Lunes, 04 de mayo de 2009

No usar alerta para fines políticos: Iglesia
Iván Castellanos / Tiempo

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello, calificó como vergonzoso y criminal que se pretenda aprovechar la emergencia sanitaria por la influenza humana, para utilizarse con fines electoreros.
Afirmó que si algunos candidatos entregan cubre bocas a la ciudadanía con buenas intenciones, sería mejor que los donaran a instituciones de salud, para que no se mal interprete, y que acaten las medidas sanitarias para combatir esta enfermedad.
Consideró que estos son momentos en que se deben cerrar filas para lograr detener esta enfermedad, “cualquier persona, institución o grupo que pretende aprovecharse de esta situación es vergonzoso, ruin y hasta criminal que lo haga”.
Una cosa es que se requieran los cubre bocas y demas implementos para protegerse en esta contingencia, pero se deben entregar de acuerdo a los cauces correctos como las autoridades sanitarias, por eso sería recomendable que se donen a la Cruz Roja u otras instituciones de salud.
Cada uno de los sectores debe poner de su parte para poder salir airosos de esta situación, por lo que la Iglesia ya dio a conocer las disposiciones para evitar un posible contagio.
MODIFICAN MISAS
En este sentido, afirmó que no se han llevado a cabo misas masivas, se evita dar el saludo de la paz con la mano, y no se entrega la comunión en la boca, además, ha dispensado a las personas que consideran un riesgo acudir a los templos de la misa dominical, también para las personas que se encuentren enfermas o con síntomas de la influenza humana.
Consideró que la emergencia sanitaria tiene un impacto negativo no solo en la salud, sino también en la economía, la vida social y política, “este es un llamado fuerte de Dios para trabajar juntos a favor de la misma causa, se tiene que aprender a trabajar unidos en donde está en riesgo la vida”.
En este mismo sentido, sostuvo que se requiere una respuesta similar de los pobladores que han atendido las indicaciones para evitar contagios de la influenza humana, en contra del crimen organizado, la crisis económica o la corrupción, para terminar con estos males que dañan a la sociedad en general.

Las medicinas que regala en sus "farmacias populares", son de una ínfima calidad, dicen.

Por: “Oaxacaenpiedelucha.com”

Con esto de la Influenza humana (ya no es porcina por aquellos que se burlan de Agustin Carstens) vimos la reacción de mucha gente ante una problemática de salud. Mucha gente en este blog a través de comentarios me decían que era una estupidez el decir que la Influenza era una cuestión política, que la situación era de salud y que no metiera asunto políticos con una situación tan seria.

Pues yo no me creí el cuento de que la Influenza era tan grave como la estaban manejando, el motivo, pues porque en Oaxaca con las cochinadas que hace el PRI ya es creíble cualquier cosa del gobierno.

Y para muestra lo que están haciendo los priistas con sus "farmacias populares" que el mismo dirigente del PRI, Jorge Franco Vargas mejor conocido como "el chuky" está promoviendo y todo porque el enano éste quiere ser gobernador.

Según la nota de Reynaldo Bracamonte del periódico NOTICIAS que este domingo publica en primera plana comenta, que "los medicamentos que se ofrecen en las farmacias del PRI son elaborados por laboratorios "chafas" que por lo mismo han sido desechados del mercado". "Son productos que no corresponden a laboratorios de prestigio, dijo la doctora Lilia Sánchez, propietaria de la farmacia "Profesional"."

"Julieta Martínez, propietaria de la farmacia "Teresita" en esta capital dijo, que es muy grave el daño que ocasiona la dirigencia del PRI a las personas que acuden a las farmacias populares."

"Por ejemplo, si se trata de antibióticos, en la caja o en el envase se puede leerse 500 miligramos, pero en realidad son 250 miligramos. Con ello, lo único que propician en el paciente, es hacer más resistente la bacteria."

"En lo personal yo no votaría a favor de ese individuo, por sus pésimos antecedentes", confió irónicamente Julieta Martínez, con experiencia de 50 años en el ramo farmacéutico."

Así que ya saben, no adquieran medicamentos en estas farmacias del PRI. Avisen a sus familiares, amigos, conocidos sobre esta estrategia del PRI para captar votos y seguir burlándose de la gente.

Nuevamente se confirma: ¡PRI ASESINOS DE OAXAQUEÑOS!

 

Va PAN contra farmacias del PRI

El dirigente en Oaxaca del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos Moreno Alcántara anunció que presentará una denuncia ante las instancias competentes para que se cierren las farmacias del PRI, que están lucrando con la necesidad de la gente con fines electorales.


Al respecto, el líder panista aclaró que no está en contra del abasto de medicamentos pero condenó que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) haga política y lucre con la necesidad de los sectores sociales más desprotegidos.

Moreno Alcántara incluso no descartó que los medicamentos, la renta de los  inmuebles y el personal médico de estos espacios este siendo solventado con recursos públicos, que malversa el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz.

Por este motivo exigió que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) que inicie una revisión exhaustiva al interior de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO),  a fin de descartar que los medicamentos estén siendo robados para surtir las farmacias priistas.

De igual forma exigió a la Secretaría de Salud Federal que investigue la procedencia y calidad de los medicamentos, pues hay rumores que son de baja calidad y de dudosa procedencia, lo que pone en peligro la vida de los oaxaqueños.

Por otro lado, el presidente estatal de Acción Nacional dijo que los candidatos de este instituto  político no realizarán actos masivos en sus respectivos distritos, para evitar que se propague el nuevo virus de la influenza porcina.

Abundó que la estrategia a seguir es que  los candidatos y su estructura presentarán a la ciudadanía sus propuestas de forma individual, visitándolos en sus domicilios; también comentó que en breve iniciarán con la pinta de bardas, colocación de propaganda y entrega de volantes.

 

Demandan protección para ‘Padre Uvi’, tras amenazas
Iván Castellanos / Tiempo

La presidenta de la comisión de Protección Ciudadana del Congreso del Estado, Guadalupe Rodríguez Ortiz, pidió a las autoridades correspondientes que investiguen a fondo las amenazas de muerte en contra del coordinador de la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Antequera, Wilfrido Mayrén Peláez, así como las que se han realizado en contra de otros defensores de derechos humanos.
Dijo que en primera instancia es necesario que se adopten medidas cautelares a favor de estas personas, y que se den las garantías necesarias para que puedan desempeñar las labores que llevan cabo de forma cotidiana.
En este sentido, explicó que desde el sábado 25 de abril, Mayrén Peláez, y defensores de derechos humanos como Yésica Sánchez Maya, Alba Cruz Ramos y Beatriz Casas Arellanes, recibieron amenazas de muerte, en diferentes horas, vía teléfono celular.
“Los mensajes que les enviaron tienen como finalidad amedrentarlos para que los mismos cesen sus actividades de promoción y defensa de los derechos humanos de los Oaxaqueños; y, esto es inadmisible y condenable, vengan de donde vengan los actos intimidatorios”, sostuvo la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Ante lo cual, exigió a las autoridades policiales y de procuración de justicia, que hagan cumplir la Constitución local que indica que es responsabilidad del Estado asegurar a los habitantes del mismo los derechos y las libertades contenidas en la precitada constitución; entre éstos, la vida, la integridad física y la libertad.
El respeto a los derechos humanos es una condición indispensable del Estado democrático, porque sólo en la vigencia de éstos la convivencia humana civilizada es posible, “y, vale la pena decir que su negación es la opción por la barbarie y la miseria humana”.

Suman 89 casos sospechosos de influenza humana en Oaxaca.

Las autoridades de salud en el estado informaron que hasta el momento se han registrado 89 casos sospechosos de influenza humana, en tanto que los estudios han arrojado un resultado negativo para 29 casos con 55 aún en proceso.

En conferencia de prensa, el secretario de Salud en el estado, Martín Vázquez Villanueva, detalló que en las últimas 24 horas, se sumaron cuatro casos más por presunta influenza humana, de los cuales 28 están hospitalizados, 20 estables, dos delicados y seis se encuentran graves.

En relación con las defunciones, dijo que se han acumulado cinco durante el tiempo de la emergencia: "uno con resultado de laboratorio positivo, uno negativo que se elimina de la estadística y tres que están en proceso", mientras que en las últimas 24 horas no se han registrado decesos relacionados con el motivo de la contingencia.

Precisó que hasta el momento han egresado por mejoría 56 pacientes y se han recibido los primeros resultados del Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre) para 29 casos que han resultado negativos, y se prevé que el miércoles entrante se conozca el resultado de 55 casos más.

"De los casos que tenemos hasta la fecha se pueden observar, con mayor frecuencia, a menores de cinco años, le continúan en importancia el grupo de 60 y más años y no hay diferencia significativa entre géneros", indicó.

Vázquez Villanueva, advirtió que el problema ha afectado a 46 municipios del estado y siguen participando 27 hospitales del estado.

"En cuanto a los seis casos graves, tenemos cuatro en Instituciones del sector Salud que son: uno en el Hospital de Especialidades, otro en el Hospital Regional Huajuapan de León otro, en el hospital de Putla otro y uno más en el Hospital Aurelio Valdivieso.

Otro más en el ISSSTE y uno más en el IMSS Oportunidades de Jamiltepec", detalló. Finalmente, anticipó que este lunes el doctor Gabriel Cortés Gallo, titular del Seguro Médico de la Nueva Generación e integrante de la Comisión para la Protección Social de Salud, otorgará una plática a todos los médicos responsables de los distintos hospitales del estado.

Una alerta que se dio demasiado tarde

Iván Restrepo

Francia sobresale por sus avances científicos. Su Instituto Pasteur goza de renombre internacional. Merecen entonces atención las palabras del director del Instituto Nacional de Vigilancia Sanitaria de ese país, Françoise Weber, quien dijo: la epidemia de gripe humana circuló en México desde hace semanas y se detectó tardíamente, cuando llegaron los casos más graves y los decesos.

Cuidando las formas diplomáticas, la Casa Blanca afirmó que no tiene razones para dudar de que el gobierno mexicano escondiera información sobre el brote de la gripe, previo a la visita del presidente estadunidense. No nos notificaron nada antes del viaje, aclaró Robert Gibbs, portavoz de Obama. Uno de los integrantes de su comitiva regresó infectado de gripe. Además, fuera de los informes oficiales (que todavía no alcanzan la condición de personas), nadie cree la versión de que el director del Museo Nacional de Antropología, Felipe Solís, murió de todas las enfermedades, menos de la nueva influenza.

Diego Palacio, ministro de Protección Social de Colombia, declaró que a su país le correspondía actuar como si ya tuvieran el virus, no vaya a ser que nos pase lo que a México, que no tuvo las medidas en el momento adecuado o no las creyó necesarias y un par de semanas después emite alerta internacional. Ni a Chespirito quieren ahora en Colombia.

La consultora estadunidense Veratec Corporation, especializada en biovigilancia, informó hace un mes de un caso de influenza humana en Perote, Veracruz. Lo reportó de inmediato a la Organización Panamericana de la Salud y a la Organización Mundial de la Salud (OMS). El director de Veratec, James Wilson, fue acusado de irresponsable por el secretario de Salud, José Ángel Córdoba, porque no avisó al gobierno mexicano oportunamente. Wilson respondió que fue el primero en alertar sobre la presencia de dicha influenza. Y agregó: con quien debe hablar México sobre tardanzas es con la OMS, no conmigo.

El gobierno de Brasil se quejó porque las autoridades mexicanas no informaron a tiempo sobre la presencia creciente de la gripe humana. Agenor Álvarez, director de la Agencia Sanitaria de Brasil, explicó que hubo demora y, en casos como éste, la notificación debe ser inmediata a los demás países.

El doctor Fernando Noble, de la Clínica Londres (ciudad de México), aseguró que “estábamos alertados del brote de influenza desde inicios de año, cuando ya se manejaba como pandemia. Incluso Enrique Ruelas Barajas, del Consejo de Salubridad General de la Secretaría de Salud, pidió que los hospitales estuvieran preparados para cualquier pandemia. Noble lamenta que las autoridades federales emitieran tarde la alerta.

En las conferencias de prensa que presiden los secretarios de Salud y del Trabajo, los periodistas transmiten las quejas de la población por la mala atención y el trato discriminatorio que reciben en hospitales y centros de salud los posibles infectados. En la radio, denuncian cobros de mil pesos y más por atenderlos, pese a que el gobierno asegura que el servicio es gratuito. En los sanatorios de provincia, en el de la Raza y en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, los empleados protestan por la falta de equipo para protegerse de la gripe.

En algunos noticiarios se acusa de negligente al titular de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa), quien, en vez de andar clausurando hoteles en Quintana Roo, debió tomar las medidas necesarias para evitar los graves daños que ha ocasionado a la salud pública el funcionamiento de las Granjas Carroll, ubicadas en Perote, Veracruz. Sin embargo, esa negligencia se remonta a los tiempos en que otros dos panistas sin empleo fueron convertidos de la noche a la mañana por el señor Fox en expertos en temas jurídico-ambientales: José Luis Luege e Ignacio Loyola.

Finalmente, tres preguntas: ¿quién ordenó desmantelar los institutos especializados que México tenía desde mediados de los años 50 para estudiar y enfrentar las epidemias? ¿Qué presidente desoyó la recomendación de la OMS (1999), de prepararnos para enfrentar posibles epidemias? ¿Por qué, si el gobierno tenía todo bajo control, en dos semanas murieron tantas personas por influenza humana y por otras?

Envíe sus respuestas a la residencia de Los Pinos, donde todo se resuelve para siempre.

 

 

Pandemia política

Gustavo Esteva

No sabemos si la llamada gripe porcina llegará o no a ser auténtica pandemia. Pero se consolidan ya otras dos pandemias con fuerza letal: la desinformación y el autoritarismo fuera de control.

Investigadores alemanes se atreven ya a decir que el virus recién identificado podría ser menos agresivo que el de la gripe común. Lo saben, probablemente, las autoridades de salud de todas partes. Pero no pueden ni quieren decirlo. Plantean ansiosa y compulsivamente que estamos ante un riesgo de extrema gravedad, que requiere medidas igualmente extremas. Aumentan el pánico que así inducen al aludir, directa o indirectamente, al espectro del ancestro reconocido del nuevo virus, el cual habría matado a muchos millones de personas entre 1918 y 1919. Pero este antecedente es claramente equívoco: entonces, como ahora, las personas no murieron por el virus de una gripe porcina.

El uso arbitrario de la información sobre la gripe porcina, con fines electorales o de control de la población, tiene otro antecedente claro. La gripe porcina podría extenderse al mundo entero, proclamaban los titulares de los periódicos estadunidenses en 1976. El presidente Ford, en el clima de pánico que había contribuido a crear, autorizó el 12 de agosto la vacunación masiva de la población y en las siguientes semanas 40 millones de estadunidenses fueron vacunados. Sólo pudo atribuirse a la epidemia un muerto, pero cuando la campaña de vacunación se suspendió oficialmente el 16 de diciembre de 1976 –pasadas las elecciones– había causado ya más de 100 muertos y 200 personas paralizadas, además de toda suerte de efectos dañinos. (Ver L’Impatient, No.1, París, Nov. 1977, versión de Eneko Landaburu,

Este efecto iatrogénico (la enfermedad creada por el terapeuta) podrá repetirse muy pronto, tanto con la vacuna que ya se ha anunciado y se lanzará al mercado sin experimentación suficiente, como con el uso recomendado de Tamiflu, que según parece sólo alivia síntomas por 36 horas y está plagado de efectos secundarios, incluyendo la muerte.

Estos hechos ilustran la conocida contraproductividad del sistema de salud, que sigue produciendo efectos contrarios a los que pretende. Corresponde también a la actitud necrófila de la biocracia reinante. Stephen Harrod Buhner (2000) presenta con elegancia la actitud alternativa: De hecho, estamos formados por las bacterias que se nos ha enseñado a temer y que hemos tratado de exterminar desde la invención de los antibióticos. Como los científicos empiezan a aprender, apesadumbrados, no podemos matar a las bacterias que causan la enfermedad sin liquidar también toda la vida en la Tierra. Por las mismas razones, no podemos exterminar a los virus que causan enfermedades. Los virus, como las bacterias, cumplen una función esencial en la coevolución de toda la vida en el planeta. Somos nuestros virus tanto como nuestras bacterias (p. 104). En vez de atacar al supuesto enemigo identificado necesitamos aprender a coexistir con él.

Desconfiar de las vacunas y del Tamiflu o reconocer la inutilidad del cubrebocas en el uso masivo propiciado por las autoridades no debe aumentar la ansiedad sobre el tema. Al contrario. Podemos y debemos actuar con responsabilidad ante el virus que ha mutado, mediante medidas sensatas que se encuentran al alcance general y hacen evidente la falta de fundamento del pánico generado.

El comportamiento de las autoridades y sus biócratas aliados expresa un espíritu autoritario y letal. El afán de controlar una enfermedad mal caracterizada y liquidar a su supuesto causante no es sino una variante de la obsesión de controlar por todos los medios a la población, y en su caso liquidar a quienes se aparten de la norma o se rebelen al control. La declaración del estado de emergencia, incluyendo la facultad de recurrir al ejército y la policía para sacar a los enfermos de sus casas, son muestras descabelladas y aberrantes de una mentalidad que apela a la fuerza hasta cuando es tan inútil como contraproductiva.

Esa actitud no es sólo característica de las autoridades mexicanas, cuyo autoritarismo se combina con un nivel sorprendente de incompetencia. Es pandemia. Se observa en todas partes del mundo. La matanza de 300 mil puercos en Egipto podrá convertirse en símbolo de la insensatez y tontería que contagiaron a los dirigentes políticos en estos días. Sus decisiones aparecen como respuesta refleja ante su falta general de legitimidad, la proliferación del descontento y la creciente rebelión de los insumisos. Necesitamos reaccionar con serenidad y lucidez, en vez de angustia o temor. Ayuda también el sentido del humor, al constatar la influenza de ridícula confusión que sufren allá arriba.

 


Publicado por solaripa69 @ 11:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios