Mi?rcoles, 31 de diciembre de 2008

Casi un billón de pesos aportó Pemex al erario en once meses

■ Incremento de 22.9 por ciento respecto del mismo periodo de 2007, informó Hacienda

■ En el informe sobre las finanzas públicas se señala que el precio del petróleo repuntó 65%

■ La cotización del barril de la mezcla mexicana de exportación promedió 94 dólares

Juan Antonio Zúñiga

A 972 mil 234 millones de pesos ascendió la contribución de Petróleos Mexicanos (Pemex) a las finanzas públicas entre enero y noviembre de este año, lo que implicó un incremento real de casi 23 por ciento sobre las aportaciones realizadas en el mismo periodo de 2007, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia precisó que el monto de las aportaciones petroleras a las finanzas públicas –constituido por los ingresos propios de Pemex, el impuesto especial sobre producción y servicios de gasolinas y diesel, los derechos sobre hidrocarburos y el impuesto a los rendimiento petroleros– “resultaron superiores en 22.9 por ciento en términos reales a los del mismo periodo de 2007” y representaron 37.6 por ciento del total de los recursos con los que contó el sector público entre enero y noviembre. Hace un año esa proporción fue de 34.1 por ciento.

Los ingresos propios de Pemex en ese lapso ascendieron a 312 mil 329.9 millones de pesos, 3.3 por ciento superiores a los que tuvo en el mismo periodo del año pasado; en tanto que las aportaciones fiscales de la paraestatal al gobierno federal tuvieron un incremento real de 35.1 por ciento, hasta ascender a 659 mil 904 millones de pesos.

Así, entre enero y noviembre de 2008 el gobierno federal dispuso de 194 mil 563 millones de pesos más de los que obtuvo de Pemex en el mismo periodo de 2007.

Importación de petrolíferos

Según el informe Las finanzas públicas y la deuda pública a noviembre de 2008, enviado al Congreso de la Unión, el incremento de las aportaciones de Pemex a las finanzas públicas se explica principalmente por una elevación anual de 65 por ciento en precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo, el cual promedió 94 dólares por barril, comparado con el de 57 dólares en que se cotizó entre enero y noviembre de 2007.

La Secretaría de Hacienda enfatizó que el mayor precio “permitió compensar la caída en la plataforma de exportación de crudo de 15.7 por ciento, el incremento en el valor de las importaciones de petrolíferos de 53.5 por ciento real y la apreciación del tipo de cambio de 6.6 por ciento que se registraron respecto al mismo periodo del año anterior”.

En once meses de 2008, precisó, los ingresos presupuestario del sector público ascendieron a 2 billones 588 mil 819 millones de pesos, 11.7 mayores a los obtenido un año antes; mientras que el monto total del gasto neto presupuestal aumentó 12 por ciento en términos reales y se elevó a 2 billones 364 mil 339 millones de pesos.

El balance de las finanzas públicas resultó superavitario en 231 mil 730 millones de pesos, con un incremento de 14.9 por ciento sobre el alcanzado en el periodo de enero a noviembre de 2007.

La alianza zetas-mafia italiana

CYNTHIA RODRíGUEZ

"Este texto viene publicado en el número 1678 de la revista Proceso, que está en circulación".
Tras una investigación de un año, la justicia italiana arrestó a miembros de la organización mafiosa Ndrangheta -entre ellos a Giuseppe Collucio y a Giulio Schirripa-, quienes adquirían cocaína al cártel del Golfo en Estados Unidos para distribuirla luego entre los clanes calabreses. En noviembre pasado, el ministro del Exterior, Franco Fratini, visitó México para ofrecer al gobierno federal apoyo para adiestrar a las policías con el fin de combatir a los narcos; no obtuvo respuesta. El 9 de diciembre, el procurador antimafia de Reggio Calabria, Nicola Gratteri, insistió. Las autoridades mexicanas volvieron a guardar silencio.
ROMA.- La justicia italiana confirmó, a través de la información proporcionada por la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y por investigaciones realizadas por los carabineros, que el grupo de Los Zetas ha fortalecido sus vínculos con organizaciones mafiosas en Italia, en particular con la llamada Ndrangheta (Hombres valientes), cuya base de operaciones se encuentra en Reggio Calabria, en el sur del país.
Sin embargo, las autoridades evitan tocar este asunto abiertamente para no entorpecer las investigaciones en curso. Desde enero de este año los carabineros han venido interceptando llamadas de personajes que participan en esta red trasatlántica para enviar droga de México a Europa desde territorio estadunidense.
El 7 de agosto pasado, tras la captura en Toronto, Canadá, de Giuseppe Collucio, un calabrés de 42 años perteneciente a la Ndrangheta, las autoridades italianas supieron que éste era uno de los encargados de introducir a Italia cocaína procedente de Sudamérica (Proceso 1664).
Collucio pertenecía a una de las familias de la Ndrangheta afincadas en Canadá, desde donde tenía contactos con integrantes de los cárteles colombianos y solía comprar cocaína directamente a países sudamericanos, pero comenzó a tener problemas con sus distribuidores.
Cuando Collucio fue arrestado, sus clientes italianos comenzaron a inquietarse y decidieron cambiar de aliados. Fue entonces cuando los dirigentes de la Ndran¬gheta se pusieron en contacto con el cártel del Golfo para obtener la droga y surtir los pedidos pendientes, declaró el procurador nacional antidrogas, Piero Grasso, en conferencia de prensa el pasado 17 de septiembre.
La detención de Collucio confirmó las sospechas que ya tenían las autoridades de los dos países sobre los nexos de la Ndran¬gheta y los integrantes del cártel del Golfo; incluso detectaron que los contactos se hicieron en el barrio neoyorquino de Corona.
Ese 17 de septiembre, el secretario de Justicia de Estados Unidos, Michael B. Mukasey, dio a conocer en Washington el Proyecto Reckoning -llamado también Operativo Cálculo; Operativo Solare para los italianos-, una acción conjunta para combatir el narcotráfico iniciada 15 meses antes por los gobiernos de los dos países y en la cual participaron también alrededor de 200 agencias de inteligencia internacionales.
Así mismo, Mukasey anunció que gracias a ese operativo fueron capturadas 175 personas en Estados Unidos, Guatemala e Italia. Las autoridades de este último país hicieron hincapié en la importancia de México como centro de distribución de estupefacientes, incluso superior a Colombia.
Ese arresto incluyó a 14 miembros de la mafia calabresa -seis de ellos en Nueva York y ocho en el sur de Italia-. Según Mukasey, ese golpe permitió a los gobiernos de Estados Unidos e Italia conocer con detalle la forma en que actúan el cártel del Golfo y sus aliados europeos. El funcionario de la administración Bush dijo también que se decomisaron 16 toneladas de cocaína y 57 millones de dólares en efectivo, lo que constituye "un fuerte golpe contra el cártel del Golfo".
Mientras Mukasey hablaba en Washing¬ton, en Roma el procurador Piero Grasso declaró: "La novedad en este operativo internacional es el papel que ha asumido México como punto de partida del narco, sustituyendo a Colombia y convirtiéndose en el mayor distribuidor de drogas en el mundo".
Los Schirripa
Los carabineros no sólo cuentan con la información proporcionada por la DEA sobre los nexos de los mafiosos italianos y mexicanos.
De acuerdo con sus propias investigaciones, la familia calabresa de los Schirripa fue la que abrió la puerta de Italia y Europa a los miembros del cártel del Golfo para que introdujeran cocaína.
A principios de febrero de este año los agentes italianos comenzaron a tejer la historia. El día 8 de ese mes, autoridades de Estados Unidos e Italia anunciaron la detención de 90 personas de la Cosa Nostra en un operativo llamado Old Bridge.
Si bien ese hecho no estaba relacionado directamente con sus indagatorias, los carabineros notaron que el matrimonio Schirripa, residente en Calabria, comenzó a preo¬cuparse por los hijos que vivían en Nueva York. Durante varios días no supieron nada de ellos; incluso llegaron a pensar que habían sido arrestados, a pesar de que los Schirripa pertenecen a la Ndrangheta y no a la Cosa Nostra, objetivo central de la operación Old Bridge.
Fue así como detectaron que los Schirripa de Nueva York estaban endeudados con los sicilianos, pues en diversas ocasiones éstos les habían prestado dinero para financiar los pedidos de droga. En los últimos meses, por ejemplo, Giulio Schirripa, uno de los hijos de esta familia calabresa que residía en Nueva York, carecía de fondos para comprar cocaína que después introducía en Italia, donde otros clanes ya habían pagado por ella.
Las autoridades italianas interceptaron miles de llamadas de Giulio Schirripa a partir de enero, en la que el calabrés se mostraba desesperado por conseguir dinero para pagar sus deudas a los sicilianos y comprar más cocaína a sus distribuidores, el ecuatoriano Luis Calderón, alías El Tío, quien fue arrestado en abril de este año, y a los miembros del cártel del Golfo.
De acuerdo con el Reparto de Operación Especial (ROS) de los carabineros, los Schirripa estaban agobiados por las deudas y los intereses generados por las moratorias. En las llamadas intervenidas durante febrero, Giulio dijo a sus padres que temía "salir de su casa en el barrio de Corona, en Nueva York, porque ahí, afirmaba, se sentía "acechado por sus acreedores".
Los últimos días de febrero, Giulio Schirripa, el segundo de los cuatro hijos del matrimonio calabrés, comenzó a tener enfrentamientos con sus narcoacreedores en Nueva York, por lo que tuvo que viajar a Calabria para conseguir financiamiento.
Al mes siguiente, tras su regreso a Nueva York, tenía ya otro distribuidor. En una llamada del 5 de marzo, según los carabineros, Giulio le comentó a su madre que Christopher Castellano, alias Cris, lo pondría en contacto con Javier Guerrero, quien además de venderle cocaína le ayudaría a enviarla a Italia. Poco después se supo que Castellano y Guerrero pertenecían al cártel del Golfo.
Para el 26 de marzo, Giulio consiguió dinero y compró 10 kilogramos de cocaína a sus nuevos contactos, que él mismo transportó a su tierra. El 1 de abril, el calabrés fue captado al llegar al aeropuerto de Lamezia Terme, provincia de Catanzaro, Calabria.
Pero las cosas se complicaron. La droga que Giulio introdujo a suelo italiano para distribuirla entre los clanes locales no fue de la calidad esperada. El 9 de abril, Los Zetas, a través de Cris Castellano, comenzaron a presionar a la compañera de Giulio, Stacy Minlionica, quien se había quedado en Nueva York, para que éste les pagara.
"Estoy esperando una respuesta -dijo Giulio por teléfono a su pareja ese 9 de abril-, pero estoy teniendo problemas. Esperaba un Ferrari y me dieron una maldita Fiat (en referencia a la calidad de la droga).
"Nadie quiere esto, saben que es mierda. En cinco años no he tenido ningún problema y ahora nadie lo quiere..."
Los problemas para colocar la droga en Italia provocaron que los Schirripa se quedaran sin financiamiento. Las siguientes semanas fueron de angustia para ellos. Sus deudas comenzaron a elevarse. Para junio, Cris Castellano, quien hasta el momento había jugado el papel de intermediario y de cobrador, fue sustituido por Ignacio Díaz, quien comenzó a presionar a los Schirripa para que pagaran. Cris se convirtió en confidente del matrimonio calabrés.
Los carabineros interceptaron una llamada entre un contacto de Giulio Schirripa e Ignacio Díaz. El integrante del cártel del Golfo le dijo a su interlocutor: "Aquella gente ya vino desde México y estarán (aquí en Nueva York) los próximos días y yo les debo pagar". Según el reporte oficial, los calabreses debían casi ocho kilogramos de cocaína.
Giulio viajó al menos cuatro veces a Calabria, siempre en busca de financiamiento. En julio logró juntar el dinero y pagó sus deudas. Dos meses después, en septiembre, el secretario de Justicia de Estados Unidos, Michael B. Mukasey, anunció los resultados del Operativo Reckoning y la detención de 175 personas, entre éstas Giulio Schirripa.
Las autoridades italianas continúan sus investigaciones. Saben que miembros del cártel del Golfo tienen nexos con organizaciones mafiosas locales; incluso saben que ya los descubrieron, por lo que cambian constantemente de rutas en el trasiego de la droga.
El silencio de México
A mediados de 2007, en su primer viaje internacional por Europa como presidente, Felipe Calderón fue a Italia. Aquí tuvo todo tipo de encuentros. Se entrevistó con el presidente Giorgio Napolitano, con el entonces primer ministro Romano Prodi, y con el líder del Senado, Franco Marini.
Antes de reunirse con empresarios del norte de Italia, el 4 de junio de 2007, Calderón y su familia tuvieron un encuentro privado con el Papa Benedicto XVI, así como un encuentro con el entonces ministro de Justicia, Clemente Mastela, y el titular de la Procuraduría Nacional Antimafia, Piero Grasso. Por parte de la delegación mexicana, además de Calderón, estuvieron presentes el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, y el titular de Seguridad Pública, Genaro García Luna.
En la reunión, el orador fue Piero Grasso, quien explicó a los funcionarios mexicanos cómo ha enfrentado la justicia italiana a las mafias, también habló de los resultados obtenidos.
Grasso hizo un repaso de lo que ha significado la mafia para su país, especialmente desde los setenta hasta 1993, cuando fueron asesinados los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino. Aludió además a los resultados obtenidos desde 1982, cuando se publicó la primera Ley Antimafia, gracias a la cual se legisló sobre el delito de asociación mafiosa y se determinó confiscar sus bienes a los integrantes de esa organización.
El ministro también explicó a sus invitados mexicanos la forma en que funciona el sistema de protección, de asistencia y de beneficios penales y penitenciarios que se dan a los testigos y colaboradores de la justicia; de la existencia de una coordinación central en las investigaciones y de la adaptación de la magistratura para las características específicas de la mafia.
Entrevistado en aquella ocasión, el procurador nacional antimafia comentó que México no tenía todavía un papel preponderante en lo relativo al tráfico de drogas hacia Europa.
Sin embargo, 15 meses después, la justicia italiana ya no tenía dudas: los cárteles mexicanos no sólo se fortalecieron, sino que ahora comienzan a pasar droga asociados con la Ndragheta, el peor grupo criminal de su país.
Y a pesar de que hasta ahora el gobierno mexicano no ha tenido contacto con su par italiano para abordar el asunto, éste mantiene su ofrecimiento de colaboración. Apenas el 29 de noviembre pasado, Franco Fratini, ministro del Exterior italiano, declaró durante su gira por México que había reiterado el ofrecimiento.
"Hemos ofrecido una colaboración constituida de intercambio de información, adiestramiento de policías, mayor capacitación en tareas de prevención antidroga y mayor colaboración operativa con la estructura antidroga de la UE (Unión Europea)", indicó Frattini.
Consideró que "México debe aprovechar esta oportunidad, se trata de una ayuda operativa importante, que podría dotar de herramientas a las autoridades para mejorar investigaciones".
Y el martes 9, el procurador antimafia de Reggio Calabria, Nicola Gratteri, insistió: "Buscamos una colaboración directa con los mexicanos. La hemos pedido y estamos en espera de una respuesta", dijo a un grupo de corresponsales, según reportó la agencia Notimex

 

Consolidación de nuevos cárteles del narco recrudece ola de ejecuciones

■ Las autoridades federales temen que el clima de violencia sea trasladado al sureste del país

Gustavo Castillo García

El rompimiento de alianzas entre grupos de narcotraficantes y la lucha por el control de territorios dejó de saldo en 2008 un total de 5 mil 620 ejecutados y que los grupos de los hermanos Beltrán Leyva y Los Zetas se consolidaran como cárteles de la droga, indicaron fuentes de alto nivel del gobierno federal.

En el año que concluye, Chihuahua, Baja California y Sinaloa, entidades consideradas principales centros de operación de los cárteles de Juárez, de los Arellano Félix y del Pacífico (Sinaloa), acumularon más de 50 por ciento de las ejecuciones.

Sin embargo, la violencia también se trasladó a otros puntos del país que hasta hace dos años habían registrado baja o nula incidencia de homicidios dolosos ligados al crimen organizado, como son Jalisco, estado de México y Guanajuato.

Funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y de la Procuraduría General de la República (PGR) coincidieron en que el gabinete de seguridad del presidente Felipe Calderón estima que la violencia que se vive en el norte del país pudiera trasladarse hacia la región de Chiapas, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo, debido al fortalecimiento de mecanismos para la detección de aeronaves y embarcaciones cargadas de droga, por lo que la vía para introducir cocaína hacia México y Estados Unidos será la terrestre, a través de la frontera con Guatemala.

Los funcionarios entrevistados señalaron que mientras en 2006 las estadísticas oficiales indicaron que 2 mil 221 personas fueron ejecutadas, en 2007 la cifra aumentó a 2 mil 561, lo que significó un aumento de 14.2 por ciento entre un año y otro.

Para este año, con corte a la madrugada del 30 de diciembre, la cifra oficial reportó un total de 5 mil 620 asesinatos ligados al crimen organizado, entre ellos más de 40 decapitaciones, y ejecuciones múltiples en Ciudad Juárez, y Creel, en Chihuahua; Tijuana, Baja California; Sinaloa, y el estado de México.

La violencia en el país aumentó a pesar del incremento de policías y militares en las entidades donde mayor número de ejecuciones y actos de violencia se ha registrado en contra de la población civil y autoridades municipales o federales, como es el caso de los operativos conjuntos en Sinaloa, Chihuahua, Durango, Michoacán, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Tijuana y Guerrero.

Según las estadísticas oficiales, hasta el pasado 31 de agosto el esfuerzo conjunto de la PGR-SSP federal y las secretarías de la Defensa Nacional y Marina rindió logros sin precedente con respecto de administraciones anteriores, como en el caso de la cocaína, de la que en el gobierno de Felipe Calderón sumaron más de 61.5 toneladas de cocaína incautadas, mientras en los primeros 21 meses de gobierno de Vicente Fox se logró un decomiso de 39.8 toneladas del mismo enervante.

En el mismo periodo de 21 meses de gobierno entre Vicente Fox y Felipe Calderón, los registros oficiales indican que mientras en la gestión del guanajuatense se incautaron 2 mil 471 toneladas de mariguana, en el mismo lapso de la administración actual se logró asegurar 3 mil 12 toneladas de cannabis.

Lo mismo ocurre con las metanfetaminas, donde en la era de Vicente Fox se decomisaron 845 kilos, y en la gestión de Calderón mil 205.

Sin embargo, el mayor aseguramiento de armas en una sola acción se logró el pasado 7 de noviembre en Reynosa, Tamaulipas, donde efectivos militares decomisaron más de 500 mil cartuchos, 270 armas y 300 granadas, superando las 250 armas largas incautadas en 1984 en el rancho El Búfalo, propiedad de Rafael Caro Quintero.

Reportes oficiales indican que el aumento en la violencia no sólo se debe al gran tráfico de armas de Estados Unidos hacia México, sino también al rompimiento que se ha producido especialmente entre los cárteles del Golfo y de Sinaloa.

En el caso del Golfo, la organización que dirigió Osiel Cárdenas Guillén  (extraditado a Estados Unido en enero de 2007) se dividió.

Por una parte, los desertores del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes) del Ejército Mexicano, bajo el mando de Heriberto Lazcano, El Lazca, se convirtieron en un nuevo cártel y sumaron a sus huestes a ex integrantes del ejército de Guatemala. Esta organización es conocida como Los Zetas y tiene presencia en al menos 12 entidades.

En tanto, el grupo que ahora encabeza Eduardo Costilla, El Coss, pretendió suceder a Osiel Cárdenas Guillén en el mando del cártel del Golfo, pero se ha visto diezmado por la ruptura con Los Zetas.

Ambas facciones se disputan localidades como Reynosa, Matamoros, Ciudad Altamirano y Ciudad Victoria, en Tamaulipas, así como sus zonas de influencia en Veracruz, Tabasco.

Según los informes oficiales, debido a su expansión y alto número de integrantes, Los Zetas apoyan a los miembros de la familia Arellano Félix para mantener el control de lo que se conoce como el cártel de Tijuana en contra de Teodoro García Simental, El Teo, un sicario que busca el control de la plaza de Tijuana en sociedad con Ismael El Mayo Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa.

En tanto, la organización que dirige Joaquín El Chapo Guzmán, conocida como el cártel de Sinaloa o del Pacífico, sufrió una ruptura con los hermanos Beltrán Leyva, lo que ha afectado las operaciones de ese grupo del que también forma parte El Mayo Zambada.

De esa manera, los hermanos Beltrán Leyva han consolidado su estructura en un nuevo cártel, según los funcionarios consultados, y ello ha generado violencia en entidades como Sinaloa, Chihuahua y Durango, ya que en algunos estados los Beltrán Leyva se han asociado con Los Zetas para defender su presencia en algunos territorios, entre los que están el estado de México, Jalisco, Sinaloa y el Distrito Federal.

En Chihuahua, el cártel de Juárez, dirigido por los Vicentes Carrillo Leyva y Carrillo Fuentes, enfrenta los ataques de alguno de sus ex socios, como El Mayo Zambada, ahora unido a El Chapo Guzmán; de allí la violencia en esa entidad, y principalmente en Ciudad Juárez, uno de los puntos de mayor cruce de droga hacia Estados Unidos, indicaron los funcionarios consultados.

Godoy: otro gobernador fantoche

áLVARO DELGADO

MÉXICO, D.F., 29 de diciembre (apro).- En una decisión que ofende no sólo a los ciudadanos de Michoacán, sino a todos los mexicanos, el gobernador perredista Leonel Godoy Rangel entregó 46 millones de pesos al equipo de futbol Monarcas de Morelia, propiedad del magnate Ricardo Salinas Pliego, entre cuyos negocios se cuenta también Televisión Azteca.
¿Cuáles son las la razones para regalar tamaña cantidad a un empresario que no lo necesita y cuya cifra representa el doble del presupuesto de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte (Cecufid) del estado, la entidad responsable de fomentar las actividades que su nombre describe?
No hay razones, salvo una coartada de Godoy: La entrega de los 46 millones de pesos --que se mantuvo oculta desde febrero de 2008-- obedeció a un "compromiso" de su antecesor, el también perredista Lázaro Cárdenas Batel, con Salinas Pliego.
¿Y no podía Godoy, en tanto gobernador en funciones, cancelar tal "compromiso" por tratarse de una arbitrariedad que lastima el de suyo raquítico presupuesto estatal por el que al iniciar su gestión mendigó, literalmente, a Felipe Calderón?
Pues no, alegó Godoy: "Fue un compromiso que hizo el gobierno anterior, pero nosotros le expresamos al equipo Monarcas que era por única ocasión y que ya no iba a darse más."
Nada más faltaba que le fuera concedida una partida multianual al equipo propiedad de Salinas Pliego, el mismo personaje que usó la concesión de TV Azteca para descalificar las elecciones y exigir la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de Gobierno del Distrito Federal tras la ejecución, en 1998, del cómico Francisco Stanley, alias "Paco", en uno de lo episodios de manipulación más memorables por su vileza.
Tal conducta de Godoy es perfectamente entendible por su naturaleza de gerente político de los Cárdenas en Michoacán, pero representa una bofetada a quienes, en Michoacán y en México, creían que una gestión de centroizquierda cortaría de tajo privilegios para una minoría corrupta e insaciable como en la que se inscribe Salinas Pliego.
Ya se ve que no: A la protección que Godoy da a los enjuagues del clan Cárdenas -que incluyen tratos ocultos con Calderón y con Carlos Ahumada, como en su momento con Carlos Salinas--, se suma su propia frivolidad, como la remodelación de la casa de gobierno.
A un costo de 4 millones de pesos, las adecuaciones a la casa de gobierno incluyen una alberca techada para su solaz, además de la que ya existía, en una contradicción --habitual en cualquier gobernante fantoche-- con sus propias proclamas de austeridad.
"Nos vamos a apretar el cinturón (va a haber), mucho ahorro y eficientización (sic) del gasto. Son tiempos del vocho (sic), del Bacardí y de la mujer, como se decía en otros tiempos", declaró apenas en noviembre.
Algo le ha aprendido Godoy a su vecino gobernador de Jalisco, el panista Emilio González Márquez, cuya diferencia no es mucha, ni siquiera en la claudicación ante
la Iglesia.
Claro, regalar dinero de los contribuyentes a equipos de futbol no es patrimonio de Godoy: En Veracruz, el Congreso con mayoría priista aprobó la propuesta del gobernador Fidel Herrera de donar 58 millones de pesos a equipos de futbol profesional, 34 millones de los cuales serán para los Tiburones Rojos.
En Aguascalientes los gobernadores panistas Felipe González y Luis Armando Reynoso Femat han destinado multimillonarios presupuestos, superiores a los 50 millones de pesos, para equipos de beisbol y futbol, como el Necaxa, propiedad de Televisa.
Otros gobernantes han hecho lo mismo, entre ellos el tránsfuga priista Pablo Salazar con Jaguares de Chiapas, que sigue siendo apoyado por Juan Sabines, así como Manuel Angel Núñez Soto, con el Pachuca, quien siguió el ejemplo de su antecesor, Jesús Murillo Karam, actual secretario general del PRI.
Joyitas de la política.
Apuntes
Muy bien: Como despedida de fin de año, Calderón decretó el aumento número 33 del año a las gasolinas y, como bienvenida del 2009, habrá que comenzar el registro de los que se acumularán a lo largo de un año que será de pesadilla. Si a las urnas acude 30% de la población será la gloria para el decrépito régimen vigente.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios