Jueves, 04 de junio de 2009

Movilización de 6 mil michoacanos en protesta por detención de alcaldes

LA REDACCIóN. Proceso.

México, D.F, 3 de junio (apro).- Alrededor de 6 mil michoacanos mantienen
una marcha rumbo al Senado en protesta por la detención de 10 alcaldes y 17
funcionarios, ocurrida el pasado 26 de mayo.

Desde cerca de las ocho de la mañana, los inconformes se apersonaron en el
Monumento a la Revolución, para posteriormente trasladarse a las
instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en
Delincuencia Organizada (SIEDO).

Más tarde se movilizaron con rumbo a la céntrica avenida Paseo de la
Reforma. También está programada una visita por la Suprema Corte de Justicia
de la Nación.

Exigen la liberación de los alcaldes de: Apatzingán, Uruapan, Buenavista,
Ciudad Hidalgo y Zitácuaro, acusados de vínculos con el narcotráfico.
 
Los anteriores munícipes, junto con otros cinco presidentes, fueron
detenidos la semana pasada en un operativo sorpresa que provocó el
descontento del gobernador Leonel Godoy, quien envió una carta al presidente Felipe Calderón en protesta por la presunta irrupción ilegal del Ejército en el Palacio de Gobierno de Michoacán.

"Habemos gobernadores de segunda", dice Godoy y deplora trato de Gómez Mont

LA REDACCIóN. Proceso.

MÉXICO, DF, 3 de junio (apro).- El gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, denunció hoy que el gobierno de Felipe Calderón ha endurecido sus políticas, y ejemplo de ello es el actual trato del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, muy diferente al de su antecesor, Juan Camilo Mouriño.

Godoy Rangel sostuvo que los recientes operativos federales emprendidos en varias entidades "lo que dejan claro es que habemos gobernadores de segunda y gobernadores de primera".

Desmintió además haber recibido una disculpa de parte de Calderón y aclaró que a quien le esta pidiendo disculparse públicamente con Michoacán es al procurador general de la República, Eduardo Medina Mora.

En entrevista, Godoy Rangel destacó que "sin duda es muy diferente el trato y relación con el anterior secretario de Gobernación (Mouriño) y el actual secretario de Gobernación (Gómez Mont)... hay una diferencia".

El gobernador perredista reiteró que quien debe ofrecer una disculpa pública a Michoacán es el procurador general Eduardo Medina Mora.

Insistió en exigir que sea el titular de la PGR quien ofrezca disculpas, pues Medina Mora encabezó el operativo federal del 26 de mayo, "y fue el que dirigía las policías federales que irrumpieron en palacio de gobierno ese día de manera violenta e ilegal", de lo cual derivó la protesta formal ya entregada.

Godoy Rangel reiteró su gobierno fue dejado fuera de ese operativo con lo que se trastocó la colaboración estatal en la lucha contra el crimen y por ello el Sistema Nacional de Seguridad Pública "ha fallado". 

 

Instituto (IFE) “es más sumiso que en 2006”

José Gerardo Mejía
El Universal.

El consejero Marco Antonio Gómez afirmó que para los comicios de 2009, el IFE ha incurrido en más actos de sumisión, ya que la mayoría de los integrantes del organismo electoral no quieren ver que el Ejecutivo tiene el mismo discurso de campaña que el PAN.

Entrevistado en la sede del IFE, Gómez enfatizó en su tesis de que hay una campaña paralela del blanquiazul, ya que utiliza de manera pasiva la imagen del presidente Calderón para apuntalarse con miras al 5 de julio.

“EL IFE está siendo más sumiso que en 2006, ya que además sufre de miopía. No tengo la menor duda de que hay una institución presidencial que esté llevando el mismo discurso que un partido político que está en campaña, como lo es el PAN”.

En entrevista Gómez calificó de lamentable que el resto del consejo general del IFE, incluido el presidente consejero, no lo ven así, ya que durante el Consejo Nacional de Seguridad Pública, el Ejecutivo utilizó un discurso similar a los mensajes del PAN.

“Para mí, esto confirma que hay una campaña paralela y es lamentable que nadie más del Consejo del IFE lo quiera ver”, enfatizó.

Sobre las afirmaciones de Gómez en torno a que en 2006 el ex presidente Vicente Fox fue un activo del PAN en los comicios, a diferencia de que ahora el Ejecutivo es actor pasivo, el consejero Francisco Guerrero se deslindó de dichas afirmaciones al subrayar que él no fue parte del proceso hace tres años.

 

“María Cristina nos quiere gobernar...”

Pulso crítico / J. Enrique Olivera Arce

Dentro del escenario maniqueo que se nos quiere imponer como preámbulo a la elección del 5 de julio próximo, he escuchado de labios de priístas una frase lapidaria que hoy hace suya la Sra. Beatriz Paredes, Presidenta nacional del PRI: “El PAN no sabe gobernar”. Extraña afirmación que considero totalmente fuera de lugar y al margen del contexto histórico de México.

Más allá de hechos probados que demuestran fehacientemente que los últimos 4 presidentes de la república emanados de las filas del PRI no supieron gobernar, adoptando el modelo neoliberal de desarrollo que condujera al más que evidente desmantelamiento del Estado y empobrecimiento de la Nación, hoy, a más de cinco lustros de distancia, es ya del dominio público que en los casi nueve años de gobierno panista el PRI ha cogobernado, compartiendo con la derecha la toma de aquellas decisiones que hoy tienen al país al borde del desastre anunciado.

¿O es que existe duda al respecto?

A unas cuantas semanas de los comicios del 5 de julio un alto porcentaje de la población así lo percibe; juzgándose por igual no sólo al PRI y al PAN, sino a la partidocracia que en conjunto constituye la clase gobernante. Tan es así que entre la ciudadanía cobra fuerza la idea de no sufragar o de nulificar el voto, antes que legitimar un estado de cosas en el que la voluntad de cambio no se da. La clase política no puede ni debe hablar y mucho menos afirmar, que un partido político en específico sabe o no sabe gobernar a un país que hoy día se contempla sin rumbo, sin liderazgo, sin destino cierto y sin esperanza, sin morderse la lengua.

De ahí que la estrategia priísta en su afán de contrarrestar el efecto de un garlito que les pusiera Felipe Calderón y su equipo de expertos extranjeros en “guerra sucia electoral”, resulta ser harto simplista. No conforme con haber caído en la trampa, el PRI, - los partidos emergentes parecen no contar en el polarizado combate -, se revuelve con generalidades, con palos de ciego circunscritos a un ámbito electoral que pasa por intereses personales y de grupo de la clase política, evadiendo una estrategia de propuestas concretas que apunten a dar respuesta puntual a lo que hoy día, frente a la crisis sistémica global, ocupa y preocupa a la mayoría de una población a la que ni se le ve ni se le escucha.

Si el partido tricolor supiera gobernar, frente a las crisis concurrentes tendría las respuestas a flor de labio y tiempo ah, como oposición responsable, hubiera renunciado al maridaje con el PAN; dejando de prestarse al juego de la derecha que, entre sus logros más destacados, tiene en su haber la militarización del país, el derrumbe de la economía y el retroceso democrático. No es así. La coincidencia en intereses estratégicos con la derecha, hacen del PRI un simple colaborador y compañero de camino del panismo en el poder. Ambos partidos se tapan con la misma sábana y los artífices de la estrategia del terror lo saben y de ello se valen para arrinconar al priísmo.

Dejar hacer, dejar pasar, es la consigna priísta. Manos libres al gobierno de Calderón Hinojosa, lo mismo para concluir la tarea histórica de desmantelamiento del Estado, la venta de garaje ofertando al capital extranjero lo poco que queda del patrimonio nacional, que para poner la soberanía en manos del mejor postor ante la incapacidad manifiesta del (des) gobierno para brindar seguridad y bienestar a los mexicanos. Las campañas políticas de los candidatos priístas en curso, no indican la existencia de la más mínima voluntad de corregir el rumbo. Para el PAN su estrategia electoral es congruente con su naturaleza y con sus objetivos: mantener el poder a cualquier costo para profundizar el proceso de derechización fascistoide del Estado mexicano. ¿Cuáles son los objetivos de mediano y largo plazo del PRI? Esta pregunta se queda sin respuesta. En la coyuntura sólo habla de un triunfo pírrico de sus candidatos.

El PRI va a ganar en las elecciones en puerta. Casi es un hecho pero, ¿conoce la ciudadanía de sus intenciones de mediano y largo plazo en lo que a rumbo y destino del país concierne? ¿O la elección es únicamente un paso previo en la búsqueda de la recuperación de Los Pinos; la recuperación del poder por el poder mismo, para después compartirlo con el PAN? No hay respuesta, como tampoco se dio el cambio democrático al interior de este partido, en respuesta a una militancia dolida y confundida tras la derrota de Roberto Madrazo.

Calderón y su guerra sucia

JENARO VILLAMIL. Proceso.

MÉXICO, DF, 2 de junio (apro).- Los impulsores de la anulación del voto –cuya causa comienza a proliferar de manera vertiginosa en blogs, redes sociales y mensajes digitales-- se han olvidado de un punto delicado: el problema fundamental en los comicios de 2009 no es la ingente pobreza de la "clase política" que aspira a ganar diputaciones, alcaldías y seis gubernaturas, sino la ostentosa guerra sucia que desde el poder encabeza el presidente Felipe Calderón con todos los instrumentos de facto que están a la mano para adelantarse a cualquier resultado electoral y anular, desde ahora, la voluntad popular.
La verdadera campaña en marcha es la emprendida desde Los Pinos por Calderón Hinojosa en contra de todas aquellas fuerzas e instituciones del Estado que amenacen su inclinación por la mano dura y su paranoia de perder el poder ante las torpezas de su gobierno.
Basta con enumerar los casos de la epidemia de influenza, del combate al narcotráfico y, sobre todo, de la grave crisis económica que amenaza con dejar más de un millón de desempleados en este año.
En los tres expedientes se observa una misma dinámica, un estilo peculiar de "gobernar": primero se oculta o se minimiza el problema, y después se sobredimensiona el caso para finalmente otorgarle "facultades extraordinarias" al titular del Ejecutivo.
Lo sucedido con la influenza es el sello de la casa. Ahí comenzó el ensayo para aplicar el "estado de excepción".
Y la redada aplicada en Michoacán contra autoridades electas presuntamente vinculadas a La Familia pasó por alto el mínimo apego al estado de derecho.
Lo mismo ocurre hoy en Nuevo León y parte de ello es la proliferación de versiones que apuntan a un "golpe espectacular" contra algún gobernador del PRI antes de los comicios del 5 de julio.
Estas medidas no son casuales. Tienen ingredientes muy similares a los de la guerra sucia del 2006, pero en un contexto mucho más delicado. Responden a un guión de los "aprendices de brujo" de Los Pinos. Su resultado ha sido empobrecer el entorno democrático y alterar las reglas elementales de convivencia política y partidista.
En 2009 no se trata de "ganar" la Presidencia utilizando las recetas de los "sembradores de odio", sino de anular cualquier crítica, cualquier voz discordante que se atreva a cuestionar al "salvador del mundo".
Se trata de las recetas del publicista Antonio Solá, el consultor aznarista que ahora se nacionalizó mexicano, como documentó la reportera Jesusa Cervantes en la reciente edición de Proceso (1700).
Bajo el guión de Solá, todos aquellos que se atrevan a cuestionar los desaseados métodos presidenciales son considerados un "peligro para México". Las alianzas no se respetan. Y se traiciona de la forma más grosera a aquellos que no reditúen en el esquema de control autoritario.
Ahí está el caso de la profesora Elba Esther Gordillo, cuyo cacicazgo sindical se mantiene inamovible por ser clave para el control político-electoral.
La guerra sucia del 2009 inhibe mucho más el voto que la pobreza de los spots de los partidos, sus divisiones y fracturas internas, y la incapacidad del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) para ejercer su verdadero papel de árbitro en medio de un proceso envenenado.
Este es el punto que no han observado los promotores del "voto en blanco".
La guerra sucia del 2009 no sería posible sin el concurso de los medios masivos de comunicación y de no pocos columnistas y amanuenses que justifican y aplauden a Calderón y denostan a quienes critiquen la obvia aspiración autoritaria del presidente en turno.
A cambio de estos "favores", desde Los Pinos se fortalece al monopolio de Televisa, se le destinan de manera directa o indirecta millones de pesos en publicidad, le prometen nuevas concesiones para telefonía celular y Calderón ni se ruboriza al avalar la campaña "ecologista" de una televisora como TV Azteca, empresa que ha expresado su abierto desafío a la reforma electoral.
La secuela de esta guerra sucia puede explicarse de esta manera:
1. En el caso de la influenza, la mayoría de los medios se sumaron al "estado de excepción" decretado desde el poder presidencial. La desinformación y el miedo proliferaron de manera mucho más eficaz que el virus H1N1, cuyos efectos más graves no fueron los sanitarios sino los económicos. Y ahora resulta que Calderón pretende borrar los errores de estrategia en el manejo del brote epidémico presentándose como el "salvador del mundo", sin que la pantalla televisiva plantee una mínima crítica. Ahora lanzan una delirante campaña de autopromoción de México, como si el país se convirtiera en una marca turística. Se desconoce cuánto le ha costado al erario la difusión de estos spots.
2. Desde las oficinas gubernamentales y de los aliados de la derecha se financia una grosera campaña de tono intimidante para alabar a Calderón como "valiente". Se confunde al presidente de la República con Pancho Pantera. Y el presidente panista Germán Martínez encabeza el coro para convertir los comicios del 2009 en un referéndum a favor de la mano dura, del orden y el silencio. La dirigente priista Beatriz Paredes simplemente reaccionó tarde y mal a esta trampa de los panistas.
3. El procurador Eduardo Medina Mora, el sospechoso policía Genaro García Luna y el titular de Gobernación, Fernando Gómez Mont, salen al unísono para hacer una apología a las bravatas policiacas y militares que no han demostrado ni su eficacia ni su capacidad para frenar el crimen organizado. Eso sí, los expedientes de violación a los derechos humanos, de violación al pacto federal y de enrarecimiento del diálogo político se convierten en el sello del momento.
4. La crisis económica se conjura mediante discursos y no con medidas de apoyo real a los sectores más afectados por el mal diagnosticado "catarrito" (Agustín Cartens dixit). Pero hasta la debacle del sector productivo ha entrado en el guión electorero. El pasado lunes la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Desarrollo Social (Sedesol) y Medio Ambiente (Semernat) presumieron los programas de empleo temporal que son un gran engaño ante la acelerada caída del salario y del trabajo.
5. Ante cada problema que no puede resolver con medidas de fuerza y con la aplicación del "estado de excepción", Calderón achaca la causa a las "amenazas que nos llegaron de fuera", en especial, la crisis económica. Resulta que Pancho Pantera también puede ser Houdini. Pero muchos observadores también presienten que se parece cada vez más a Benito Mussolini

 


Publicado por solaripa69 @ 10:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios