Mi?rcoles, 22 de abril de 2009

Comisión de mediación entre el EPR y el gobierno decide poner fin a su misión.

Gómez Mont pide que reconsideren su decisión; cualquier rechazo al diálogo es insensato, dice. Confirma las causas: falta de voluntad política y actitud poco atenta de la Federación.

Fabiola Martínez y Carolina Gómez. La Jornada.

Los integrantes de la comisión de mediación para el caso de los desaparecidos del Ejército Popular Revolucionario (EPR) dieron ayer por terminada su misión, ante la falta de interés, voluntad política y actitud poco atenta del gobierno federal en la investigación que permita dar con el paradero de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

Advirtieron que si el EPR decide cancelar la tregua –comprometida precisamente por la existencia misma de la comisión– será responsabilidad exclusiva del gobierno federal, el cual sólo ha tenido voluntad declarativa para enfrentar los hechos y, en cambio, trata de meter el asunto en camisa de fuerza de las gestiones ministeriales.

Cuatro horas después de la conferencia de prensa de la comisión, realizada con la presencia de organismos civiles y del representante en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Secretaría de Gobernación llamó a los siete mediadores a reconsiderar su decisión.

Los convocó a un encuentro programado para el viernes entrante, en Bucareli. En esa cita, aseguró, dará a conocer las respuestas de dependencias federales involucradas en la investigación.

El titular de Gobernación, Fernando Gómez Mont, declaró que cualquier rechazo al diálogo es insensato y, ante un eventual ataque de grupos armados, aseveró que el gobierno siempre está pendiente de los riesgos que tiene cualquier república moderna.

Aseguró que no conoce de advertencias recientes.

–¿De qué tamaño es la guerrilla en México? –se le preguntó.

–Hagan sus investigaciones. No esperen que el secretario de Gobernación esté haciendo revelaciones de información delicada. Hoy por hoy no se conoce de ningún movimiento activo que esté amenazando a las instituciones.

–¿Los grupos armados están vinculados al narcotráfico?

–Esas son hipótesis que no tienen corroboración alguna –respondió.

Admitió, sin embargo, que la indagatoria gubernamental (a cargo de la Procuraduría General de la República, PGR) es complicada, porque ha pasado mucho tiempo (desde la desaparición de los eperristas) y algunas de las pistas se han desvanecido.

Reiteró la versión oficial en el sentido que “no se ve un cruzamiento de operativos” en la ciudad de Oaxaca (el 24 de mayo de 2007, día en que se vio por última vez a los eperristas) a cargo de las autoridades, y exculpó al Ejército.

Sí estamos preocupados, sí quisiéramos encontrarlos por un principio elemental de justicia, señaló.

Respecto de la versión de que las autoridades buscan a los familiares de los desaparecidos para practicarles pruebas de ADN, Gómez Mont comentó que en este proceso han surgido versiones interesadas, ocurrencias y algunas más pueden ser ciertas y requieren de su validación.

En casi un año de trabajos de la comisión, sus integrantes se entrevistaron con Gómez Mont una sola vez, en un encuentro de no más de cinco minutos.

Estuvimos ante una actitud poco atenta y hasta maleducada de los funcionarios de Gobernación; recientemente, llamadas telefónicas con el subsecretario de Gobierno, Jerónimo Gutiérrez, en las que hasta confundía de qué le estábamos hablando, aun cuando los documentos a los que hacemos referencia son públicos, dijo uno de los mediadores.

Este martes, Montemayor, quien se desempeñó como vocero de los mediadores, comunicó su decisión a Alejandro Poiré, coordinador de asesores de Gómez Mont, y hasta el cierre de esta edición no se conocía un cambio en la postura de la comisión.

Los integrantes de la comisión revelaron que la decisión fue tomada desde hace dos meses.

Festina Gordillo que la SEP sea dirigida por Lujambio "y por nosotros"

LA REDACCIóN. Proceso.

MÉXICO, DF, 21 de abril (apro).- A dos semanas del nombramiento de Alonso Lujambio como secretario de Educación, la líder nacional del magisterio, Elba Esther Gordillo, festinó que la SEP "sea dirigida por usted y por nosotros".

En el primer encuentro formal entre Gordillo y Lujambio, ambos enfatizaron la necesidad de avanzar en la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

De esa manera Gordillo dio la bienvenida a Alonso Lujambio, a quien se refirió como secretario de Educación Pública, en contraste con Josefina Vázquez Mota, a quien se dirigía como "la encargada de la secretaría".

"Somos sus amigos", advirtió Gordillo al secretario de Educación.

Lujambio, titular de la SEP, se reunió así por primera vez con los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional y los secretarios generales de las secciones sindicales. En el Salón Hispanoamericano, les dijo que el proceso de cambio que implica la ACE, "nadie pensó que estaría exento de dificultades". Después del deterioro en la relación entre la SEP y el sindicato magisterial, Lujambio ofreció a Gordillo:

"Necesitamos avanzar en acuerdos razonados y razonables, públicamente defendibles y defendidos, que acrediten la firmeza del paso, la autenticidad de la voluntad, la eficacia del esfuerzo y de la buena fe de todas las partes".

Luego planteó la necesidad de avanzar en el Sistema Nacional de Formación Continua y Superación Profesional de Maestros, en el Sistema Nacional de Evaluación de la Educación y en
la Carrera Magisterial.

En su turno, el secretario general del SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, expuso los temas pendientes para el magisterio: el acuerdo para el examen de ingreso y actualización de los docentes; la creación del Sistema Nacional de Formación Continua y Superación Profesional, y la presentación por parte de la SEP de los lineamientos para el cambio de la carrera magisterial.

Integrantes de la comisión por la justicia en Atenco libran vía crucis y logran ver a presos.

Señalan trato denigrante en el Altiplano a Ignacio del Valle, Héctor Galindo y Felipe Álvarez.

Blanche Pe.trich. LA JORNADA.

Enviada

Almoloya de Juárez, Méx., 21 de abril. Los tres presos políticos de Atenco recluidos en el penal de máxima seguridad del Altiplano, Ignacio  del Valle, Héctor Galindo y Felipe Álvarez, no tienen por qué estar ahí; no hay ningún motivo, ninguna razón legal para tenerlos en este lugar, declararon los obispos Samuel Ruiz y Raúl Vera, y el dominico fray Miguel Concha a su salida del reclusorio, ayer por la tarde.

En su segundo intento en un mes, los tres sacerdotes lograron al fin ingresar al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de este municipio. A su salida, luego de permanecer más de ocho horas en el interior, hicieron un fuerte llamado al poder estatal y federal para que antes del 4 de mayo los tres reos sean trasladados a penales estatales cercanos a sus domicilios, como lo establece la Constitución. El Ministerio Público nunca ha acreditado la supuesta peligrosidad que justificaría su reclusión en máxima seguridad.

Los tres visitantes, acompañados por el diputado federal perredista José Antonio Almazán, pudieron conversar cerca de una hora con los presos de Atenco, aunque en sesiones por separado. El tatik Samuel Ruiz, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, describió así la condición de los detenidos: los encontramos con una libertad interna muy grande, con un reforzamiento en sus convicciones y una claridad de lo que se ha llevado a cabo.

Miguel Concha, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, lo ratificó: nos maravilló su entereza moral. Ellos quieren seguir luchando en forma pacífica, como siempre lo han hecho. No son hombres violentos. Ellos están convencidos de su lucha por los derechos de la gente a la que las autoridades no reconoce sus derechos y necesidades.

Islas de ilegalidad

A su vez, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, reconoció ante el puñado de periodistas que habían soportado el sol, la lluvia y las tolvaneras durante cinco horas frente a la primera aduana del penal, que se encontraba impactado por la experiencia: “después de haber entrado y salido de un Cefereso de máxima seguridad, no puedo dejar de preguntarme: ¿cómo le hizo El Chapo Guzmán para evadirse de Puente Grande?” Añadió: es absurdo que tengamos este tipo de islas de ilegalidad en el país. Da la impresión de que nos estamos encaminando a un Estado totalitario.

Y es que, según relataron, desde el momento en el que pasaron la primera aduana del penal pasó una hora y media antes de lograr su objetivo. Los controles son inauditos, relató Concha. Pasamos 10 filtros. Tuvimos que identificarnos en ocasiones reiteradas. Tuvimos que quitarnos nuestras prendas de vestir. Y nos analizaron para detectar si habíamos consumido alguna droga.

Los presos, a su vez, recorrieron obstáculos similares durante dos horas para acceder al sitio donde se encontraron con los visitantes.

Galindo, Álvarez y Del Valle fueron detenidos hace tres años durante la represión en San Salvador Atenco y Texcoco. Fueron acusados por el gobierno del estado de México de secuestro equiparado. Los dos primeros fueron sentenciados a 67 años de cárcel. A Del Valle se le sumó una condena más por 45 años, lo que le significaría más de un siglo de castigo.

Como parte de la campaña Libertad y Justicia para Atenco, hace exactamente un mes los dos obispos y fray Miguel Concha intentaron realizar la visita, pero las autoridades carcelarias del Altiplano no lo permitieron. Esta vez se recurrió a la Secretaría de Gobernación para solicitar una nueva autorización.

El primero que entró a conversar con los sacerdotes fue Héctor Galindo, egresado de derecho de la UNAM, a quien desde octubre las autoridades carcelarias le suspendieron el derecho a tener visitas. Se argumenta que su madre adoptiva, Rosa Nelly Urrutia, y su hermana deben acreditar el parentesco para poder entrar a verlo.

Estamos tomando cartas en el asunto para solucionar esto. A Héctor le interesa luchar por este derecho, pero no sólo para él mismo, sino para muchos otros presos que están como él, relató Concha.

Con Del Valle y Felipe Álvarez también se logró una conversación a fondo y muy distendida. Los dos estaban muy emocionados, y don Samuel Ruiz también, pues ya se conocían. En 1997, a raíz de la masacre de Acteal, los dos habían ido a Chiapas a llevar ayuda solidaria de parte de los atenquenses.

En la rueda de prensa los religiosos describieron las condiciones del penal: permanecen en una celda reducida 23 horas al día con una luz permanentemente encendida a un metro de la cama donde descansan. Disponen de tres a cinco minutos para comer sus alimentos y tiempo similar para ducharse. Son sometidos a revisiones denigrantes. Se les prohíbe el ingreso de libros, ropa de abrigo y enseres de aseo personal. Además, añadió Miguel Concha, conviven con secuestradores y criminales peligrosos, como El Mochaorejas.

Como los libros que reciben deben ser manuscritos, un maestro de escuela, Javier Hernández, y sus alumnos copiaron a mano El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano, y lo enviaron a los presos de Atenco. Nacho del Valle acusó recibo del envío con otra carta en la que dice: en esos días el frío calaba hasta los huesos, pero yo me hundí en el calor de tantos abrazos, me hundí en la lectura y abrí mis alas para levantar el vuelo.

Propicia Calderón autoritarismo al mutilar planes de prepa: expertos.

Alarma en universidades ante la decisión avalada por la SEP de desaparecer asignaturas como lógica, estética y ética.

La desaparición de materias filosóficas anulará el pensamiento crítico de miles de jóvenes

La reforma hará personas alienadas incapaces de guiar sus vidas: UNAM

Karina Avilés. La Jornada.

 

Con la desaparición de las materias de filosofía, impulsada por la reforma del gobierno de Felipe Calderón en el bachillerato, México estará en el umbral de un sistema y una sociedad más autoritarios, al cercenar la posibilidad de que un millón 900 mil estudiantes –a quienes impactará dicha modificación– reflexionen sobre su país de manera crítica y libre.

Representantes de asociaciones y universidades que agrupan a la comunidad filosófica nacional manifiestan alarma y preocupación: la reforma integral de la educación media superior (RIEMS) que entrará en vigor en agosto próximo, al inicio del ciclo escolar, desaparece la filosofía. Así, asignaturas como lógica, estética, ética, epistemología o filosofía mexicana ya no serán tema de estudio para los jóvenes de entre 16 y 18 años.

Las consecuencias de eliminar estas disciplinas, que promueven el pensamiento crítico, conllevan estragos terribles: personas alienadas, serviles a lo que les dicten otros –ya que serán esos otros quienes piensen por ellas– e incapaces de guiar su vida por sus propios razonamientos, advierte el director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Guillermo Hurtado.

Acuerdo publicado en el Diario Oficial desde octubre pasado

Señala que en el acuerdo 444, en el que se establecen las competencias del marco curricular común al Sistema Nacional de Bachillerato, publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 21 de octubre, se establece dicha eliminación. Por un lado, desaparecen las humanidades en los campos disciplinares, así como la filosofía como materia básica del currículo.

De tal suerte –dice–, ahora las materias que deberán llevar los alumnos de casi mil planteles federales, entre ellos los colegios de Bachilleres, el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), los centros de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios y de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios, son las siguientes:

En los campos de matemáticas, la asignatura del mismo nombre; en el de ciencias experimentales, las materias a cursar son física, química, biología y ecología; en el de ciencias sociales se deberá estudiar historia, sociología, política, economía y administración, y en el de comunicación se incluyen literatura, lectura y expresiones oral y escrita, así como inglés e informática.

Para Gabriel Vargas Lozano, coordinador del Observatorio Filosófico, desde el cual se ha generado un exitoso movimiento por la defensa de la filosofía ante la RIEMS, un plan de estudios en el que ya no existen las disciplinas filosóficas creará generaciones de jóvenes que no van a tener ninguna perspectiva de lo que es México y, en lugar de hacerse preguntas sobre su país, lo que se van a cuestionar ahora es cómo poner una instalación eléctrica en su casa.

De hecho –explica–, en el citado acuerdo se establece como ejemplo de una competencia –la reforma se organiza en torno a competencias disciplinarias, genéricas y profesionales, o las que responden a la lógica del trabajo– que deberá adquirir el alumno elaborar y ejecutar proyectos de instalación o mantenimiento de redes eléctricas domésticas, de acuerdo con el diseño y normas vigentes de la materia.

Pero además de mexicanos competentes, añade Guillermo Hurtado, queremos mexicanos conscientes, reflexivos, responsables y comprometidos; hombres libres que piensen en un país soberano, no dependiente.

Por su parte, el presidente de la Asociación Filosófica de México, Raymundo Morado, cuestiona: ¿qué no se acuerdan que los grandes filósofos de Europa aprendieron lógica en el libro del mexicano Antonio Rubio, que el primer libro de lógica dialéctica fue traducido del ruso por el mexicano Eli de Gortari, que Hidalgo era maestro de filosofía y que Vasconcelos, ex secretario de Educación Pública, fue otro de los grandes impulsores del pensamiento filosófico? Ahora –lamenta–, desde la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) se da carta blanca para que la filosofía desaparezca, aunque puede decir que no la quitó, nada más da la opción para que la eliminen.

Señala que materias como lógica, ética, estética o filosofía mexicana se han ido borrando del currículo de las escuelas, o incluso se ha llegado a remplazar la ética por el civismo. En ese sentido, Vargas Lozano apunta que en la Universidad Autónoma de Nuevo León ya no se imparte ética ni lógica, y en la Universidad de Guadalajara se eliminaron las materias filosóficas.

Pero el problema es aún mayor –precisa–, ya que muchos de los docentes que imparten filosofía no tienen dicha formación. El presidente de la Asociación Mexicana de Profesores de Filosofía de la Educación Media Superior, Ausencio Pérez Olvera, señala que en las cerca de 40 preparatorias de la Universidad Autónoma de Guerrero, donde alrededor de 200 profesores enseñan filosofía, sólo 13 son filósofos.

Con esta reforma, el millón 900 mil alumnos que involucra la RIES –de acuerdo con la SEP–, que representan la mitad de la matrícula, que asciende a 3 millones 800 mil estudiantes, no podrán contar con una preparación esencial para su formación como ciudadanos, por lo que la comunidad filosófica exige a la SEP reponer de inmediato la filosofía como disciplina básica, explicar las causas de su eliminación y colocar las materias del área como elemento fundamental de la enseñanza.

Por último, aclaran que la preparatoria de la UNAM no forma parte de esta reforma; advierten que estas decisiones responden a una visión mercantilista del grupo en el poder, porque la ausencia de filosofía en una nación significa un golpe a la democracia, a las escuelas de filosofía, a los profesores, a la educación de los estudiantes y a la nación.

 

 

 


Publicado por solaripa69 @ 10:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios