Viernes, 22 de mayo de 2009

Entre enero y abril, más de 21 mil despidos en Edomex

Naucalpan, Ecatepec, Tlalnepantla y Neza, entre los más perjudicados

René Ramón

Corresponsal

Nezahualcóyotl. Méx., 21 de mayo. Más de 21 mil empleos se perdieron en el estado de México en el primer cuatrimestre de este año. Los sectores más afectados son los servicios, la industria automovilística y las manufacturas, informó Faustino Rojas González, encargado de despacho de la Secretaría del Trabajo estatal.

Consideró que la emergencia sanitaria derivada del virus de influenza A/HINI agudizó la pérdida de empleos, lo que se reflejará en los próximos dos meses.

Detalló que la tasa de desocupación en la entidad es de 6.5 por ciento, superior a la media nacional, aunque señaló que ello se debe en gran medida al número de habitantes (más de 14 millones); de hecho, dijo, es inferior a la de otros estados menos poblados. Incluso Coahuila está arriba, con 8.5 por ciento.

Rojas González detalló que los municipios más afectados por el desempleo son Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Ecatepec, Lerma y Toluca y Nezahualcóyotl.

Según el funcionario, la crisis nacional no ha tocado fondo y la desocupación continuará subiendo todo el año en el turismo y otros sectores.

Rojas González, advirtió que la situación es grave, aun comparada con la crisis económica de l995.

 

Ordena una juez arresto de 36 horas contra Medina Mora, por desacato.

El fallo obliga a la Sedena a hacer cumplir la medida de apremio

Alfredo Méndez y Jesús Aranda

 

En un caso inédito en la historia de la justicia mexicana, una juez federal ordenó el arresto por 36 horas del titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Tomás Medina Mora Icaza, por no acatar un ordenamiento judicial dentro de un litigio que puede concluir en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con la finalidad de que ésta determine si procede la destitución del funcionario y su consignación ante un juez de procesos por presunto desacato a una sentencia.

El fallo del juzgado cuarto de distrito de procesos penales federales, con sede en Monterrey, Nuevo León, que consta en un acuerdo de la causa penal 145/2006, en poder de La Jornada, obliga a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a hacer cumplir la medida de apremio contra el fiscal general de la nación.

La decisión de la juez Rosa María Cortés deriva de un litigio en el que la justicia federal resolvió, en 2007, que Medina Mora debe devolver cheques por 5 millones 877 mil 535 dólares a Luis Esteban García Villalón, ex funcionario de la PGR que fue detenido en mayo de 1990 por sus presuntos vínculos con el capo de la droga Juan García Ábrego, pero fue absuelto de todos los cargos en su contra en 2000.

A partir de su liberación, hace una década, García Villalón inició un proceso legal, que continúa hasta la fecha, con el propósito de recuperar 21 cheques que endosó a nombre del entonces procurador general de la República, Ignacio Morales Lechuga.

Desde el pasado 11 de marzo, Medina Mora solicitó un amparo contra el arresto judicial emitido dos días antes de ese mes, por lo que un juez federal de la ciudad de México le concedió una suspensión definitiva que impide a la Sedena arrestarlo, hasta que se determine si la medida de la juez Cortés es constitucional.

El litigio por la devolución del dinero llegó a la SCJN en febrero de 2008, cuando Medina Mora solicitó a los ministros que ejercieran su facultad de atracción por falta de confianza en los tres magistrados federales que integran el primer tribunal colegiado de Nuevo León, quienes en 2007 ordenaron la devolución de los cheques a García Villalón, para que éste, a su vez, los haga llegar a sus legítimos propietarios.

Los cinco ministros de la primera sala conocieron también de un amparo en el que el actual procurador impugnaba la devolución de los 21 pagarés.

En agosto pasado, los cinco ministros que integran la primera sala resolvieron que la PGR debe limitarse a la entrega material de los cheques sin su endoso y, sólo en caso de que esos hubieran sido cobrados, entregar el equivalente en numerario.

Asimismo, la Suprema Corte indicó en su sentencia que el objeto del amparo meramente fue lograr la devolución de los cheques que fueron dados en resguardo en la causa penal instaurada en contra del quejoso.

Tras resolver, la Corte regresó el expediente del caso al primer tribunal colegiado de Monterrey y al juzgado de la causa original para que Medina Mora diera cumplimiento a la sentencia, lo que no ha ocurrido.

Esto provocó que el pasado 9 de marzo se emitiera la orden de arresto por 36 horas contra el funcionario federal, quien de mantener su postura de desacato judicial obligará a que el juez federal de primera instancia en Monterrey envíe un incidente de inejecución de sentencia la Suprema Corte.

En ese contexto, el máximo tribunal determinaría si el incumplimiento de la entrega de los cheques es excusable o no, de lo cual dependería la posible destitución inmediata de Medina Mora y su consignación ante un juez federal para que sea procesado penalmente por el delito de abuso de autoridad derivado de un desacato judicial.

No se investiga a Ricardo Monreal, aclara la PGR

Su nombre ni siquiera aparece en la averiguación previa correspondiente

Gustavo Castillo García

 

En la averiguación previa donde se investiga a involucrados con un cargamento de 14.5 toneladas de mariguana aseguradas por el Ejército en enero de este año en la deshidratadora de chiles San Felipe, propiedad de Cándido Mon-real, no existe en ninguna parte señalamiento alguno o directo al senador Ricardo Monreal, afirmó el director de Comunicación Social de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo Nájera Herrera.

Durante una conferencia de prensa en la que el funcionario habló de los avances en la indagatoria de la fuga de 53 reos del penal de Cieneguillas, en Zacatecas, Nájera Herrera dijo que no ha habido ningún citatorio para el senador. Sin embargo, aclaró que dentro de la investigación que integra la PGR está clarísimo que hasta el momento no se ha podido determinar la situación jurídico penal de los involucrados, y lo que se trata de aclarar es quién pudo haber participado en la tenencia y distribución del enervante que fue encontrado en la deshidratadora de chiles.

En ese contexto, Cándido Monreal Ávila es el único miembro de esa familia que es investigado por el Ministerio Público Federal en calidad de indiciado, luego del hallazgo de 14.5 toneladas de mariguana en bodegas de la deshidratadora de chiles San Felipe, en Fresnillo, Zacatecas, revelaron fuentes de la PGR.

Según los funcionarios consultados, el senador Ricardo Monreal no aparece mencionado en la indagatoria PGR/ZAC/128/II/CS/2009, en la que se consignó ante un juez federal con sede en Zacatecas a Reynaldo Piña Reséndez y Jorge Cervantes Rodríguez, quienes fueron detenidos en la deshidratadora el pasado 22 de enero por efectivos del Ejército.

La deshidratadora, la cual fue adquirida por los hermanos David y Cándido Monreal Ávila en el año 2003, y que se asienta en un predio de 6 mil metros cuadrados, quedó asegurada por la PGR a raíz del decomiso de droga y se inició así la investigación que involucra a uno de los hermanos del senador del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Monreal.

El legislador solicitó licencia a su cargo por tres semanas, en espera de que se concluya la investigación y se le informe si está relacionado con algún ilícito; sin embargo, las fuentes entrevistadas señalaron que aunque se haya separado temporalmente, el Ministerio Público Federal ni siquiera lo llamará a declarar, pues no existe imputación alguna en su contra.

Los funcionarios consultados señalaron que en el caso de Cándido Monreal lo que existe es una investigación relacionada con la propiedad, debido a que no presentó ninguna denuncia por presiones y uso indebido del inmueble por parte de personas ajenas a su empresa. Cándido Monreal Ávila está en calidad de indiciado, aunque ello no significa que se ejercitará acción penal en su contra, pues falta determinar si tuvo alguna relación con el arribo y almacenaje de la mariguana.

En tanto, David Monreal aparece sólo como testigo de descargo, pues ha declarado que fungió como socio en la adquisición de la citada deshidratadora y ha establecido el uso que tenía como empresa.

Las pesquisas de la PGR se han centrado en la investigación de los dos detenidos y el seguimiento a la droga, pues se buscará probar la participación de algunos empleados de la empresa en el almacenamiento del enervante. Al respecto, Nájera Herrera afirmó que tanto David como Cándido Monreal ya comparecieron ante el Ministerio Público, pero aún no se ha concluido la investigación.

Hasta el momento, se ha considerado que las 14.5 toneladas de mariguana eran propiedad del cártel de Los Zetas, ya que Reynaldo Piña Reséndez y Jorge Cervantes Rodríguez, quienes enfrentan un proceso penal por delitos contra la salud y delincuencia organizada, son del grupo de 53 reos que fueron liberados por un comando armado el pasado sábado 15 de mayo del penal de Cieneguillas, en Zacatecas.

La traición

Luis Javier Garrido

El fracaso de los grupos que alentaban a Felipe Calderón a romper con Carlos Salinas de Gortari está contribuyendo, como si fuera poco, a ahondar la crisis económica del país.

1. El gobierno de Felipe Calderón, que se instauró de manera ilegítima en 2006 con el apoyo del PRI y ha podido sobrevivir por el respaldo priísta en estos tres primeros años del sexenio, ha fracasado en lo que ahora se ve constituye un objetivo político fundamental para un sector del capital trasnacional y para la ultraderecha mexicana: terminar con la alianza PRI-PAN que ha gobernado al país en los últimos cuatro gobiernos y mandar al PRI a los libros de historia.

2. La estrategia política de la derecha en el poder, que ha tenido el mismo objetivo que en los años del foxismo, ha consistido en minar el poderío del PRI por una campaña sistemática, que ahora cobra aspectos críticos por la obsesión de Calderón y de sus amigos por desembarazarse de la tutela de Salinas y de los priístas, en lo que constituye una traición a su protector y guía. Tanto con la “guerra contra el narco”, que ha tenido objetivos políticos, como con la magnificación delirante del peligro de la influenza porcina, estas gentes fracasaron en su propósito de levantar la imagen de Calderón y aniquilar al PRI, como han fracasado ahora al irse directamente contra Salinas al utilizar el libelo de su aliado Carlos Ahumada, negociado con Los Pinos para ocultar las actividades delictivas de los panistas en 2004-2006 hasta donde fuese posible y cargarle la mayor responsabilidad a Salinas, como ahora al utilizar las declaraciones de De la Madrid sobre su sucesor.

3. Los últimos escándalos que han cimbrado a la clase política han tenido todos un común denominador, y es el hecho de que han sido generados o manipulados desde Los Pinos por los estrategas, no muy brillantes por cierto, alquilados por el PAN, entre los que destaca el hispano Antonio Solá, cuadro de la ultraderecha española del PP al que Calderón nacionalizó al vapor para que lo ayudara a encaramarse en la silla presidencial y que se hallan obsesionados por desplazar a lo que queda del PRI del poder, como se ve en el que no ha sido más que un vulgar episodio de traición política de Felipe Calderón hacia Carlos Salinas y los que han sido sus protectores y aliados para llegar al poder y mantenerse en él.

4. El fracaso de los panistas en generar los nuevos escándalos ha sido descomunal y ha terminado por revertirse contra ellos, y desde luego contra la economía mexicana. La derecha trasnacional le exigió, sin embargo, a Calderón en estos días lo que resultó imposible: que aprovechando el momentum se lanzara a fondo contra Salinas. El español Antonio Navalón (representante del Grupo Prisa en México) le decía en este sentido el 14 de mayo en una entrevista a Ramón Alberto Garza, del diario virtual Reporte Índigo, que tras el escándalo generado por De la Madrid, Calderón tenía la obligación de asumir un destino histórico y emerger de la crisis política como un verdadero líder, rompiendo la alianza con el PRI y encarcelando al principal responsable de tantos crímenes, es decir, a Salinas, para edificar otro sistema de poder, y que los priístas deberían colaborar a ello: esto es, a liquidar al PRI.

5. Los extremistas aprendices de brujo que manejan el gobierno y los analistas de la derecha que creyeron muy sencillo desembarazarse del PRI y remplazarlo por el PAN se equivocan, sin embargo, en tres cuestiones fundamentales. La primera es que Felipe Calderón tiene las manos tan sucias o más que los priístas, que la mafia en el poder es una y está integrada tanto por priístas como por panistas, y que todos son parte de un mismo proyecto histórico que tiende a entregar las riquezas estratégicas de México al capital trasnacional. La segunda es que Calderón es muy poca cosa para enfrentarse con Salinas, o con quien sea, por lo que se limita a alentar a sus cercanos a que le hagan la faena sucia, y a actuar él como Don Roque, el muñeco que hace años manejaba el ventrílocuo ecuatoriano Paco Miller, y que no sabía hacer otra cosa que rezongar contra quien lo manejaba. Y la tercera es que la nueva clase política que impulsan los panistas es más venal e inepta que la priísta.

6. La alianza PRI-PAN, forjada por Carlos Salinas de Gortari y Luis H. Álvarez en 1988 con la bendición de Washington, para garantizar la preminencia de una mafia de intereses económicos en el poder en el marco del proceso de imposición del modelo neoliberal en México, que fue presentada entonces al país como una transición democrática, cuando no era sino una reconversión del sistema de dominación que suponía la alternancia PRI-PAN, y en el que la izquierda antineoliberal quedaba excluida, ha entrado, en consecuencia de todo esto, en una severa crisis por la insistencia de fuerzas multinacionales y de la extrema derecha mexicana en que se integre un gobierno monocolor nada más del PAN.

7. Las consecuencias económicas de la incompetencia de la derecha en el poder al pretender gobernar con libelos, y escándalos periodísticos y televisivos, pero sin aplicar la ley, están a la vista, y obligan al gobierno a cambiar de estrategia: México se hunde en todos los indicadores internacionales, hay un hoyo fiscal de 500 mil millones de pesos y las relaciones internacionales se deterioran.

8. Los panistas se hallan a la deriva y evidencian que han perdido por completo los estribos al acercarse las elecciones intermedias de 2009, que van a saldarse por aquello que anuncian todas las previsiones y a lo que tanto le temían al fracasar sus campañas sucias, y es que hay un repudio muy amplio en el país al gobierno de Calderón, y que el PAN no va a lograr obtener la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, lo que significa que esto impactará lo que pudiera quedar del sexenio y desde luego el 2012, entrañando ello entre otras cosas como resultado que el papel de Calderón para tomar decisiones en el gobierno, o incluso para designar al candidato panista, será cuestionado cada vez más desde el interior de los grupos que gobiernan.

9. El reacomodo tras el fracaso de la ruptura es lo que queda, por lo mismo, a panistas y priístas, aunque la guerrita sucia del PAN contra el PRI amenace con seguir hasta julio. El panista Federico Ling, ratificado como embajador ante el Vaticano con el voto de muchos priístas que el día anterior amenazaban con vetarlo, sintetizaba lo que acontece de manera ladina, según reporta La Jornada de ayer: “No puedo decir –afirmaba– cuál es el origen y el motivo de algún pequeño malestar que se hizo patente ayer en la bancada del PRI”.

10. La derecha mexicana y trasnacional sale herida sin duda tras todos estos fracasos de la primavera de 2009, y emerge por lo mismo como una amenaza cada vez mayor para los mexicanos, abriéndose cada vez más la posibilidad de que a fin de retener el poder genere una mayor violencia desde la cúspide del propio poder político.

Si gana la abstención electoral, que se vayan al carajo.

Pedro Echeverría V.

1. Fuera del escasísimo número de militantes y simpatizantes de los partidos electoreros del llamado “voto duro”, la enorme mayoría de los electores vota “para salir del paso”, porque “no pierden nada con hacerlo”, porque “son acarreados hasta las urnas” o, de plano, “por miedo a ser sancionados”. Lo ha hecho así durante muchas décadas porque no se le ha ofrecido otra alternativa de cambio real que sustituya el voto. En algunas ocasiones, antes de la reforma reyesheroliana de 1977 -que hizo resaltar el oportunismo muy escondido de los “izquierdistas”- se planteó la “abstención activa” que consistía en llamar a no votar y a organizarse para defender sus derechos ciudadanos.

2. Porfirio Díaz, el dictador que derrocó la Revolución, recibió 18,625 votos en 1910 y ganó con el 98.93 por ciento sobre su principal oponente, Francisco I Madero, en la cárcel (recibió 196 votos). Pero después de la Revolución el porcentaje de votos recibidos por los candidatos oficiales, es decir, los del aparato de poder, no cambió: Carranza recibió el 98.7%, Obregón el 95.78%, Cárdenas el 98.19%, López Mateos el 90.43%, etcétera. El voto de la población jamás contó, el gobierno y el partido oficial –desde 1917 hasta por lo menos en 1982- usó los votos y los números a su antojo porque la izquierda real era microscópica y la otra oposición (PAN, PPS) era subsidiada.

3. Haciendo a un lado el manipuleo de las cifras a que siempre hacen uso los gobiernos, según cuadro que proporciona González Casanova, los votos del pueblo nunca han importado. De 10 millones de habitantes en 1910, de acuerdo al porcentaje actual de electores, debieron tener derecho a voto unos 7 millones pero sólo votaron 18 mil, es decir, menos del 1 por ciento. Esa era la representatividad electoral del Porfiriato: 0.3 por ciento de los electores. Después de la Revolución Carranza fue electo por 797,305, Cárdenas por 2 millones 225 mil y López Mateos por 6 millones 767 mil cuando el país ya tenía 34.9 millones de habitantes y los electores debieron ser 27 millones.

4. De Cárdenas (1934-40) a López Mateos (1958-64), en 24 años se triplicó el número de votantes, pero de cada cinco sólo votaba uno, a pesar de que ya las mujeres tenían derecho a voto. Espero que mis gruesos cálculos no fallen porque de matemáticas y calculadoras, incluso de computadoras, sé lo mismo que de astronauta: nada. En conclusión, parece que en los procesos electorales el voto de la población nunca ha importado y si hoy más del 50 por ciento de la población con derecho a voto sigue absteniéndose, “tampoco importa”. Por eso ni el gobierno, ni los partidos, ningún personaje del poder se preocupa. Lo importante son las negociaciones, nada más.

5. Si el voto del pueblo o de los electores ha sido en la historia una simple faramalla para la clase gobernante, ¿por qué gastan sumas multimillonarias para llamar a votar y en campañas electorales? Pues al parecer de eso se trata: dado que la selección de candidatos en cada partido son por acuerdos secretos entre dirigentes, que las fuerzas internas de los grupúsculos son los que sirven para presión, entonces hay que dilapidar grandes cantidades para construir en las campañas la cortina de humo que tapará todas las negociaciones de recámara. Si antes votaba menos del uno por ciento, luego el 10 o el 20 por ciento de los electores, si hoy vota el 30 o 40 por ciento es válido, ¿o no?

6. En los últimos tiempos, mucho más conocidos, a pesar de que se otorgó el derecho de voto a la mujer (1953) y a los jóvenes desde los 18 años en la década de los setenta, el abstencionismo rebasa el 50 por ciento de los electores. Pero a los gobiernos, tan campantes como en los tiempos de Porfirio Díaz, les importa un bledo. Les basta con que voten algunos para legalizar su poder. ¿Por qué no emplazarlos planteando y luchando por desconocerlos en caso de no alcanzar el 50 por ciento mas uno de los votos? ¿Por qué no agitar la consigna de otras elecciones si no alcanzan el 50 por ciento? ¿Por qué no exigir un nuevo programa político y económico en el país?

7. En vez de reafirmar o convalidar con tu voto la política de desempleo y hambre del presidente panista Calderón; en lugar de votar porque los siempre corruptos priístas se fortalezcan en el poder; en vez de votar por un perredismo que despertó esperanzas, pero que negoció con el gobierno para que sea un colaborador más, ¿por qué no abstenerse o nulificar el voto y luchar abiertamente contra el desempleo, por salarios justos que alcancen para vivir, contra la represión de las luchas sociales y por mayores inversiones en servicios de salud, educación, vivienda? Votar es un derecho conquistado pero no una obligación en estas condiciones desastrosas impuestas por los gobiernos.

8. Ningún candidato fue seleccionado por ti, ningún partido político que hoy pide tu voto ha acompañado tus luchas por tierras, viviendas, créditos, salarios, servicios médicos. Ninguno de ellos ha rechazado los altísimos salarios que reciben y mucho menos los privilegios en viajes y gastos suntuarios que les otorgan. Ningún político, de esos que piden el voto, tiene intereses comunes con los del pueblo. Y si por pura casualidad, en 100 años, llegara al cargo un político honrado, no lo dejarían actuar ni tampoco ganaría alguna votación estando en el centro del lodazal. Así que si acaso hay algún honrado de verdad entre los candidatos, para ser consecuente debería renunciar.

9. El pueblo, ese pueblo mexicano que empieza a despertar, está diciendo: ¡Basta que me sigan viendo la cara de tonto o imbécil! Los gobiernos jamás han representado ni el 20 por ciento de la población y muchas veces ni al 10 por ciento. ¿Por qué no emplazar a esos gobernantes para que dejen de gobernar a favor de los multimillonarios y para que soluciones los problemas del pueblo? Votar en estas condiciones es hacer más de lo mismo y reafirmar en el poder a los mismos que vienen gobernando por lo menos desde hace treinta años: los mismos diputados y candidatos, las mismos amigos y familiares de los dirigentes del PAN, del PRI, del PRD, etcétera. ¿Por ellos vas a votar?

 


Publicado por solaripa69 @ 9:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios