Martes, 25 de agosto de 2009

POBREZA DEJARÁ A MILES DE OAXAQUEÑOS SIN EDUCACIÓN: GABINO CUÉ

Convergencia. 25/08/09. En el marco del ciclo escolar 2009-2010, iniciado este lunes, el senador Gabino Cué Monteagudo lamentó que debido a las condiciones de marginación y pobreza que persisten en la entidad, más de 80 mil niñas y niños de entre tres y 15 años de edad se queden sin la instrucción básica.


Este lunes en el nivel básico iniciaron el ciclo escolar aproximadamente un millón 300 mil alumnos en el estado. Sin embargo, unos 20 mil niños y adolescentes no podrán concluir sus estudios por la falta de recursos económicos, según estimaciones del Ceneval, consideró el legislador.
La situación es más grave, si de acuerdo con cifras oficiales, alrededor de 100 mil jóvenes no podrán cursar su bachillerato por la falta de medios económicos.
"Es lamentable reconocerlo, pero a nivel nacional más de 220 mil aspirantes no podrán ingresar a las universidades públicas, mucho menos a las privadas", sostuvo.
En este marco, Cué Monteagudo denunció que Oaxaca es una de las entidades del país con el mayor número de planteles con infraestructura en malas condiciones o insuficientes.
Frente a ello, el gobierno debe destinar una mayor inversión para rehabilitar los espacios educativos y para crear más escuelas, sobre todo en las comunidades apartadas y con mayor índice de marginación.
De la misma manera, se debe atender con alta prioridad la nutrición de los menores para que mejoren su rendimiento escolar y puedan avanzar hacia otros niveles en sus estudios.
Igualmente, sostuvo que las autoridades deberían incentivar la educación bilingüe, con el fin de proteger el patrimonio cultural de los pueblos, lo que hace de Oaxaca un estado con la mayor riqueza en el país.
"Por falta de educación, nuestro estado sigue padeciendo los estragos de la pobreza, pero también por la pobreza nuestra niñez no puede acudir a las escuelas. Este círculo vicioso no puede seguir así", comentó Cué Monteagudo.
Frente a este panorama, las autoridades tienen que tomar medidas serias y a fondo para combatir el analfabetismo y crear las condiciones para que nadie se quede sin instrucción básica, de lo contrario, la marginación social se acrecentará", concluyó.

 

Enfrentamiento deja 12 heridos en Puerto Escondido, Oaxaca
Una vieja disputa por límites territoriales derivó en la gresca entre pobladores de San Pedro Mixtepec y Santa María Colotepec

Genaro Altamirano / Corresponsal
El Universal
Oaxaca, Oaxaca Martes 25 de agosto de 2009
15:40 Al menos 12 personas hospitalizadas, entre ellos dos policías municipales que se encuentran graves, dejó un enfrentamiento campal en Puerto Escondido entre integrantes de los cabildos, habitantes y corporaciones policiacas de los municipios de San Pedro Mixtepec y Santa María Colotepec, que se disputan ese destino turístico.

Los hechos sobrevinieron este martes, a las 10:00 horas, cuando el presidente municipal de Mixtepec, Abraham Ramírez Silva, colocaba la primera piedra del puente peatonal, a unos 60 metros del crucero principal dicho puerto y que supuestamente marca los límites entre ambos municipios.

Al lugar se presentaron cientos de comuneros, habitantes y el cabildo de Colotepec para reclamar la propiedad del lugar, a pesar de que la obra proyectada se encuentra sobre la carretera costera del Pacífico y que serviría para peatones de ambos municipios.

Como existe una vieja disputa de límites entre ambas municipalidades, se registró un enfrentamiento persona a persona, primero entre policías y luego entre funcionarios y habitantes. La batalla dejó decenas de descalabrados y golpeados, mientras que dos policías aún no identificados quedaron al borde de la muerte, uno a golpes y otro porque le pasó encima una patrulla.

Que cumpla Abel Trejo: Sección 22
Sayra Cruz

[06:57] El secretario de prensa y propaganda de la Sección 22 del SNTE, Gabriel Melitón Santiago, pidió ayer al director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Abel Trejo González, cumpla en entregarles las escuelas en disputa, a fin de evitar confrontaciones.
El vocero del magisterio, mencionó que las declaraciones del funcionario público son contundentes por lo cual sería improcedente que los disidentes no entreguen las más de cien escuelas en disputa cuando es una orden.
Además, sostuvo que en este inicio del ciclo escolar, diversos maestros que “engañados” emigraron a la Sección 59 están retomando, luego de no encontrar un rumbo en la dirigencia sindical que encabeza Erika Rap Soto.
“Ya son varios maestros que se han acercado con nosotros porque pretenden regresar a este sindicato ya que fueron engañados por los charros sindicales de que les darían mejoras, pero ahí no logran nada”, expresó el profesor.
Así, dijo, que el ciclo escolar de la Sección 22, que cubre la totalidad de las escuelas inició sin contratiempos y que en la asamblea del 29 de agosto decidirán las actividades a realiza dentro de un posible plan de movilizaciones.
El integrante del Comité Ejecutivo mencionó que los maestros aún no tienen la consigan de retomar las aulas, pero procederán en este sentido en caso de ser necesario, si es que el IEEPO incumple con la entrega de los planteles.
Mencionó que hasta el momento la Sección 22 no tenía reportes sobre incidentes, sin embargo, seguirán en la tesitura de exigir la devolución de las escuelas que les pertenecen porque ellos son los titulares de los planteles.
Dijo que la asamblea estatal será quien defina y valore los avances que hasta el momento existen en cuanto a la entrega de los edificios escolares, siendo la Mixteca, así como algunos puntos en Valle Central en donde se entraba la situación.
El magisterio menciona que la disidencia sólo pretende confundir a los padres de familia, cuando la documentación de sus alumnos no está garantizada por órdenes del IEEPO.

El caso Acteal

 

Alejandro Manrique Soto

Rebelion

 

 

El trato que el gobierno mexicano dio al caso de Acteal a través de las instituciones que, supuestamente, están ahí para impartir justicia a todos los mexicanos, deja ver con claridad y en forma completa, es decir, de principio a fin, una forma de proceder del Estado en la planeación, ejecución y desenlace de una ofensiva táctica-contrainsurgente.

El caso de Acteal tiene que verse como un todo inserto en el contexto político de la época en que ocurrieron los hechos. Todos y cada uno de ellos estuvieron considerados dentro de un plan desde el principio. Cada pieza cuadra a la perfección.

Desde el permanente y sistemático hostigamiento a las diversas comunidades que directa, o indirectamente, por simpatía o identificación apoyaban al EZLN, o en su caso coincidían con sus demandas en la defensa de los pueblos indios de Chiapas, hasta el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para liberar a los paramilitares que ejecutaron la acción multihomicida, pasando, claro está, por la planeación, diseño y dirección de la masacre desde las altas esferas del poder. La selección del lugar y del grupo de asesinos, el estudio de las condiciones generales de la localidad, las relaciones al interior de la comunidad, el impacto directo en la región, así como el impacto que tendría en la opinión nacional e internacional a través de los medios, fueron estudiadas de manera meticulosa.

Dentro de esta iniciativa se encuentra la planeación logística del hecho: la distribución de las armas a los paramilitares, su entrenamiento, financiamiento y protección frente a las autoridades correspondientes, desde las federales, pasando por las estatales hasta las municipales y locales. Se trataba de otorgarles todas las facilidades y la protección necesarias para llevar a cabo su cometido.

Pero la cosa no para ahí. El cálculo dentro del plan contrainsurgente tenía que ir más allá. El día de la masacre se planificó, dentro de un esquema de guerra de baja intensidad, desde la cúpula del poder en México, así tenía que ser, así lo dictaba el plan.

El hecho de que, a pesar de los múltiples llamados que se hicieron días antes de la matanza, advirtiendo sobre la posibilidad de un ataque a la comunidad de Acteal, las autoridades no hicieron nada, da cuenta de que todo caminó conforme al plan establecido… así tenía que ser.

Y peor aún, el día de la masacre, la autoridad estatal se enteró abiertamente de lo que ocurría, lo mismo que el gobierno federal por supuesto, y por otro lado, un grupo de policías locales que se encontraban cerca del lugar vio lo que estaba ocurriendo y tampoco hizo nada. El plan maestro dictaba sus órdenes… así tenía que ser.

Los acontecimientos que se sucedieron después, el mismo día de la matanza y al día siguiente, también estaban planificados: cambiar la escena del crimen con la intención de confundir a quienes llegarían a investigar los hechos, las autoridades locales y estatales y la prensa nacional e internacional, de esta manera la segunda parte del plan daba inicio.

Ante el impacto que los acontecimientos tuvieron en la opinión pública mundial y frente a la presión que sobre el gobierno del entonces presidente Zedillo se ejerció, tuvieron que adaptar su plan, lo cual seguramente tenían contemplado: implementar el plan “b”, o realizar los ajustes necesarios que se requerían sobre la marcha. La acción que realizaron entonces fue la de hacer redadas para atrapar a los posibles culpables como fuera.

En la acción de detener y encarcelar a los culpables “como fuera” se encuentra oculta la tercera parte del plan: la integración irregular de los expedientes los cuales contienen una serie de errores los cuales servirían posteriormente en la defensa de los asesinos.

De esta manera se preparaba el terreno para que, en el futuro, entrara en acción un grupo de intelectuales seleccionado previamente a modo y que se pudiera manipular y prestar para que, diez años después, hicieran el papel de voceros y defensores de los asesinos de Acteal y desempeñaran una acérrima batalla por su liberación, fueran o no culpables.

El nada honroso papel de defender asesinos de indígenas lo encabezó un grupo de abogados del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) como institución y un grupo de intelectuales lidereado por el periodista Héctor Aguilar Camín.

Esta acción se vinculó finalmente con el último eslabón de la cadena, la cuarta parte del plan sin la cual no estaría completo: la resolución de los magistrados de la SCJN quienes tomaron la estafeta con todos los elementos ya preparados y listos para cerrar el círculo de la impunidad al dar el fallo de la liberación de los asesinos.

El objetivo de esta táctica contrainsurgente fue clara: imponer un castigo ejemplar a quienes osaron rebelarse contra la gran alianza del poder, para que todos aquellos que intenten hacer lo mismo, sobre todo si son indígenas, vean lo que les ocurrirá: serán asesinados por un grupo paramilitar creado, armado, subvencionado y protegido por los grupos poderosos del país, y cuando sus deudos vayan a exigir justicia no solo no la encontrarán, sino que serán humillados y violentados en sus derechos fundamentales de justicia y dignidad, y de pilón, con el tiempo se liberará a los asesinos de su pueblo. “No, ni lo piensen, mejor continúen aceptando las condiciones en las que han vivido desde épocas remotas, contra nosotros no podrán.”

Este plan, finalmente es parte integrante de una estrategia contrainsurgente enfocada al debilitamiento moral de la población que en su momento apoyó y continúa apoyando al movimiento indígena encabezado por el EZLN.

Así, en una farsa de cuatro actos la alianza formada por el Estado mexicano, los oligarcas del poder, los terratenientes de la región en conflicto, los militares apostados en la zona zapatista, los medios de comunicación cómplices y aliados del poder y el tristemente célebre grupo de intelectuales que seguramente obtuvo su parte del botín, nos quieren vender la idea de que se ha hecho justicia en el caso de Acteal y que las instituciones que deben resguardar el orden legal y constitucional a través del máximo tribunal de la nación la SCJN han hecho bien su tarea, pero no toman en cuenta que el pueblo de México ya no se cree tan fácilmente esos cuentos.

 


Publicado por solaripa69 @ 16:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios