Martes, 09 de junio de 2009

Son ya 44 los menores fallecidos por el siniestro en la guardería

Confirma Bours que una de las dueñas de la estancia es tía de Margarita Zavala

Entre los demás propietarios están esposas de funcionarios estatales y el encargado de finanzas del PRI sonorense

Algunos están relacionados con candidatos del tricolor a los próximos comicios

Ulises Gutiérrez Ruelas

Corresponsal

Hermosillo, Son., 8 de junio. El gobernador Eduardo Bours Castelo admitió este lunes que dos de las dueñas de la guardería ABC, que se incendió el viernes anterior, son esposas de funcionarios de su gabinete, otro es encargado de finanzas del PRI estatal y una más es tía de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón Hinojosa. La Procuraduría de Justicia estatal dio a conocer por su parte que hasta el momento han muerto 44 niños por la conflagración en la estancia infantil, siniestro por el cual siguen hospitalizados 16 menores y cuatro adultos.

Desde el pasado fin de semana, La Jornada informó que fuentes en el interior de los gobiernos estatal y federal señalaron que había una relación familiar estrecha entre los empresarios de la guardería, subrogada por el IMSS, y altos funcionarios del gobierno de Sonora, incluso con candidatos priístas para la elección del próximo 5 de julio.

Marcia Gómez del Campo tiene un parentesco, entiendo, con la señora Zavala, efectivamente. Cuando ha venido aquí, a Sonora, la saluda. Hay una identificación familiar. Pero también, reitero, esto (el inicio de operaciones de la guardería) es de 2001, no comenzó con el presidente Calderón en 2006; me parecería absurdo ligar una cosa con la otra, dijo Eduardo Bours en entrevista con una cadena radiofónica nacional la mañana del lunes, en la cual aseguró que no hubo tráfico de influencias en el que participaran funcionarios estatales o federales.

Añadió que los empresarios ya tenían inversiones en el sector educativo mucho antes de que llegara al gobierno Felipe Calderón, o él mismo se convirtiera en mandatario en 2003. No tenemos absolutamente nada qué ocultar, ni intención de proteger a nadie. Al contrario, se trata de investigar a fondo. Los nombres ahí están, dos de ellas, mujeres casadas con funcionarios actuales del gobierno del estado; efectivamente, la otra persona ha sido secretario de finanzas del PRI en el estado, lo hemos dicho desde el primer día, dijo Bours Castelo.

En un comunicado de prensa, el gobierno estatal dio a conocer el sábado anterior los nombres de los propietarios de la guardería, que estaba ubicada a un costado de una distribuidora de llantas y de almacenes rentados por el gobierno sonorense.

El Registro Público de la Propiedad de la Secretaría de Hacienda del gobierno del estado confirmó este sábado que la guardería ABC, subrogada al IMSS, está registrada en los archivos bajo la razón social ABC, SC, y los propietarios son Gildardo Francisco Urquides Serrano, Sandra Lucía Téllez Nieves y Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, se dijo en el documento.

Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, identificada como familiar directa de Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del Presidente, es además esposa del director de Finanzas de la Secretaría de Infraestructura Urbana estatal, Antonio Salido, quien es a su vez primo del candidato priísta a la alcaldía de Hermosillo, Epifanio Salido Pavlovich.

Sandra Lucía Téllez, por su parte, es esposa del subsecretario de Ganadería estatal, Alfonso Escalante Hoeffer. Gildardo Urquides Serrano es coordinador de finanzas del PRI en Sonora, director de Enlace Empresarial de la campaña de Alfonso Elías Serrano, aspirante a la gubernatura para las elecciones el próximo 5 de julio, y en corrillos políticos locales se menciona que es primo del propio abanderado del partido tricolor.

El procurador estatal, Abel Murrieta Gutiérrez, no descartó una investigación por tráfico de influencias, si se hallan elementos que así lo hagan suponer. “El resultado de este delito nos da la facultad de hacerlo de oficio, no hay ninguna duda de que tanto la PGR (Procuraduría General de la República) como nosotros lo podemos hacer, por eso la procuraduría (de Sonora) desde el primer momento aseguró el local, y con eso preservamos la documentación en el interior”, dijo.

Por lo pronto, la Procuraduría de Justicia del estado investiga, en colaboración con la PGR, para deslindar responsabilidades por el incendio de la guardería que, según confirmaron ambas dependencias, se inició por un corto circuito o el calentamiento del motor de un aparato de enfriamiento de aire en una bodega operada por el gobierno estatal, contigua a la estancia infantil.

En conferencia de prensa, el procurador Murrieta y el delegado estatal de la PGR, José Martín Godoy Castro, ofrecieron este lunes un informe de los avances de la investigación. “Una de las hipótesis es el calentamiento del motor del cooler, que haya generado el derretimiento de sus partes y caído sobre la papelería que se encontraba en el lugar iniciando el fuego; esta es la teoría más acertada que han encontrado; la otra pudiera ser las deficiencias en las instalaciones eléctricas para operar el cooler”.

Señaló que en la bodega del gobierno de Sonora había papelería diversa, estantes, placas de automóviles y dos vehículos que quedaron totalmente destruidos. Sabemos que el punto o inicio del fuego fue el almacén de la parte media de la construcción, afirmó. Comentó que no había gente dentro de la bodega y el guardia que estaba afuera no se percató del inicio del fuego”.

Refirió que la guardería y la bodega formaban una sola construcción, y sólo una pared de bloques con varios orificios separaba a un área de otra, por lo cual las llamas se propagaron velozmente. Acotó que el techo de las bodegas era de estructura metálica, y en la guardería había un techo de plafón revestido con poliuretano, lo que contribuyó a que el fuego se esparciera.

Sostuvo que en la guardería sí había detectores de humo, pero estaban colocados por debajo de un techo falso de plafón, por lo cual no registraron el calor que se generaba proveniente de la bodega aledaña, y fue hasta que éste se derritió y cayó ardiendo sobre aulas y cuneros, con una intensa oleada de humo tóxico, que las profesoras se dieron cuenta de la emergencia.

Agregó que la investigación aún debe determinar la forma en que se otorgaron los permisos de uso de suelo para que la guardería operara. También se analiza la ineficiencia de las medidas de seguridad del lugar, lo que implica analizar si las salidas de emergencia podían utilizarse y si había extintores suficientes.

Murrieta indicó que con las investigaciones no se puede determinar los alcances de la acción legal a seguir, o si se fincará alguna responsabilidad a alguien en particular, los dueños o quienes expidieron los permisos de uso de suelo.

Apuesta el PRI a proselitismo de Peña Nieto y conflictos del PRD

Espera controlar el Congreso del estado con ayuda de sus aliados

Prevén alto abstencionismo y posibles conflictos en 20 demarcaciones

Israel Dávila

Corresponsal

Toluca, Méx., 8 de junio. Con el gobernador Enrique Peña Nieto de gira por toda la entidad para entregar obras y apoyos, y con apariciones constantes en televisión, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) espera ganar el 5 de julio la mayoría de las 125 presidencias municipales y el Congreso mexiquense.

Al factor Peña Nieto se suman las disputas en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y su incapacidad para poner en marcha su maquinaria electoral en los municipios más importantes, mientras el partido Acción Nacional se empeña en colgarse de la imagen del presidente Felipe Calderón, pese a la crisis económica y el creciente desempleo.

El tricolor aspira a ganar al menos 75 de los 125 municipios, entre ellos Ecatepec, Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca, Toluca y Metepec, hoy en poder de la oposición. El PRI también pretende conservar su hegemonía en zonas rurales del norte del estado y mantener posiciones importantes en el sur, pese al crecimiento del PRD en la zona.

Los priístas también esperan dominar el Congreso local, pues tienen amplias posibilidades de ganar al menos 20 de los 45 distritos, y de la mano con los partidos Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y Socialdemócrata asegurarían la mayoría absoluta con los escaños que éstos logren por la vía plurinominal. Así, según el líder del PRI mexiquense, Ricardo Aguilar, estaría garantizada la gobernabilidad del estado.

En las elecciones de 2006 hubo casi un empate entre PRI y PRD, que obtuvieron más de un millón 200 mil votos, y el PAN casi un millón.

Los tres partidos saben que les será difícil repetir estos resultados y que la participación será tan escasa que ganará aquel que tenga mayor capacidad para movilizar sus estructuras.

El Instituto Electoral de Estado de México (IEEM) tiene dos grandes preocupaciones: una baja votación (en 2006 hubo un abstencionismo de 58 por ciento), la campaña por el voto nulo, y que la competencia genere conflictos en al menos 12 municipios, pues ya ha habido enfrentamientos entre brigadistas por el retiro de propaganda y riñas entre candidatos, como la ocurrida en Metepec a a principios de mayo.

El IEEM, los partidos y el gobierno estatal diseñaron un mapa de riesgos que identifica unas 20 demarcaciones de alto riesgo, entre ellas Ecatepec (con casi 1.5 millones de electores), Chimalhuacán e Ixtapaluca, por disputas entre grupos priístas encabezados por Antorcha Popular y tribus perredistas; Chalco, Valle de Chalco, Naucalpan, Huixquilucan y Metepec.

Árbitro inoperante

Los partidos, principalmente PRD y PT, se quejan de que el IEEM es incapaz de hacer cumplir la ley y frenar la campaña de Peña Nieto.

Luis Sánchez, líder del PRD en el estado, aseguró que todo el aparato gubernamental apoya a los candidatos del PRI. En semanas recientes se descubrieron más de 10 tráileres cargados de material de construcción que el gobierno mexiquense pretendía entregar en Ecatepec, Nezahualcóyotl y otros municipios del oriente del estado, donde el sol azteca tiene amplia aceptación.

Además, el gobierno distribuye subsidios –aun cuando el Congreso local los suspendió el año pasado– entre ellos la entrega de bicicletas en zonas obrero-populares. Se calcula que la administración estatal ha reglado más de 5 mil bicicletas por cnducto de los Consejos de Integración Ciudadana de Desarrollo Social, que encabezan líderes priístas en cada uno de los municipios.

El tricolor también se queja por el uso del erario en campañas, pero en los municipios panistas. El representante del PRI ante el IEEM, Fernando Alberto García Cuevas, sostuvo que en al menos 11 demarcaciones se usan programas federales para favorecer a candidatos de Acción Nacional, entre ellos Toluca, Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla.

En tanto, el PRD sigue con disputas internas. La semana pasada, el representante del sol azteca ante el IEEM, Ricardo Moreno Bastida, renunció a ese partido por diferencias con su dirigencia, a la cual acusó de carecer de estrategia electoral. También son recurrentes las quejas de candidatos perredistas por falta de apoyos para sus campañas, o porque la dirigencia no les hace llegar la propaganda pactada.

Tras el proceso interno del PRD, al menos 12 militantes dejaron ese partido para irse a Convergencia, que les ofreció candidaturas. Es el caso de los diputados perredistas Emilio Ulloa, candidato de Convergencia por Nezahualcóyotl, y Roberto Riovalle, por Ecatepec.

No se dan cuenta de que le están haciendo un favor al PRI, afirmó el dirigente estatal del PRD, Luis Sánchez, quien también consideró que les afectará la promoción que hace Andrés Manuel López Obrador a candidatos de Convergencia.

Pero los perredistas no sólo se han ido a Convergencia, sino también al Partido del Trabajo, con el cual el PRD tiene una alianza parcial en municipios pequeños como Malinalco, donde teníamos amplias posibilidades de ganar, pero por estas disputas difícilmente se los podremos arrebatar al PRI, dijo una fuente del sol azteca.

Por su parte, el PAN sólo tiene como objetivo conservar los municipios que gobierna y apoyar las campañas de candidatos a diputados federales, pues la prioridad de Felipe Calderón es tener más diputados en el Congreso federal, reveló una fuente del blanquiazul.

Así, la estrategia panista es mantener Naucalpan, Tlalnepantla, Huixquilucan, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero, Tepotzotlán, y recuperar Coacalco y Tultuitlán. En buena parte de ellos la hegemonía panista está en riesgo ante el avance del PRI. Además, buscará ganar en Metepec.

También buscará conservar Toluca, para lo cual postuló al dirigente estatal Juan Carlos Núñez, quien competirá con la priísta María Elena Barrera, ex secretaria de Salud del estado y parte del círculo cercano del gobernador.

Antesala de la carrera por la gubernatura

Estas elecciones también sirven como aparador para quienes aspiran a suceder a Enrique Peña. Por el PRI, Alfredo del Mazo Maza, hijo del ex gobernador Alfredo del Mazo González y primo del actual mandatario mexiquense, fue postulado para la presidencia municipal de Huixquilucan.

Del Mazo, ex secretario de Turismo estatal, tiene el respaldo de su primo, del gobierno y de su partido. Inundó de propaganda las calles de Huixquilucan y se le acusa de rebasar los topes de campaña.

Caso similar es el de Juan Carlos Núñez, candidato del PAN por Toluca, quien pretende demostrar a su partido que puede pelear la gubernatura.

Además, Josefina Vázquez Mota, candidata plurinominal del PAN a diputada federal, visita la entidad dos veces por semana para apoyar a abanderados panistas y para medir el terreno con miras a buscar la gubernatura en 2011.

Este lunes el IEEM comenzó a distribuir la papelería para las elecciones. La policía estatal resguardará el material en cada una de las 45 juntas distritales y las 125 juntas municipales.

Secuestros estilo militar

RICARDO RAVELO

Presuntos militares han secuestrado en Piedras Negras y otros municipios de Coahuila a varias personas por las que exigen millonarios rescates. La demora o negativa a pagar se traduce en la ejecución del plagiado. Así le ocurrió a Iván Zulkin González, cuya familia sólo recuperó sus restos calcinados. Las autoridades locales se niegan a recibir las denuncias tras los levantones y sólo las aceptan cuando ya apareció el cadáver.

El 3 de abril pasado, Arturo Navarro López, coronel de infantería del Estado Mayor Presidencial, cumplía 19 días como director de la Policía Municipal de Piedras Negras, Coahuila. Había aceptado el cargo con una finalidad: terminar con el narcotráfico en la región.
Al tomar posesión lanzó varias advertencias a los policías bajo su mando: el que se relacione con el narco será dado de baja y procesado. También dijo: “Yo vengo a limpiar de narcos a esta zona, no vengo a jugar. El que no se ajuste a estas reglas se puede ir”. A los tres días renunciaron 37 policías y una semana después Navarro López fue ejecutado. Doce impactos de AR-15 terminaron con su vida y con el proyecto de erradicar el tráfico de drogas.
Tras la muerte del coronel, la ciudad de Piedras Negras comenzó a vivir una pesadilla. Familiares de personas desaparecidas exigen justicia, pero “nadie les hace caso”, dice la abogada Beverly Ritchie Ríos, quien el 28 de mayo presentó tres quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la desaparición y muerte de Iván Zulkin González Ramos, Jesús Monreal Briones y Rodolfo Rivas Soriano.
Los tres, asegura, fueron levantados por un comando militar entre el 26 y 27 de abril de este año. Del primero sólo encontraron un montón de ceniza y huesos calcinados; de los demás nada se sabe.
Esta es la historia: Eran las 3:00 de la mañana del 26 de abril. En la casa ubicada sobre la calle Sierra de la Encantada 721, en Piedras Negras, Coahuila, la familia Hernández Rodríguez fue despertada por un golpe que casi derribó la puerta principal de la vivienda.
Se escucharon voces y los culatazos que terminaron por romper el cerrojo de la puerta. Unos 80 soldados, apoyados por agentes federales, ingresaron en tropel y comenzaron a revisar las habitaciones; revolvieron todo: televisores, mesas, sillas. Mientras algunos militares escrutaban el inmueble, otros abrían los clósets y se robaban los objetos de valor: relojes, dinero en efectivo, ropa.
“¿Dónde está José Fonseca?”, preguntaban algunos soldados y policías encapuchados con sus armas empuñadas. Ninguno de los moradores respondió. Cruzaron el patio de la casa y entraron a una recámara donde aún dormían Iván Zulkin González Ramos y su novia Dellanira Lizbeth Hernández Rodríguez.
Iván, jefe de José Fonseca en un negocio de ropa, fue sacado en vilo de la habitación y lo subieron a un vehículo, en tanto que Dellanira fue llevada a una de las tres camionetas Hummers que permanecían en la calle con el motor encendido junto con otra docena de autos. “Llévanos a la casa de José Fonseca”, le dijeron a la muchacha, quien guió a los convoyes hasta una vecindad localizada en la calle Jalisco 3015 de la colonia Central.
Al llegar a ese domicilio soldados y policías repitieron la operación: a golpes abrieron las puertas de todos los departamentos, rompieron los cristales, sacaron a las personas a la calle y realizaron los cateos sin orden judicial. Dos horas después se marcharon, dejando a Dellanira en la calle.
Ella caminó varias cuadras y avisó a sus familiares que los soldados se habían llevado a su novio Iván. Respecto a José Fonseca, había sido detenido la tarde anterior al operativo.

Las amenazas

Eva Ramos de González, madre de Iván, inició la búsqueda de su hijo: fue a las instalaciones de la PFP y le dijeron que ahí no estaba; acudió a la PGR y la respuesta fue: “Aquí no sabemos nada, vaya a preguntar al cuartel militar”. En las instalaciones del Ejército ni siquiera la recibieron.
Doña Eva comenzó a angustiarse, sobre todo porque se enteró de que otras dos personas, Rodolfo Rivas y Jesús Monreal, también fueron levantados por presuntos militares, algunos adscritos al área de inteligencia militar de Torreón, Coahuila,  y otros más de la Sexta Zona Militar de Saltillo, del 14 Regimiento de Melchor Múzquiz y de la Guarnición Militar de Piedras Negras.
La madre de Iván contrató los servicios de la abogada Ritchie Ríos, quien comenzó a buscar a los tres desaparecidos. Entrevistada por Proceso,  la litigante cuenta que acudió al Ministerio Público a presentar la denuncia. Las autoridades le respondieron que no eran “competentes para ese caso”.
Cuenta: “Estamos en total indefensión y con el temor de que nos asesinen a todos por denunciar los hechos”.
La situación la llevó a organizar marchas y plantones. “Colocamos mantas en las que denunciamos los casos y para exhibir a las autoridades no sólo por su silencio, sino porque pensamos que protegían al Ejército”, dice.
“A esta causa se unió la sociedad, siempre nos acompañaban en las marchas y exigíamos justicia, pero la justicia por desgracia aún no llega.”
Un día después de la desaparición de Iván Zulkin, su hermano Adonis comenzó a recibir mensajes que provenían del celular de su pariente, algunos eran amenazas directas. “Todo fue una tortura, una pesadilla –afirma la entrevistada–, pues pedían 1 millón de dólares por entregar vivo (a Iván); decían que si (la familia) no pagaba lo matarían y mandarían su cuerpo en cachitos”.
Para documentar su denuncia, la abogada transcribió algunos de los mensajes enviados por los presuntos militares desde el celular de Iván a su hermano Adonis. El primero decía: “Cuánto quieren (dar) por la libertad de su Iván”, y fue recibido el 27 de abril a las 9:45 horas. Media hora después llegó otro: “Te paso (a tu hermano Iván), pero dime cuánto estás dispuesto a dar para ver si por lo menos conviene pasártelo”.
A las 4:40 de la tarde de ese mismo día, los presuntos militares enviaron un tercer mensaje, pero en tono amenazante: “Lo quieren vivo o muerto, porque creo que más vale muerto porque los vivos hablan… Dime exactamente cómo lo quieren, pon la primera cantidad”.
El 28 de abril, continuaron los mensajes. A las 10 de la mañana, Adonis leyó: “No pedimos mucho, un melón de dólares. Dime si aceptas, si no, para qué hablamos”.
Al enterarse de que los plagiarios exigían 1 millón de dólares, los familiares de Iván rompieron en llanto. Se preguntaban de dónde sacarían ese dinero. “Todos pensamos lo peor”, relata Ritchie Ríos.
Dos horas después Adonis recibió otro mensaje: “Qué pasó, compa. Se (va) hacer o qué pedo… Si no, díganlo y no hay trato”. Luego llegó otro. Decía: “El compa está bien, necesito saldo (para que el celular siga funcionando) para seguirte informando de él”. La novia de Iván depositó 150 pesos de saldo para no perder la comunicación con los presuntos militares.
La pesadilla siguió. “Lo acaban de sacar en las camionetas y ya no te puedo decir más... bye”. Más tarde llegó otro mensaje: “No diste nada –le decían a Adonis–, ya te dije dónde anda ahorita. Lo traemos en la troca, pero está bien, que ahí quede. Me hiciste perder el tiempo, no diste nada, sólo una maldita tarjeta”…
Adonis no soltaba el celular, relata la entrevistada. Los mensajes no cesaban. Pese a la tensión, las autoridades seguían negándose a recibir la denuncia.

En defensa del voto

ÁLVARO DELGADO

MEXICO, D.F., 8 de junio (apro).- El voto, por cuya vigencia efectiva se inició en México una revolución social hace exactamente un siglo y por cuya adulteración puede generarse un movimiento análogo, tiene un significado claro y radical: Apoyar o sancionar a quienes cumplen o traicionan sus compromisos con la sociedad.

         Así, el voto es un puente --ciertamente efímero, pero contundente-- entre los ciudadanos y quienes los gobiernan y representan, que ratifica o retira la confianza de aquéllos conforme a los comportamientos de quienes deben estar sometidos a un escrutinio permanente y a una evaluación periódica.

De esto se trata la elección del 5 de julio. Y esto es lo que soslayan --deliberadamente o por ignorancia-- quienes llaman a anular el voto.

         La convocatoria a abolir el sufragio, que por supuesto no debe ser de suyo anatematizada --aunque se trata de un fenómeno multifactorial que incluye maniobras desde los ámbitos del poder para escabullirse a la sanción popular--, parte de un aserto que es también conclusión: Todos los políticos y los partidos son iguales.

         Y eso es falso: No todos son iguales, porque los hay peores.

No es sarcasmo: Convertir a todos los políticos y sus estructuras partidarias en siameses es muy popular --y a eso obedece este fenómeno del movimiento "anulista" y del "voto blanco"--, pero es al menos una imprecisión inaceptable.

Es como imponer el mismo nivel de responsabilidad del desastre económico de México al alcalde de Erongarícuaro, Michoacán, y a Felipe Calderón. El munícipe nada tiene que ver con las instrucciones que el otro individuo imparte en la conducción de la política económica del país.

¿Quién prometió generar un millón de empleos cada año y quién ofreció disminuir la pobreza  de 15 millones de mexicanos y acabar con la pobreza extrema de 10? ¿Fue ese alcalde, algún gobernador, de cualquier partido político, o fue Calderón?

Y antes: ¿Quién ofreció crecer a tasas de 7% del Producto Interno Bruto y cambiar el modelo económico? Fue Vicente Fox con el respaldo del Partido Acción Nacional (PAN).

¿No ha sido el PAN, con Fox y Calderón, los continuadores de la misma política económica de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo? Ellos mismos se ufanan del mismo modelo.

¿El PRD, el PT, Convergencia y los otros partidos políticos harían exactamente lo mismo desde el Poder Ejecutivo? Quizás, pero sólo hasta que lo hagan podemos decir, en lógica elemental y con respeto a la inteligencia de las personas, que entonces sí son todos iguales.

Pongo estos ejemplos del Ejecutivo porque otra de las insuficiencias de la campaña para anular el voto es que concentra el repudio en la representación popular, particularmente la Cámara de Diputados, como si --otra vez-- el desastre que hay en el país es de su completa responsabilidad y, así, encubrir la ineptitud del gobierno federal.

A nivel de los partidos políticos hay, en efecto, abundantes pruebas de cómo éstos y sus cúpulas actúan con la lógica de facción, pero también es innegable que hay temas que los diferencian y que son los que deben concitar una reflexión previa a la decisión de votar o no votar, o votar con un tache para todos.

Por ejemplo, qué partido y políticos apoyan, auténticamente, la educación gratuita, laica y obligatoria y qué partidos conspiran, en los hechos, contra ella. Qué partidos y candidatos usan el presupuesto para instrumentar programas sociales o cuáles sólo los activan en época electoral.

Más aún: Qué partido político en el gobierno ha hecho que, por ejemplo, en una ciudad de un millón 200 mil habitantes, León, Guanajuato, haya sólo una preparatoria pública. Y qué partido político en el gobierno ha creado una preparatoria pública para cada una de las delegaciones en el Distrito Federal.

¿Es un llamado a votar por tal o cuál partido que ha hecho tales obras en el ejercicio de gobierno? No, sencillamente es discernir y no acogerse a la generalización que desinforma y deforma.

Qué partidos, candidatos y gobiernos defienden los derechos reproductivos de las mujeres y cuáles los conculcan. Qué partidos, candidatos y gobiernos respaldan a los emprendedores y quiénes, también en los hechos, matan la iniciativa particular.

Decir, al respecto, que todos son iguales es tanto como invocar que se ataque con todo el poder del Estado a los vendedores callejeros de artículos chinos sin considerar que éstos ingresan gracias a la magnífica corrupción en las aduanas, cuya responsabilidad tiene nombre y apellidos.

Decir que todos son iguales es convalidar, es claudicar ante el proyecto de facción vigente y ver como fatalidad la desesperanza, que paraliza y mata.

Yo voy a votar por quienes, pese a todo, defienden las causas en las que creo...

 


Publicado por solaripa69 @ 10:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios