Jueves, 27 de agosto de 2009

Balean a fundador de El Barzón y a su hijo

ALBERTO OSORIO MéNDEZ

Guadalajara, Jal., 27 de agosto (apro).- El dirigente del Movimiento campesino El Barzón, Maximiano Barbosa Llamas, y su hijo, Maximiano Barbosa Robles, fueron objeto de un atentado provocado por sujetos desconocidos durante la noche del miércoles, en el municipio de Casimiro Castillo.

 La Procuraduría de Justicia indicó que dirigente barzonista y su hijo fueron trasladados de emergencia a una clínica particular de la zona metropolitana de Guadalajara durante las primeras horas de este jueves.

El médico Rafael Gutiérrez Cortés indicó que Barbosa Llamas fue sometido de emergencia a una cirugía en el Hospital Regional de Autlán de Navarro, con el fin de estabilizarlo, antes de ser internado en el Hospital San Javier en Guadalajara: "Se le encontraron siete orificios en el intestino delgado pero va estable, el paciente presentó cinco heridas por proyectil de arma de fuego".

La Secretaría de Seguridad Pública indicó que los hechos habrían ocurrido momentos después de las 19:00 horas, cuando Barbosa Llamas y algunos conocidos se encontraban en una reunión familiar al interior del balneario conocido como El Retano.

 Hasta el lugar, según  testimonios levantados por los cuerpos policíacos, llegaron tres sujetos desconocidos y detonaron sus armas contra el ex diputado del PRD.

En tanto, su hijo, Maximiano Barbosa Robles, de 22 años, sufrió al menos un impacto de bala en la cabeza cuando trataba de defender a su progenitor.

 Las autoridades estatales montaron un fuerte operativo para tratar de ubicar a los agresores, quienes presuntamente viajaban a bordo de un auto blanco tipo Jetta con placas de circulación del DF, que fue abandonado después del doble crimen.

Barbosa Llamas logró encabezar un influyente movimiento integrado por deudores de la Banca, que tuvo su origen en la región de la Costa Alegre de Jalisco y luego se extendió a toda la República.

En 1995 su movimiento fue salvajemente reprimido por antimotines del gobierno del estado, en un intento por detener una marcha que encabezada por campesinos y tractores, y que tenía como destino la ciudad de Guadalajara.

Durante la administración del primer gobierno panista, los barzonistas y otros deudores de la banca montaron un gran campamento frente a palacio de gobierno, y usaron la plaza de armas para protestar por las acciones judiciales de los banqueros contra los campesinos.

En 1992, Maximiano Barbosa fue detenido en Guanajuato, al tiempo que el dirigente campesino llevaba a cabo una gran marcha con la que pretendía llegar a la Ciudad de México. Hasta ahora se desconoce el móvil de la agresión ocurrido este miércoles en contra del también ex diputado federal del PT.

 

Exige El Barzón esclarecer atentado contra Barbosa

El presidente nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, y el integrante de la dirigencia nacional, Pablo Gómez, puntualizaron que el ataque se suma a los perpetrados contra luchadores sociales y sus familias, sin que hasta la fecha se haga algo en la mayoría de los casos.

Notimex
Publicado: 27/08/2009 13:23

México, DF. El Comité Ejecutivo Nacional de El Barzón-Unión lamentó el atentado que sufrió el fundador de ese movimiento, Maximiano Barbosa Llamas, y exigió a las autoridades esclarecer a la brevedad los hechos.

El presidente nacional de esa organización, Alfonso Ramírez Cuéllar, y el integrante de la dirigencia nacional, Pablo Gómez, señalaron que es urgente que las autoridades competentes hagan justicia y castiguen a los culpables. Manifestaron también la solidaridad con la familia Barbosa.

Puntualizaron que el atentado perpetrado contra el compañero y fundador de El Barzón, Maximiano Barbosa, y su hijo se suma a los ataques contra luchadores sociales y sus familias, sin que hasta la fecha se haga algo en la mayoría de los casos.

"Demandamos a las autoridades indaguen hasta el fondo de los hechos y se encuentre a los culpables de tan cruel acto", insistieron los barzonistas.

Asimismo reiteraron a la sociedad su disposición por seguir en la lucha por las causas sociales como las que encabezó Barbosa.

Marcha edil de Huimanguillo contra incursión en su ayuntamiento

En la caravana participan también diputados federales; el dirigente estatal del PRD y la plana mayor del partido, y protestan por la detención del director de la policía y al menos 20 uniformados de la corporación municipal.

René Alberto López, corresponsal
Publicado: 27/08/2009 11:27

 

Huimanguillo, Tab. El presidente municipal de esta localidad, Óscar Ferrer Ávalos (de filiación perredista) encabeza una marcha hacia la capital del estado para protestar por la incursión de las fuerzas federales y estatales en el ayuntamiento de este lugar, donde han sido detenidos el director de la policía, José Arturo Aragón Otañez, y al menos 20 uniformados de la corporación municipal.

La caravana que partió esta mañana de la cabecera municipal está integrada, además del edil, por diputados federales; el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), José Ramiro López Obrador, y la plana mayor del partido, entre ellos el ex candidato a la gubernatura Raúl Ojeda Zubieta, además de los otros seis alcaldes del sol azteca.

Ferrer Ávalos manifestó que la movilización es para exigir que se respete la autonomía municipal y las garantías individuales. Aseveró que no se opone a que se realicen investigaciones y se aplique la ley a quienes resulten culpables, pero pidió respeto a la administración que preside.

La caminata, que pretende llegar a la capital del estado, se realizará por etapas, por lo que este día avanzaron hasta la altura del antiguo Ingenio Nueva Zelandia, que se ubica a 12 kilómetros de la cabecera de Huimanguillo sobre la carretera que conduce al municipio de Cárdenas. Según dijeron, pretenden llegar a Villahermosa en tres días.

Sobre este conflicto, la Procuraduría General de Justicia del estado, que participó en las detenciones de los elementos policiacos en Huimanguillo, convocó a una rueda de prensa a realizarse al mediodía de hoy.

…huele a podrido en Guerrero

Ricardo Rocha

—Tú no me aguantas ni un round, siempre estás borracho —le dijo Armando Chavarría a su adversario.

—Tú todo lo arreglas a golpes… como cuando eras dirigente estudiantil —le reviró Zeferino Torreblanca.

El agarrón fue público durante un debate en Acapulco cuando en 2004 los dos peleaban la codiciada candidatura perredista al gobierno de Guerrero.

Luego acordaron un frágil matrimonio por conveniencia en el que Torreblanca —salvo por hacer su secretario de Gobierno al propio Chavarría— nunca cumplió con los compromisos del pacto que le alquiló el logotipo del PRD. Al contrario, ya gobernador creó su propia corriente —Izquierda Renovadora— que inició una lucha sorda pero muy visible contra el Polo Guerrerense de Izquierda que, casualmente, encabezaba Chavarría. Además de jefaturar un gobierno lejanísimo a la plataforma del sol azteca y cercanísimo a los empresarios y a los viejos cacicazgos priístas; en el que privilegia a sus aliados con las arcas estatales desde las grandes obras hasta el abasto de papelería. Y fue mucho más allá al tramar su propia sucesión para heredar a su delfín e incondicional, el secretario de Desarrollo Rural Armando Ríos Pitter.

En paralelo, Armando Chavarría vino construyendo su propia candidatura hasta que la confrontación —incubada en la penumbra de las profundas diferencias ideológicas— se hizo escandalosamente pública. A fines de 2008 renunció al gobierno estatal para alcanzar una diputación y luego el liderazgo del Congreso. Al tiempo que tejió una alianza política que incluía no sólo al PRD sino al PT, Convergencia y hasta al PAN. Un poderosísimo frente que prácticamente estaría garantizando su triunfo a pesar de oponerse a los designios del gobernador y su ya inocultable alianza con el PRI.

Por ello —y hay que decirlo con todas sus letras— el principal sospechoso de la ejecución de Chavarría es Zeferino Torreblanca. Aun cuando se hable de enemigos de extrema derecha o de su iniciativa para investigar al auditor del gobierno estatal, Ignacio Rendón Romero, acusado de corrupción y a quien Chavarría estaba dispuesto a llevar a la cárcel. Incluso el gobierno ha filtrado como líneas de investigación el pasado de Armando como dirigente estudiantil, probable correo del Partido de los Pobres de Lucio Cabañas, casi rector de la Universidad Autónoma de Guerrero y hasta sus amoríos universitarios.

Nada de esto convence a los guerrerenses que en todas partes comentan que Zeferino le retiró a propósito la escolta y que las balas 380 súper y 9 milímetros con que Chavarría fue ejecutado son de uso cotidiano de los judiciales estatales. Eso, pero sobre todo la feroz disputa por la gubernatura, es lo que despierta un pestilente tufo de sospecha. Al grado de que la familia de Chavarría, en voz de su esposa y probable sucesora Martha Obeso, le mandara decir a Torreblanca que ni se apareciera en ninguno de los actos funerarios oficiales o personales.

Mientras que en el Congreso guerrerense y aun en la calle rueda una trovada: ¡Zeferino, desgraciado, nos mataste un diputado!

 


Publicado por solaripa69 @ 17:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios