Lunes, 11 de mayo de 2009

Hoy, vuelta a clases con sólo una mano de gato en escuelas básicas

Reinician actividades 20 millones de niños, sin un verdadero saneamiento de los planteles

Maestros de varios estados denuncian que ni siquiera recibieron el kit de limpieza ofrecido

Con mechudos, escobas y un poquito de cloro no se resuelve la epidemia, advierten

Karina Avilés

 

Después de entre siete y nueve días sin clases –según el caso– a causa de la emergencia sanitaria, hoy reinician actividades alrededor de 20 millones de estudiantes en 25 entidades del país; sin embargo, los alumnos de educación básica, de acuerdo con los docentes, regresan a una escuela pública donde urge un verdadero saneamiento, el cual no se resuelve con mechudos, escobas y un poquito de cloro, sino con una política de reconstrucción real del sistema.

Maestros de diferentes estados ratificaron que en aquellas escuelas donde no existan las condiciones mínimas sanitarias se negarán a dar clases, y denunciaron que en diversas entidades no les llegó el llamado kit de limpieza para los planteles o de plano se les repartió una bolsita con cinco tabapocas, un galón de cloro, un champú y bolsas de plástico, lo cual consideraron una burla para la comunidad escolar.

Pese a todo, este lunes el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, y la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, estarán en una escuela de la colonia Roma para supervisar que se lleven a cabo lo que el primero ha llamado el corazón de las medidas para enfrentar la contingencia, que no dependen, según dijo, de las magras condiciones de los planteles.

Por otra parte, en cerca de 72 mil escuelas los alumnos no regresarán a las aulas y más de 300 mil docentes, de un total de un millón 144 mil 93, tampoco reanudarán hoy actividades.

La matrícula nacional consta de 25 millones 516 mil 150 alumnos, en más de 220 mil escuelas. Sin embargo, los estados de Hidalgo, Chiapas, San Luis Potosí, Guerrero, Jalisco, Zacatecas y Michoacán tienen en conjunto una población estudiantil de 6 millones 471 mil 635 educandos, quienes no regresarán hoy a clases, y también hay un porcentaje de escolares de Nayarit que tampoco podrán retornar a la escuela. Así, serán 19 millones 44 mil 515 alumnos los que reanuden este lunes 11 sus actividades escolares.

Los testimonios

José González Figueroa, director en funciones de la telesecundaria 190 del estado de México –en la cual el sol nunca aparece porque mi escuela no tiene ventanas–, dice que en medio de esta contingencia no se ha subrayado el punto central: El verdadero saneamiento de la escuela pública, porque la herida que se le ha ocasionado es muy profunda, a causa de una política económica que lo único que ha hecho es colapsar a la educación que imparte el Estado.

En este contexto, añade, se han destruido las estructuras fundamentales del país, como el sistema de seguridad social, por las reformas que han buscado a toda costa la privatización en detrimento de lo público.

De tal suerte, las escuelas no han sido la excepción y el Estado declinó su responsabilidad frente a ellas, hecho que explica el deterioro en el que se encuentran. Este abandono ha sido un obstáculo para salvaguardar la salud de los niños, no sólo hoy, sino en las últimas tres décadas.

Advierte a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que no puede usar a los niños como conejillos de indias. En este sentido responde al titular de la dependencia que ni los maestros ni los padres de familia son responsables de lo que pase: El único responsable aquí es el gobierno, subraya.

Pedro Ramírez Vázquez y González Figueroa, ambos profesores en el estado de México, denuncian que en esa entidad no llegaron siquiera los kits de limpieza a las escuelas federales, adonde asisten más de un millón y medio de alumnos.

Ciro Lozano, maestro de la telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz, en Tlalnepantla, expresa que la SEP se ha reducido a hablar de mechudos, escobas y cloro, pero la escuela pública no se hace con ello. Es urgente reconocer las necesidades de los planteles para corregir y dignificar sus espacios.

En dicha telesecundaria, muchos de los salones miden 36 metros cuadrados, por lo que los 35 jóvenes que caben en el aula se encuentran hacinados y no hay ventanas. De esta manera, la autoridad educativa está provocando que al rato ya no sea un brote, sino una epidemia.

Por su parte, José Manuel Cisneros, profesor de geografía en la secundaria 70 del Distrito Federal, apunta que el problema no es el primer día de clases, sino los que vendrán después: Los mechudos y el cloro se acabarán en unos días, pero luego nada habrá cambiado; el olvido de la escuela, la carencia de un proyecto para recuperar al sistema público” serán asuntos sin resolver.

El profesor Lucio Justo Hernández, de la primaria Nueva Escocia, en Nezahualcóyotl, añade que seguiremos en el engaño y la simulación de la educación.

El maestro Miguel Guerra Castillo, del estado de Puebla, lamenta que en la escuela donde trabaja, cuando hay agua, no hay luz, y denuncia que en aquella entidad sólo se les dio una bolsita con unos cuantos productos, como cinco tapabocas. “Ése es el Estado que tenemos…”, dice.

No cede influenza: en siete estados se aplaza el regreso a clases.

LA REDACCIóN. Proceso.

México, D.F., 9 de mayo (apro).- Ya son siete estados de la república los que aplazaron el regreso a clases hasta el 18 de mayo, ante el incremento de casos "sospechosos" de influenza humana.

Los gobiernos de Chiapas y Zacatecas, se sumaron en las últimas horas a los de Jalisco, Hidalgo, Guerrero, San Luis Potosí y Nayarit.

En el caso de Chiapas, Zacatecas y Nayarit el aplazamiento unicamente es para el nivel básico, mientras que en el resto de las entidades, la decisión gubernamental involucra a todos los niveles.

A nivel nacional, la Secretaría de Salud reportó en un corte matutino que las muertes por el virus suman 48, detectándose tres decesos más, uno en San Luis Potosí y dos en el Distrito Federal.  
Así, los contagios en todo el país acumulan mil 626 casos.
A la cifra de 48 muertes no se han sumado las últimas ocurridas en Baja California y Chiapas, informadas por sus respectivos gobiernos, ni las tres más de Jalisco que obligaron a que la entidad permaneciera en paro de labores.
Baja California registró el primer deceso por influenza tipo A-HINI este sábado. La víctima es una mujer de 58 años de edad, cuyo contagio había sido consignado como el número 19 de la entidad.
En más decesos, Chiapas atestiguó la muerte de la segunda víctima fatal de la influenza en el estado.

 

 

Reflexiones en el contexto de la influenza

Ana María Aragonés. La Jornada.

 

La influenza llamada A/H1N1 que está afectando prácticamente a todos los países del mundo, y que surge en el marco de una de las crisis económicas más graves del capitalismo, ha puesto en evidencia las graves carencias que México presenta en rubros como salud y educación, ámbitos despreciados por los gobiernos priístas y panistas y que, sin embargo, marcan la diferencia entre ser un país desarrollados y uno dependiente. Por ese desdén hacia la ciencia y los científicos, México sigue sin superar los graves problemas de pobreza en los que se ven sumidas más de 60 millones de personas y que por lo mismo no tienen acceso a vivienda decente, a agua potable, a servicios de salud ni a los medicamentos esenciales, y que padecen elevados índices de desnutrición, todo lo cual marca claramente un cuadro de falta de salud. Y lo que es más triste es que a quienes más afecta es a miles de niños que mueren en pleno siglo XXI por enfermedades que en otros países son ya una cuestión de museo. Los gobiernos mexicanos siguen sin entender que es necesario poner en marcha un sistema nacional de salud universal, gratuito y solidario, financiado con gastos públicos como uno de los caminos para que los más desfavorecidos puedan ir superando los gravísimos niveles de pobreza y alcancen niveles de salud aceptables.

Seguimos sin ser autosuficientes en materia tecnológica, científica o alimentaria, sectores todos que deberían ser considerados por los gobiernos asunto de seguridad nacional y base fundamental para transitar hacia el desarrollo. Las prioridades de estos gobiernos se reflejan en la forma en que se asigna el presupuesto que ha girado, que no tiene como eje las prioridades nacionales, sino decisiones políticas, intereses partidarios, pago de facturas electorales, todo ello muy alejado de las necesidades que exige el desarrollo del país. Invertir en educación y salud no es un gasto, sino una inversión cuyos frutos pueden verse a muy corto plazo. Los gobernantes no entienden que contribuir a una extensa formación de científicos, de infraestructura médica, es una necesidad estratégica para superar la subordinación tecnológica, que se hizo tan evidente en la crisis epidémica que estamos viviendo al tener que recurrir a laboratorios extranjeros por falta de presupuesto para la compra de reactivos. Por ello la sociedad mexicana está pagando con creces todos estos años de ineficiencia y corrupción y de aplicación indiscriminada de políticas neoliberales que han prácticamente retirado al Estado de su papel como responsable de los gastos sociales.

Estas condiciones explican que la migración de trabajadores haya respondido en cantidad y calidad a los requerimientos de la economía de Estados Unidos y que sean los migrantes quienes con sus aportaciones mediante las remesas estén paliando en alguna medida las condiciones de escasez y de insuficiencia de las necesidades básicas de sus familias y comunidades, aunque se espera una disminución de 10 por ciento para el presente año. Esto se debe a que también los migrantes están sufriendo esta crisis económica, a la que se añaden ahora los efectos de una epidemia que en forma por demás lamentable y desinformada empezó a denominarse influenza mexicana y con ello la xenofobia y la discriminación también se han incrementado. Lo más triste es que no tienen ningún apoyo de su gobierno, y ni siquiera reconocimiento a pesar del importante papel que juegan en la economía nacional. Quizá tendrían que haberse ido a China, país que en el marco de su propia soberanía decidió aplicar controles epidemiológicos y aislar por siete días a todas aquellas personas que llegaban de México. Si bien no puede reprochársele que tomara las medidas que consideraron pertinentes para proteger a su población, sí hay que reconocer que fue por lo menos incorrecto no haber informado con toda oportunidad las nuevas condiciones que se impondrían a todos los turistas, lo que les habría evitado verse envueltos en tan lamentable situación. Ante esa situación, se levantó una ola de desaprobación y horror en el país, encabezada por Felipe Calderón, quien decidió rescatar a los connacionales fletando un avión para salvarlos de semejante discriminación por ser mexicanos. Con una deferencia tal, y qué bueno para ellos, que hasta la señora Zavala los esperaba al pie del avión.

Lo que da tristeza, sin cuestionar de ninguna manera que estos mexicanos se merecían todo el apoyo de su gobierno, es que estas demostraciones de indignación y apoyo por la supuesta discriminación sufrida no se hagan extensivas a los trabajadores migrantes, quienes sufren situaciones muy dramáticas y muchas veces peores, a pesar de que, gracias a sus remesas, no sólo sus familias y comunidades pueden vivir un poco mejor, sino que esas remesas se han convertido en un pilar de la economía nacional.

Quizás habría que recordar a Calderón la caracterización que hizo de los migrantes su correligionario y ex presidente del país, de muy triste memoria, por cierto, que los llamó los héroes de México.

Seguiremos hablando de cochinadas. Pérdida de confianza en la democracia simulada

Pulso crítico / J. Enrique Olivera Arce

México, en vez de consolidar su democracia va en camino de convertirse en un Estado fallido caracterizado por “la descentralización del autoritarismo y la metástasis de la corrupción”. El resultado es un país donde “el Estado se vacía de poder y la sociedad de confianza”.

Lorenzo Meyer: Muñoz Ledo, ideas y política


Si la magnificada crisis de salud pública puso a prueba al pueblo de México, exhibiendo al mismo tiempo las onerosas carencias resultantes de un desmantelado deliberado de los servicios de salud pública a cargo del Estado, el “Derecho de Réplica” , libro de la autoría del controvertido y corrupto empresario Carlos Ahumada, cimbró a toda la Nación al poner en evidencia el estrecho vínculo de la cúpula del PRI y el PAN con el poder fáctico en el diseño y puesta en escena de un auténtico complot en contra de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, bajo el considerando de que el político tabasqueño constituía “un peligro para México”.

La amenaza epidémica y todas sus consecuencias económicas y sociales, pasó a segundo plano. El tema a debate es el contenido y alcances del libro en cuestión, en tanto que confirma la percepción generalizada de que gracias al presunto complot que derivara en un grosero fraude electoral, Calderón Hinojosa, aprendiz de brujo, está hundiendo al país; careciendo en lo absoluto no sólo de legitimidad para desempeñar el cargo que ostenta, también de visión de Estado, sensibilidad política y capacidad para enfrentar los grandes retos de un Estado Nación que no logra trascender los terrenos del subdesarrollo. Así como en el caso de la influenza los cerdos no tienen la culpa, puesto que los marranos han sido otros, el peligro real para el presente y futuro del país, reside en el contubernio evidente entre un empresariado contrario a los intereses de la Nación y la oportunista y desclasada partidocracia bajo el control del PRI y del PAN.

Revolviéndose, lo más emblemático de la clase gobernante dice dudar de la autenticidad de los señalamientos anotados por Ahumada. “no es creíble en tanto que el libro aparece dentro del escenario del proceso electoral en puerta”, manifiestan los protagonistas de “Derecho de Réplica” pretendiendo evitar el cisma político. Gritos y sombrerazos serán inútiles, las condiciones en que vive México son propicias para que los ciudadanos, tras la presunción del fraude electoral del 2006, den por confirmada la ofensa. Andrés Manuel López Obrador ha sido el primero en afirmar que el contenido del libro de Ahumada confirma que la mafia que gobierna a este país, le robó la presidencia.

Ya habíamos comentado que destacados analistas políticos europeos manejaban la tesis de que la crisis sistémica global arrastraría, a su paso, a las anquilosadas estructuras políticas de una democracia simulada, previendo un ascenso organizativo y programático de movimientos contestatarios en la mayoría de los países del orbe, dispuestos a recuperar la representatividad secuestrada. Lo que es dable observar en México es la creciente crisis de credibilidad del sistema político y su falta de capacidad de maniobra para contener el también creciente malestar social. La crisis económica, ya calificada oficialmente como en recesión, así como sus manifestaciones recurrentes en materia de seguridad, educación, salud, alimentación y carestía, entre otras, hace de la vida política ente vulnerable, acercándonos a la peligrosa encrucijada de la ingobernabilidad.

En este contexto, no estaría de más releer a Porfirio Muñoz Ledo. Si “La Ruptura que viene” pone al desnudo al PAN y al régimen calderonista, hoy se hace imprescindible para entender medianamente un escenario en el que a la debacle de Acción Nacional se suma la del PRI, aliado en lo sustantivo de las fuerzas políticas y económicas retardatarias, internas y externas, que el primero representa. Si las confesiones de Carlos Ahumada, delincuente confeso, son o no creibles y aceptadas por la sociedad, lo que no se puede echar en saco roto es la profundidad de la crisis de los partidos políticos en México, así como la urgente necesidad de reconstruir al país a partir de una auténtica Reforma del Estado, desde abajo y con la participación consecuente de las mayorías.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios