Martes, 22 de septiembre de 2009

Más de $28,300 millones costará la alta burocracia este año: SHCP

El gobierno planteó que se aumenten $6 mil 800 millones esos sueldos y salarios para 2010

Pérez Jácome justificó el incremento de plazas en áreas como PGR, Policía Federal y Defensa

Víctor Cardoso

 

Los sueldos de la alta burocracia del gobierno federal, desde jefes de departamento hasta secretarios de Estado, este año costarán al país más de 28 mil 300 millones de pesos, informó el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Dionisio Pérez Jácome Friscione.

En un entorno en el que la actual administración propone recortar 10 mil plazas, más las que resulten del programa de retiro voluntario, el gobierno federal planteó para 2010 que los sueldos, salarios y prestaciones de los llamados mandos altos y medios registren un aumento conjunto de 6 mil 800 millones sobre el nivel de 2009, aceptó el funcionario.

Eso equivale a un aumento de 24 por ciento respecto de los gastos aplicados este año para los mil 800 funcionarios con nivel de secretarios, subsecretarios, oficiales mayores, jefes de unidad y directores generales, así como para los 50 mil directores generales adjuntos, directores de área, subdirectores y jefes de departamento.

En una conferencia de prensa citada apresuradamente anoche, para puntualizar el supuesto incremento de funcionarios en el gobierno federal –información divulgada por legisladores del PRI–, Pérez Jácome Friscione rechazó la especie y aclaró que desde hace unos días algunos actores políticos han difundido cálculos inexactos sobre este tema.

Justificó que los incrementos de plazas en algunas áreas del gobierno federal se derivan de contrataciones en áreas de seguridad pública, incluida la Policía Federal, así como elementos de la Defensa Nacional, de la Procuraduría General de la República, efectivos de la Secretaría de Marina, además de personal operativo para hospitales y clínicas del IMSS e ISSSTE.

La evolución de las plazas, que incluye a todo el personal que labora en las secretarías y órganos desconcentrados del gobierno federal –personal de mando superior, medio y personal operativo en el periodo 2000-2009– observó un incremento de sólo uno por ciento, pasando de 636 mil 836 a 643 mil 550 plazas, explicó.

Particularmente en lo que corresponde al actual gobierno, es decir, de 2006 al presente año, el funcionario expuso que el número total de plazas tanto en secretarías como en órganos desconcentrados se incrementó en 6.8 por ciento, al pasar de 602 mil 555 a 643 mil 550. Esto se explica, precisó Pérez Jácome, por los incrementos en las áreas de seguridad pública y seguridad nacional (42 mil 230) y en el sector salud (9 mil 611). Este aumento se compensa parcialmente con reducciones en áreas como la Secretaría de Agricultura (5 mil 292 menos) y la de Educación Pública (con 5 mil 259 menos).

Con base en esa información el funcionario recalcó que es falso que, por ejemplo, las plazas en la Secretaría de Hacienda hayan crecido 500 por ciento en los últimos tres años, cuando en realidad el personal de esa dependencia y sus órganos desconcentrados aumentó sólo 6.4 por ciento, debido principalmente al fortalecimiento de las aduanas.

También aprovechó para subrayar que en la presente administración los salarios reales de los mandos medios y superiores se han reducido drásticamente, a razón de 14 por ciento real en plazas de alto nivel. Adicionalmente, sostuvo, para el ejercicio fiscal de 2010 se propuso una disminución de 5 por ciento en las estructuras de subsecretarios, oficiales mayores, jefes de unidad, directores generales y directores generales adjuntos.

En su exposición aclaratoria, Pérez Jácome Friscione afirmó que este programa de austeridad busca adelgazar y hacer más eficiente la estructura gubernamental bajo el principio de no sólo hacer más con menos, sino de hacerlo mejor.

Y AMLO inicia resistencia civil contra paquete fiscal de Los Pinos

ROSALíA VERGARA

MÉXICO, DF, 21 de septiembre (apro).- Con un mitin frente a las puertas de la Cámara de Diputados, el político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador arrancó esta tarde las acciones de resistencia civil contra el plan fiscal del presidente Felipe Calderón.

         Acompañado de una treintena de legisladores de PRD, PT y Convergencia, López Obrador sometió a la consideración de cientos de sus simpatizantes su propuesta alternativa económica, la cual gira en torno de dos ejes: austeridad republicana y eliminación de privilegios fiscales.

Además, instó a los diputados afines a su movimiento, Mario Di Costanzo, Mireya Martínez, Adolfo López Hernández, Jaime Cárdenas, así como al senador Ricardo Monreal, a elaborar las dos iniciativas sobre austeridad y supresión de privilegios fiscales.

Una vez que estén listos los proyectos, planteó, deberán presentarlos a los coordinadores de las bancadas de PRD, Alejandro Encinas; Convergencia, Pedro Jiménez, y PT, Pedro Vázquez.

Luego las iniciativas se someterán a consideración de una asamblea ciudadana programada para el 12 de octubre próximo a las cinco de la tarde, también a las afueras de la Cámara de Diputados.

         Además pidió que esta comisión legislativa solicite a la Secretaría de Hacienda la lista de las cien empresas o bancos beneficiados con la devolución de impuestos el año pasado.

Propuesta alternativa

López Obrador arribó a las 17:15 al mitin afuera del palacio legislativo de San Lázaro, sobre avenida Congreso de la Unión.

El templete y sus alrededores se colmaron de seguidores del autollamado "presidente legítimo".

A las 17:50, entre gritos de sus simpatizantes, López Obrador comenzó su discurso sobre la crisis y sus efectos en la economía de la gente.

         "Rechazamos la propuesta de la oligarquía mediante sus empleados del PRI y del PAN. Es innegable que los que se sienten amos y señores de México no tienen moral. Son culpables de la tragedia nacional y eluden su responsabilidad y se niegan a rectificar aunque hundan al país y al pueblo", señaló el exjefe de gobierno capitalino entre aplausos de sus seguidores.

         Siguió: "No les preocupa nada, ni el sufrimiento de la gente. Se disfrazan de gente decente, pero son unos vulgares ladrones", indicó y citó a Miguel Hidalgo y Costilla, quien decía que "el único dios de los opresores es el dinero".

         En su opinión, es mentira que el aumento de impuestos resolverá los problemas de las finanzas públicas.

"Al contrario –dijo--, se profundizará la recesión económica. Está demostrado que aumentar impuestos en época de crisis, lleva a una pérdida de la recaudación fiscal. Habrá más despidos, desempleo, pobreza, inseguridad y violencia".

         Ante ello, consideró que su propuesta económica alternativa ahorrará al país los recursos suficientes para solventar la crisis. Y dio cifras:

         "Unos 300 mil millones de pesos se ahorrarían al cobrar impuestos a banqueros y empresarios, eliminando los regímenes especiales, evitando el incumplimiento de las obligaciones fiscales. La austeridad no es sólo un asunto de administración, sino de principios", expresó.

         Calificó de injusto que altos funcionarios públicos ganen hasta 600 mil pesos mensuales, reciban fondos especiales y se entreguen millonarias pensiones a los expresidentes.

A ello se debe sumar "la fantochería de Felipe Calderón de tener una flotilla de aviones y helicópteros que cuestan mil millones de pesos al año. Ulises Ruiz, el gobernador de Oaxaca, renta un jet privado que cuesta 4 mil dólares la hora", denunció en medio de consignas de sus simpatizantes.

         Reiteró se reduzcan hasta en 50% los sueldos, salarios y prestaciones de los funcionarios públicos de los tres poderes de la Unión y gobiernos estatales, lo que representaría un ahorro de 95 mil millones de pesos.

         También planteó la supresión de las partidas 1400, 1407 y 1500, destinadas a atención médica privada y bonos extra a funcionarios públicos; se reduzca el gasto de operación del gobierno federal, en particular los egresos en publicidad, telefonía celular, oficinas alternas, renta de computadoras, vehículos, aviones, asesorías, combustibles, lubricantes, boletos de avión, viajes y alimentos.

Con ello, sostuvo, se ahorrarían unos 50 mil millones de pesos.

         Añadió: "Los gobiernos han querido justificar la evasión fiscal con fomento a la inversión; si fuera cierto, tendríamos un crecimiento mayor a 2.3% per cápita actual".

Comentó que, en 2005, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) demostró que 46 deudores debían 143 mil 584 millones de pesos al fisco, es decir, 30% de la deuda por créditos fiscales. En contraparte, de los grandes contribuyentes Hacienda sólo recuperó 0.03%.

         "Los principales deudores no pagan nada; entre éstos aparece un banco con 25 mil millones de pesos de créditos fiscales, y luego le devolvieron 2 mil millones de impuestos; dos televisoras con un adeudo de mil 500 millones, y un periódico que debe 2 millones 575 mil pesos", acusó.

         Previamente, el diputado petista Mario Di Costanzo se comprometió, a nombre de sus compañeros, a hacer lo necesario para que no se cobren más impuestos a la sociedad. "No podemos permitir la subordinación del Estado a un grupo de pirañas en el país".

         Luego, el diputado federal por Tabasco, Rodolfo Lara, aseguró que los diputados lopezobradoristas se encuentran "en pie de lucha", pues "la oligarquía nacional y extranjera quiere que paguemos 2% más de impuestos. ¡Si los poderosos produjeron la crisis, que ellos la paguen!", exigió.

         Así como los legisladores lopezobradoristas y la movilización social frenaron el año pasado la reforma petrolera, recordó, este año pararán la reforma fiscal calderonista.

         Al final, el coordinador parlamentario de Convergencia, Pedro Jiménez León, advirtió que "el IVA con antifaz no pasará".

 

Escribe AMLO carta abierta a los empresarios.

LA REDACCIóN

México, D.F., 21 de septiembre (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador escribió un artículo al sector empresarial publicado en la sección Opinión del periódico Reforma.

Propone reducir en 15 por ciento las partidas de servicios personales, disminuir el gasto corriente y recaudar 300 mil millones de pesos mediante el cobro de impuestos a las grandes empresas.

En el mensaje, el tabasqueño refiere que si él estuviera gobernando el país ya habría concretado la construcción de tres refinerías. También habría consolidado la soberanía alimentaria y suspendido la importación de insumos. Y recaudado 400 mil millones de pesos de los evasores fiscales.

El texto se publica en Reforma, periódico al que López Obrador criticó la semana pasada por sus articulistas Germán Dehesa y Catón, a quienes acusó de manipular a la clase media.

A continuación, el artículo, tomado del citado periódico:

"En forma respetuosa, me dirijo a ustedes para compartirles la visión que tenemos sobre el origen de los males que aquejan a la nación y expresarles los propósitos reales y sinceros de nuestro movimiento.

"La decadencia que padecemos, según nuestro punto de vista, ha sido ocasionada por un grupo minoritario de políticos corruptos y de traficantes de influencias disfrazados de empresarios que se conformó desde el gobierno de Carlos Salinas para imponer una política de pillaje contraria al interés nacional. Esta mafia ha confiscado todos los poderes y actúa, en los hechos, como un supremo poder oligárquico, que manda por encima de los ordenamientos constitucionales y domina porque posee o controla a la mayoría de los medios de comunicación, a los cuales utiliza para engañar y manipular a la sociedad. De esta forma, en los últimos 20 años, unos cuantos lograron una acumulación de riquezas sin paralelo en ninguna otra parte del mundo; pero, en contraste, México se ha convertido, en ese mismo lapso, en uno de los países con mayor desigualdad económica y social en el planeta.

"Puede ser que no compartan nuestra percepción, pero es innegable que ustedes mismos han sido víctimas de esta política facciosa. Por ejemplo, a ustedes los obligan a pagar precios altos en energéticos, bienes y servicios (electricidad, combustibles, telecomunicaciones, materias primas, créditos bancarios); los mantienen sometidos a un régimen fiscal oneroso y regresivo y, por si fuese poco, los ponen a competir con productos importados de países donde los gobiernos apoyan y protegen a sus sectores productivos. Por el contrario, el reducido grupo de empresarios y banqueros, nacionales y extranjeros, que forman parte de la élite dominante, goza de todos los privilegios: no pagan impuestos o se los devuelven; son favorecidos con privatizaciones, concesiones, compras y contratos gubernamentales; los rescatan con recursos públicos; les permiten especular en el mercado financiero e imponer prácticas monopólicas y a ellos sí los protege el gobierno de la competencia extranjera.

"En la campaña de 2006, con la ayuda de los medios de comunicación, este pequeño grupo de potentados –Salinas, Fox, Roberto Hernández, Claudio X. González, Gastón Azcárraga y José Luis Barraza, entre otros– logró engañar a muchos de que yo amenazaba los intereses del sector empresarial, cuando lo que en realidad proponíamos era fortalecer al sector productivo y apoyar, de manera particular, a la pequeña y mediana empresa, la cual genera el 80 por ciento del empleo en el país.

"Entre las políticas económicas que entonces propusimos, destacan: la reducción del gasto corriente destinado a la alta burocracia, con el propósito de liberar fondos para el desarrollo económico y social; la utilización del sector energético como palanca del desarrollo nacional, lo cual incluía la construcción de tres refinerías –que, dicho sea de paso, ya estarían terminadas– para dejar de importar combustibles y abaratar los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la electricidad; rescatar al campo del abandono a fin de lograr la soberanía alimentaria y dejar de destinar 25 mil millones de dólares al año para importar los alimentos que consumimos; fomentar la competencia y combatir las prácticas monopólicas.

"Asimismo, sin aumentar ni crear nuevos impuestos, proponíamos una reforma fiscal sencilla y progresiva, sustentada, básicamente, en la eliminación de los privilegios a los grandes contribuyentes que, con el régimen actual, evaden alrededor de 400 mil millones de pesos anuales.

"No obstante, como es sabido, esta camarilla que orquestó el fraude electoral logró imponer a Calderón, con ello siguió la corrupción y ahora estamos pagando las consecuencias: hay mayor desempleo, más pobreza, y se desató la inseguridad y la violencia que impide a todos vivir sin miedos ni temores. Pero lo peor es que pretenden llevar sus excesos al extremo, aunque terminen de arruinar a México.

"Ahora lo vemos de nueva cuenta: las medidas dadas a conocer para supuestamente enfrentar la crisis de las finanzas públicas no son más que otra vuelta de tuerca para seguir exprimiendo a la inmensa mayoría de los mexicanos. Es más: aumentar impuestos e incrementar los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica creará más inflación, profundizará la recesión y enviará a más empresas a la quiebra, lo que conllevará más despidos de trabajadores.

"Ahora bien, qué proponemos nosotros: aplicar una política de austeridad republicana y suprimir los privilegios fiscales; es decir, si existe un faltante de 500 mil millones de pesos en las finanzas públicas, este déficit se puede cubrir ahorrando 200 mil millones del gasto corriente, sobre todo, reduciendo en 15 por ciento las partidas de servicios personales y de gastos de operación del gobierno; asimismo, es posible obtener otros 300 mil millones mediante el cobro a las grandes empresas de los impuestos marcados por la ley, una vez eliminados los regímenes especiales establecidos para beneficiarlas: la consolidación fiscal, la exención de impuestos por ventas de empresas en la Bolsa, tasas de impuestos sobre dividendos más bajas que en Estados Unidos, depreciación acelerada de activos, el abuso en la deducibilidad de donativos y el incumplimiento de pagos de créditos fiscales, entre otros renglones.

"En suma, tenemos propuestas y vamos a seguir impulsándolas. Pero, al mismo tiempo, consideramos que las cosas no van a mejorar mientras el gobierno esté al servicio de unos pocos y no haya una auténtica democracia. Estamos convencidos que sólo con un verdadero cambio habrá nuevas reglas, será posible aplicar medidas como las que proponemos y alcanzar un crecimiento económico sano y sustentable, así como un desarrollo equitativo e incluyente. Estoy seguro que todos juntos, hombres y mujeres de buena voluntad, trabajadores y empresarios, podemos rescatar a México. Los invito a reflexionar con serenidad pero también a actuar con determinación y prontitud"

 

La emergencia por el AH1N1 sube de nivel
Para enfrentar los retos sanitarios, el funcionario solicitó al Congreso de la Unión “apoyo” para obtener recursos por 5 mil millones de pesos

Ruth Rodríguez y Mónica Archundia
El Universal

La alerta por la influenza A (H1N1) pasó a la fase intermedia en México, lo que significa que deben reforzarse las medidas de prevención y, de ser necesario, suspender las clases, informó el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.

Para enfrentar los retos sanitarios, el funcionario solicitó al Congreso de la Unión “apoyo” para obtener recursos por 5 mil millones de pesos.

En el Distrito Federal, el secretario de Salud, Armando Ahued, dijo que ya hay un segundo brote en la ciudad, donde 115 pacientes están hospitalizados con síntomas característicos de la enfermedad.

Pidió a la población no automedicarse, ya que los fármacos esconden los síntomas y muchos se atienden cuando el padecimiento está avanzado.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios