Martes, 24 de marzo de 2009

Narro: políticos deben anteponer el interés de México al de grupos

Convoca a redoblar esfuerzos en la lucha por disminuir la desigualdad económica en el país

La laicidad debe ser elemento central en la conducción de los asuntos nacionales, señala

Denuestos y señalamientos sin pruebas no son bienvenidos, afirma el rector de la UNAM

Elizabeth Velasco C. La Jornada.

 

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, advirtió que la clase política debe anteponer los intereses de México a los de grupos, partidos, corrientes, sectores y personas, más aún por las circunstancias en que se encuentra el país.

En entrevista, durante los actos conmemorativos en la UNAM por el 150 aniversario de las Leyes de Reforma, en respuesta a una pregunta sobre la ley de salarios máximos para los servidores públicos, dijo no conocer ese proyecto, pero aseveró que la desigualdad económica en la nación no es sana, menos aún cuando uno se da cuenta de que hay más de 130 veces de diferencia entre el uno por ciento más pudiente y el uno por ciento más necesitado.

Narro Robles subrayó la necesidad de luchar por disminuir la desigualdad, lo cual implica mejorar las condiciones de vida de quienes menos tienen. Requerimos dotar a la mayoría de los ciudadanos de este país de todas las condiciones fundamentales para que busquen su desarrollo pleno, y eso pasa por asegurar que el Estado es el responsable de la educación en el país, aseveró.

El rector recordó que vivimos en un régimen fundado en la enseñanza pública, lo cual quiere decir que se debe reconocer la obligatoriedad completa que tiene el Estado de garantizar desde la educación prescolar hasta la superior, incluyendo la salud.

A pregunta expresa refirió que la disputa entre el PRI y el PAN por las reformas en materia de seguridad será bienvenida cuando se trate de debates informados y razonados. Cuando son denostaciones, señalamientos sin pruebas y descalificaciones no pueden ser bienvenidos.

Antes, al comenzar la ceremonia en el auditorio principal de la torre de Rectoría, consideró insoslayable ubicar la laicidad como el elemento central en la conducción de los asuntos nacionales y la enseñanza como la herramienta de desarrollo de la sociedad.

La educación es la gran herramienta de desarrollo de una sociedad, tal como lo entendió Juárez en su tiempo, expresó al referirse a la promulgación de la ley de educación en 1867.

Habló también sobre la importancia del pensamiento de Juárez y de los liberales del siglo XIX, que es vigente y nos sirve para recordar valores y principios fundamentales, como la libertad, la democracia y la tolerancia.

Narro Robles hizo énfasis en la necesidad de seguir insistiendo en la conveniencia de que el país avance en libertad en la búsqueda de democracia, igualdad y desarrollo social.

En la conmemoración, que reunió a directores de escuelas, facultades, centros e institutos de la máxima casa de estudios, el investigador emérito y ex rector de la UNAM Jorge Carpizo resaltó que las Leyes de Reforma constituyen la verdadera independencia de México y la base de la formación del Estado.

A su vez, el abogado general Luis Raúl González Pérez indicó que Juárez es el ejemplo más ilustrativo de que las crisis implican oportunidades no sólo para superar problemas, sino también para salir fortalecidos y con nuevas fórmulas para encarar el futuro.

Incumple gobierno mexicano recomendación de CIDH: ONG

ISAíN MANDUJANO. Proceso.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 23 de marzo (apro).- Organizaciones no gubernamentales denunciaron hoy que el incumplimiento del gobierno mexicano de las recomendaciones emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en relación con el caso de las hermanas González Pérez, indígenas tzeltales violadas por militares.

Representantes del Grupo de Mujeres de San Cristóbal, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, expresaron su preocupación por el esa situación, debido a que ya transcurrieron ocho años y el Estado mexicano niega a las víctimas su derecho a obtener justicia y reparación del daño.

Tal incumplimiento fue corroboradlo por una misión de la CIDH, en una reunión de trabajo que sostuvieron el pasado sábado 21 en Washington.

El 4 de junio de 1994, en el municipio de Altamirano, Chiapas, las hermanas tzeltales, María Teresa, Cristina y María Méndez, de 20, 18 y 16 años de edad, fueron detenidas por militares y durante su cautiverio fueron torturadas y violadas por los soldados. Antes de su liberación, los soldados las amenazaron de muerte.

En el 2000, la CIDH recomendó al Estado mexicano trasladar la investigación de los hechos del fuero militar a la jurisdicción civil para garantizar imparcialidad e independencia, y reparar el daño causado a las indígenas chiapanecas por la violación a sus derechos humanos.

En la reunión de trabajo, el gobierno mexicano se comprometió a realizar las últimas acciones ante la justicia militar para que la investigación sea traslada a la justicia ordinaria.

Y sobre la reparación del daño, el gobierno insistió en condicionarla a los resultados de la investigación.

Sin embargo, las ONG denunciaron que esa posición es violatoria de los estándares internacionales establecidos por los órganos del sistema interamericano, ya que desconoce el deber de reparación que le asiste de conformidad con la Convención Americana de Derechos Humanos, y cuestiona las conclusiones que fueron dadas por
la CIDH.

En la reunión del sábado anterior estuvieron presentes representantes de la Defensa Nacional, Procuraduría General de Justicia Militar, Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores y Procuraduría de Chiapas.

Las organizaciones defensoras de derechos insistieron en que el Estado de México debe asumir los compromisos adquiridos y demostrar voluntad y seriedad política, a través del cumplimiento cabal de sus obligaciones internacionales en este caso y en otros que involucran al Ejército y que continúan en la esfera de la justicia militar.

 

Descarta la OCDE que países puedan alterar resultados de examen escolar

Hoy, 52 mil alumnos de mil 700 planteles serán evaluados

Karina Avilés. La jornada.

 

El director de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en México, José Antonio Ardavín, garantizó que en el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (Pisa) no hay margen para que países pueda alterar los resultados, aunque en el caso mexicano, expresó, sólo habrá siete observadores en la aplicación de la prueba, que realizarán hoy 52 mil estudiantes, lo cual significa que cada uno tendría que vigilar a 7 mil 428 alumnos.

Cualquier desvío o sesgo, así como el incumplimiento de los estándares de calidad planteados por el organismo mundial, puede provocar la invalidación de los datos, como ya ocurrió en Gran Bretaña y en Estados Unidos, señaló por su parte la directora de Proyectos Internacionales y Especiales del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), María Antonieta Díaz Gutiérrez.

En el taller para periodistas Pisa 2009, la funcionaria detalló que en el examen, que presentarán hoy dicha cifra de estudiantes de 15 años de edad en mil 700 planteles de secundaria y bachillerato, participarán siete monitores de calidad –observadores–, cuya función será elaborar un reporte para el organismo.

Para calificar las pruebas se contará con 84 codificadores –a quienes tocaría revisar, a cada uno, 619 evaluaciones–, quienes son egresados del nivel superior, particularmente de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde el INEE realizó la convocatoria, aunque también han participado expertos del Instituto Politécnico Nacional.

Dichos codificadores son instruidos para que asignen los créditos a las respuestas abiertas de cada área de evaluación, conforme a las reglas definidas por el Pisa. Los errores gramaticales, ortográficos y de puntuación no se consideran, ya que no se trata de una prueba de expresión escrita.

José Antonio Ardavín apuntó que la regulación y la aplicación de la prueba es tan estricta y transparente, que no hay margen para que un país haga cambios en la aplicación ni en las respuestas.

Si una nación quiere participar en el programa tiene que cumplir las reglas establecidas por la OCDE; por ejemplo, no difundir el nombre de las escuelas que participarán en el examen, lo cual se hace para garantizar una aplicación estricta.

Por otro lado, destacó que la OCDE no da recetas ni dice a ningún país qué debe hacer en función de los resultados obtenidos. Aseguró que desconoce por qué la Secretaría de Educación Pública se fijó la meta de llegar a 435 puntos en 2012 y a 420 puntos en esta aplicación, porque la prueba sirve para medirse con otros y plantearse objetivos no en función de numeritos, sino del fortalecimiento del sistema educativo.

El énfasis en la versión 2009 del programa se pondrá en la comprensión lectora, lo cual permitirá hacer una comparación con los resultados de esta área obtenidos en 2000.

La evaluación tendrá una duración de dos horas y habrá 13 versiones de exámenes. Por vez primera participará un mayor número de países no miembros de la OCDE –37 naciones–, que se suman a los integrantes del organismo.

 

 

 

Astillero
Julio Hernández López

¡Uy: ahí viene AMLO!

Fantasmas inducidos

Colosio, uso electoral

 

 

Quince años después, la elite directiva del PRI considera electoralmente redituable desempolvar la figura de Luis Donaldo Colosio, no para ahondar en exigencias de justicia o para pelear contra la amalgama de intereses y factores que en aquel momento crucial del salinismo prohijaron el crimen histórico, sino solamente para hacerse de un fetiche propagandístico (a la manera que el PAN ha pretendido con Juan Camilo Mouriño) y allanar el camino de retorno al poder pleno a muchos de los mismos involucrados en aquellos episodios oscuros. Con un México agravado en los males que el sonorense decía ver en un discurso de presunta ruptura y con la mira puesta en presuntos triunfos electorales en camino, tanto en las contiendas intermedias de julio próximo como en 2012, el departamento de mercadotecnia de un partido de tres colores se apresta a realizar hoy ceremonias varias, con bustos develados, auditorios reinaugurados y discursos de unidad electoral por encima de todo. Nomás faltarían unas palabras emotivas a cargo del licenciado Salinas.

El ventrílocuo de Los Pinos insiste en hacer que el muñeco denominado Germencito les eche bronca a los priístas electoralmente insurrectos por el narcotráfico que según eso sería producto nomás del pasado tricolor y no de ocho años de panismo gobernante. Ya patinó feamente la marioneta hecha de pasta blanca y azul al acusar calumniosamente a un candidato priísta a diputado federal por Ciudad Juárez, Héctor Murguía, de ser investigado por la DEA de andar en malos pasos (mentira ante la cual el permanentemente fallido buscador de parecer simpático no se ha disculpado ni nada parecido: calumnia, que ya ni modo). Pero al niño peleonero Martínez le ha ordenado su tutor español de publicidad, Solá, que insista en el punto mediante videomensajes por Internet, para convertir la tragedia del narcotráfico en puntaje electoral en favor de los candidatos panistas.

Frente al negocio conjunto de priístas y panistas no se levantan más que masivas esperanzas de cambio que aún no logran vertebrarse. Calderón, el Ausente, sigue dejando que el país se hunda o que otros lo tomen, pero a pesar de las evidencias de que está abriendo las puertas a la intervención gringa, y que permite barbaridades como las de Banamex o la refinería a debate, una buena porción de mexicanos sigue dejándose llevar por las manipulaciones mediáticas, sobre todo las electrónicas, sin alcanzar a precisar quiénes son los responsables de la crisis actual y cuáles son las perspectivas reales de lucha y transformación que se deben apoyar.

Una de las tareas más aplicadas que han cumplido esos medios de comunicación manipuladores es satanizar la disidencia y la lucha política. No es correcto, elegante ni bien visto creer en supersticiones populacheras como el fraude electoral de 2006 ni hacerle segunda a quienes, desde el despecho, la irresponsabilidad y la falta de ¡Amor por México! critican al heroico ocupante actual de Los Pinos y mucho menos creer en esos discursos atrasados, premodernos e incivilizados que proponen cambios mediante batallas cívicas. El objetivo constante de esas campañas de desprestigio máximo ha sido Andrés Manuel López Obrador, tratando de exterminarlo políticamente mediante la ridiculización, la difamación y una forma de segregación que descansa en variantes, apenas disfrazadas, de clasismo y discriminación social.

A pesar de todo, y contra las toneladas de material tóxico vertido en su contra mediante vuelos mediáticos tripulados, López Obrador ha seguido políticamente de pie, al frente de un movimiento vigoroso y persistente, con presencia en todo el país y, lo peor para sus enconados adversarios, con posibilidades de crecimiento electoral rumbo a 2012 que serán proporcionales a la comprobación pública que se vaya teniendo de que Calderón resultó ser un fraude no sólo en 2006, sino en el ejercicio de un gobierno que no ha sabido cumplir. Incluso, López Obrador se ha instalado ya como precandidato presidencial para 2012, cuando en 2006 sus enemigos le auguraban un destino siquiátrico con una banda tricolor deshilachada sobre el pecho y cuando todavía hoy subsiste una franja social de rechazo a su persona –especialmente construida por esos medios persistentemente difamadores– que en otras circunstancias haría improbable una candidatura con tantas cargas negativas en su contra.

Allí está de nuevo AMLO y sin que contra él haya mucho de dónde escoger en la franja partidista izquierda. La única alternativa, conforme a la fotografía política de hoy, sería el jefe del Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard. Pero ha sido tan limitado el crecimiento político de éste, desde que negociadamente dejó la condición subordinada que mantenía respecto al tabasqueño para explorar sus propias posibilidades presidenciales, que López Obrador puede ser declarado algo así como el precandidato de la izquierda en proceso de recomposición mejor posicionado hasta el momento.

La definición de esas posibilidades presidenciales agrega riesgo sobre el movimiento social y sobre el propio López Obrador. No se trata solamente de ver quién estará mejor posicionado a la hora de postular candidato, sino de prever las reacciones coléricas que esa sobrevivencia política causará en los factores de poder que cerraron el paso a Los Pinos mediante fraude electrónico y manipulación mediática pero que hoy, al ver que su víctima revive y se enfila nuevamente a la contienda, pueden buscar dosis mayores o métodos más lesivos. Por ello resulta igualmente peligroso que en el PRI se pretenda convertir el asesinato de Colosio en una fecha de calendario cívico sin contexto ni explicación y que los dos socios de largo expediente, PAN y PRI, sigan jugando públicamente a echarse la bolita sobre el tema del narcotráfico que no solamente ha tenido implicaciones económicas y sociales en México sino, también, de trabajo sucio en materia electoral y política.

Y, mientras el PRI de Nuevo León se queda sin alianzas, ¡hasta mañana, con la jerarquía católica defendiendo su derecho a hacer grilla!

 


Publicado por solaripa69 @ 10:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios