Lunes, 02 de noviembre de 2009

OAXACA UN PUEBLO VICTORIOSO.


El 2 de noviembre de 2006 las fuerzas represivas federales y estatales nuevamente se cubrieron de ignominia y ridículo. Al intentar tomar la Radio Universidad y la barricada de “5 señores” el pueblo oaxaqueño los enfrentó exitosamente y les propició una humillante derrota. A tres años recordamos la crónica del Otoño Rojo oaxaqueño:


 NOTICIAS Y COMENTARIOS RELATIVOS AL 2 DE NOVIEMBRE DE 2006.

"La Jornada".


Férrea resistencia civil en la UABJO y calles aledañas. La zona de Cinco Señores, auténtico campo de batalla. Siete horas de enfrentamiento de la PFP contra estudiantes, paterfamilias y colonos. Más de 70 lesionados, entre ellos tres periodistas. Se reportan 60 detenidos. Al filo de las 2 de la tarde los federales se replegaron. Piedras, cohetones, gases lacrimógenos y múltiples mentadas enmarcaron el zafarrancho.


Oaxaca, Oax., 2 de noviembre. Desde el amanecer de Día de Muertos y durante siete horas la Policía Federal Preventiva (PFP) enfrentó la resistencia civil más contundente desde su llegada el sábado, esta vez en Ciudad Universitaria y en el crucero de Cinco Señores, donde miles de estudiantes, vecinos y padres de familia repelieron a los uniformados con piedras, petardos y tanques de gas encendidos a modo de lanzallamas. Esa zona se convirtió, así, en un auténtico campo de batalla.
Por momentos, los artefactos explosivos prendieron fuego a las tanquetas, pero éstas cuentan con un sistema de extinción automático por agua. Los policías y los grupos de operaciones especiales tenían la orden estricta de no violar el campus de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y respondieron con cientos de granadas de gas lacrimógeno -disparadas inclusive desde dos helicópteros-, agua lanzada a presión desde las tanquetas y con las mismas piedras que les eran arrojadas.

Provocadores del gobierno estatal

El Operativo Juárez 2006, como se sabe ahora que se denomina, tenía como único objetivo liberar la circulación en Cinco Señores y la avenida Universidad, entre el Periférico y la Avenida del Sol, pero grupos de supuestos priístas y policías estatales, identificados inclusive por la Secretaría de Gobernación, provocaron el avance policiaco. La intención de generar más violencia tiene, además, el objetivo de que la PFP se mantenga el mayor tiempo posible en Oaxaca, no para mantener el orden, sino sostener a Ulises Ruiz en el cargo.
De hecho, casi al inicio de la operación para liberar las vialidades, la policía federal había dado una muestra de distensión al liberar a dos personas, pero a las ocho de la mañana los grupos ligados al PRI lanzaron cohetones a los agentes y así comenzó el embate.
El choque se amplió por toda avenida Universidad y calles aledañas. Dentro de las instalaciones, por granadas lacrimógenas, piedras y el agua de las tanquetas combinadas con químicos resultaron heridas 40 personas, 22 más en las inmediaciones, así como 10 policías, cuatro de ellos graves.
La policía detuvo a 30 personas -entre ellas Luis Antonio Félix Domínguez, de 14 años de edad- que fueron consignadas por la presunta comisión de los delitos de ataques a las vías de comunicación, sedición, asociación delictuosa y lesiones. El menor será entregado al Consejo Tutelar.
El vocero del gobierno estatal, Miguel Angel Concha, aseguró que quienes participaron en estos hechos ''no son oaxaqueños y provienen de grupos violentos de San Salvador Atenco y el Distrito Federal, conocidos como cegeacheros y panchosvillas'', e inclusive cuando se le cuestionó sobre la intervención de comandos de choque priístas, aseguró que la administración de Ulises Ruiz ''respeta las expresiones partidistas''.
A causa de las bombas molotov con fragmentos de metal y clavos y piedras fueron heridos los fotógrafos de Proceso, Miguel Dimayuga y Germán Canseco, y de El Universal, Daniel Jaramillo, quien fue trasladado en helicóptero al hospital de la 28 Zona Militar, porque un clavo de un petardo se le enterró entre la tetilla y la axila derecha, mientras otro más le atravesó el codo izquierdo. La onda expansiva del petardo le causó traumatismo auditivo, pero fue dado de alta por la tarde.
Un cohetón le estalló cerca al camarógrafo del Canal 9 de la televisión estatal, Jorge Brindis, quien solamente quedó aturdido, y el fotógrafo de Centro Medios Libres, Mario Mosqueda Hernández, fue golpeado por varios policías, que lo hirieron con toletes en la cabeza, la espalda y un brazo.
A pesar de que en el operativo de liberación del cruce de Cinco Señores participaron unos 2 mil agentes federales, la resistencia popular finalmente los replegó y regresaron, literalmente arrastrando los pies, a su base del Parque del Amor, y la PFP determinó no regresar este día a Cinco Señores ni a la UABJO, aunque por la noche Radio Universidad difundió la especie de que intentarían una incursión de madrugada.

''Soy borrachito de la calle''

A las 7:45, un contingente de la policía federal llegó al crucero de Cinco Señores, seguido de maquinaria pesada y camiones de volteo para levantar la basura. En el frío amanecer, los grupos de operaciones especiales detuvieron a Manuel Castellanos López y a René Barrios, que se quedaron rezagados en la barricada, y los subieron a una Van blanca. Al ser detenido, Castellanos negó ser parte de las barricadas. ''¿Yo? Soy borrachito de la calle. Sólo salí por un mezcal'', explicó.
Un trascavo destruyó la ofrenda de muertos a los maestros y brigadistas asesinados, y hasta ese momento la incursión no generó mayor conflicto. Sin embargo, 25 minutos después aparecieron varios embozados en la esquina de Universidad y Reforma Agraria, que dispararon cohetones y los federales recibieron respaldo de una compañía de Policía Militar que avanzó y lanzó granadas de gas hacia el campus. Este hecho generó que desde Radio Universidad se hiciera un constante llamado a que la ciudadanía rodeara las instalaciones. ''¡Vamos a bloquear! A todos los compañeros les invitamos a que vengan a Radio Universidad, a las bocacalles, pero no nos confrontemos con las fuerzas federales'', delimitaron los locutores.
En plena avenida, decenas de estudiantes y mujeres reclamaron la liberación de Castellanos y Barrios, y personalmente el jefe del Estado Mayor de la PFP y ex delegado del Cisen en Oaxaca, Ardelio Vargas Fosado, los entregó a condición de calmar los ánimos.

Iniciado el enfrentamiento.

Los disparos de artefactos hacia los agentes, las fuerzas especiales y la Policía Militar obligó a un nuevo avance, esta vez por la parte posterior de la universidad, sobre la Avenida del Sol, para retirar camiones que se incendiaban justo frente a un centro bautista, que es utilizado como el centro de mando del Operativo Juárez 2006.
Fuentes gubernamentales de alto nivel confirmaron que desde hace por lo menos un mes, el gobierno federal conocía desde esa iglesia los movimientos en el área, y hoy fue parte importante para conducir el desplazamiento de fuerzas y para advertir de los movimientos que realizaban los seguidores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y estudiantes.
Justo ahí, cientos de estudiantes hicieron retroceder a una columna de 50 policías preventivos armados con toletes y lanzagranadas, que se replegaron hasta un circo. Los agentes de operaciones especiales recogían las piedras que se les lanzaban desde la unidad deportiva de la universidad, para utilizarlas como proyectiles contra sus oponentes. Un petardo atravesó la bota de un federal y le abrió la espinilla derecha.
Durante 15 minutos, jóvenes y policías -incluidos los estatales de civil- se disputaron palmo a palmo el terreno frente a la iglesia bautista y la Plaza del Valle.
Pero en ese momento los federales recibieron refuerzos de dos compañías más, tanquetas, dos helicópteros que realizaron vuelos a baja altura sobre el campus y lanzaron granadas de gas lacrimógeno. Uno de ellos aterrizó frente a la rectoría para abastecer a las tanquetas con latas de químicos.
La intervención de grupos de provocadores del gobierno hizo que dos de ellos fueran detenidos como presuntos integrantes del movimiento. ''¡Estamos de su lado, trabajamos para lo mismo!'', clamaba uno para reclamar su liberación, que se logró finalmente con una llamada desde una oficina gubernamental a la PFP y la intervención de otro policía: ''¡Ese es de nosotros!''
Desde la entrada de la unidad deportiva dos policías traían en andas a Trinidad Michel López, indígena de Santo Domingo Teojomulco. ''¿Tú qué?'', le espetó a pocos centímetros un policía. Con todo el miedo que le imponía ser esposado con un cordón de plástico por policías armados, Trinidad respondió: ''Yo vengo de mi rancho''. Maniatado por la espalda, los uniformados lo tomaron de los pies y el pecho y lo arrojaron, boca abajo, a una camioneta pick up de la PFP. Antes de irse, un federal lo golpeó en el rostro.
Otros federales intentaron romper con palas las cadenas que sujetan las puertas del campus, frente al Instituto de Ciencias de la Educación, pero se confirmó la orden de no entrar.

Al otro lado de la avenida, a unos metros de Cinco Señores, la violencia dio paso a un respiro: un estudiante encaramado sobre los restos todavía humeantes de un automóvil les recitó a Benedetti. Nadie se movió ante la voz que enfrentó a la policía con el poema titulado ¿De qué se ríe?
El chavo estaba inspirado y reclamó: ''Sé que están de policías no por que hayan querido o porque sean burros, sino porque las condiciones del país los hicieron elegir entre irse de su patria o enrolarse en esa corporación ante la falta de oportunidades. No les critico su decisión, pero deberían estar de este lado porque son igual que nosotros. Véanse la tez, las manos, son del mismo color que nosotros, también son huicholes, mixes, tarahumaras. El color de la tez los evidencia''.
El silencio duró hasta que bajó de la chatarra y fue despedido con aplausos. El padre de un estudiante ''que lucha por mejores condiciones'' dijo estar ahí, en la defensa de la universidad a pesar de los cohetones, los cocteles molotov y los gases lacrimógenos, por convicción, y pidió a los federales irse de Oaxaca.
Al final de la avenida, en la Plaza del Valle, comenzaba el otro episodio de la batalla, y en la esquina de Reforma Agraria los jóvenes prendieron pacas de forraje en las chatarras y se formó una barrera de fuego. Ya eran las 11:30 y el enfrentamiento se reinició, ahora con dos tanquetas antimotines, sólo que uno de los Cobra -como se les conoce en la PFP- tuvo un desperfecto que causó la hilaridad de los universitarios protegidos en la autonomía de su alma máter. Adentro, en Radio Universidad, los locutores insistían: ''No tenemos armas. Tenemos piedras, cohetones para enfrentarlos y vamos a resistir''.
Por casi una hora, cientos de jóvenes fueron repelidos hasta el Periférico y la iglesia de Cinco Señores, y otros más por Reforma Agraria hasta 20 de Noviembre, y al final de esa calle hasta las puertas de la universidad. Diego Hernández, joven de 20 años que defendía su identidad de panadero y que sólo pasaba por el lugar, fue detenido. Empero, un uniformado le mostró una fotografía en la que aparecía motivando a sus compañeros a lanzar piedras contra los policías.
Ahí también fue aprehendido el catedrático de la facultad de derecho de la UABJO Armando Jiménez Vázquez. Cuando lo subieron a una camioneta de la PFP para trasladarlo a la Base Aérea Militar 22, de El Tequio -en calidad de detenido-, le quitaron una mochila terciada en la espalda en la que portaba decenas de clavos insertados en fragmentos de tubos de plástico.
Poco a poco, los lances de los jóvenes, sus padres y vecinos hicieron retroceder a las tanquetas que habían llegado hasta las puertas de Radio Universidad. Durante una hora más continuaron lanzando cohetones y petardos, y la transmisión radial convocó a unas cinco mil personas que confluyeron por la prolongación de La Noria, avenida Ferrocarril y el Periférico, y repentinamente habían cercado a la Federal Preventiva, que comenzó a replegarse a las dos de la tarde hacia el supermercado Chedraui.
A las tres de la tarde, cansados, los policías regresaron a su base del Parque del Amor. Sin embargo, para los mandos de las fuerzas federales, el retiro de Cinco Señores no se trató de una derrota, sino de un repliegue estratégico para regresar en las próximas horas.

Finalmente la vialidad no fue despejada, porque más tarde la barricada volvió a levantarse. Miles de personas se congregaron ahí para recuperar su posición, y de cuando en cuando los dos helicópteros arrojaban granadas, y el humo se esparció por el aire de una tarde de otoño en un Día de Muertos oaxaqueño.

 

 

Realizará APPO acto político en 5 Señores
Iván Castellanos / Tiempo

La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), realizarán este lunes un acto político cultural en la avenida Universidad, para recordar el “triunfo del movimiento sobre la Policía Federal Preventiva (PFP)”.

Las actividades fueron definidas por la asamblea estatal del magisterio, por lo que se espera una amplia participación de maestros, en donde estarán recordando uno de los momentos en que “sufrieron mayor represión” durante el conflicto de 2006.

En base a los acuerdos, las acciones se llevarán a cabo en el crucero de 5 Señores, en donde estarán realizando actividades culturales por los festejos de Día de Muertos, en donde recordarán a las personas que perdieron la vida durante el conflicto político-social.
Ante lo cual, estarán colocando un altar alusivo, así como diversos adornos para que la sociedad no olvide la “represión que vivió el pueblo fomentado por los diversos niveles de gobierno”.  Además, instalarán un tapete de arena, de la misma forma, llevará a cabo un mitin para recordar a los activistas que perdieron la vida durante el conflicto de 2006.

Los integrantes de la APPO, tienen contemplado instalar barricadas en el crucero de 5 Señores, para recordar el enfrentamiento del 2 de noviembre de 2006 entre los activistas y la Policía Federal Preventiva.  Las organizaciones que integran este colectivo señalaron que el 2 de noviembre de 2006 fue un enfrentamiento en donde lograron ganarle la batalla a las fuerzas federales, “los hicimos retroceder de miedo, salieron huyendo gracias a la valentía del pueblo de Oaxaca que no permitió que se apoderarán de este lugar”.

Crear una nueva fiscalía indígena es un engaño más para los pueblos: FPIM

Octavio Vélez Ascencio

Periódico La Jornada

El Frente de Pueblos Indígenas de México (FPIM) exigió al titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arturo Chávez Chávez, que antes de crear la Fiscalía para la Atención de Asuntos Indígenas el gobierno federal debe reconocer los derechos históricos de las comunidades y sus sistemas normativos, así como dejar de lado los vicios característicos del sistema de procuración de justicia en México, plagado de corrupción y siempre al servicio de los poderosos.

Uno de los miembros de la dirección del FPIM, Omar Esparza Zárate, sostuvo que el gobierno mexicano ha incumplido los tratados internacionales, como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y, sobre todo, incumple los Acuerdos de San Andrés, y así ha dejado de reconocer que somos un país pluriétnico, con comunidades nativas que tenemos derechos territoriales históricos, y nuestros propios sistemas normativos.

El también dirigente del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (Cactus), afirmó que para el FPIM, integrado por pueblos y organizaciones indias de Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Puebla, Campeche, Morelos, Querétaro, Jalisco y San Luis Potosí, la creación de la nueva fiscalía “sólo puede ser en el mejor de los casos un elefante blanco y, en el peor, un instrumento más de represión en contra de nuestros pueblos.

Es por ello que demandamos que la nueva fiscalía actúe respetando nuestros derechos y cosmovisión, y erradique las prácticas funestas que caracterizan la actuación institucional en nuestro país, señaló.

Es necesario, subrayó Omar Esparza, que la fiscalía propuesta dé muestras de voluntad política y seriedad, y actúe de inmediato para atender los graves casos, como los asesinatos cometidos en contra del ejidatario mixteco Plácido López o de la hermana triqui Marcela Sánchez Ramírez; además, es urgente dejar en libertad a las decenas de presos políticos y de conciencia, como los indígenas zapotecos de San Agustín Loxicha (acusados de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario), y que se haga justicia en casos tan brutales como el maltrato sexual y las violaciones cometidas en contra de mujeres en Atenco, Guerrero y Chiapas.

Destacó que la nueva fiscalía debe aplicar un castigo ejemplar a los asesinos materiales e intelectuales de 45 indígenas tzotziles en Acteal, Chiapas, incluyendo al ex presidente Ernesto Zedillo, quien garantizó impunidad a los responsables de dicha matanza.

Aparte, consideró que la fiscalía debe buscar el inmediato desmantelamiento de las bandas parapoliciales y paramilitares que operan abiertamente en Guerrero, Oaxaca y Chiapas. Dijo que, de otra forma, el nuevo organismo sólo será un medio para perpetuar la injusticia y la violencia en contra de nuestros pueblos. Y no sobra decir que ya están hartos de tanta injusticia y de las prácticas de funcionarios públicos al servicio de intereses trasnacionales.

HALLOWEEN SÓLO AFECTA E INFECTA A LOS MEXICANOS.

                                                                     

 

Escrito por Karina Hernández   

Preocupante que padres de familia inconscientemente promuevan las fiestas de disfraces (Halloween) y con ellos debiliten el conocimiento y aprecio a las tradiciones del día de todos los santos cargados de valores, asegura el representate de la iglesia católica.

En conferenciad de prensa al término de la misa dominical, el Arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello, aseguró que la expresiones que los oaxaqueños y en general los mexicanos han adoptado por celebrar la fiesta de disfraces como sinónimo de día de muertos sólo ha propiciado la pérdida de valores y la ridiculización de la muerte.

"Halloween vacía el sentido de festividad católica y ridiculiza la muerte y la celebra sin horizonte ¿Qué clase de adolescentes y jóvenes suelen usar dicha ropa y disfraces? ¿Qué valores se cultivan con disfraces de brujas, vampiros, diablos y fantasmas?" enfatizó el representante de la iglesia católica en Oaxaca.

Chávez Botello, aseguró que el Halloween afecta e infecta tanto a las tradiciones prehispánicas como a la iglesia católica; respecto al culto que se realiza en estos días a la "Santa Muerte", comentó que esto es un grave error ya que la iglesia no canoniza virtudes ni ideas subjetivas, sólo a personajes que envida fueron trascendentes "la celebración de la Santa Muerte es señal de pérdida de Fe".

En otro sentido el Arzobispo de Antequera pidió a los oaxaqueños no chillar ni quejarse en este tiempo de crisis económica sino buscar alternativas que fortalezcan y ayuden a salir de los problemas económico finalizó.

Propone ecologista parque en lugar de una tienda Chedraui.
Misael Sánchez / Tiempo

[09:59] El ecologista Francisco Verástegui López propuso ayer la construcción de un parque ecológico o una escuela de Ecología o Agricultura en el predio ubicado en Azucenas, Pensamientos, Escuela Naval Militar y Álamos, de la colonia Reforma donde, tras el ecocidio del año pasado, Chedraui pretende construir un centro comercial.
“Antes de que Chedraui genere empleos de cerillos, acomodadores viene-viene y franeleros, allí se puede hacer un parque ecológico o una escuela con el respaldo de la Universidad de la Tierra”, dijo.
El también presidente de la comisión de vigilancia de Agenda 21, organismo filial de la ONU en Oaxaca, rechaza el proyecto de Chedraui y precisa que es inconcebible que ahora hablen de aumentar la plusvalía de la zona creando una bahía de estacionamiento para autobuses urbanos y taxis, cuando en la zona no se estacionan ese tipo de vehículos.
Verástegui López aseguró que la capital necesita espacios verdes y no desastres ecológicos, sobre todo porque los jardines de la ciudad de Oaxaca de Juárez, como Labastida y el Conzatti, entre muchos más, son pequeños y no satisfacen las necesidades ecológicas de la ciudadanía.
Señaló que el predio ubicado en la colonia Reforma debe ser aprovechado y tampoco permitir que se convierta en un basurero.
Apuntó que la zona no debe perder su tranquilidad y tampoco un área verde que brinda bienestar social a quienes viven en la colonia Reforma.
Relató que el predio fue adquirido por don Luis Sarmiento, lo que le dá un valor notable a los árboles ubicados en el lugar y de los cuales casi 200 fueron derribados por Chedrahui en julio del año pasado.
Recordó que el dueño del predio, quien fue maestro normalista, vivió más de 100 años y en tiempos de la Revolución puso en Tlacolula una tienda que le permitió generar riqueza y convertirse en el primer piloto aviador de Oaxaca.
“Don Luis Sarmiento fue el primer oaxaqueño que tuvo una compañía de luz eléctrica en la entidad y también una compañía telefónica cuando ni siquiera existía Telmex. También creó el primer banco para apoyar la economía de los oaxaqueños”, dijo.
Informó que en los años 30 adquirió la colonia Reforma y empezó a fraccionar el lugar, permitiendo que varias zonas verdes se salvaran para garantizar aire puro a sus habitantes.
Incluso, indicó que el mercado ubicado en Emilio Carranza era un predio destinado a área verde, sin embargo a su muerte fue utilizado como centro comercial.
Apuntó que también conservó el predio que ahora ambiciona Chedrahui por ser la parte más baja de la colonia reforma y donde se tiene una cañada natural de recarga de los mantos freáticos, por lo que esta característica justifica cualquier determinación de expropiación por parte de las autoridades municipales, estatales y federales.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios