar número cuatro, detrás de Chile, Perú y Costa Rica.

Acerca del puntaje por el índice de derechos políticos, de libertades e inseguridad, de libertades civiles y de presencia de mujeres en cargos de gobierno, México cae al séptimo lugar, detrás de Chile, Uruguay, Costa Rica, Argentina, Panamá y Perú.

Destaca que el valor obtenido en calidad institucional y eficiencia política ha crecido 30 por ciento respecto de 2007, lo que sitúa a México arriba del promedio de los países del área.

Además, sostiene que el país ha salido del “castigo del Factor de Anormalidad Democrática que le había sido impuesto por la crisis electoral de su última renovación presidencial y por la crisis institucional en Oaxaca”.

Considera que el próximo reto de la democracia mexicana será trabajar “fuertemente” en el indicador de inseguridad, que aunque manifiesta mejores resultados que el año anterior todavía no expresa –por razones de temporalidad del indicador– el aumento de los delitos vinculados con el narcotráfico, que ocupan la agenda de los medios de comunicación y la sensación térmica de la sociedad”.

En cuanto a la evolución del país en el Índice de Desarrollo Democrático, México ha mejorado su puntaje en más de 10 por ciento, ubicándose en 6 mil 135 puntos, pero todavía no alcanza el sitio que obtuvo en 2003, año en el que obtuvo 6 mil 623.

Por eso, los especialistas ubican a México entre los países con desarrollo democrático medio, aunque integra “el selecto grupo” de los que están por encima del promedio de la región; de hecho, subió del sitio seis al cinco entre los 18 países estudiados.

Exige la ONU a México respuesta sobre agresión contra las mujeres

■ Ejecutivo, Legislativo y Judicial deben dar la cara ante el problema

■ La trata de niñas, problema grave en el país: coalición para AL y el Caribe

Elizabeth Velasco C.

La violencia contra las mujeres continúa siendo un problema “crítico” en México, a pesar de lo cual “no ha habido mucho avance” en los procedimientos legales, sostuvo Anya Victoria, de la coordinación del proyecto sobre garantías fundamentales de ese sector poblacional, de la Oficina Regional del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, destacó que la comunidad mundial exige a México que no sólo responda el Ejecutivo, sino los poderes Judicial y Legislativo, tanto a escalas federal como estatales en la impartición de una justicia eficaz y expedita que favorezca al sector.

En el seminario Eliminación de la violencia contra la mujer, efectuado en la Universidad Iberoamericana, la especialista señaló que se requiere capacitar a los funcionarios del Poder Judicial y retomar los tratados internacionales para proteger los derechos fundamentales del género, asunto que debe exigir la sociedad en su conjunto.

Subrayó que el sistema mexicano de justicia se ha abierto en forma tardía a las normas internacionales en la materia –entre ellas las convenciones sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la de Belém do Pará–, y que la discriminación por motivos de género y sexo sigue arraigada en la sociedad. No obstante, aseguró que es obligación del Estado mexicano establecer las medidas conducentes para que los derechos dejen de ser violados.

A su vez, la directora regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas de América Latina y el Caribe, Teresa Ulloa Ziáurriz, advirtió que la trata de mujeres y niñas en México es “muy grave”, y lo más crítico es que los gobiernos federal y estatales “están haciendo poco, porque ese asunto no es prioritario para ellos, pues no hay sentencias ni existe un compromiso de acciones que transversalmente impulsen la prevención, protección, asistencia y persecución del delito”.

Advirtió que ni en las estadísticas oficiales se refleja lo que ocurre en la realidad, pues aún se maneja la cifra de unos 20 mil casos de tráfico ilegal de mujeres, cantidad similar a la de 2000.

“Lo que queremos destacar es la estrecha relación que hay entre la violencia contra las mujeres y las niñas y la prostitución –como un ejercicio de propiedad sobre el cuerpo–, y entre la prostitución y la trata”, indicó.

Ulloa enfatizó que el tráfico de mujeres y niñas se ha elevado en la medida en que se han profundizado la pobreza y la falta de oportunidades de desarrollo, y el crimen organizado ha avanzado.

Entre las recomendaciones para paliar tal situación, citó la reforma a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la emisión del reglamento respectivo, así como asignar presupuesto, porque sin recursos “ninguna ley es efectiva”. Esto, aunado a la necesidad de incluir el tema en la agenda escolar, así como capacitar a policías, agentes del Ministerio Público y jueces, entre otros.

A su vez, Claudia Isabel Barrón Martínez, presidenta de Alternativa de Desarrollo con Equidad y Sustentabilidad, advirtió que los jueces penales en su mayoría niegan a las mujeres las medidas de protección solicitadas. Ante ello, consideró indispensable incluir en la ley referida a los integrantes del Poder Judicial y capacitarlos, pues a la fecha los resultados “son bastante adversos”.

Mensaje de la Alta Comisionada

En un mensaje desde Ginebra, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, llamó a las mujeres a tener un papel activo en la lucha para combatir la impunidad de los delitos de violación sexual y maltrato.

Con información de Patricia Muñoz

 

 

■ Se desmantelan instituciones como IMSS e ISSSTE, denuncia

García Sainz critica entrega de seguridad social a la IP

■ Advierte sobre la caída que sufren fondos de ahorro de los trabajadores

■ Armando Bartra: México “exporta ciudadanos” e importa alimentos

Ciro Pérez Silva

Los tres principales problemas a los que se enfrentan ya los trabajadores mexicanos son el rotundo fracaso de la Ley del ISSSTE; la caída de los fondos de ahorro para el retiro, que en los pasados siete meses ha sido de 71 mil millones de pesos, frente a los 16 millones que han obtenido como ganancia los dueños de las Afore, y los servicios médicos insuficientes, con terribles demoras en la atención, sostuvo Ricardo García Sainz.

A su vez, Armando Bartra, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, afirmó que el esquema de los gobiernos neoliberales de “exportar ciudadanos” a Estados Unidos para que envíen remesas ha fracasado del mismo modo que la teoría neoliberal de comprar alimentos en el exterior en lugar de producirlos en México.

Al participar en el seminario Seguridad Integral, que organiza el consejo consultivo del Frente Amplio Progresista (FAP) en la antigua Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, los especialistas abordaron los temas de seguridad alimentaria y seguridad del trabajador no asalariado.

En esta última García Sainz condenó que los gobiernos neoliberales abandonaran su responsabilidad de garantizar la seguridad social de los mexicanos y la hayan sustituido con diversos mecanismos de privatización, que atienden casi exclusivamente a los sectores de mayores ingresos, mientras el resto de la población debe acudir a “esa entelequia” que es el Seguro Popular, todo ello resultado de una política deliberada para desmantelar instituciones como el ISSSTE y el IMSS.

Armando Bartra mencionó que resulta difícil imaginar a los países orientales sin el arroz, o a los países europeos sin el trigo, mientras en el caso de México y los países de Mesoamérica la tendencia es desaparecer el cultivo del maíz. Dijo que como producto de políticas neoliberales “socialmente estúpidas y económicamente suicidas” se abandonó al campo y se optó por comprar en el extranjero los bienes de consumo, al grado de que se importa casi 25 por ciento de los alimentos que consumen los mexicanos, además de que al dejarse de producir en las zonas rurales se incrementó sensiblemente la pobreza nacional.

Soberanía alimentaria en crisis

“Desde hace 30 años renunciamos deliberadamente a la soberanía alimentaria en favor de las supuestas ventajas comparativas de comprar los alimentos fuera”, insistió.

Si en algún momento para los gobiernos neoliberales “fue un buen negocio exportar ciudadanos para que nos enviaran remesas, que llegaron a 23 mil millones de dólares anuales, frente a las importaciones de alimentos, que ascendieron a 11 mil millones, lo que daba como resultado una balanza favorable, hoy ese negocio se derrumbó, y además del costo humano de exportar mano de obra para producir alimentos fuera es ahora económicamente ruinoso”.

Por su parte, el también investigador de la UAM Celso Garrido se refirió a la falta de financiamiento para los pobres en México. Puntualizó que si en el mundo existen alrededor de 3 mil millones de personas sin acceso al crédito, vastos sectores de la población nacional tampoco tienen acceso a empréstitos.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios