Jueves, 16 de julio de 2009

Ejército y Marina condicionan participar en operativos con SSP

Las acciones fallidas y los ataques contra la Policía Federal modifican la estrategia de las fuerzas armadas en la lucha anticrimen

Señalan descoordinación e indisciplina de los mandos policiacos

Gustavo Castillo García

 

Las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar) plantearon condiciones para su participación en el combate al crimen organizado al lado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, y ahora no realizarán más “operativos conjuntos”, por lo que en todo caso marinos y soldados actuarán contra objetivos específicos, siempre y cuando la dependencia que dirige Genaro García Luna les entregue la información que posea para evitar filtraciones o actos de corrupción que deriven en acciones fallidas, revelaron funcionarios que participan en el gabinete de seguridad nacional.

Las instituciones castrenses han considerado que los ataques contra la Policía Federal (PF) en Michoacán, Guerrero, Guanajuato y Veracruz han sido efectivos porque los criminales están utilizando tácticas paramilitares.

De acuerdo con información obtenida de funcionarios del gabinete de seguridad nacional y de mandos de la Sedena, desde el sábado pasado, cuando se iniciaron los ataques contra agentes federales e instalaciones de la Policía Federal en Michoacán, a través del organismo de coordinación de seguridad se planteó la necesidad de que marinos y soldados apoyaran al personal de la SSP federal.

Sin embargo, a decir de los entrevistados, los operativos conjuntos han fallado por falta de coordinación y entrenamiento de los agentes, por indisciplina de los comandantes y mandos de policías federales, así como por la persecución de objetivos distintos, ya que se acusó a la SSP federal de no intercambiar información de inteligencia de manera real.

Por ello, de acuerdo con los funcionarios consultados, aunque se ha considerado un aumento de la presencia de militares en zonas como Morelia, Apatzingán y La Huacana, así como de marinos en Lázaro Cárdenas y otros municipios cercanos a la costa michoacana, primero se ha solicitado que se elabore un plan maestro de objetivos.

La petición de la Sedena y la Marina incluye que sus mandos sean quienes dirijan las acciones contra el crimen organizado, para evitar la filtración de datos hacia los grupos criminales y la cooptación de personal.

Se debe recordar que hasta el momento, en Michoacán, el cártel de La Familia no ha realizado agresiones contra efectivos castrenses ni a instalaciones militares; en cambio, la ofensiva de este grupo delictivo se ha concentrado en ataques contra policías federales, los inmuebles y equipos que utilizan en municipios como La Huacana, Apatzingán, Morelia y Lázaro Cárdenas, entre otros, dejando hasta el momento un saldo de 15 agentes muertos y más de 18 heridos.

En ese contexto, la SSP federal informó que enviará mil agentes más a enfrentar al crimen organizado en Michoacán, así como también helicópteros Black Hawk, a fin de contrarrestar las agresiones de La Familia.

La dependencia federal dio a conocer que los agentes que serán enviados a esa entidad tendrán como principales puntos de vigilancia las ciudades de Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas.

Asimismo, para apoyar el trasladado de personal o de detenidos, la Policía Federal desplazó varias unidades blindadas hacia la capital michoacana.

Una de las acciones que impulsará la SSP federal será la recepción de denuncias ciudadanas, y aunque ya es un programa establecido por esa institución, se buscará que participe un mayor número de habitantes en la ubicación de presuntos delincuentes y en especial de miembros del cártel de La Familia.

De igual manera, un día después de que se ordenara la restricción de patrullajes nocturnos, la dependencia que dirige Genaro García Luna anunció que reforzará la vigilancia en carreteras durante las 24 horas, y especialmente en el estado de Michoacán, debido al periodo vacacional en curso.

Influenza, fuera de control en Chiapas; van 13 muertos

ISAíN MANDUJANO

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 15 de julio (apro).- La Secretaría de Salud estatal confirmó hoy que el virus de la influenza A/H1N1 está fuera de control en la entidad al reportar la muerte ya de 13 personas.

         En un comunicado, la dependencia indicó también que hasta el pasado martes 14 se tenían confirmados mil 980 casos de personas infectadas con el virus, de los cuales más de mil 300 se concentran en la región centro de Chiapas.

         Ayer, la Secretaría de Salud federal, encabezada por José Ángel Córdova Villalobos, envió a Chiapas y Yucatán brigadas médicas por un rebrote de influenza humana, y señaló que si bien en Yucatán se ha estabilizado, en Chiapas no se ha logrado controlar, pues diariamente se registran entre 100 y 130 casos.

         A pesar de la gravedad del problema, el gobernador Juan Sabines manifestó que aunque las cifras aumentan cada día, la pandemia  "no se ha salido de control" en Chiapas.

Dejarán unos 450 mil alumnos las escuelas privadas, revela la ANEP

Alrededor de 500 planteles cerrarán y unos mil 500 profesores perderán su empleo, añade

Los institutos laicos, los más afectados por la crisis y el IETU; los centros religiosos, exentos

Karina Avilés

 

Como efecto de la crisis económica, las escuelas privadas perderán en el siguiente ciclo escolar alrededor de 450 mil alumnos de educación básica; entre 400 y 500 planteles cerrarán o suspenderán temporalmente sus servicios y unos mil 500 maestros y empleados se quedarán sin trabajo, revela un estudio de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en la República Mexicana (ANEP).

Se trata de la peor crisis del sistema educativo privado en dos décadas, advierte en entrevista el director general de la ANEP, Alfonso Arellano, quien señala que de continuar con esta tendencia está anunciada la muerte de las escuelas privadas laicas porque los centros confesionales no se han visto afectados, ya que el actual esquema de tributación, desde el gobierno de Vicente Fox está beneficiando únicamente a las instituciones religiosas.

La asociación afirma que las zonas en donde el cierre de escuelas y la emigración de alumnos de centros privados a públicos será más grave en el Distrito Federal, Guadalajara, Mérida, Monterrey y el estado de México.

La ANEP señala además que ya existe una cartera vencida con cerca de 400 mil padres de familia. Con colegiaturas promedio de entre 3 mil y 5 mil pesos mensuales en los planteles de enseñanza básica, los adeudos por cada familia oscilan entre los 10 mil y 15 mil pesos, precisa Arellano.

La baja de alumnos en los planteles de paga afectará sobre todo a la enseñanza primaria. Tan sólo en la capital del país, se calcula que 300 planteles no abrirán sus puertas en agosto, ya que solicitaron una suspensión temporal para no perder el Registro de Validez Oficial.

En el panorama que ofrece la ANEP para el ciclo escolar 2009-2010 se anticipa también que habrá una disminución real de 15 por ciento de las percepciones económicas del personal docente y se perderán unos mil 500 empleos.

Arellano indicó que desde el año pasado, el mercado de la enseñanza privada se atomizó: No hemos crecido en el porcentaje (de alumnos), pero sí en el número de escuelas. Se ha duplicado en el número de planteles en los pasados tres años.

En este sentido, indica que la matrícula de la primaria privada representa entre 10 y 12 por ciento del total nacional, mientras que la de la secundaria significa 7 por ciento y la del preescolar llega a 12 por ciento.

Destacó que esta situación de crisis también obedece a la puesta en marcha del impuesto empresarial de tasa única (IETU), el cual sólo favoreció a las escuelas religiosas porque éstas pudieron convertirse en donatarias, y dijeron, bueno, yo me cambio a ser donataria, me saco el dinero de la bolsa de la escuela y me lo guardo en la bolsa de la organización religiosa que represento, y la organización religiosa sigue sin pagar impuestos. A las laicas nos pegó porque nosotros no podemos hacer eso, no nos podemos volver donatarias.

La boda de Peña Nieto

Jenaro Villamil

Convencido de que es imbatible, a pesar del evidente dispendio en sus 'infomerciales' de la televisión y sus publirreportajes en medios impresos, el gobernador Enrique Peña Nieto y Televisa ya preparan un nuevo espectáculo. Ahora sí, la boda del Golden Boy con la actriz de Destilando Amor, Angélica Rivera, se prepara como el "gran evento" de la segunda mitad del año.

Lo de menos es si el joven gobernador y la actriz deciden firmar un contrato matrimonial. Lo que resulta sintomático del dispendio es que Televisa y TV Azteca se preparan para transmitir "en vivo y en directo" este enlace matrimonial, como si se tratara del final de una telenovela o el inicio de la auténtica historia de La Gaviota que conquistó al príncipe poderoso.

Por supuesto, la transmisión no será gratuita. Y si nos atenemos a los argumentos que dio Televisa en su desplegado para desacreditar los contratos publicados en el libro Si yo fuera presidente, el reality show de Peña Nieto, se tratará de otro evento que correrá a cuenta del erario mexiquense. Quizá se atrevan a decir que existe un interés nacional para cubrir el enlace matrimonial de Peña Nieto, pues "el Estado de México es la entidad con mayor población" del país.

El uso y abuso del 'infoentretenimiento' y del advertainment –viejos trucos para "vender marca" a través de los medios masivos-- se convertirán en la verdadera maquinaria para llevar a Peña Nieto a la candidatura presidencial del 2012.

Y si para ello es necesario inventarle bodas, romances y hasta historias melodramáticas, así lo harán los guionistas de este gobernador priista que cree que todo se vale con tal de adormecer las conciencias ciudadanas.

Su boda pretende ser el arranque informal y televisivo de su campaña para la Presidencia. Hay asesores que analizan la relación entre el mandatario francés Nicolás Sarkozy y la modelo Carla Bruni para tratar de emularla. En el delirio, hay quienes pretenden convertir el enlace en una especie de "boda real", semejante al del heredero de la Corona española, el príncipe Felipe de Borbón y su consorte Letizia Ortiz.

Junto con el espectáculo, la operación política continúa.

Peña Nieto también prepara otros "enlaces matrimoniales", pero de tinte político.

El fin de semana en el domicilio en McAllen, Texas, del ex gobernador de Coahuila, Enrique Martínez Martínez, se realizó una comida para afianzar la alianza entre el mandatario mexiquense y los gobernadores y grupos políticos del noreste del país.

En el convite estuvo presente el polémico exgobernador de Tamaulipas, Manuel Cavazos Lerma, quien fungió como exdelegado del Comité Ejecutivo Nacional priista en los estados de Querétaro, Hidalgo y Guanajuato durante la reciente elección federal.

Un día antes de este evento, Peña Nieto sostuvo otro encuentro con el actual mandatario de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, el mismo con quien el mexiquense sostuvo un cónclave durante la campaña para hacer un "frente" de gobernadores en contra de la estrategia del panismo, de acusar a los mandatarios priistas del noreste de estar vinculados con el narcotráfico.

De esa manera, Peña Nieto pretende fortalecer sus enlaces políticos: ya tiene un vínculo fuerte con los mandatarios de Yucatán, Hidalgo y Quintana Roo, y con los futuros gobernadores de Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí.

Es la ola roja del Estado de México. Ahora sólo falta la historia rosa del matrimonio, en vivo y en directo.

Refundación, la alternativa

Octavio Rodríguez Araujo

L

o único que es imperdonable al PRD es la incapacidad de sus dirigentes para aprovechar la profunda crisis que vive el país con propuestas alternativas. Tenían la mesa servida y la volcaron con alimentos y bebidas. Lo más asombroso es que se quedaron sentados en sus sillas, como si no hubiera pasado nada, y sólo cerraron los ojos para evitar la salpicadura de lo que estaba en la mesa y cayó al suelo. Ni se les ocurrió pensar que si los demás se quedaban sin comer, ellos también. La mesa no se volcó sola, la tiraron los propios comensales y desperdiciaron su contenido, incluidos los errores de Calderón, que eran y son gran alimento para los partidos opositores, si hubieran sabido aprovecharlo. Bueno, el PRI sí los aprovechó parcialmente, y digo parcialmente porque en realidad usó su fuerte y organizado aparato para ganar, más que elaborar propuestas a partir de todo lo que no anda bien en el país.

La dirigencia del PRD y el mismo López Obrador, cuya voz suele llegar más lejos que la de Jesús Ortega, no articularon un programa de campaña a tono con los principios de su partido, que, mal que bien, tienen diferencias con los de otros partidos igualmente competitivos (en 2006, porque ahora el sol azteca está muy por debajo del PRI y del PAN).

Hicieron de la campaña electoral una copia, no sé si fiel o defectuosa, de las vacías campañas de sus adversarios. Y sus dos relativos aliados, PT y Convergencia, no sólo hicieron lo mismo, sino que incluyeron entre sus candidaturas a gente como El Fish y Adolfo Orive, ambos de triste memoria para quien todavía la tiene (porque hasta la memoria se ha perdido).

No era muy difícil preparar un programa electoral ante la situación del país provocada, en buena medida, por los neoliberales que se apoderaron del gobierno federal, tanto priístas como panistas, desde 1982. La denuncia y su propuesta de solución de tantas políticas contrarias al pueblo de México y al país en su conjunto estuvieron ausentes en la campaña del PRD, el partido supuestamente de izquierda. Hay aspectos muy sentidos por la población que ni siquiera requieren los conocimientos de un buen economista para exponerlos. Bastaba bajarse del pedestal, salir a pie a la calle y conversar con la gente para conocerlos. Los ignoraron, como ignoran a la base de su partido, y cambiaron las propuestas por frases huecas y fotografías que no dicen nada, pues hasta en sus barrios son desconocidos.

Los chuchos querían el partido y cuando lo consiguieron, gracias al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el mismo que dio el triunfo a Calderón, no supieron qué hacer con él. En lugar de sumar, restaron; en lugar de fortalecer el partido lo debilitaron; en lugar de recurrir a sus bases para llevar a la gente sus principios y programa, las ignoraron. En síntesis, se embelesaron con sus cargos de dirigentes y racionalizaron tontamente que el partido eran ellos y no todos los que, por mil razones, se afiliaron a él. Olvidaron una antigua práctica de las izquierdas, que por muchos años consistió en convertir a los afiliados en militantes y formar cuadros políticos para mejorar la acción de sus bases. La capacitación política, que en sus primeros años se intentó con enorme timidez, fue abandonada y los afiliados lo único que conocieron de su partido fue lo que aparecía en periódicos, es decir, pleitos, corrupción económica y política, ausencia de ética partidaria, zancadillas y componendas viciosas para repartirse el maltratado pastel.

Los líderes, unos dirigentes y otros no, dejaron de lado las discusiones necesarias para establecer acuerdos, al menos en lo que tenían en común, y antepusieron sus intereses personales y de grupo en lugar de pensar en el partido como un edificio que se construye y al que debe darse mantenimiento. Esos líderes emprendieron una estúpida lucha de hegemonías y el resultado fue que ninguno la logró. Sólo obtuvieron parcelas de poder y aún no saben para qué. Digamos que les faltó humildad, por no referirme a la honestidad.

Hoy los líderes quieren arreglar las cosas (ahogado el niño) mediante negociaciones de cúpula, ya que no saben hacerlo del modo en que debieran, por ejemplo con un plebiscito interno (si acaso tienen un padrón de afiliados y militantes). Puede ser que se pongan de acuerdo, pero pasan por alto que un partido no es su dirigencia. Ahora hasta el PAN, tradicionalmente un partido de cuadros, trata de ser de masas, con todo lo que esto implica.

El PRD no perdió por ser de izquierda, si acaso lo ha sido, sino porque no ha sabido ser un partido. Y no ha sabido porque sus dirigentes actuales, lejos de tomar el ejemplo de AMLO en 2006, que les guste o no posicionó al partido como la segunda fuerza electoral, actuaron como adolescentes rebeldes que, con tal de no ser confundidos con el padre o el hermano mayor, hacen lo contrario para afirmar su personalidad en construcción.

En todos los partidos hay corrientes ideológico-políticas y tendencias, pero en el PRD, desde su fundación, ha habido grupos, denominados tribus, y éstas nunca quisieron disolverse por el bien del partido, la organización que fundaron todos. Lo peor, incluso una vergüenza, es que algunos prefirieron hacer acuerdos, bajo el agua, con los adversarios que con los de su propio partido y con otros que han sido aliados naturales. Si se tratara de ciudadanos de un país estableciendo acuerdos con el gobierno de otra nación, se les llamaría traidores. En el PRD no han faltado los que han querido invertir las cosas, so pretexto de los estatutos, y llaman traidor a quien ha querido fortalecer el partido y sus alianzas con semejantes y no a quien ha transado con el gobierno que a la mala se hizo de él.

Refundar el PRD, después de un análisis serio y honesto de lo que ha sido su historia, no es una expresión sin sentido: es una necesidad. El país necesita una izquierda partidaria y diferenciada de sus adversarios, y no sólo un cambio de dirigentes, como está intentando el PAN.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios