Mi?rcoles, 24 de junio de 2009

Responsabiliza Amnistia Internacional al Ejército de torturar a indígenas de Guerrero

JOSé GIL OLMOS

MÉXICO, D.F., 23 de junio (apro).- Amnistía Internacional (AI) acusó hoy al elementos del Ejército mexicano de incurrir en actos de tortura e intimidación contra pobladores de tres comunidades rurales del municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, donde elementos del Ejército mexicano realizaron operativos para aprehender a miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

         En un comunicado, AI dio a conocer que entre el 9 y el 13 de junio, alrededor de 60 soldados irrumpieron en Puerto de las Ollas, Las Palancas y El Jilguero en busca de guerrilleros y "disparando contra los pobladores (adultos, niños y niñas), a quienes también torturó, amenazó y hostigó".

 Detalló que "los militares dispararon al aire y contra los hombres de las mencionadas localidades, cuando huían hacia las montañas para esconderse. Al día siguiente llegaron refuerzos, con lo que la cifra total de soldados ascendió a unos 500".

Añadió:

"Durante cinco días hostigaron a las mujeres y los niños que permanecieron en el lugar, y torturaron a algunos de ellos. Finalmente, el Ejército se retiró el 13 de junio, cuando llegó una misión de observación, compuesta por organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil, incluida la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Coddehum)".

         De acuerdo con esta misión de observación, agregó, el niño Omar García, de 14 años, fue torturado durante más de tres horas, ya que "le aplicaron descargas eléctricas, le vendaron los ojos, le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico y lo golpearon y amenazaron con castrarlo".

También fue torturado César Acosta Ávila, de 33 años, convaleciente de una hemorragia cerebral desde hace dos años. Durante tres horas, "los soldados le introdujeron agujas bajo las uñas, le propinaron puñetazos en los oídos, le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico, lo golpearon en la cabeza y en el pecho, lo amenazaron con aplicarle descargas eléctricas en los pezones y le aseguraron que lo encarcelarían si denunciaba lo que habían hecho".

         Y más: los soldados amenazaron y hostigaron a las mujeres durante esos cinco días, en un intento por obtener información sobre los integrantes del grupo armado. "A tres de ellas les colocaron cuchillos en la garganta, mientras que a una mujer embarazada la empujaron, lanzándola de uno a otro y contra la pared, y a otra mujer, con un bebé, la amenazaron con matarla".

Según los informes, ni siquiera los niños se salvaron. Ellos también recibieron amenazas y fueron interrogados a punta de pistola.

         No conformes con eso, los militares allanaron los hogares, robaron y destruyeron bienes, y amenazaron con quemar las casas, pero también intentaron falsificar pruebas para vincular a los lugareños con grupos armados y con el narcotráfico.

De acuerdo con la información recabada, AI estima que el operativo del Ejército en Coyuca de Catalán se debió a una declaración que el pasado 31 de mayo hizo pública el comandante Ramiro, perteneciente al ERPI, en la que acusaba al cacique de valerse de un grupo paramilitar para amedrentar a los trabajadores rurales que se oponían a la deforestación o el cultivo de drogas en la zona.

 

Acusa el PRD a Peña Nieto de meter la mano en elecciones de 7 estados

ROSALíA VERGARA

MÉXICO, D.F., 23 de junio (apro).- Dirigentes del PRD encabezados por Jesús Ortega, advirtieron hoy que brigadas mexiquenses -- conformadas por miembros de Antorcha Popular--, al servicio del gobernador Enrique Peña Nieto, operan en la zona conurbada con el Distrito Federal, así como en por lo menos siete entidades del país, en apoyo de los candidatos del PRI.

El presidente del Comité Directivo Estatal del PRD en el Estado de México, Luis Sánchez denunció que la presencia de dichas brigadas han encendido "focos rojos" en municipios importantes de la zona oriente de la entidad que son gobernados por perredistas, como Ixtalapaluca, Los Reyes La Paz, Valle de Chalco, Chimalhuacán y Ecatepec.

"Ahí opera Antorcha Popular, un grupo, incluso, armado, que actúa al margen de la ley en algunos momentos", señaló el dirigente estatal, quien aclaró que estos grupo no sólo trabajan en el Estado.

         "Hemos detectado brigadas del Estado de México en otros estados de la República, por supuesto, como es el caso de San Luis Potosí… hay brigadas en Morelos, hay brigadas en Guerrero, hay brigadas en Michoacán; y hacia el sur del país también hay brigadas: nos encontramos brigadas en Quintana Roo, en Yucatán, en Chiapas por mencionarles sólo algunos", explicó.

         Jesús Ortega, presidente nacional del PRD, secundó a su compañero mexiquense, y se quejó que el gobernador Peña Nieto utilice impunemente recursos públicos para apoyar a los candidatos del PRI.

         "Nadie puede detener a Peña Nieto, está actuando con toda impunidad; utiliza recursos públicos, de verdad, es cierto esto, ha creado un instituto, Isidro Fabela, un personaje muy importante, pero ha creado un instituto Isidro Fabela en Chiapas, sostenido con recursos públicos; y está en Guerrero y está en Oaxaca, no solamente físicamente, sino con equipos completos", señaló.

Aunque aseguró que existe un actitud ilegal del gobernador y lamentó que nadie le ponga un alto, admitió que es difícil probar de dónde están saliendo los recursos para que dichos grupos operen fuera del Estado de México. "No tenemos acceso a la Secretaría de Finanzas o a la Secretaría General de Gobierno, es difícil, pero es evidente que hay una actitud ilegal y nadie le pone un alto, me refiero de las autoridades", insistió.

Se perdieron 4 de cada $10 del fondo de pensiones: Consar.

 

Trabajadores aportaron $10 mil 700 millones y en las Afore se manejaron 7 mil millones

En mayo el empleo registrado en el IMSS tuvo una caída anual de 3.9%, la mayor desde 1996

Roberto González Amador

 

Cuatro de cada 10 pesos aportados el último mes por los trabajadores al sistema privado de pensiones se perdieron, en medio de un nuevo ajuste en los mercados financieros locales y la disminución en el universo de personas que cotizan a la seguridad social, indicó información oficial.

En mayo pasado, los trabajadores del sector privado que cotizan en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) aportaron 10 mil 700 millones de pesos al sistema, aunque al final de ese mes el monto que manejan las entidades que gestionan los fondos de pensiones sólo aumentó en 7 mil millones de pesos, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), citada en un reporte de Acciones y Valores, la casa de bolsa del grupo Banamex.

Al cierre de mayo, las Afore administraron recursos por un billón 14 mil millones de pesos, cantidad que representó un incremento de 0.7 por ciento en comparación con el billón 7 mil millones de pesos del mes previo, añadió la Consar, el organismo regulador y supervisor del sistema privado de pensiones.

Aun cuando los trabajadores que cotizan a la seguridad social realizaron en mayo aportaciones a su fondo de pensión por 10 mil 700 millones de pesos, el saldo neto sólo se incremento en 7 mil millones de pesos, destacó Banamex. Esto significó una pérdida de 37.4 por ciento de los fondos aportados en el periodo, prácticamente cuatro de cada 10 pesos.

En mayo el empleo formal registrado en el Instituto Mexicano del Seguro Social registró una caída anual de 3.9 por ciento, la mayor desde febrero de 1996. Esta cifra implica que se han perdido más de 400 mil empleos, con respecto del promedio de enero a mayo de 2008, comentó Banamex.

Ante lo que considera evidente deterioro del mercado laboral, el consorcio financiero destacó que los 40 mil millones de pesos que ingresaron al sistema privado de pensiones en los primeros cinco meses del año, resultaron ligeramente inferiores a los 40 mil 400 millones de igual periodo de 2008.

Los fondos que gestionan las Afore están invertidos en instrumentos de renta variable, en bonos emitidos por empresas y en valores de deuda gubernamental.

Las minusvalías por 4 mil millones de pesos en el saldo del ahorro para el retiro, explicó Banamex, obedeció sobre todo a una baja en el rendimiento en los bonos de empresas y no a las variaciones en el mercado accionario.

El grupo mencionó que el comportamiento de los mercados financieros durante mayo favoreció el valor de los instrumentos de renta variable, que tuvieron un alza promedio en el mes de 9 por ciento, en que están invertidos los fondos de pensión. Sin embargo, estas plusvalías no tuvieron suficiente peso en el rendimiento total de los recursos, debido a que las Afore invirtieron en renta variable –acciones de empresas– 11.5 por ciento del total de activos.

La parte gruesa de las inversiones está en bonos y, en este tipo de instrumento, los rendimientos fueron negativos, en promedio.

Banamex explicó que a pesar de los recortes en la tasas de interés de referencia del banco central, que bajó de 8.25 a 5.25 por ciento entre diciembre de 2008 y mayo de 2009, la apreciación en el valor del peso frente al dólar y la expectativa de una menor inflación, el mercado de bonos local registró retrocesos durante mayo, que tuvieron impacto negativo en el valor de las inversiones en las Afore.

Las causas principales de los retrocesos en el mercado de bonos local, expuso Banamex, fueron el incremento en rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y la amenaza de empresas calificadoras internacionales de reducir la calificación de la deuda emitida por el gobierno mexicano, lo que –de ocurrir– tendría un efecto sobre el costo del financiamiento de los sectores público y privado.

El mal desempeño en el mercado de bonos, añadió, repercutió negativamente en los rendimientos de las inversiones en este tipo de instrumento y, en el caso de las Afore, tuvo un efecto directo, dado que en este segmento se encuentran invertidos 52 por ciento de los fondos de los trabajadores.

En mayo pasado el rendimiento promedio de los recursos de los trabajadores que están invertidos en el sistema privado de pensiones fue negativo, con caídas de entre 0.19 y 0.63 por ciento. Esto implica que, en términos de su poder de compra, se registraron pérdidas.

Sin embargo, medido en un periodo de 36 meses, como marca la legislación vigente, el rendimiento fue de 4.05 a 6.74 por ciento, apenas superior a la inflación, que en mayo fue de 6 por ciento.

México, con la inversión más baja en sistema de pensiones

Roberto González Amador

 México se convirtió en el país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la más baja inversión pública en su sistema de pensiones, en un momento en que los esquemas privados de retiro, como el que prevalece en este país, han sido golpeados por la caída en los mercados financieros y la forma en que operan requiere ser modificada.

El gasto del gobierno mexicano en pensiones fue equivalente a 1.3 por ciento del PIB, unos 150 mil millones de pesos al año, mientras el promedio para 30 naciones que pertenecen a la OCDE fue en el mismo periodo de 7.2 por ciento, indicó un informe del organismo difundido ayer.

Prevé OCDE 57 millones de desocupados en 30 países

En otro reporte, también publicado este martes, la OCDE dio cuenta de una creciente crisis de desempleo en las 30 naciones que la integran, que se agudizará incluso hasta el siguiente año y que contribuye a deteriorar la condición tanto de trabajadores en activo como de los que han pasado o pasarán a retiro.

Entre finales de 2008 y el término de 2010, por lo menos 20 millones de trabajadores de los países que forman la OCDE perderán su empleo, un incremento en la desocupación que no se registraba en los últimos 40 años, añadió el organismo.

Más de 57 millones de personas estarán desempleadas en los países de la OCDE al término de 2010, un aumento respecto de los 37.2 millones registrados a finales de 2008, cuando la tasa promedio de desempleo fue de 6.8 por ciento, indicó el reporte.

La expectativa es que el desempleo en los países de la OCDE crezca a un promedio de 9.9 por ciento de la población en edad de laborar al término de 2010, su más alto nivel desde los años 1970, añadió.

Mientras está pendiente la recuperación de los mercados laborales, la OCDE consideró en el reporte que los gobiernos deben realizar esfuerzos para ayudar a la población más vulnerable, asegurándose de que las redes de protección financiera son adecuadas para quienes pierdan su empleo y para las familias de bajo ingreso. También, añadió, es necesario que en los países se convierta en prioridad evitar el creciente desempleo entre los jóvenes.

Menos recursos a pensiones

La OCDE consideró que los esquemas privados de pensiones, afectados por las pérdidas de los últimos 18 meses en los mercados financieros, donde se invierte una parte de los recursos, deben ser reformados, a partir de modificaciones que incluyan una mejor regulación, más eficiente administración, información más clara acerca de los riesgos y ventajas de las diferentes opciones de inversión, así como opciones de inversión de menor riesgo en los casos de los trabajadores que están cerca de la edad de retiro.

Las pensiones promedio de los trabajadores mexicanos son una quinta parte (18 por ciento) del promedio entre las naciones de la OCDE, según el reporte publicado ayer por el organismo.

La alianza roja de Peña Nieto

JENARO VILLAMIL

MÉXICO, DF, 23 de junio (apro).- Cuenta Manuel Bartlett, exsenador y exsecretario de Gobernación, que en alguna ocasión tuvo un encuentro desagradable, en sus oficinas del gobierno de Puebla, con un grupo encabezado por Aquiles Córdova Morán, dirigente histórico de Antorcha Campesina.

Córdova Morán le exigió una "cuota" de alcaldes y de posiciones para su movimiento en varios municipios de Puebla. Para afianzar su reclamo, Córdova le presumió uno de sus padrinazgos: el de Raúl Salinas de Gortari, el "hermano incómodo" del expresidente Carlos Salinas.

Bartlett se negó a darle las cuotas de poder que los antorchistas pedían. Y así le fue. Bloquearon carreteras, reclamaron prebendas, en especial licencias para taxis y una serie de privilegios, todo a nombre de la "lucha de clases" y de eliminar la desigualdad social.

Con esos antecedentes, no es de extrañar que el pasado domingo el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto fuera el invitado estelar de una magna concentración organizada por los antorchistas en el estadio Azteca de la Ciudad de México, para celebrar el 35 aniversario de este grupo que se fundó en 1974 y que ha degenerado en una de las redes clientelares más chantajistas y antidemocráticas del país.

Peña Nieto no fue el único mandatario invitado. En ese evento también estuvo el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, que con mano dura reprimió al movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), y con generosidad presupuestal ha mantenido a Antorcha Campesina.

También asistió la senadora María de los Angeles Moreno, exdirigente del PRI nacional y operadora de las alianzas de Beatriz Paredes en el Distrito Federal.

Sin embargo, la presencia de Peña Nieto adquiere especial notoriedad. Obsesionado con "pintar de rojo" –color emblemático de su adelantada campaña por la Presidencia en el 2012-- todo el Estado de México, el gobernador que presume de modernidad telegénica busca con Antorcha Campesina la recuperación de uno de los bastiones de este grupo: el municipio de Chimalhuacán.

Este es un municipio emblemático de los problemas del Estado de México. Ahí surgió el liderazgo de María Eulalia Guadalupe Buendía Torres, La Loba, famosa invasora de terrenos que trabajó al amparo de los intereses de Carlos Hank González, su padrino, protector y mecenas.

Chimalhuacán es además una de las zonas más disputadas por el crimen organizado en el Estado de México, junto con Huixquilucan, Nezahualcóyotl y Ecatepec y, por si fuera poco, es pieza clave para expandir la influencia de Peña Nieto hacia la zona conurbada del Distrito Federal, en especial Iztapalapa, la delegación fracturada por la lucha interna entre las corrientes de René Arce, aliado a Nueva Izquierda (NI), y de Izquierda Unida (IU), que ha defendido la candidatura de Clara Brugada.

En Chimalhuacán se han registrado los crímenes contra mujeres más graves de los últimos años, con un patrón muy parecido a los asesinatos seriales de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Tan sólo entre 2005 y 2006, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio documentó 14 crímenes de mujeres donde se aplicó violencia extrema: sus cuerpos fueron arrojados en los lotes baldíos de este municipio famoso por los tiraderos de basura y por el alto grado de encono social. Las autoridades judiciales han evitado una investigación a fondo sobre estos casos.

Por si fuera poco, 53% de los 600 mil pobladores de Chimalhuacán vive con menos de dos salarios mínimos. Y esta miseria se transforma en el caldo de cultivo clásico para que Antorcha Campesina medre con la precariedad y garantice el control político.

Desde que Aquiles Córdova asumió el mando del movimiento antorchista, los métodos para eliminar cualquier disidencia y mantener un férreo control entre los colonos "afiliados" se han vuelto muy similares a los que hicieron famoso a Sendero Luminoso, en Perú.

El líder de los antorchistas en el Estado de México es Jesús Tolentino Román, experto no sólo en "acciones directas" –como llaman los antorchistas a los bloqueos viales y a las movilizaciones de corte paramilitar que los caracterizan--, sino también en negocios inmobiliarios.

Actualmente es el candidato priista a la alcaldía de Chimalhuacán.

De acuerdo con el columnista Miguel Angel Granados Chapa, Tolentino en su anterior gestión como alcalde protagonizó un enfrentamiento muy violento con La Loba, "quien en esa coyuntura perdió el favor de las autoridades mexiquenses que, al estar del lado de Tolentino, hicieron pagar a la dirigente de colonos invasiones de tierras que antaño habían consentido" (Plaza Pública, 23 de junio de 2009).

Sin embargo, la alianza entre el rojo de la Fuerza Mexiquense que encabeza Peña Nieto y el rojo de las banderas de Antorcha, anticipa otra operación más peligrosa.

Revive el experimento de padrinazgo político y clientelar que Raúl Salinas de Gortari, al amparo del poder de su hermano, construyó para hacer negocios turbios.

Esta es la otra cara del reality show que Peña Nieto no exhibe en sus spots televisivos ni en su multimillonaria campaña de "operación política" en el Estado de México y en otras entidades, donde Antorcha Campesina ya le ofreció trabajar rumbo al relevo presidencial del 2012.

 

Elecciones para estabilizar y frenar las revoluciones.

Pedro Echeverría V.

1. Las elecciones burguesas son procesos políticos plenamente individuales que muy poco tienen que ver con los intereses colectivos de los trabajadores. Es extraño para las leyes electorales que una asamblea de campesinos, de obreros o sectores populares –después de analizar y discutir lo que a ellos interesa como trabajadores: desempleo, salarios, créditos, construcción de escuelas, mercados, viviendas- tome determinaciones de votar en forma colectiva o en bloque por un partido que por su ideología y su trabajo diario se ha ganado su confianza. La burguesía subraya siempre el “voto individual, secreto y libre” para diferenciarlo de las organizaciones y los intereses colectivos de los trabajadores. Mientras tanto esa misma burguesía dominante actúa en bloque con sus leyes, sus instituciones electorales y sus medios de información.

2. En los últimos años las únicas elecciones importantes han sido las que se realizado en Venezuela, en Bolivia y en Ecuador porque han planteado la instrumentación de procesos revolucionarios que mes tras mes están poniéndose en práctica para beneficio de la población. Votar por la renovación o cambio de una Constitución política, por el cambio radical de la economía o la puesta de marcha de una sociedad equitativa, obliga a participar. Sólo ese tipo de elecciones que anuncian cambios profundos que han venido practicándose a través de las semanas y meses valen la pena. Por el contrario, comicios para cambiar partidos o personas, con programas iguales o parecidos no puede, o no debería, despertar ningún interés. Perder el tiempo en votar por más de lo mismo se antoja una tontería.

3. ¿Qué importancia electoral puede tener cambiar al PSOE o PP en España, votar por De Gaulle, Pompidou, Mitterrand y Sarkozy en Francia, o por Fanfani, Andreotti o Berlusconi en Italia, si todos son exactamente lo mismo para el pueblo? ¿Acaso no lo mismo debe decirse de EEUU donde se turnan en el gobierno el partido demócrata y el republicano que cuentan con poderosos intereses petroleros, en la industria de armas y por la dominación mundial? Esos países que acumularon riquezas y poder desde tiempos lejanos, extrayéndolos mediante el saqueo a los países débiles, hoy siguen gozando de esas riquezas pero con elecciones que no despiertan interés alguno y con un extremado abstencionismo. Aunque sigue existiendo un pueblo pobre y marginado el control electoral de la partidocracia en Europa es total.

4. Los gobiernos de Chávez, Morales y Correa –para no caer en esas poderosas burocracias políticas burguesas que han dominando a sus pueblos y al mundo, tienen que mantener a sus gobernados en revolución permanente. Frenar las trasformaciones culturales, las contradicciones y la crítica, los profundos cambios e iniciativas que se requieren en los fuerzas productivas, en las tecnologías, en las relaciones sociales, es comenzar a morir. Podría llegar un momento en que esas elecciones burguesas formales fueran sustituidas por asambleas y grandes reuniones en las que de manera colectiva se solucionen directamente los problemas y de la misma manera se elijan a los dirigentes rotativos y revocables. Las elecciones burguesas individualista no podrán ya subsistir donde dominan las colectividades.

5. En México, durante los 35 años de régimen Porfiriano (1876-1911) se realizaron en por lo menos nueve “elecciones nacionales” legales cada cuatro años –con la participación del dos por ciento de la población- que sólo sirvieron para confirmar en el poder al gobierno de los grandes terratenientes, del ejército y los inversionistas extranjeros. Nadie –ni porfiristas ni pueblo- tenía creencias en ellas. Fueron simples requisitos que cumplía Porfirio Díaz para demostrar ante el mundo la solidez de la “democracia electoral mexicana” de entonces. El 95 por ciento de la población vivía en la miseria y el hambre, pero a cualquier protesta o revuelta se aplicaba la orden de “mátalos en caliente”. A esta época se le sigue llamando, y hasta añorando por los viejos ricos, “La bendita paz porfiriana”.

6. La revolución mexicana de 1910, además de responder a las duras condiciones económicas de la población, nació porque la parte activa del pueblo comprendió que todas las elecciones habían sido una burla, que sólo habían servido para legitimar a los gobernantes y que si no se levantaba en armas podrían pasar otros 35 años o más sin que las cosas cambiaran. Procesos electorales nacionales y locales iban y venían y todo seguía igual, a pesar que los grandes ricos se construían sus enormes haciendas, casas de campo, palacetes en la ciudad y cárceles, eso sí grandes cárceles, para encerrar a los indios y rebeldes que no alcanzaban asesinar. En todas las dictaduras burguesas se realizan formalmente elecciones en las que el pueblo no tuvo control de nada; sólo legitimó.

7. Al concluir la revolución burguesa mexicana en 1917, después de proclamar su Constitución Política, se establecieron nuevamente las elecciones para que “el pueblo se expresara pacíficamente, entregara sus armas y se institucionalizara el poder”. Siempre lo mismo, como en todos lados porque “la revolución no puede ser permanente, se debe frenar la revolución para que venga la construcción de la paz y de las instituciones”. Por eso para ellos, “los termidorianos”, lo primero fue lo primero: eliminar a los revolucionarios radicalizados (en Francia, Rusia, México, etcétera) para dar paso a la consolidación de una fuerte burocracia política que –eso sí, en nombre de la revolución- ordenara lo que debe hacerse. Lograr desmoronar el poder de los vencidos, imponer el retroceso, la decepción, la rutina, el fin de la energía revolucionaria.

8. Nuevamente se instalaron las elecciones a partir de 1917. De Carranza a Calderón se han registrado por lo menos 17 elecciones presidenciales y otras tantas intermedias que han sido más de lo mismo: 15 comicios para elegir presidentes pertenecientes al PRI y dos para el PAN. De 1917 a 2009 -92 años- con la misma Constitución, la misma política, el mismo modelo económico, el mismo presidencialismo, el mismo corporativismo, la misma dependencia, las mismas elecciones, los mismos fraudes, promesas y engaños. A partir de 1977, con la llamada “reforma política” la izquierda amaestrada fue integrada totalmente al carro del poder y los cambios de fachada se intensificaron para recuperar a los electores y para frenar las transformaciones reales.

9. Las elecciones jamás han despertado – sólo para los incautos- esperanza alguna de cambios importantes. En 1988 no hubo esperanzas, aunque después del posible fraude hubo un despertar. En 2000, en vez de esperanzas -porque el PRI después de 71 años perdió la Presidencia- surgió un profundo desaliento porque la derecha empresarial asumía el gobierno. En 2006 surgieron algunas esperanzas por las posibilidades que la centro izquierda asumiera la Presidencia y se abrieran espacios para profundizar las luchas de los trabajadores hacia una sociedad igualitaria. Fue un fracaso casi total. Hoy el rechazo electoral es grande y no podemos prever lo que pasará. Espero que no sea más de lo mismo porque entonces tendremos que esperar muchos años más con el dominio de la derecha.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios