Jueves, 08 de enero de 2009

CNTE impulsará primer amparo contra la ACE

■ Impugnan también Ley del ISSSTE

Laura Poy Solano

Como parte de las acciones contra la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) y la aplicación de la nueva Ley del ISSSTE, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunciaron que a partir de esta semana impulsarán entre la base magisterial la entrega de un cuarto amparo contra esta ley y el primero contra el pacto educativo, por considerar que “afecta gravemente las condiciones laborales de los maestros”.

Profesores disidentes enfatizaron que la lucha contra la ACE continuará en 2009, luego de presentar un balance de sus movilizaciones de 2008; prevén que a mediados de este mes se convoque a una reunión a la que asistirán representantes de todo el país para acordar un nuevo plan de acción que “nos permita enfrentar el embate del gobierno federal, que tratará de imponer la alianza a cualquier costo, además de preparar el pliego petitorio nacional, rumbo al proceso de revisión salarial de mayo”.

Artemio Ortiz Hurtado, secretario general de la sección 18 de Michoacán, informó que el 30 de enero se convocará a una nueva movilización masiva del magisterio disidente para sumarse a la movilización de diversas organizaciones sindicales, campesinas y sociales, integrantes del Diálogo Nacional, a fin de “consolidar un frente nacional en demanda de un salario digno y de un nuevo proyecto económico en apoyo a los más pobres, distinto al programa de paliativos que ofrece Felipe Calderón en su nuevo plan económico, que privilegia el interés de los empresarios”.

Destacó que en esa fecha también se hará la entrega formal de los amparos contra la nueva ley del ISSSTE, pues “creemos que el embate de la crisis económica que vivimos, y que seguramente empeorará, tendrá un efecto devastador sobre los trabajadores de la educación”.

Las acciones, indicó, incluyen “detener cualquier aplicación de la ACE en aquellos estados donde la CNTE es mayoría, y seguir informando en aquellas entidades donde ha crecido la inconformidad, porque estamos convencidos de que la alianza no es la respuesta a la demanda de una educación de calidad, ni a la dignificación del trabajo magisterial”.

En tanto, Pedro Ramírez Vázquez, dirigente del magisterio disidente de la sección 36 del valle de México, afirmó que con la entrega de un cuarto amparo en contra de la ley del ISSSTE “exigimos la devolución inmediata de nuestros ahorros, que sin ninguna autorización fueron trasladados del Sistema de Ahorro para el Retiro al Pensionissste, lo que representa una grave violación a la ley”.

Más de 90 por ciento de los maestros, dijo, “no aceptaron el Pensionissste, lo que presionó al gobierno federal y a Elba Esther Gordillo, ya que sin la aprobación de los maestros, simplemente desapareció nuestros ahorros para entregarlos” a dicho fondo.

Es insuficiente, hay que bajar el costo del combustible, revira la IP

CARLOS ACOSTA CóRDOVA

MÉXICO, DF, 7 de enero (apro).- La Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) demandaron una disminución en los precios del combustible y consideraron que únicamente congelar el alza, como propuso el presidente Felipe Calderón, es insuficiente.
A la par, concluyeron que el Acuerdo Nacional en Favor de la Economía Familiar y el Empleo --que dio a conocer Calderón-- "tendrá un claro efecto en la inflación, disminuyéndola en cerca de medio punto porcentual".
El congelamiento de precios en gasolinas, más la reducción en los de gas y electricidad, incidirá en una baja en el índice general de precios, pero además darán margen para que el Banco de México (Banxico) recorte las tasas de interés de referencia y con ello se incentiven el crédito y la actividad económica, consideraron los especialistas.
Sin embargo, son poco optimistas respecto de que el nuevo plan anticrisis pueda reactivar la economía. "La verdadera reactivación vendrá sólo cuando la economía de Estados Unidos despegue, lo cual podría suceder hacia finales de 2009", dice el Grupo Financiero Ixe.
Banamex, por su parte, señala que "algunas de las medidas anunciadas (este miércoles) ya estaban contenidas en el Programa para Impulsar el Crecimiento y el Empleo, puesto en marcha el 8 de octubre".
Al sector empresarial del país le pareció importante la decisión de congelar los precios de la gasolina en este año, pero consideró como insuficiente la medida.
Claudio X. González, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios -integrante del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)-- demandó no sólo congelar dichos precios, sino reducirlos para emparejarlos con los precios internacionales del combustible, puesto que en el país las gasolinas se ubican 30% arriba de los precios que se ofertan en Estados Unidos.
Igualmente, Ricardo González Sada, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), consideró que congelar el precio de la gasolina tendrá un efecto positivo en la recaudación, pero que si no se reducen dichos precios, seguirán ocasionando presiones inflacionarias.
Al magnate Carlos Slim, invitado a la ceremonia en la que se puso en marcha el plan anticrisis, le pareció "atinado y completo" dicho programa. Ayudará, dijo, a mitigar el impacto negativo, en México, de la recesión económica global, sobre todo porque se crearán empleos adicionales y se protegerá la planta laboral.
Y eso, agregó, es más importante que si la economía crece "menos un punto o .1%". Lo que se necesita ahora, y es lo que pretende el plan, agregó, es generar empleos nuevos, conservar los existentes y cuidar el bienestar familiar.
Aceptó, empero, que el plan no resolverá los problemas económicos del país, pero servirá para atenuar los efectos del choque externo, "y atenuar quiere decir reducir los efectos negativos".
También la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) celebró la puesta en marcha del plan anticrisis. El secretario ejecutivo del organismo, el mexicano José Ángel Gurría, consideró que las acciones contenidas en dicho plan están en sintonía con el esfuerzo global por contrarrestar los efectos nocivos de la crisis económica y financiera.
Gurría destacó las acciones enfocadas a la reactivación de las pequeñas y medianas empresas, a la creación de puestos de trabajo y a la protección de los desempleados, la reactivación del crédito y las inversiones en infraestructura.
Sin embargo, sugirió que no hay que echar las campanas al vuelo, pues el panorama para México en 2009 es bastante complicado y las proyecciones de crecimiento se ubican a la baja.
Por lo pronto, la estimación más reciente de la OCDE para el crecimiento de la economía mexicana se ubica en 0.4% este año.
Hay que tener claro, indicó Gurría, que los estímulos anunciados en el plan anticrisis son de carácter temporal. "Pero en cuanto las circunstancias lo permitan, habrá que reinstaurar la ejemplar disciplina fiscal y monetaria que ha practicado México en los últimos años", dijo.
El plan anunciado este miércoles por Calderón también concitó innumerables críticas, que coinciden en que ese programa es más mediático y electorero que efectivo.
Por ejemplo, el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (Cilas), consideró que el plan anticrisis "es un catálogo de medidas cosméticas e insuficientes para enfrentar la crisis y, en particular, la caída del nivel de vida de los mexicanos".
Según el Cilas, "el acuerdo anunciado por el presidente significa una promesa manipuladora e ineficiente que, como en el pasado con los programas de combate a la pobreza, no solucionada nada. Mientras que con una mano el gobierno federal da migajas a los más pobres, con la otra se las quita con una política económica que es una fábrica de pobres, promotora del desempleo y la inflación, o sea, generadora de miseria".

 

Israel frena la ofensiva por 3 horas para el ingreso de ayuda a la franja de Gaza

■ Tel Aviv acepta discutir una propuesta de Mubarak y Sarkozy para un cese del fuego

■ Palestinos consideran insuficiente la tregua para buscar víveres y enterrar a sus muertos

■ Olmert no descarta lanzar la “tercera fase”, que incluye la incursión masiva de soldados

Afp, Dpa, Reuters y The Independent

Gaza, jueves 8 de enero. Luego de 12 días de incesantes bombardeos que han costado la vida a más de 700 palestinos, Israel interrumpió ayer sus ataques contra la franja de Gaza por breves momentos para permitir el ingreso de ayuda humanitaria, y acogió en principio una propuesta egipcia para el cese de las hostilidades; sin embargo, en las primeras horas de este jueves se reportó que intensificó la embestida en el sur de la franja con decenas de tanques que se dirigían a Jan Yunes y el lanzamiento de proyectiles sobre Rafah.

Durante 180 minutos, los tanques y aviones de combate de Israel cesaron el fuego ayer, con lo que dieron al millón y medio de residentes del enclave costero la posibilidad de visitar a los miembros de su familia y a los enfermos en los hospitales, así como enterrar a sus muertos.

El cese de la ofensiva, resultado de la fuerte presión internacional ejercida sobre Israel –que aseguró que esta medida se implementará diariamente– comenzó exactamente a las 13:00 horas del miércoles (local) y otorgó la oportunidad a los grupos de asistencia de llevar y distribuir bienes y medicinas.

Muchas tiendas y farmacias de la franja abrieron sus puertas para el comercio, y cientos de palestinos acudieron a comprar lo esencial pero se quejaron de la poca cantidad de mercancías en existencia. Los equipos de emergencia, a su vez, utilizaron las tres horas para buscar a víctimas entre los escombros y rescatar a heridos y recuperar cadáveres.

Miles de enojados y frustrados dolientes asistieron el miércoles a los funerales al aire libre en el campo de refugiados de Jabaliya, en donde cerca de 50 palestinos murieron el martes cuando Israel bombardeó una escuela a cargo de la Organización de Naciones Unidas. “¡Venganza!, ¡Venganza!”, gritaba la multitud.

“Es un infierno”: funcionario de la ONU

John Ging, de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina para Medio Oriente (UNRWA), consideró insuficiente la pausa de tres horas, y calificó las condiciones del enclave a causa de los bombardeos como un “infierno en la Tierra”. Un profesor que se identificó como Abu Youssef, expresó que se sentía como un “prisionero con permiso”.

Abu Ali Hassan, que temía por la vida de su esposa e hijas, pudo visitarlas por primera vez luego de que quedó separado de su familia tras el inicio de la ofensiva terrestre al territorio.

El grupo de resistencia islámico Hamas también anunció la detención de sus ataques para permitir el acceso de la ayuda internacional y la distribución entre la población, pero criticó la breve tregua implementada por Israel porque tres horas resultan insuficientes para que la gente se mueva y pueda comprar sus provisiones.

Transcurridas las tres horas, las calles quedaron vacías y unos minutos después de las 16:00 horas (local) se reanudaron los bombardeos. Entonces, la aviación israelí atacó, de acuerdo con testigos, tres objetivos en el campo de refugiados de Jabaliya, en el norte del territorio palestino, donde dio muerte a tres niñas de dos a seis años. Posteriormente, un cuarto ataque cerca de Beit Lahiya quitó al vida a cuatro hombres.

La fuerza aérea israelí llevó a cabo más de 40 ataques contra objetivos de la organización islamita y túneles que eran utilizados para el ingreso de alimentos, aunque Tel Aviv asegura que también eran usados para el contrabando de armas desde Egipto.

Precisamente, la fuerza aérea israelí arrojó decenas de miles de hojas de papel sobre la localidad de Rafah, en el sur del enclave y fronteriza con Egipto, en las que advirtió a los habitantes de ataques nocturnos contra los túneles y depósitos de armas, y les pidió abandonar sus hogares. A su vez, unidades de infantería y tanques desalojaron la mañana de ayer la vecina ciudad de Jan Yunes, ocupada la víspera.

En la jornada del miércoles perdieron la vida 21 palestinos, nueve de ellos niños. Desde el 27 de diciembre que inició la ofensiva han muerto más de 700 personas, incluidos 220 menores, además de que 3 mil 100 han resultado heridas.

Los esfuerzos diplomáticos para detener la ofensiva del ejército israelí en la franja de Gaza, intensificados la víspera con ataques contra tres escuelas administradas por la UNRWA, en una de las cuales murieron unas 45 personas, arrancaron una respuesta a Israel, que aceptó el plan para un alto el fuego presentado el martes por los presidentes de Egipto, Hosni Mubarak, y de Francia, Nicolas Sarkozy.

Mark Regev, vocero del primer ministro israelí, Ehud Olmert, insistió no obstante en que, para que se llegue a un alto el fuego, deben finalizar por completo los lanzamientos de cohetes palestinos contra Israel y se debe imponer un embargo de armas absoluto a Hamas.

Por lo pronto, Israel dijo que enviará a El Cairo a dos emisarios para discutir dicha propuesta; ellos son el asesor político del ministro de Defensa, Ehud Barak, y Shalom Turjman, asesor de Olmert.

El plan egipcio prevé un cese del fuego inicial de 48 horas, con lo que se permitirían la apertura de corredores humanitarios, durante el cual se decidirían los últimos detalles del plan para llegar a acuerdos de largo alcance.

Sin embargo, el gabinete de seguridad israelí, encabezado por Olmert, no ha descartado ampliar la ofensiva contra la franja de Gaza, aunque acordó posponer su decisión sobre el lanzamiento de la llamada “tercera fase”, que incluiría la entrada masiva de soldados en las diversas poblaciones.

El sábado 3 de enero la ofensiva entró en su segunda fase con la incursión de tanques y fuerzas terrestres luego de una semana de incesantes bombardeos, pero la “tercera fase” fue aplazada sin fecha.

Hamas, que quieren que primero finalice el bloqueo israelí en el enclave, indicó que recibió información sobre la propuesta de Mubarak y de Sarkozy y que la están debatiendo.

Gaza

Adolfo Sánchez Rebolledo

Cuando leo y releo los argumentos de algunos personajes israelitas para justificar la expedición punitiva contra Gaza más crece mi asombro. Parece increíble que algunos descendientes del holocausto se expresen de los palestinos con tal insensibilidad, como si las terribles experiencias del pasado no contaran a la hora de la seguridad, ese moderno refugio de los viejos impulsos autoritarios, ahora revitalizados por la acción antiterrorista. Me refiero, concretamente, a los razonamientos del escritor Abraham B. Yehoshúa, recogidos en una entrevista publicada en el diario español El País, luego de que éste suscribiera una temprana petición de alto al fuego a las autoridades de su país, gesto loable, por supuesto.

Sin embargo –y aquí comienzan las inconsistencias–, Yehoshúa, igual que 96 por ciento de sus conciudadanos, considera que la campaña militar sobre Gaza está justificada, “porque lo que es injustificable es que Hamas dispare 70 cohetes en un día”. Para él, la desproporción entre la causa (los cohetes) y el efecto (la invasión), reflejada en los últimos días, no es crucial, pues aunque “a nadie le gusta ver lo que está pasando en Gaza”, se trata –asegura– de “una decisión moralmente correcta”.

Según el novelista, “la gente (sic) habla de David contra Goliat, pero hay que darse cuenta de que la capacidad de sufrimiento de los palestinos es mucho mayor, y eso los hace más fuertes. Por eso, nuestra respuesta tiene que ser mucho mayor, porque hay que hacerles entender que tienen que parar los cohetes. Una respuesta moderada no les impresionaría. Cerramos los pasos fronterizos, cortamos la electricidad y eso no les hizo pensar en parar los disparos”. Si dichas palabras las hubiera pronunciado un halcón o, en la otra orilla, un jefe jihadista en el extremo contrario, tal vez no habrían sorprendido a nadie, pero viniendo de un escritor de izquierda, con fama de liberal y tolerante, no dejan de producir cierto desencanto.

El relator de Naciones Unidas para los territorios ocupados, Richard Falk, lo señaló con exactitud: “Es cierto que los ataques con cohetes contra la población civil israelí son ilícitos. Pero esa ilegalidad no confiere a Israel, ni como potencia ocupante ni como Estado soberano, derecho alguno a violar el derecho internacional y a cometer crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad en represalia... la escalada israelí de asaltos militares no ha aumentado la seguridad de los civiles israelíes; al contrario, el israelí asesinado hoy, tras el estallido de violencia israelí, es la primera víctima en un año”.

Desde la contraparte israelita, Shimon Peres, uno de los políticos mejor valorados en Occidente, defendió la ofensiva con argumentos ya trillados, diciendo que “no pretendemos ocupar Gaza ni aplastar a Hamas, sino eliminar el terrorismo. Y Hamas necesita aprender una lección real y seria. No lo están entendiendo”. Pero estas afirmaciones suscitan de inmediato otras interrogantes: ¿hasta dónde piensan llegar los invasores en esta nueva y trágica aventura? ¿Es factible destruir por la fuerza a Hamas sin dañar a la población civil o, como estamos viendo, ésta es también una terrible ensoñación ideológica de los partidarios de las guerras preventivas montadas sobre la tecnología de punta para reducir toda resistencia?

Si la crudeza del ataque contra Gaza no se vincula, como asegura la propaganda, con el poder letal de los cohetes caseros de Hamas, acorralada en su minúsculo y bloqueado territorio, sin el auxilio del corrupto e inepto mundo árabe, ¿qué clase de lección es la que tratan de impartir a sangre y fuego los líderes de Israel apoyados por el poderío estadunidense, la complicidad europea tan mal disimulada y la parálisis aberrante de Naciones Unidas?

Una vez que los adversarios se han reducido a la calidad de “monstruos” causantes de todos los males imaginables –lo cual no es privativo de uno de los bandos–, no hay nada que impida conceder legitimidad moral al genocidio como lección final de sumisión. Y ése es el riesgo permanente de una situación que el tiempo, lejos de resolver, sólo empeora.

Buena parte de la responsabilidad por estos hechos la tiene la comunidad internacional y, concretamente, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que ha sumado un nuevo fracaso a la ya larga historia de complicidades con la política estadunidense hacia Israel, demostrando, una vez más, la crisis terminal que hace mucho corroe a la institución. ¿Cómo se podría actuar exitosamente contra los fundamentalismos armados en esa región, cuando ninguna resolución política apegada al derecho internacional se cumple, cuando nadie obliga al Estado de Israel a someterse a los acuerdos internacionales? Por lo pronto, sus máximos dirigentes, ante el desafío de las cercanas elecciones, aprovechan hasta el último segundo la complicidad estratégica de Bush y los suyos para tomar posiciones en el campo de batalla. El mundo espera.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios