Jueves, 01 de octubre de 2009

Exigen juicio político contra gobernador de Oaxaca.

ROSALíA VERGARA. Proceso.

MÉXICO, DF, 30 de septiembre (apro).- El dirigente nacional de Convergencia, Luis Maldonado, exigió llevar a juicio político al gobernador priista de Oaxaca, Ulises Ruiz, luego que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió que el mandatario estatal incurrió en delitos electorales durante las campañas que culminaron el 3 de julio pasado.

         Asimismo, Maldonado criticó a diputados priistas que pretendieron ignorar y ocultar el resolutivo que ordena dar vista a la Legislatura oaxaqueña, con el fin que se instaure juicio político a Ruiz Ortiz. Ignorar el asunto, advirtió, implicará incurrir en desacato.

         El líder convergente destacó: "Como es sabido, el juez primero de distrito en Oaxaca resolvió en audiencia constitucional que es improcedente el juicio de amparo promovido por el gobernador Ulises Ruiz contra actos de la Sala Superior" del TEPJF y otras autoridades.

         Subrayó que "el resolutivo del Tribunal Electoral es resultado de una denuncia de la dirección de Convergencia en el estado de Oaxaca, que acusó al gobernador de utilizar recursos públicos para promover su imagen personal en vehículos oficiales durante las campañas electorales que culminaron el 3 de julio último.

"Esta acusación –detalló Maldonado-- fue debidamente documentada por el representante de Convergencia en el Instituto Electoral del Estado de Oaxaca, Víctor Hugo Alejo Torres".

En un comunicado, el dirigente partidista consideró imperativo que los diputados lleven a cabo el juicio político contra el gobernador para "poner un coto a la impunidad y corrupción en Oaxaca".

         El también senador se congratuló que un juez de distrito haya negado el amparo al gobernante oaxaqueño, pues con ello se da un paso importante para acabar con la impunidad con la que se desenvuelve Ulises Ruiz.

         Maldonado criticó, no obstante, se busque castigo por delitos electorales y no por la violación de garantías individuales, numerosos asesinatos y desapariciones que se han registrado en Oaxaca y que oportunamente ha denunciado el senador Gabino Cué.

         Recordó que, durante el movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en 2006, se reconocieron 26 homicidios, entre ellos el asesinato de José Jiménez Colmenares, el 10 de agosto de ese año en la capital del estado, quien fue baleado por francotiradores emboscados cuando participaba en una marcha en defensa de activistas detenidos injustamente por la fuerza pública.

Se refirió también a los asesinatos de las indígenas triquis Felícitas Martínez Sánchez y Teresa Bautista Merino, encargadas de la radio comunitaria de San Juan Copala, victimadas en abril de 2008.

         Criticó que estos casos y muchos otros fuesen literalmente ignorados por el gobernador, quien ha actuado con indiferencia ante las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Por su parte, el diputado local convergente en Oaxaca, Benjamín Robles Montoya, consideró que de esa manera "Convergencia gana nuevamente una batalla jurídica al gobernador del estado". 

 

Se derrumba caso vs presunto homicida de Bradley Will
Sayra Cruz. Tiempo.

Luego de que el testigo protegido de la Procuraduría General de la República, Carol Iván Ilescas Reséndiz, ante el Juez Cuarto de lo Penal negó reconocer a Juan Manuel Martínez Moreno como el homicida de Bradley Roland Will, piden la libertad del inculpado.
En un documento la abogada del Comité 25 de Noviembre, Alba Cruz Ramos, presume de la inocencia del appista que fue acusado por el asesinato ocurrido el 27 de octubre de 2006.
Cruz Ramos dijo que con la declaración de: “No vi quién le disparó a Brad”, lo absuelve de las acusaciones ya que el único testigo que podría declarar en contra dijo que no lo reconocería.
Abundó que luego de la diligencia del testigo, Carol Iván Ilescas Reséndiz, dentro del proceso por la muerte del camarógrafo estadounidense, “quedó de manifiesto el testimonio que carece de valor probatorio”.
Reconoció, dijo, que “no conoce a Juan Manuel”, nunca lo ubica en los dos videos que se le pusieron a la vista, mismos que fueron grabados por Carol Iván, mismos que tiene los cortes hechos por la empresa Televisa y el video de Brad Will.
En la diligencia se observó que el testigo se encontraba de espaldas a la cámara del reportero de Indymedia y no tenía la visibilidad para darse cuenta de quién realizó el disparo.
“Por lo tanto, no hay nada que incrimine a Juan Manuel”, abundó la integrante de la defensa del caso que inculpa a Juan Manuel Martínez Moreno.
Abundó que con ello queda en entredicho la hipótesis de la PGR acerca de que el disparo fue realizado por personas cercanas a Brad ya que ninguna de las personas cercanas al fallecido aparece con armas.
Consideró que con las declaraciones se derrumba el examen de campo realizado por la instancia federal y se desvanecen las pruebas contra Juan Manuel Martínez por lo que pidió la libertad inmediata del procesado.
Será el 14 de octubre cuando se resuelva la queja interpuesta por el agente del Ministerio Público Federal y en esa fecha deberá señalarse la audiencia constitucional que resuelva el segundo amparo, por el auto de formal prisión, interpuesto por la defensa del acusado.

Los de la Hidalgo llegaron a la Procu con ataúd vacío
Sayra Cruz. Tiempo.

Con rostros duros y gritos de impotencia, vecinos de la colonia Hidalgo, perteneciente a San Martín Mexicapan arribaron ayer a la Procuraduría General de Justicia con un ataúd que cargaban los hombres. ¡Justicia!, ¡justicia!, fueron las palabras que retumbaron en el viejo inmueble. Más tarde se harían presentes en el Ayuntamiento de esta capital.
¡Ahí llevan el cuerpo de la anciana atropellada!, decían los curiosos. Se referían al cadáver de Margarita Guadalupe García Valencia, atropellada el día anterior por un camión de la línea Urbanos de Oaxaca y que derivó en el incendio de dos autobuses.
“Por respeto a los familiares y por nuestra decisión no viene el cuerpo; es un ataúd vacío y lo utilizamos de manera simbólica para exigir justicia”, aclara Fabián Escobar, quien con llanto recuerda a la amorosa Margarita, su abuelita, la que lo tuvo en brazos y lo vio crecer.
Los gritos son más intensos. Las mujeres exhiben pancartas en donde se puede leer: ¡Libertad para los detenidos! ¡Ellos no son culpables del incendio de los camiones!
“Si no hay solución tomaremos otra acción”, advierten los inconformes, entre ellos los integrantes de sitios de mototaxis quienes exigen la libertad de Rosalino Díaz, presidente del Comité de Vida Vecinal y cinco personas más acusados de incitar a la “rebelión”.
A Margarita la sepultarán hoy jueves, en el panteón de San Martín, después de celebrarse una misa de Cuerpo Presente en la iglesia de esta agencia municipal, a las 15:00 horas.

 

¿Cómo encender el motor grande de la rebelión?

 

Escrito por Pedro Echeverría V.   

1. En la mayoría de las entidades de México no han habido historias de luchas y de protestas, a pesar de que siempre hayan vivido en la pobreza, la miseria y la opresión. A muchos pueblos los han educado o “domesticado” durante siglos por la iglesia y las familias en el conformismo, la sumisión o el individualismo más extremo. Por el contrario hay estados de la República que por sus propias condiciones geográficas, por historias antiguas de enfrentamientos defendiendo sus derechos, llevan ya muchas décadas de experiencias que se han transmitido por generaciones. Me decían algunos maestros oaxaqueños: “los profesores yucatecos en Oaxaca luchan, cuando regresan a Yucatán dejan de hacerlo”. Pero experiencias anteriores, como la lucha magisterial nacional de 1989, así como la obrera de los setenta, lograron mover lo “inamovible”.


2. Duele que sigan golpeando y asesinado a los indígenas, campesinos, trabajadores y apenas se escuchen sus quejidos. No se sabe cuantos años o décadas más la clase gobernante y empresarial seguirá imponiendo sus intereses sobre las espaldas de más del 80 por ciento de la población. Las pequeñas ciudades y pueblos se defienden muchas veces con palos y piedras, mientras militares y policías –armados hasta los dientes- lanzan gases lacrimógenos, disparan y sueltan sus perros para acabar cualquier movimiento. Esto no lo pueden hacer fácilmente contra los obreros electricistas, telefonistas, petroleros; aunque sí lo hicieron contra los ferrocarrileros y buscan acabar con los valerosos mineros que resisten. Tampoco lo hacen –sin recibir respuestas- en el DF, Oaxaca y otros estados con historias de luchas, siempre dispuestos a defenderse.

 


3. Ya hemos visto cientos de veces cómo quedan las caras y los cuerpos ensangrentados de los trabajadores, los jóvenes, las mujeres, que se atreven a enfrentar a las fuerzas armadas que destruyen sus chozas, que los expulsan de sus pueblos o terrenos, que les rompen una huelga o que buscan enfrentarlos en una manifestación. A estos salvajes represores, después de recibir órdenes- les importa un carajo si sus víctimas son niños, viejos, lisiados o cualquier miserable. Cuando de rescatar la gran propiedad de un funcionario o empresario o de evitar una protesta contra los poderosos se trata, para esos autómatas de la represión todo se vale. Al fin los débiles de los pequeños pueblos, las luchas terriblemente aisladas, los obreros de las pequeñas fábricas, los ciudadanos que protestan en pequeño número, la policía puede hacerles lo que les plazca.


4. Quisiéramos que todos los países del mundo recuperen su identidad, los valores que los hicieron fuertes y diferentes que luego, de manera condenable, fueron uniformados por el sistema capitalista mundial. En lugar de aquellos seres humanos dignos y orgullosos de su pasado, ahora parecen robots marchando sin voltear a ver, cortados con la misma tijera, con un pensamiento único, el que ha impuesto el capitalismo salvaje. Pero para que los pueblos pequeños –que son la mayoría en el mundo- logren su liberación se requiere que los trabajadores de los países más poderosos y de las ciudades más grandes se pongan en marcha para sacudir y despertar a los pequeños que les ha resultado muy difícil ponerse a caminar. En tanto no suceda esto, las clases dominantes seguirán golpeando y asesinando todos los movimientos casi indefensos.


5. Los movimientos de los trabajadores por defensa de sus tierras, las protestas contra la explotación, los reclamos por represión y malos tratos, se pueden contar por miles en campos y ciudades de México. Han sido movimientos espontáneos de respuesta de los pueblos ante las agresiones que a diario sufren; pero al mismo ritmo que han surgido se han presentado las llamadas “fuerzas del orden” para reprimirlos y someterlos. En las cárceles mexicanas pueden contarse por miles los presos políticos con inventadas y falsas acusaciones tales como: “ofensas a la autoridad”, robo, resistencia, etcétera. Los ejemplos más conocidos son los campesinos presos de San Salvador Atenco, los de la APPO oaxaqueña, los del EZLN y los “desaparecidos” del EPR. Hasta ahora no se cuenta con la fuerza que sacarlos de la cárcel y por la vía jurídica es vergonzoso.

 

6. En tanto Marx planteaba que los países altamente desarrollados estaban más cerca del socialismo porque el proletariado estaba más preparado para asumir el poder y luego preparar el autogobierno, Lenin 50 años después siguiendo a Marx señaló que el trabajo político principal debe hacer en las grandes fábricas y las grandes ciudades de la Rusia aún semifeudal. Ello y la experiencia de muchos años me han dado la convicción de que hay que mover los motores grandes, que hay que trabajar políticamente en los centros productivos que pudieran paralizar el sistema capitalista. Que hay que solidarizarse con todas las luchas de los trabajadores, que hay que ayudarlos a solucionar puntualmente sus problemas, pero el trabajo político real debe hacerse en los centros que puedan poner de rodillas a la clase explotadora, centros en los que esta clase está más atento.

7. El día que la clase obrera paralice el servicio eléctrico, deje de producir petróleo, haga una huelga de servicio telefónico, que los empleados bancarios cierren sus instituciones, que los trabajadores del IMSS paren los hospitales o que los transportistas bloqueen las carreteras, el sistema capitalista de explotación y opresión se cae en mil pedazos y los trabajadores podrán deshacerse de gobiernos y empresarios, asimismo podrán ya autogobernarse. Este, me parece, es el gran motor del que Marx hablaba y por lo que decía que la clase obrera será la que sepultaría al capitalismo. Huelgas de campesinos, de estudiantes, de profesores, las soporta por meses si no extienden el descontento en los reales centros productivos que son la columna de su poder. Por eso más que repetir que la burguesía es corrupta y explotadora, hay que buscar cómo derrotarla.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios