Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009

Encuentran cadáveres de 4 jóvenes levantados por policías de Morelos

El comandante implicado sigue prófugo; su esposa, agente de la PGJE, solicitó licencia al cargo. Estaban en el fondo de una barranca en Pilcaya, Guerrero; los entregan a sus familiares. Demanda ombudsman realizar una investigación independiente a la procuraduría morelense.

Rubicela Morelos Cruz y Sergio Ocampo Arista. LA JORNADA.

Corresponsales

Cuernavaca, Mor., 5 de mayo. Los cuatro jóvenes levantados por elementos de la policía ministerial de Morelos el 18 de abril fueron localizados muertos en el barranco El Mirador del Mogote, municipio de Pilcaya, Guerrero, informó Jorge Arturo García Pedroza, subprocurador de Investigaciones Especiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

En conferencia de prensa, García Pedroza comentó que debido al avanzado estado de putrefacción de los cuerpos no se pudo identificar la fecha ni la forma en que las víctimas fueron asesinadas, pero aseguró que las autoridades de Guerrero investigarán los homicidios.

En Morelos, dijo, únicamente continuará la investigación por desaparición de personas contra Elesban Miguel Alamilla Cabañas, comandante de la policía ministerial a quien se acusa de haber golpeado y secuestrado a los muchachos junto con otros policías que lo acompañaban en la patrulla 01112 de la corporación. El jefe policiaco está prófugo.

Personal de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero recuperó los cuerpos hallados la tarde del domingo en una barranca de unos 600 metros de profundidad en el municipio de Pilcaya, a unos 20 kilómetros de Taxco de Alarcón.

La dependencia guerrerense se limitó a entregar los cadáveres a los familiares que la mañana de este martes llegaron al Servicio Médico Forense de Chilpancingo, acompañados de funcionarios de la Procuraduría de Justicia de Morelos.

Las víctimas fueron identificadas como de Daniel Rueda Becerril, de 16 años de edad; José Alfredo Arroyo Juárez, de 21; Samuel Terroba Rodríguez, de 23, y Pablo Domínguez Montiel, de 22, los cuatro originarios de San Miguel Acapatzingo, Morelos.

En Cuernavaca, García Pedroza, acompañado de José Robles Quintana, el nuevo coordinador de la policía ministerial –el anterior, Guillermo Vargas Rodríguez, fue destituido del cargo por el mismo caso– aseguró que no han localizado al comandante Alamilla Cabañas.

Desde que el sospechoso huyó, su esposa, Rosalyn Martínez Millán, agente de aprehensiones de la PGJE, pidió licencia a su cargo, dijo García Pedroza, quien se negó a informar el motivo de su permiso y si también se le investiga a ella.

José Martínez Cruz, vocero de la Comisión Independiente de Derechos Humanos (CIDH), exigió que el gobernador, el panista Marco Antonio Adame Castillo, ordene una investigación independiente sobre este crimen, como recomendó Amnistía Internacional (AI).

La PGJE no puede autoinvestigarse, dijo Martínez Cruz, quien recordó que dos días después del levantón el comandante de la policía ministerial no se presentó a trabajar y dos días después la PGJE emitió la orden de aprehensión.

En su carta al gobernador, AI demandó una investigación independiente debido a la corrupción de la policía y los frecuentes señalamientos de complicidad en crímenes graves, recordó Martínez Cruz.

Deuda del gobierno llega a récord de $2 billones 530 mil millones.

Cada 24 horas el Ejecutivo federal contrató 939 millones de pesos en nuevo débito interno, según datos de Hacienda y del BdeM

Se incrementó 48.5% desde el inicio del sexenio

Roberto González Amador. LA JORNADA.

 

La deuda contratada por el gobierno federal en el mercado financiero local llegó en abril a un máximo histórico de 2 billones 529 mil 252 millones de pesos, cantidad que equivale a una quinta parte del producto interno bruto (PIB) y que representó un aumento de 48.5 por ciento respecto del saldo registrado al inicio de la actual administración federal, indicaron reportes oficiales.

En los 880 días transcurridos desde el comienzo del gobierno y hasta el 30 de abril pasado, el Ejecutivo federal contrató cada 24 horas, incluidos sábados, domingos y feriados, 939 millones de pesos en nueva deuda interna, en un entorno de caída en picada de la actividad económica, reducción de los ingresos por venta de petróleo y otros ingresos tributarios, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México.

La deuda pública, tanto la contratada en el mercado interno como en el exterior, ha tenido un incremento consistente en el actual gobierno, ya sea medida en su monto o respecto del tamaño de la economía.

En marzo, 32.4% del PIB

En marzo de este año, el total de la deuda –interna y externa– fue equivalente a 32.4 por ciento del producto interno bruto, mientras en diciembre de 2008 este indicador era de 21.4 y en 2007 fue de 17.4 por ciento del PIB, según datos de la Secretaría de Hacienda. En este universo se consideran los pasivos del gobierno federal, organismos y empresas y la banca de desarrollo, así como los derivados de los Proyectos de inversión de impacto diferido en el gasto (Pidiregas), que son pasivos contratados por las empresas estatales de energía para construir infraestructura.

La deuda total, sin incluir los Pidiregas, fue equivalente en marzo pasado a 24.2 por ciento del PIB, el porcentaje más elevado desde 2003.

Para efectos comparativos, en 2000, al inicio de la primera administración del PAN al frente del Ejecutivo federal, por concepto de deuda pública cada mexicano debía 23 mil 700 pesos. En la actualidad esa cifra es de 40 mil 800 pesos por persona. La cantidad no incluye el reciente préstamo por 47 mil millones de dólares que autorizó el Fondo Monetario Internacional (FMI) al gobierno, dado que esos recursos no se han utilizado.

El mayor repunte en la deuda del sector público federal ha ocurrido en los pasivos contratados en el mercado interno. En diciembre de 2006, cuando comenzó el actual gobierno, el monto de la deuda interna fue de un billón 702 mil 665 millones de pesos. Al último día de abril pasado, el monto en circulación de instrumentos de deuda interna gubernamental subió a 2 billones 529 mil 252 millones de pesos, cifra equivalente a 22 por ciento del PIB, indicaron datos del Banco de México, citados esta semana en un reporte de Banamex.

Así, desde el comienzo del actual gobierno federal y hasta el primer cuatrimestre de este año, el endeudamiento interno del sector público creció en 826 mil 587 millones de pesos, que a un tipo de cambio de 13 pesos por dólar equivale a 63 mil 583 millones de dólares, según los indicadores del banco central. Esta cantidad equivale a 4.5 veces el presupuesto anual en los programas gubernamentales de superación de la pobreza, que en 2009 sumarán 180 mil 936 millones de pesos.

La deuda interna gubernamental está representada por la emisión en el mercado financiero local de Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), Bonos de Desarrollo (Bondes), Udibonos, un instrumento con valor indexado a la inflación, y Bonos M.

El incremento en el endeudamiento del gobierno federal ocurre en un momento en que los ingresos por exportación de petróleo, la principal fuente de recursos para las finanzas públicas, van a la baja por el ajuste en los precios internacionales del crudo. En el primer trimestre de este año, Petróleos Mexicanos acumuló una pérdida por 26 mil 997 millones de pesos, el peor desempeño de la paraestatal en su historia, en cuanto a resultados. Entre enero y marzo, el PIB tuvo una contracción de 7 por ciento, después de haber retrocedido 1.6 por ciento en el cuarto trimestre de 2008 y logrado un crecimiento en todo el año pasado de 1.3 por ciento.

En el primer trimestre de este año los ingresos petroleros del gobierno federal fueron de 186 mil 158 millones de pesos, 17.6 por ciento menos que en igual periodo de 2008. Mientras, los ingresos tributarios, derivados del cobro de impuestos federales, disminuyeron a 319 mil 599 millones de pesos, una reducción anual de 11.6 por ciento.

OMS: se disparan contagios; suman 1,490 en 21 países

LA REDACCIóN. Proceso.

MÉXICO, D.F., 5 de mayo (apro).- En menos de 24 horas, el número de personas portadoras del virus A/N1H1 subió de 1,049 a 1,490 en 21 países y el saldo de víctimas ascendió a 30, 26 de las cuales se han registrado en México, según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud.

En conferencia de prensa, el director adjunto para Seguridad Sanitaria de ese organismo, Keiji Fukuda, afirmó que aunque la mayoría de las personas infectadas en Europa y Asia estuvieron en México, no todos los casos son "importados" de este país.

"No creo que todos los casos relacionados con viajes (e influenza) provengan de México, al menos el día de hoy nos hemos enterado de un caso relacionado con viajes a Estados Unidos", afirmó Fukuda.

 Ayer, el organismo dependiente de la ONU informó que sumaban mil 085 casos de influenza humana confirmados. Hoy la cifra se elevó 305, para sumar mil 490.

Este día, la OMS confirmó que después de México, Estados Unidos, Canadá y España siguen siendo los países con el mayor número de contagios.

En Estados Unidos se han reportado 287 casos, y dos muertes. La primera de ellas, un niño mexicano –el nieto del empresario mexicano, Mario Vázquez Raña--, que se encontraba de vacaciones en Texas. La segunda víctima, fue confirmada esta tarde. Se trata de una mujer residente en el condado de Cameron, Texas, en la frontera con México.

En Canadá la OMS confirmó 140 casos, mientras que en España, el primer país europeo en reportar contagios por influenza humana, se tienen contabilizados 54.

De acuerdo con la OMS, también se han confirmado casos de influenza en Austria (1), Gran Bretaña (18), Hong Kong, China (1), Costa Rica (1), Colombia (1), Dinamarca (1), El Salvador (2), Francia (4), Alemania (8), Irlanda (1), Israel (4), Italia (2), Países Bajos (1), Nueva Zelanda (6), Portugal (1), Corea del Sur (1) y Suiza (1).

El Comité Científico de la OMS se encuentra reunido para analizar la evolución del virus AH1N1 y decidir si eleva el nivel de alerta epidemiológica a 6, que implica la declaración de pandemia.

         En tanto, el director adjunto de la OMS dijo que el objetivo central de la conferencia virtual que sostiene el Comité Científico de la Organización es evaluar la situación del virus desde el punto de vista clínico.

De las primeras observaciones que se han tenido en cuenta es que la mayoría de las personas que han sido contagiadas son jóvenes, lo que podría tener que ver con que el periodo vacacional (en algunas regiones del mundo), pues los jóvenes son los que más viajan, añadió.

Al año mueren cerca de medio millón de personas en el mundo por la influenza estacional, pero la mayoría de las víctimas corresponde a gente con cuadros de salud complicados, subrayó el especialista.

Por otra parte, Fukuda manifestó su preocupación por la capacidad de los sistemas de salud de los países para enfrentar una pandemia del nuevo virus.

"Lo que nos preocupa en determinado momento no es la tecnología para fabricar medicamentos, sino la capacidad de los sistemas de salud para enfrentar una emergencia", aclaró.

Es probable que los sistemas de salud se saturen y su capacidad no sea la adecuada para atender la demanda de un gran número de gente con el virus.

         Con respecto a la evolución del virus en Europa, Fukuda señaló que aún no se ha comprobado su transmisión a nivel de comunidades, como en los casos de México y Estados Unidos. Explicó que España y Reino Unidos son los dos países europeos donde hay un mayor número de casos, pero en ninguno de ellos se ha evidenciado que el virus se propague hacia la comunidad en general.

 

La República de la influenza.

JENARO VILLAMIL

MÉXICO, DF, 5 de mayo (apro).- A dos semanas que haberse decretado la emergencia sanitaria a consecuencia de la epidemia provocada por el virus A/1H1N, una singular "República de la influenza" ha surgido entre nuestros políticos y gobernantes.

El "inicio de la normalización" decretada por el presidente Felipe Calderón no evita que hagamos un pequeño recuento de los protagonistas de esta peculiar "República de la influenza":

1. El pillo de la temporada. Sin duda alguna, el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, pasará a la historia no sólo por su conocida modestia que apenas raya en el culto a la personalidad, sino también porque la epidemia le dio la oportunidad de demostrar hasta dónde puede llegar su compulsión por mentir, por encubrir a empresas que donaron para su campaña (como es el caso de Granjas Carroll), y hasta exhibir un cinismo muy lejos de Tartufo y más cerca de algún personaje de los hermanos Coen.

El sábado 2 de mayo, Fidel Herrera, enjundioso como suele ser, hizo un llamado a los medios para "acabar con la estigmatización" o el singular Gloriagate, refiriéndose al interés mundial generado por el brote de gripa en la comunidad de La Gloria, colindante con los desechos tóxicos porcinos de Granjas Carroll, filial de la trasnacional Smithfield Food.

Basta recordar que el presidente del consejo de este corporativo se llama Joseph Luter, quien le declaró a la revista Rolling Stone que los vegetarianos –enemigos a muerte de su producción porcícola-- son simples "neuróticos".

Fidel Herrera le copió el método al dueño de Smithfield Food y, para combatir la estigmatización, le echó la responsabilidad a otro pillo de fama nacional: el gobernador poblano Mario Marín.

Según Herrera, es el góber precioso y no él, el góber porcícola, el responsable de vigilar la posible contaminación generada por Granjas Carroll. "Los vientos que arrastran hasta acá la contaminación no tienen fronteras", afirmó el sabio Fidel Herrera.

Su enjundia para defender a la trasnacional de Estados Unidos no ha sido similar a su interés por la salud de los habitantes de Perote y, en especial, de la comunidad de La Gloria. La extraordinaria crónica publicada en La Jornada, el pasado 3 de mayo, retrata de cuerpo entero al gobernador de Veracruz.

Un fotógrafo captó al priista en el momento que le entregaba cinco billetes de mil pesos a José Vicente Mendoza, habitante de La Gloria, quien le pidió ayuda para atender la insuficiencia renal que padece.

Al percatarse que se le tomaba una fotografía, Fidel Herrera se molestó y le pidió al señor Mendoza: "No, mejor regréseme el dinero, luego van a poner ahí que yo ando dando. Yo tengo dinero para regalar. Esto es parte del gasto del gobierno para la contención de la crisis" (crónica de Enrique Méndez y Andrés Timoteo, La Jornada 3 de mayo, p.7). ¿Cuántos billetes más repartió Fidel Herrera?

2. El guapo de la influenza. Fiel a su naturaleza, el góber costoso del Estado de México, Enrique Peña Nieto, primero trató de evadir el golpe de la epidemia en su entidad –la más poblada del país--, y su mayor emergencia fue designar a un secretario de Salud que en su primera conferencia de prensa constató su epidémica desinformación.

En vísperas del 1 de mayo, Peña Nieto se apresuró a decretar que la epidemia ya se había controlado en la entidad. Y cualquier brote que se registre en los municipios conurbados, advirtió, correrá a cuenta de los servicios hospitalarios asentados en el Distrito Federal.

En la reunión conjunta con los gobernadores y Calderón, del 4 de mayo, Peña Nieto hizo su gran aportación: sugirió que el gobierno federal ponga en marcha una campaña mediática en el extranjero para "mejorar la imagen nacional" y así reactivar la economía.

A lo mejor Peña Nieto ya se ve en spots transmitidos en China, Argentina y en varios países europeos con brotes de xenofobia contra los mexicanos, promoviendo a nuestro país, junto a
La Gaviota.

Eso sí, los dos se darán besos con cubrebocas en las faldas de la zona arqueológica de Teotihuacan. Parece que ya contrató a TV Promo para lanzarse a la fama internacional.

3. El duro de la epidemia. Este título nadie se lo arrebatará al jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, quien se anticipó a los posibles golpes mediáticos en su contra, arremetiendo contra la actividad restaurantera y turística de la Ciudad de México. Según la Canaco del Distrito Federal, las medidas de emergencia significaron pérdidas por 8 mil millones de pesos al sector servicios.

Sin que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se lo recomendara, Ebrard decidió cerrar no sólo cines, teatros y antros, sino también restaurantes, fondas y todo lo que oliera a comida.

Olvidó sus playas artificiales y canceló el ciclotón de la avenida Reforma, al menos temporalmente. Eso sí, provocó un pánico de tal tamaño entre la población capitalina que las aglomeraciones que no se dieron en los comedores y restaurantes, se generaron en los supermercados, quizá los únicos que hicieron su "agosto" en la breve República de la influenza.

Gracias a Marcelo Ebrard, algunos capitalinos recuperaron el encanto por los parques y algunas plazas públicas. También se encerraron en sus casas con una dotación de películas de Blockbuster o de los puestos de ambulantes que no desaparecieron ni con la emergencia.

Ahora Marcelo el Duro ya nos dio una buena noticia: hay un semáforo de cuatro colores para que estemos pendientes cuándo pasamos al rojo (alerta máxima). Por ahora estamos en el naranja.

4. El Supermán de los virus. El "superhombre" en esta epidemia, el que ha logrado salvar a la humanidad –no precisamente con kriptonita-- y que logró que muchas familias se reconciliaran gracias al hacinamiento del puente vacacional, es el primer mandatario Felipe Calderón Hinojosa.

Después de su tranquilizador mensaje del jueves 30 de abril, los mexicanos encontramos el gusto por encerrarnos en nuestras casas, arreglar las "cositas" pendientes y echarnos porras entre nosotros mismos porque somos dóciles a todas las medidas decretadas desde arriba.

Este martes 5 de mayo, en el marco del festejo del 147 aniversario de la Batalla de Puebla, Calderón lanzó la frase más importante de nuestra República: "En México hemos defendido a toda la humanidad".

Según nuestro presidente, si no se hubieran adoptado "a tiempo" y con "transparencia" las medidas que sugirió la Secretaría de Salud, el mundo no se hubiera salvado de la propagación de un virus que, presuntamente, se originó en México.

Lástima que Supermán de los Virus salvó al mundo, pero aún no nos ha podido decir por qué sólo en nuestro país se registraron las 26 muertes contabilizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La República de la influenza tiene más personajes. Se recomienda que usted haga la lista de quiénes compartirán los honores junto con estos cuatro grandes protagonistas.

 

Influenza A/H1N1: la punta del iceberg

Alejandro Nadal

Pocos percances industriales tienen la capacidad de revelar los defectos más profundos de una sociedad. La reciente epidemia de fiebre porcina es un caso emblemático. Aunque para muchos es una calamidad caída del cielo, la realidad es que se trata de un desastre industrial, similar al de Bhopal, en India (1984) o al de Chernobyl (1986).

Al igual que esos eventos, el desastre del virus de influenza porcina A/H1N1 muestra con extraordinaria claridad las lacras de un sistema industrial grotesco, de un gobierno ineficiente, y seguramente corrupto, además del colapso del sistema de salud pública.

El desastre de las fábricas granjeras Carroll (GCM) dice mucho sobre nuestra civilización. Lo fundamental es que no se trata de una calamidad que nos cae del cielo, o de un evento altamente improbable. Para nada. Al igual que la crisis económica, el desastre de la epidemia de A/H1N1 es el resultado predecible de la acción humana y de fallas de políticas regulatorias que pueden y deben ser cambiadas. Es la consecuencia de una forma de producir cárnicos que es repugnante en su inmundicia. El trato despiadado a los animales dice mucho de la falta de respeto que puede tener el ser humano consigo mismo.

En esta industria el proceso de producción comienza con el empleo masivo de métodos de inseminación artificial. Esto empobrece la variabilidad genética de los animales y para mantenerlos vivos en confinamiento se necesitan cantidades masivas de antibióticos y vitaminas. En algunas plantas porcícolas se administran fuertes dosis de estimulantes que desencadenan un apetito voraz para que los animales ganen peso rápidamente. Esto se complementa con dosis masivas de hormonas para rápido crecimiento.

Las importaciones de maíz amarillo y de soya, al amparo del TLCAN, son clave para este sistema. Esos insumos proporcionan carbohidratos y proteínas fácilmente digeribles que permiten a los animales confinados ganar peso más rápidamente que en la ganadería extensiva.

La concentración de decenas de miles de cerdos en espacios reducidos impone el intercambio de virus entre animales. Este tráfico abre las puertas a mutaciones rápidas y al surgimiento de mutaciones patógenas cada vez más resistentes. La aparición de agentes patógenos afecta a la población de cerdos, pero algunas mutaciones permiten traspasar las barreras entre especies y los humanos pueden verse afectados.

No existe una norma oficial mexicana sobre el hacinamiento de cerdos en granjas porcícolas (lo que dice mucho). La NOM-062-ZOO-1999 para animales de laboratorio establece que cerdos de 20 kilos deben tener un espacio mínimo de 0.56 metros cuadrados. Es un indicador terrible de lo que deben ser las condiciones en las fábricas porcícolas.

Eso sí, existe una norma oficial (NOM-060-ZOO-1999) sobre transformación de despojos animales para su empleo en la alimentación animal. Contiene las especificaciones para utilizar despojos de cerdos en plantas reductoras con el fin de usarlos en la alimentación de rumiantes. Sí, leyó usted bien y lo puede corroborar en el Diario Oficial del 28 de junio de 2001. Es un escándalo relacionado con toda la producción de carne.

La industria de cárnicos busca economías de escala, pero los costos para la sociedad en materia ambiental y de salud humana son cada vez mayores. En el plano económico estas gigantescas concentraciones de animales son la otra cara de la destrucción de la economía campesina de pequeña escala, más generadora de empleos y más apta para un manejo responsable del medio ambiente.

El círculo se cierra con una noticia sorprendente: Granjas Carroll es socio anfitrión de 22 proyectos dentro del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto para reducir emisiones de gases invernadero. Los proyectos no se han puesto en operación, pero ya fueron certificados ante la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. En estos esquemas el biogas producido por digestores anaeróbicos (en las lagunas de oxidación) es enviado a un generador de electricidad para la planta. Es decir, se utilizará gas metano (CH4) en lo que vendrían siendo proyectos de cogeneración (de entre 100 y 550 KWh) y reducirán el volumen de emisiones entre 3 mil 700 y 18 mil toneladas de CO2 equivalente. Los certificados asociados a estas reducciones pueden venderse en el mercado mundial de carbono.

El CH4 es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el CO2, así que en el casino del mercado mundial de carbono, las reducciones de metano pueden ser un negocio muy lucrativo. Bonito mecanismo de desarrollo limpio. Literalmente, nunca antes había estado tan cerca la mierda del dinero. (Éste y otros aspectos de la catástrofe de la influenza porcina son el objeto de un trabajo colectivo que se dará a conocer próximamente.)

Ahora que comienzan a levantarse las medidas de la emergencia, lo peor de todo es que regrese la normalidad de la barbarie. Los tiempos del cambio han llegado y deben ser aprovechados de manera constructiva.

 

Las Venas Pandémicas de México

El terrorismo mediático endémico

Fernando Buen Abad Domínguez

Rebelión

Ya entendimos: el negocio del pánico mass media sirve para esconder la crisis y los fraudes electorales que vienen.

Ellos sueñan con infectarnos la vida con saliva de burócratas serviles a la carnicería neoliberal. En México el terrorismo mediático inocula una epidemia usurera devastadora. El terrorismo mediático anda feliz entre los mercados farmacéuticos, anda panzón, bien nutrido, con impunidad globalizada. México suelta borbotones de impotencia, rabia y hartazgo. Una vez más el caldo infecto de la demagogia neoliberal. Se hunde México con el peso de la miseria y el crimen, el hambre, el desempleo, la injusticia galopante. La devastación se exhibe impune en la prensa. Nosotros lo pagamos.

El terrorismo mediático se mira en el espejo de la saliva neoliberal, se arregla la corbata y nos presenta sus noticieros pintados con escándalos macabros que sobrevuelan los salarios, los periodos electorales y los intereses que ya pagamos millones de veces y aun debemos. Miseria, desnutrición, hospitales destruidos, escuelas desvencijadas, podredumbre y hediondez a diestra y siniestra. Depresión, mal humor, desesperanza, hartazgo, tristeza, melancolía rabia... furia... odio. Cansancio y soledad. Obreros devastados, trabajadores humillados. Ancianos victimados con indolencia... enfermos carcomidos por la burocracia. Los niños miran atónitos el futuro que les heredamos. Es una monstruosidad.

A estas horas las condiciones sociales son óptimas para que el virus se expanda. Vivimos en sobrepoblación e infestados de negligencia. Faltan recursos económicos, son insuficientes los médicos, la narco-violencia es incontrolable, el desempleo aumenta y la crisis nos ahoga hasta en lo más íntimo. Los gobernantes espurios tardaron una eternidad criminal en reconocer los primeros casos de influenza porcina y para colmo muchos casos fueron mal diagnosticados. Los más pobres están más desprotegidos, no están bien alimentados, no pueden ir al doctor, imposible pagar medicamentos y en general no tienen posibilidad de atender su salud y su cuerpo para combatir cualquier virus y menos éste. No es poca cosa.

El producto de manoseo mediático es desolación y desconcierto. La mezquindad hizo de las suyas y se pasea oronda perfumada de arrogancia humillante. Reinan los engaños y las promesas electoreras. Era de esperarse. La pachanga del pánico sembrada como negocio mass media, de curas cómplices, del poder ejecutivo, legislativo y judicial. El capitalismo en persona. El terrorismo mediático mostró de nuevo su desfachatez... mientras, los administradores de la violencia, consiguieron más créditos, nuevas inversiones de empresas sacrosantas que vendrán infectarnos más las heridas.

Nosotros sabemos que la guerra contra la pandemia debe ser una guerra contra el capitalismo, también.

Acá sabemos que la irresponsabilidad absoluta del gobierno espurio aseguró el negocio de los laboratorios farmacológicos que han sacado una tajada monstruosa. Y no hemos visto lo peor. Sabemos que el gobierno luce una incapacidad sospechosa y los informes sobre las muertes se manejan al antojo de la demagogia más servil.

Sabemos que la epidemia actual de influenza porcina estuvo precedida de advertencias; que muchos expertos se desgañitaron y que hubo indiferencia criminal. Sabemos que el gobierno respondió con mano dura contra quienes se atrevieron a levantar voces de denuncia. Sabemos que el gobierno espurio se ha negado a acatar las advertencias y las normas de producción y vigilancia epidemiológica en granjas de producción avícolas y porcinas. Como en Veracruz. Todo salpicado por la inoperancia del gobierno, del comercio y de la industria. Ya comienzan a acusarse los unos y los otros. Para eso pagan noticieros que por la noche infestan las cabezas con desolación y miedo. Todo miedo. Condiciones excelentes para producir cualquier horror político. Promulgó la cámara de diputados -ya pasa al senado- la autorización para allanar domicilios, teléfonos y correos electrónicos...

Sabemos que las corporaciones fabricantes de medicamentos son dueñas de la seguridad de miles o millones de personas. Reina el cinismo. Sabemos que la crisis sanitaria expresa la irracionalidad capitalista. En el año 2000, el gobierno presupuestó para salud el 5.8% del Producto Interno Público (PIB), muy poco si se compara con otros que de por sí invierten sumas paupérrimas: Argentina, Colombia y Uruguay 8%. El porcentaje de los llamados países desarrollados oscila entre el 15 y 20 % de sus respectivos PIB. México ocupa según la OMS el lugar 64 y ha empeorado. En México hay más de 40 millones de trabajadores muchos en el subempleo, con empleos precarios y salarios míseros... muchos carecen de toda clase de seguridad social.

Existen 220 laboratorios que se diputan un mercado con un valor anual de 12 mil 500 millones de dólares 10 de ellos acaparan el 90% del mercado nacional. Son los monopolios que manejan al gobierno espurio, imponen sus negocios como si fuesen políticas de salud e imponen condiciones de mercado para especular con medicamentos y precios. Son dueños de la salud de millones de seres humanos. Sabemos cómo el gobierno de Calderón usa la pandemia para inocular, ayudado por sus jefes mediáticos, una epidemia de histeria capaz de esconder la bancarrota de la burguesía y los fraudes políticos que se avecinan. Ellos nos quieren asustados, divididos y desmoralizados. Nos quieren temerosos, desconfiados y abatidos. Para eso financian el terrorismo mediático. No hay terrorismo que valga contra un pueblo movilizado. Las epidemias son también un problema de clase.

 


Publicado por solaripa69 @ 11:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios