Mi?rcoles, 09 de septiembre de 2009

Acuerda PRD dar luz verde a alianza electoral en Oaxaca: Gastélum

Con respecto a una posible alianza con el PAN, la integrante del órgano de dirección del organismo político, dijo que “se verá en el camino, lo importante es que está el acuerdo” para participar en una alianza.

Notimex
Publicado: 08/09/2009 13:38

México, DF. La Comisión Política Nacional del PRD dio luz verde para concretar en Oaxaca "una amplia alianza electoral" con las fuerzas políticas del estado, para los comicios de 2010.

En entrevista, Martha Dalia Gastélum, integrante del órgano de dirección del organismo político, indicó que se reunieron en la sede nacional del PRD con el pleno de la dirigencia estatal y se acordó empezar a formalizar dicha alianza.

Consideró viable que en ella participe el PAN aunque, dijo, "eso se verá en el camino, lo importante es que está el acuerdo de la Comisión Política Nacional y de la Comisión Política Estatal para manifestar esa decisión de participar en una amplia alianza electoral".

Por otro lado, aseveró que para resolver la situación económica en el país no basta con cambiar a los funcionarios, sino también la política de Estado.

Los pobres y miserables pagarán los derroches y robos de la clase política/empresarial

 

Pedro Echeverría V.

Rebelión

 

 

1. El secretario de Hacienda mexicano, Carstens, confirmó que propondrá un incremento a las tarifas de electricidad, gas, gasolina y los demás servicios públicos para 2010, como parte de las medidas para cubrir el “boquete” de 300 mil millones de pesos en las finanzas gubernamentales. Que esa alza de tarifas –incluye peajes carreteros– permitirá al gobierno federal obtener 140 mil millones de pesos el próximo año, a los que se sumarían 20 mil millones que pretenden obtener vía mayor eficiencia en la recaudación. N o hay otra salida y enumeró que el gobierno federal podría obtener otros 100 mil millones de pesos, endeudándose, y los restantes recursos a través de ahorros en el gasto público, la eliminación de gastos superfluos, pero también recortes de “personal innecesario” en la burocracia.

 

2. Cubrir el “boquete” de 300 mil millones de pesos que se perdieron por la crisis y por la epidemia, dice el gobierno funesto de Calderón, es urgente; sin embargo la realidad es que la economía mexicana inició su desplome desde mucho antes por las políticas privatizadoras impuestas –por lo menos desde 1982 con De la Madrid- y el saqueo de recursos de todo tipo que hacen altos políticos y empresarios. La llamada “crisis externa” y la influenza brindaron argumentos oportunos a la clase gobernante para tratar de engañar al pueblo. ¿Se puede olvidar acaso que desde el año 2000 –cuando el panista Fox asumió la Presidencia- el país tuvo crecimiento promedio de 1.5 % y se multiplicó el desempleo? ¿Se puede silenciar que durante el gobierno de Calderón el crecimiento promedio es de 1 % y el desempleo está cerca de 10 %?

 

3. México no ha sido un país de espectaculares o altos crecimientos anuales como algunos países asiáticos que han crecido en las últimas décadas hasta el 15 por ciento, pero los gobiernos del PRI –con excepción de los años 1929, 30, 31 y 1982, 83, 84 que causaron alarma- durante sus setenta años de dictadura de partido, mantuvieron promedios de crecimiento por arriba del 2 por ciento, alcanzando de 1954/68 hasta el 6 por ciento como promedio de crecimiento. Los dos gobiernos del PAN (Fox y Calderón) han demostrado una enorme incapacidad para el manejo de la economía y de las finanzas públicas, a tal grado que se han visto obligados a usar a funcionarios priístas en la secretaría de Hacienda y a cogobernar con los priístas en la segunda mitad de sus sexenios. Sólo se han sostenido por el apoyo empresarial.

 

4. El desempleo en México ha sido grande en el país, pero nunca creció tanto como en los últimos 25 años de privatización y neoliberalismo. La gran industria y las sociedades construidas con empresas transnacionales obligaron al cierre de decenas de miles de empresas micros, pequeñas y medianas, así como al despido de millones de trabajadores que antes vivían muy pobres pero con ingresos seguros. Los gobiernos, como simples instrumentos de los poderosos empresarios, jamás se preocuparon por la deformación de la economía al golpear a los sectores mayoritarios. La llamada “modernización” en vez de impulsar mayor cantidad de inversiones, así como más empleos y buenos salarios para los productores de la riqueza, creó una gran oferta de brazos que desplomó todos los salarios. La “modernidad” sólo benefició a los más poderosos.

 

5. ¿Cómo podrán ahora los trabajadores pagar el despilfarro y el latrocinio que ha sufrido el país en los últimos 25 años? Según el secretario Carstens no hay otra salida: “todos deben pagar para sacar a México del boquete”. En vez de que los poderosísimos empresarios de la Cocacola, de Bimbo y otras gigantescas empresas paguen impuestos de acuerdo a sus enormes ganancias, se busca imponer aumentos en artículos que de manera natural encarecen todos los artículos. Decretar aumentos a la gasolina, el gas, la electricidad, al azúcar, lleva automáticamente a una gran carestía generalizada. No estarían mal esas medidas gubernamentales si llevaran a grandes y generalizados levantamientos del pueblo que concluyeran en la revolución de 2010, pero sí sólo agudizan la miseria y el hambre, sólo dañaría más a las familias proletarias.

 

6. En la década de los noventa los mexicanos estaban hartos, repetían que no podrían haber gobiernos más corruptos y más represivo que los del PRI y que cualquier partido que gobernara sería menos peor. “Cualquiera, menos el PRI” fue la coyuntura que aprovecharon Fox y el PAN. El PRI había gobernado, sin interrupción, durante 70 años y parte de la población –sin tener la menor idea política- lo había asimilado como algo natural; sin embargo otra parte de los ciudadanos estaba ya muy enojado. ¿Qué pasó después de un año de foxismo? La población se dio cuenta que el PAN no sólo era tan corrupto y represivo como el PRI sino que los superaba en incapacidad y desprecio hacia los trabajadores. El PAN no cambió ni un ápice la política privatizadora impuesta en 1982 por los presidentes priístas De la Madrid y Salinas.

 

7. Lo grave es que el hartazgo del pueblo contra el PRI no se transformó en una gran batalla social contra todo el sistema de explotación y opresión. Sólo logró una funesta “alternancia” que permitió sustituir a los corruptos y represores por otros de igual o de mayor calibre. La centro/izquierda y la izquierda no pudieron presentar una alternativa diferente y el PRD se ha conformado con marchar a la cola del gobierno y con hacerle algunos reclamos. En tanto los trabajadores no se organicen y salgan a las calles de todo el país para luchar por sus derechos, tendrán que seguir pagando con su trabajo y su miseria la enorme corrupción de gobiernos y partidos. Pero no olvidar que las luchas sociales no mueren; pueden resurgir en cualquier momento y muchas veces donde menos se esperan. Trabajemos para que en 2010 se cumpla la cábala.

LA CONSIGNA CONTRA JUAN MANUEL.

 

Verónica Villalvazo. Revolucionemos Oaxaca.

LA COLUMNA ROTA

El 27 de octubre de 2006 es una fecha que mucha gente involucrada y no involucrada en el conflicto de Oaxaca tiene presente como el punto de quiebre a partir del cual se intensificó el ataque, a las voces que cansadas de ser descalificadas dijeron: ¡ basta!.

Ante la incapacidad y la falta de gobernabilidad que existía y existe en Oaxaca,  se buscó un pretexto para concretizar la solicitud la entrada de las fuerzas federales al estado.”Mataron al gringo”,  “mataron a Brad”, decían del periodista independiente y activista declarado que por casualidad o causalidad recibió un lamentable disparo que hasta el día de hoy parece dio en el blanco: el  corazón del  gran movimiento social que de ser magisterial se convirtió en popular.

Brad cayó en el marco de un ataque por sujetos identificados como policías de Santa Lucía del Camino  en contra de miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

Los testigos  en su mayoría eran fotógrafos y camarógrafos, y  el mismo Bradley Roland Will, grabando la cruzada desigual. Por un lado armas de fuego; por otro, piedras y bombas molotov. Este episodio fue una más de las ya famosas balaceras, de las tan negadas actividades contrainsurgentes que realizaban una especie de “ brigada blanca” de Oaxaca.

Al revisar el video difundido de Brad, se escuchan los balazos que venían del otro lado. Al observar las fotos de  quienes con telefoto en mano captaron a los que atacaban a la APPO,  se ven las armas de fuego. Muchos testigos aseveran que no había armas del lado de la APPO. Otros afirman que sí. La consigna desde el inicio, se cree, era matar a un extranjero, darle al corazón de la lucha pacífica de Oaxaca, y con esto acabar con todo.

Había en estos hechos muchos hombres y mujeres en ese justo momento de la historia compartían temor, enojo e impotencia.

Sin embargo, había uno que no estaba ahí: Juan Manuel Martínez Moreno, simpatizante de la lucha. Ni siquiera, dicen sus familiares se encontraba  cerca del lugar de los hechos.

Con todo, Juan Manuel fue detenido meses más tarde, el 16 de octubre de 2008 y hasta el día de hoy permanece preso, y por extensión,  junto con su familia; una familia atrapada  en medio del dolor de no saber por qué a ellos, por qué a Juan Manuel.

Juan Manuel Martínez Moreno es el tercer hermano de seis hijos. De 37 años de edad, de oficio panadero es padre de tres  pequeños que aun no logran entender lo que sucede. Ellos simplemente saben que desde hace casi cuatrocientos días su papá está preso. Sólo saben que las fiestas ya no las pasa con ellos en libertad. Que si quieren festejar algo lo hacen desde el penal. Saben que no estuvo con ellos en la clausura de su fin de cursos escolares, así como tampoco estuvo para llevarlos a su primer día de escuela el pasado 24 de agosto. Son tres pequeños que ahora saben lo que es vivir en la cárcel porque sus fines de semana y sus últimas vacaciones las pasaron dentro de la  penitenciaria de Ixcotel con su papá.

Mucho se ha hablado y denunciado sobre la infinidad de anomalías que tiene este caso. El mismo que ha logrado en algunos sembrar  la duda de qué pasó realmente, cuando es evidente la consigna que hay en torno al tema.

La misma familia de Brad ha dicho que no acepta la versión de que fueron integrantes de la APPO los que mataron a Brad. Diversos organismos de derechos humanos nacionales e internacionales se han pronunciado en contra de lo que está sucediendo. La Sección 22 ha exigido que lo liberen. Sin embargo, nada pasa, nada sucede y Juan Manuel sigue preso, viviendo una injusticia, al igual que las viudas, los huérfanos, los cientos de detenidos y sus secuelas, que dejaron de ser nota periodística  hace mucho tiempo.

En agosto se recordaron los aniversarios. Tres años de aquellos hechos; tres años de impunidad, donde el parecer, por lo que ha dicho, algunos magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación  relacionados con el caso Oaxaca, pretenden justificar esa ola de violencia  culpando al magisterio y al pueblo que se defendió.

Todo parece indicar que la consigna es satanizar la protesta social. La consigna en torno al caso de Brad es tener a alguien detenido, mucho más si se trata de un inocente. Porque los culpables siguen en la calles burlándose de la lucha social que aún permanece,  en otra dimensión pero  sigue en Oaxaca.

Pero qué más da, sin en el estado nada pasa, todo permanece.  Y se acerca la hora de poner de frente a los involucrados que todo indica serán nuevamente los inocentes como en el caso Atenco, Acteal y los que vengan más tarde. Y Juan Manuel junto con su familia pagando por un crimen que no cometió.

¿APPO?... ¿APPO?... ¿Cuál APPO?

Gustavo Esteva

 

Sigue corriendo la sangre en Oaxaca. El incidente en San Pedro Jicayán, una agresión priísta a maestros de la sección 22, puso a flor de piel la indignación y aparecieron de nuevo marchas y barricadas para desafiar la impunidad, la represión, la destrucción sistemática del estado de derecho. En el papel, se ganó esta baza. Traicionando a los suyos, el gobierno devolverá 58 escuelas a la sección 22, librará órdenes de aprehensión contra los agresores y desaparecerá poderes en los municipios involucrados.

Todo esto es expresión de la normalidad nacional. Prosigue el dominó invertido, la hipótesis que resolvería el supuesto enigma de la permanencia de Ulises Ruiz. Varios gobernadores y el propio Felipe Calderón se estarían diciendo: si fue posible sostener al impresentable Ulises, cerrando filas con él, será igualmente posible sostenerme…

Nada de eso es novedad. Pero la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), ¿qué hay de la APPO? ¿Cuál APPO salió de nuevo a la calle?

Se discute aún si lo ocurrido en 2006 fue mera revuelta popular, que se extinguió, o un movimiento de movimientos que podría reactivarse en cualquier momento.

Fueron las dos cosas. En 2006 estalló el descontento en una erupción espectacular. La represión apagó la erupción, pero el magma volcánico sigue hirviendo en las entrañas sociales y quedan las huellas de la lava que se desbordó en el estallido y se extendió ampliamente.

La revuelta fue expresión de diversos movimientos sociales (los que emergen del tejido social oaxaqueño y las manifestaciones locales de movimientos nacionales e internacionales). Estos movimientos se articulan y desarticulan continuamente, por una variedad de motivos y circunstancias. La de 2006 habría sido una de sus articulaciones más extensas y espectaculares.

Caracterizar a la APPO no es asunto teórico, sino práctico. Desde que nació transcurre en el conflicto entre dos corrientes políticas e ideológicas que se expresan vigorosamente en su seno. Ambas intentan dar a la APPO la configuración y orientación que a su entender son las apropiadas. Y así disputan y conciertan interminablemente acuerdos inestables.

Por éste y otros motivos, la APPO no ha llegado a existir. No es organización ni movimiento. No somos todos: ni están todos los que son ni son todos los que están. Tampoco cabe reducirla a sus mecanismos de articulación.

La corriente orientada de forma convencional a la toma del poder se enfrentó a cada paso a otra, sumamente heterogénea. Emanada de la experiencia de los pueblos indios, no de un grupo de iluminados, una ideología, un líder o un partido, la unificaban la desconfianza hacia los esquemas cupulares de acción política y las estructuras organizativas verticales y centralizadas, así como un gran desencanto con los procesos electorales, la democracia formal y las instituciones existentes. Intentaba proyectar al conjunto de la sociedad la forma de existencia social y organización política de las comunidades indígenas. Se articuló en torno a la asamblea, la figura que dio nombre a la APPO, pero no la veía sólo como mecanismo de toma de decisiones o ejercicio ritual, sino como componente central de la lucha misma y del régimen político que surgiría de ella: era un dispositivo que evitaba la separación de medios y fines y mantenía el ejercicio autónomo en todo el proceso. Esto planteaba un requerimiento de innovación que no ha podido resolverse, pero ha dado lugar a continua experimentación, particularmente en lo relativo a la tensión y contradicción entre presencia y representación.

La APPO ha sido hasta hoy una posibilidad, un intento. No tiene aún existencia ni realidad. Pero no es un fantasma. A su manera atropellada y dispersa, lo que seguimos llamando APPO expresa el vigor y la vitalidad de una manera de ser y pensar que forma una tendencia política profundamente enraizada en los pueblos de Oaxaca.

Por su origen, como intención y esperanza, la APPO tiende a ser una asamblea de asambleas. Para que lo sea realmente, se necesita primero que las comunidades indígenas, los barrios mestizos y todos los grupos que forman el abigarrado tejido social actual de Oaxaca se constituyan en asambleas capaces de expresar apropiadamente la voluntad colectiva, y que todas esas asambleas se aglutinen en una que las articule democráticamente a todas, conforme al principio del Congreso Nacional Indígena: ser red cuando estamos separados y asamblea cuando estamos juntos, no conforme al principio de representación. En ese camino podrá desaparecer el membrete tautológico, entre otras cosas para contribuir a la reconciliación en una sociedad agudamente polarizada.

Se requerirán aún grandes esfuerzos para que todos los empeños que avanzan en esa dirección se generalicen y para que todos confluyan en la APPO, es decir, que decidan conjunta y simultáneamente darle realidad plena a ese sueño ampliamente compartido.

Por la crisis, más niños dejarán la escuela para trabajar: Unicef

En México, 60% de la infancia vive en la pobreza, según el organismo

Carolina Gómez Mena

 A consecuencia de la crisis económica, se prevé que más niños y adolescentes abandonen la escuela y se sumen a la fuerza de trabajo, lo que perpetuaría más la desigualdad y la pobreza, por lo que los gobiernos deben invertir más recursos públicos en este sector, consideraron expertos en economía y asuntos sociales, así como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En entrevista otorgada durante el foro El impacto de la crisis económica en los niños y adolescentes, Susana Sottolli, representante del organismo de la ONU en México, señaló que en situaciones de crisis cae el ingreso familiar, lo que supone que más miembros de la familia tienen que salir a compensarlo, y muchos son niños. Al insertarlos en el mercado laboral abandonan la escuela o reducen sus horas de estudio, lo que perjudica sus posibilidades de formación, por lo que debe haber mayor protección hacia ese sector, que es el más vulnerable.

Ante este panorama, Sottoli llamó a no disminuir los recursos destinados a la niñez, y se refirió en específico a México, donde en este momento se discute el presupuesto para 2010. Hay que proteger los programas, las políticas y las líneas presupuestarias que tengan que ver con la infnacia para evitar que esta situación se agrave.

Remarcó que en el caso de México, la pobreza en la población adulta es de 47 por ciento, lo que aumenta a casi 60 por ciento en los niños.

En tanto, David Gordon, experto de la Universidad de Bristol, Reino Unido, planteó que en las crisis económicas los derechos de la infancia se ven aún más vulnerados, por lo que advirtió que mantenerlos en pobreza es una clara transgresión a sus garantías individuales. Dijo que aún no se han cuantificado los efectos que esta debacle económica tendrá en la infancia mundial, pero consideró que si en épocas normales millones de niños mueren a causa de la pobreza, la expectativa es que ahora, con la crisis, el panorama sea peor.

Apuntó que según datos de la ONU, sólo entre 1990 y 1995 murieron 55 millones de niños por situaciones que podrían haberse prevenido con acciones que costaban menos de un dólar. Agregó que hasta antes de esta problemática se sabía que más de 30 por ciento de los menores del mundo vivían en pobreza.

Jorge Máttar, director adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en México, dijo que debe mantenerse el gasto público en la niñez, pues de lo contrario habrá deserción escolar, ya que las familias los sacarán para ponerlos a trabajar, lo que afectará en mayor medida a las niñas.

Según la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo laboran 218 millones de menores, de los cuales, 6 millones viven en América Latina. En México la cifra es de 3 y medio millones.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios