Mi?rcoles, 21 de octubre de 2009

La aplanadora PRI-PAN se impone en San Lázaro.

La toma de la tribuna por PT y PRD no pudo detener a los aliados

Enrique Méndez y Roberto Garduño

 

La demanda de 16 diputados del PT y del PRD por echar abajo los impuestos aprobados por la Comisión de Hacienda la madrugada del martes, retrasó el proceso legislativo en la Cámara de Diputados para votar la ley de ingresos y el paquete fiscal 2010. Después de la medianoche, y luego de dos recesos, arrancó el debate en el cual Alejandro Encinas expresó su rechazo tajante a nuevos gravámenes y al aumento del IVA a 16 por ciento y a 30 por ciento al ISR, acordados por el PRI y Hacienda.

No estamos de acuerdo porque se dejaron intocados los privilegios de las grandes empresas y hoy un trabajador con más de 6 mil pesos de salario pagará 8 por ciento más, y los empresarios sólo 1.6 por ciento de sus grandes ganancias, reprochó.

El proceso para sacar avante la aplicación de más gravámenes, impulsados por la Secretaría de Hacienda y el PAN, y avalados por el PRI, se convirtió desde el lunes en el más tortuoso desde 1997, año el que el tricolor perdió la mayoría y con ello las votaciones a modo en el Congreso. 

El avasallamiento que aplicaron el PRI y el PAN en la Comisión de Hacienda contra PRD, PVEM, PT, Convergencia y Nueva Alianza, al acompañar la propuesta de Felipe Calderón con la que se establecen más impuestos, generó el descontento de esas fuerzas políticas que reclamaron el riesgo en que se coloca a la población al exigirle más tributación.

Y fue la bancada del Partido del Trabajo, que el lunes había decidido tomar la tribuna para protestar contra los nuevos gravámenes, la que anticipó el paso y, desde las tres de la tarde, evitó que continuara la sesión ordinaria. El presidente de la mesa directiva, Francisco Ramírez Acuña, abrió un primer receso, que concluyó  hasta las 23:08, cuando se reanudó la sesión entre gritos de los petistas: ¡PRI y PAN verdugos del pueblo!

También, el PRI jugó con una variante en la Comisión de Hacienda durante la madrugada del martes, al presionar a los perredistas Armando Ríos Piter, Guadalupe Acosta Naranjo, Vidal Llerenas, José Narro y su asesor Juan Guerra Ochoa, para que en el debate de los dictámenes dejaran de cuestionar los amarres que el tricolor había aceptado con el gobierno de Felipe Calderón para subir a 16 por ciento la tasa del IVA, entre otros incrementos.

Llegó a tal extremo el enojo de los priístas, que a las cinco de la mañana de ayer, antes de iniciar la discusión en torno al artículo 244-E de la ley federal de derechos –que favorece a las empresas de telecomunicaciones–, Oscar Levín Coppel, presidente de la Condusef en el gobierno de Vicente Fox, perdió el control y se acercó a los perredistas para espetarles: ¡Toda la noche nos han llenado de mierda!

El exabrupto de Levín se repitió cuando su compañero Sebastián Lerdo de Tejada se reservó el artículo 3 de la ley de ingresos para dejar en cero pesos el techo de endeudamiento del Gobierno del Distrito Federal. Levín se acercó de nuevo a los perredistas, y cuando Juan Guerra intentó saludarlo de mano, el priísta se echó atrás y le dijo: Ahora sí van a comer mierda ustedes, ¡cabrones!

El PRI abrió un segundo flanco con el PRD porque, de aprobarse su propuesta de cero endeudamiento para la capital, se frenarían obras como la de la línea 12 del Metro, ampliación y mantenimiento de la red de agua, entre otras.

De inmediato, el presidente del PRD, Jesús Ortega, y el coordinador de la bancada perredista, Alejandro Encinas, calificaron de inaceptable la propuesta del PRI. Tras un receso en la comisión, Lerdo de Tejada reculó y en acuerdo con Roberto Gil, del PAN, propuso que el techo de endeudamiento quedara en 5 mil millones.

En esas condiciones, el PRD decidió participar en el debate de los ocho dictámenes aprobados en la Comisión de Hacienda y, después de la toma de la tribuna, la dirigencia del sol azteca emitió un comunicado para aclarar que decidió no participar en esas acciones.

“Es necesaria esta definición debido a que un grupo de diputados tomó la tribuna y, quienes siendo parte del PRD participaron en esta acción, lo están haciendo estrictamente a título personal y al margen del acuerdo antes expuesto”, aseguró.

Decretado el receso, los representantes del PT comenzaron a desplegar pancartas y pegaron mantas en las paredes del recinto y en la tribuna, en las que se leía: ¡Calderón, eres el verdadero peligro para México!, No más privilegios fiscales a los protegidos del PRIAN, y PRI y PAN verdugos del pueblo.

Óscar González Yáñez (PT) explicó que la determinación de ocupar pacíficamente la tribuna obedeció a que ni la presidencia de la Cámara de Diputados ni la Secretaría de Hacienda entregaron la información requerida de manera urgente sobre las 400 grandes empresas que pagan mínimos impuestos. Para retirarnos solicitamos que nos entreguen los documentos. El lunes lo decidimos. Somos los diputados más cercanos a Andrés Manuel López Obrador y al movimiento que él encabeza. Pero el acuerdo era ocupar la tribuna cuando iniciara el debate fiscal, no antes.

Se acercaba la medianoche y la preocupación de muchos diputados se acrecentó por el cercano vencimiento del plazo constitucional para aprobar la ley de ingresos, y los diputados del PT y los pocos del PRD mantenían su protesta.

A las 23 horas, un grupo de diputados panistas formó una valla al pie de la tribuna, donde se instaló una mesa desde la que, 8 minutos después, Ramírez Acuña reinició la sesión. En medio del griterío de los petistas, que mostraron un fotomontaje de la roqueseñal con las imágenes de Calderón, Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto, el panista presentó una modificación al orden del día para dar entrada al paquete fiscal e iniciar su discusión. Aclaró en cuatro ocasiones que la sesión correspondía a la del 20 de octubre, y de ahí implícitamente se aplicó la figura de reloj parlamentario, de tiempo indefinido.

Se presentó el dictamen de la ley de derechos en materia del régimen fiscal de Pemex, y se pidió a los grupos presentar oradores. Pero era tal la confusión por los gritos de ¡no más impuestos! de los petistas, y la escasa capacidad para dar forma a la sesión, que Ramírez Acuña, en consulta con los coordinadores, se vio obligado a decretar un nuevo receso a las 23:23.

Francisco Rojas, coordinador del PRI, advirtió que la falta de condiciones para sesionar podría obligar al retiro de los diputados, y si no se aprobaba la ley de ingresos sería responsabilidad “de quienes tomaron la tribuna por la fuerza”.

Diez minutos después de la medianoche, un grupo de diputadas del Partido Acción Nacional sorprendió a los petistas y se hizo de la tribuna. Esto facilitó reiniciar la sesión. No obstante, los petistas insistieron en el repudio al alza de impuestos y el debate comenzó a las 00:20 desde las curules.

Paquete fiscal deja intactos los privilegios de los poderosos: AMLO

LA REDACCIóN

MÉXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador condenó la unión del PRI y del PAN para aprobar nuevos impuestos e incrementar los existentes, como el IVA, que pasará de 15 a 16% y el ISR, que subirá de 28 a 30%.

         Denunció que con esta maniobra los diputados priistas y panistas han confirmado que ambos partidos "son lo mismo" y están "al servicio de la oligarquía".

         En entrevista, al reanudar su gira de trabajo por municipios regidos por el sistema de usos y costumbres en el estado de Oaxaca, López Obrador dijo que este era un día "triste y aciago" porque los diputados del PRI y del PAN decidieron proteger a los grandes empresarios y banqueros del país, y afectar a la mayoría de los mexicanos con la aprobación de más impuestos.

López Obrador sentenció que ante la embestida del PRI y el PAN contra la mayoría de los mexicanos, el Movimiento en Defensa de la Economía Popular que encabeza con el apoyo de los partidos del Trabajo, Convergencia y de la Revolución Democrática  mantendrá su rechazo a cualquier aumento a impuestos.

         Como prueba de ese rechazo, el líder tabasqueño anunció que el próximo lunes 26 de octubre encabezará una "asamblea informativa" frente a la Cámara de Diputados, en San Lázaro, para exigir al gobierno federal, y a los legisladores priistas y panistas que eliminen los privilegios fiscales de los 100 hombres más ricos de México, "que son los dueños de Coca Cola, Bimbo, Cemex, Walmart, Maseca, Telmex, Bancomer y Banamex".

         López Obrador recordó que Felipe Calderón prometió durante su campaña electoral reducir los impuestos, derogar la tenencia y bajar los precios de la gasolina, el gas y la luz. "Hasta se autodenominó el presidente del empleo… y miren ahora cómo está Calderón".

         Por el contrario, reprochó, "el presidente usurpador ha autorizado en los últimos tres años incrementos a la tortilla, el arroz, el azúcar y otros artículos de primera necesidad, además de los combustibles".

         También recordó que los diputados federales por Oaxaca "gritaron a los cuatro vientos durante la campaña" que se opondrían a cualquier incremento de impuestos; "sin embargo ahora están votando a favor del paquete económico de Calderón".

López Obrador, con esas acciones, ambos partidos han demostrado que sirven a los intereses de la "mafia política, del poder y del dinero, así como de la oligarquía que oprime al pueblo.

"Ambas fuerzas políticas y sus respectivos legisladores son lo mismo y aquel que crea que no son lo mismo Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña, Manlio Fabio Beltrones y Elba Esther Gordillo, que lo vuelva a pensar", puntualizó.

"Ya se sabía que priistas y panistas iban a ponerse de acuerdo. Es más, advertí que hubo reuniones entre Salinas, Calderón, Beltrones, Peña (Nieto) y Francisco Rojas, y es lo que está resultando", señaló.

Sin embargo, precisó que mientras los legisladores del PRI y el PAN decidieron mantener los privilegios fiscales para los dueños de las grandes empresas y de los banqueros, a la mayoría de los mexicanos, los condenaron a pagar más impuestos.

El excandidato presidencial subrayó que el alza de 28 a 30% del Impuesto sobre la Renta (ISR) afectará principalmente "a los trabajadores con ingresos de siete a nueve mil pesos mensuales, porque pagarán 8% más por dicha contribución".

Calificó como una gran injusticia el aumento del IVA, del 15 al 16%, el impuesto de 3% a las telecomunicaciones y a los depósitos en efectivo superiores a 15 mil pesos, entre otras decisiones contrarias al pueblo.

Sin embargo, advirtió que lo que más afectará a la economía popular serán los aumentos a las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica. El próximo año la gasolina costará dos pesos más por litro, recordó.

Alertó que el aumento a las gasolinas desatará una cascada de incrementos a los alimentos básicos y de consumo generalizado.

Luego sostuvo que los hombres más ricos del país no pagan impuestos, pues el año pasado, alrededor de 400 corporaciones e instituciones financieras obtuvieron ingresos por 5 billones de pesos, de los cuales sólo aportaron el 1.7 por ciento, por concepto de Impuesto Sobre la Renta.

López Obrador recordó que diputados afines al movimiento han presentado ya dos iniciativas de ley para la austeridad republicana y para eliminar los privilegios fiscales. Con la aprobación de ambas propuestas, agregó, se obtendrían ahorros hasta por 500 mil millones de pesos, cantidad superior a los aproximadamente 300 mil millones de pesos que representa el déficit fiscal.

 

PT toma la tribuna en rechazo a más impuestos

JESUSA CERVANTES

México, D.F., Al filo de las tres de la tarde, la fracción del PT tomó la tribuna de la Cámara de Diputados en respuesta al acuerdo entre el PRI y PAN de aumentar los impuestos para el próximo año.
El presidente de la Mesa Directiva, el panista Francisco Ramírez Acuña, decretó un receso hasta las 8:30 de la noche, momento a partir del cual se aprobará la ley de ingresos.
"En virtud de la actitud asumida por nuestros compañeros y en consulta con los grupos parlamentarios, se decreta un receso hasta las ocho treinta de la noche", anunció el panista desde la máxima tribuna, a la vez que era respaldado por priistas y panistas en el pleno.
Desde el mediodía de hoy, el PT, en el que se encuentran los diputados afines a Andrés Manuel López Obrador, acordaron con el coordinador del PRD, Alejandro Encinas, que tomarían la tribuna; sin embargo, los perredistas recularon una vez que llegaron a un acuerdo con el PRI.
El PRD recibió el embate del PRI en la comisión de Hacienda cerca de la una de la tarde durante la discusión de la aprobación del techo de endeudamiento para el gobierno del Distrito Federal.
El Ejecutivo propuso un endeudamiento de 5 mil millones de pesos, pero en la discusión de la comisión el PRI propuso que fuera de cero, bajo el argumento de que no se tenían los proyectos para los cuales se destinarían tales recursos.
El vicecoordinador del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo, acusó a los priistas de querer afectar al gobierno del Distrito Federal y dijo que la actitud del PRI era en represalia por haberse manifestado en contra de la aprobación de la ley de derechos, una iniciativa que fue negociada con el grupo Televisa y el PRI.
Ante el enfrentamiento verbal entre priistas y perredistas por el techo de endeudamiento del Distrito Federal, la comisión decretó un receso para poder lograr un acuerdo.

Fue en ese momento cuando Alejandro Encinas aceptó sumarse a la toma de tribuna del PT, pero luego del receso, los priistas finalmente llegaron a un acuerdo y avalaron el techo de endeudamiento, lo que hizo recular a los perredistas de la toma de tribuna.

 

Activistas exigen la liberación de líder de la OCEZ

ISAíN MANDUJANO

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 20 de octubre (apro).- Desde el penal federal de El Rincón, en Tepic, Nayarit, José Manuel Hernández Martínez, Chema, pidió a sus compañeros de la Organización Campesina Emiliano Zapata Región Carranza (Ocez-Rc) mantenerse firmes en la lucha social.

         Rosa Pérez Coronel fue la portavoz del mensaje, luego de recibir una llamada telefónica del irigente campesino, quien le dijo que estaba convencido de que detrás de su caso había intereses políticos de aquellos que temen que el movimiento campesino crezca.

         Asimismo, manifestó que su traslado al penal federal de Tepic, Nayarit, no lo hizo decaer porque sabe que fue "una traición del gobierno estatal".

De acuerdo con su esposa, Hernández Martínez pidió le dijera a sus compañeros que no confíen nunca más en el gobierno, ya que no respeta acuerdos.

Rosa Pérez Coronel afirmó que José Manuel "sigue en pie, porque durante toda su vida ha sido un luchador social, durante toda su vida ha trabajado para que los compañeros tengan su tierra donde trabajar, y ya en otras ocasiones ha sido injustamente encarcelado y esta vez no se va a quebrar".       

En tanto, varias organizaciones no gubernamentales y activistas de México y Europa enviaron una misiva al presidente Felipe Calderón, así como al gobernador de Chiapas, Juan Sabines, para exigir la liberación de Hernández Martínez, dado que su lucha, añadieron, siempre ha sido por la vía civil y pacífica.

"Las organizaciones, colectivos y personas abajo firmantes, tanto de México como de otros países, queremos expresar nuestra solidaridad y reconocimiento a la lucha y trayectoria llena de dignidad y honestidad que ha mantenido durante más de 30 años José Manuel Hernández Martínez, un referente moral en la lucha por el respeto de los derechos humanos y del movimiento social chiapaneco", dice la carta.

 

La clasista batalla por LFC

Luis Linares Zapata

 

Desde Los Pinos han asegurado que el plan prosigue, sin titubeos, por la ruta marcada por los traficantes de influencias: la energía eléctrica y negocios anexos serán entregados al capital privado, especialmente al trasnacional. Al menos eso piensan en las altas esferas ahora que el golpe destructor ha ¿eliminado? dos de las piezas cruciales: el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y la compañía donde sus aguerridos trabajadores laboraban: Luz y Fuerza del Centro (LFC). El disolvente decreto es irreversible, afirma, lleno de chicanera altanería, el pomposo secretario de Gobernación. Pero la batalla de resistencia social, política y cultural apenas empieza y ya la marea ha empezado a modificar su curso.

El proceso para la defensa de la empresa, su sindicato y sus trabajadores será complejo, largo y agotador. Mientras la opinión ciudadana se matiza con los golpes subsiguientes de información verídica y verificable, las rampantes mentiras difundidas por el oficialismo son descartadas por los ciudadanos al emerger los números que, por sí mismos, expresan parte sustantiva del estado que guarda LFC. Al mismo tiempo se revelan y discuten las voraces intenciones ocultas tras el inclemente vocinglerío mediático desatado. Hasta los mismos conductores radiotelevisivos, editores y columneros más despiadados empiezan a cubrirse las espaldas que habían dejado a la intemperie. La enorme muestra de solidaridad y enojo concitado durante la marcha del jueves pasado bien pudo ser un punto de inflexión del ánimo nacional. El precio de legitimidad a pagar por el señor Calderón y aliados es y será altísimo.

Las cuentas de la ineficiencia de LFC, que tanto se afanaron en resaltar los apoyadores y merolicos mediáticos, tienen una contraparte explicativa sencilla y contundente. Las pérdidas que aquejan a LFC se deben a los enormes subsidios que Hacienda (Los Pinos) decide otorgar a las empresas asentadas en el territorio que sirve: 57.3 mil millones de pesos (mmdp). Se aumentan así, indebidamente, los costos operativos (egresos) de la empresa eléctrica. A eso se deben los 42 mmdp previstos para 2010. Las mentiras propagadas por el señor Calderón, repetidas hasta el cansancio por sus difusores, aliados y cómplices hacen pasar tal erogación como producto de los tan cacareados como falsos privilegios de los trabajadores y su sindicato. Además de ese despiadado cargo por subsidios, LFC tiene que arriar con el sobreprecio (15 por ciento) que le sorraja la Comisón Federal de Electricidad (CFE), el cual llega a 12.8 mmdp. Los pasivos laborales por pensiones, de las que tanto se despotrica, suman al año 12.4 mmdp. Por tanto, si al total de ingresos que obtiene LFC (46.6 mmdp) se agregan las anteriores mermas (subsidios y sobrecostos) la utilidad resultante andaría por los cielos. El alegato anterior no ignora ni soslaya las muchas ineficiencias, trampas o corruptelas que tanto aquejan al consumidor. Tampoco se omite el lastre de altos costos de operación debido a equipo obsoleto y falta de mantenimiento. La solución exigiría un proceso de correcta y sana administración.

Durante el álgido y triste periodo anterior y posterior al demoledor golpe asestado a los trabajadores resalta un fenómeno por demás preocupante. Proviene de las entrañas mismas de las llamadas clases medias. Se condensa en un rencoroso sentimiento de desprecio racista, indiferencia y escasa o nula solidaridad en el mejor de los casos. Es un resabio acumulado en la humanidad de sus integrantes que ha salido a la superficie mezclado con posturas clasistas y temores varios. Una parte de tan corrosivo fenómeno anidó en toda una gama de individuos, por lo demás acosados por las actuales penas y lo cerrado de los horizontes futuros que acarrea la actual crisis. Esa muchedumbre expresa su descontento por las que, presume, son ventajas indebidas para los trabajadores y queda subyugada por un afán diferenciador de la pelusa, de los nacos, de todo aquello que huela a pobreza o anonimato.

Este segmento clasemediero sólo mira hacia arriba, hacia los –en serio– privilegiados por el sistema a los que exculpa de todo pecado. Tales personas son las que con su actitud y manera de recrear y responder a los dictados superiores justifican y, amamantan las apropiaciones masivas de la plutocracia. Asumen que en la rebatinga algo les tocará. Además prestan su concurso, barato y domesticado para que el capital colectivo sea malgastado o repatriado hacia los núcleos externos de poder.

En medio de tan dolorosa realidad, otro segmento de la clase media (mucho más pequeño) con salidas a los medios de comunicación masiva se destaca por su labor de zapa en la conciencia colectiva. Son personajes muchas veces salidos de lo profundo de ese lirón humano colindante con la precariedad y las ilusiones vanas. Han escalado posiciones en las retribuciones salariales. Se sienten ahora ajenos a los dolores y tribulaciones de la masa, de los trabajadores y, en muchos sentidos, lo están. Pero más que todo se piensan distantes, selectos, salvados de los apretujones, con buenas maneras, estudios avanzados e inteligencia siempre atenta a lo que sucede en las alturas. Sus miradas se clavan en sus superiores, en sus patrones, a los que ven como benefactores y creen que, por sus atentos servicios, serán recibidos en el círculo de las elites decisorias: un espejismo en el que nunca se verán reflejados. Ignoran el desprecio que les dispensan los plutócratas. Sin embargo, fondean con sus altavoces rentados, las ambiciones privatizadoras y las pulsiones entreguistas del poder. Son una malhadada camada de defensores de las causas más ruines que lastran la actualidad. Ruindad que encubren con aparente objetividad, exigiéndole, suplicándole al señor Calderón, que sea congruente, que siga adelante y ponga orden en las muchísimas distorsiones del modelo seguido. Una petición de principio llena de hipocresía y falsedad porque saben, a ciencia cierta, que en el fondo, lo que hay son negocios de gran tamaño y afanes insanos de perpetuarse en el poder.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios