Martes, 03 de noviembre de 2009

Nadie se atreve a tocar los grandes intereses, asegura la Arquidiócesis

Es hora de que el Congreso haga más justa la carga impositiva, señala la Iglesia

Gabriel León Zaragoza

 

Periódico La Jornada
Martes 3 de noviembre de 2009, p. 8

Los incrementos aprobados al impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto sobre la renta (ISR), que afectarán el consumo y los salarios, y en contarrio los beneficios fiscales a los grandes contribuyentes, son sólo parches a algo que tarde o temprano puede reventar en una crisis mayor, debido a que nadie se atreve a tocar los grandes intereses, a realizar reformas serias de fondo; simplemente tapan el hoyo financiero de este momento, consideró la Arquidiócesis de México.

Con lo aprobado por los legisladores no se está mirando a futuro, y es lo que caracteriza a los políticos, una clase mezquina, metida en sus discusiones bizarras, absurdas, partidistas, que no están viendo por el bien del país, señaló en entrevista Hugo Valdemar, vocero de arquidiócesis.

Manifestó que para la Iglesia católica local el problema sigue estando de fondo, debido a que no ha habido una política clara para generar ingresos, lo que ocasiona una crítica generalizada porque los que siempre pagan son a los que más les cargan la parte impositiva.

Consideró el religioso que ya es momento de que el Congreso haga una reforma fiscal “para hacer más justa la carga impositiva y no se siga ahorcando a los contribuyentes de siempre y remendando la política fiscal.

Los ciudadanos no estarán dispuestos a pagar impuestos mientras sigan viendo dispendios escandalosos como el de los partidos políticos, el IFE y otros poderes, que para ellos no hay crisis. Siguen viendo unos recursos que resultan verdaderamente insultantes para la pobreza y limitación que vive el país.

Sobre las alzas aprobadas en las cámaras de Senadores y Diputados, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) criticó que no se hayan alcanzado reformas profundas acordes a un Estado moderno, porque en tanto estén pendientes de realizarse seguiremos anclados en cosas obsoletas del pasado y mirando hacia atrás, sin avanzar.

Manuel Corral, secretario ejecutivo de relaciones institucionales de la CEM, señaló que aunque los impuestos son una medicina amarga que a nadie agrada, en las circunstancias en las que se encuentra el país se tienen que ejercer, acompañados de reformas estructurales profundas.

Éstas, dijo, deben ir acompañadas de medidas de transparencia de los recursos para que no queden dispersos y atiendan los programas a que son destinados.

Ingenuo, negar que existen esas relaciones donde participan diputados y senadores, señala

El cabildeo de grupos de poder es fuente de corrupción, señala directivo de HRW

Conviene legislar sobre esa práctica, dice el director de la División de las Américas del organismo

Elizabeth Velasco C.

 

Periódico La Jornada
Martes 3 de noviembre de 2009, p. 6

José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), sostuvo que conviene legislar en México sobre el cabildeo que diputados y senadores realizan con grupos diversos para la aprobación de las leyes, por ser una de las fuentes de corrupción y abuso de poder.

Vivanco destacó que negar que ese tipo de relaciones existen (entre legisladores y grupos de poder) es una ingenuidad, además de que tal situación coloca a los ciudadanos en una relación asimétrica con el poder, porque en la práctica terminan influyendo quienes tienen mayores prerrogativas.

En entrevista, el representante del organismo internacional de derechos humanos afirmó que es totalmente legítimo el derecho de la sociedad civil a hacer valer sus puntos de vista ante quienes deciden sobre el incremento de impuestos o en cualquier otra materia que afecta a la colectividad.

Los cabildeos no pueden ser tratados como cuestión secreta o privada, sino que, al igual que los intereses del sector privado, deben ser regulados y transparentados: que se sepa cuándo se reunieron (los legisladores con algún grupo), cuál fue el propósito de la reunión, quiénes se entrevistaron, qué peticiones se hicieron y los acuerdos a que se llegó.

La transparencia es parte del ejercicio de la democracia

El dirigente de HRW aseguró que dar a conocer el contenido de los encuentros que los legisladores sostienen con diversos grupos y sectores, más cuando se trata de grupos de poder, es parte del ejercicio de una sociedad democrática y abierta.

 

José Miguel VivancoFoto José Carlo González /Archivo

Respecto de la desaparición de la Secretaría de la Función Pública (SFP), encargada de fiscalizar y sancionar administrativamente a los funcionarios, dijo que cualquier gobierno tiene derecho a restructurar instituciones y unir carteras.

No le veo inconveniente, pero la pregunta para el titular del Ejecutivo es: ¿cómo va a fiscalizar sin que exista conflicto de intereses?, dijo en alusión a que las funciones que aún desempeña el titular de la SFP, Salvador Vega, se habrán de incorporar a la Presidencia de la República.

Vivanco destacó que cuando es difícil garantizar la independencia de un órgano fiscalizador, de algún modo se tiene que encontrar una solución.

Precisa: “Mi respuesta no es que permanezca el status quo, que se dejen las cosas como están. Si al hacer una evaluación del rendimiento de esa institución se pudo llegar a la conclusión de que gasta un gran presupuesto y cumple muy mal su función, eso no significa acabar con el principio de fiscalización. Éste subsiste; la pregunta es: ¿cómo hacer para que ese principio se cumpla y se proteja con el menor grado de recursos, pero con los suficientes para cumplir con su tarea?”

Concluyó que cuando se toma la decisión de eliminar una dependencia, es probablemente por la falta de apoyos ciudadanos y de la comprensión de lo vital que es esa instancia.

El parto del IVA

JENARO VILLAMIL

Una semana de intensos cabildeos, de desencuentros en Los Pinos, de declaraciones desafortunadas del líder panista César Nava e intentos de rebelión al interior de las dos bancadas principales del Senado (PRI y PAN) desembocaron en la ratificación del IVA de 16%, cuya paternidad la tuvo que asumir el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y el costo político será para el gobierno de Felipe Calderón, como admitieron los 53 senadores que votaron a favor del incremento al IVA en la larga sesión del viernes 30 de octubre.
El intento frustrado de Los Pinos por compartir el costo político desembocó en diferencias de fondo con el PRI y en tensiones con la mayoría de los 51 senadores del PAN. A última hora del viernes 30 de octubre, estas divergencias tuvieron que enmendarse con el rechazo al artículo 244-E y su transitorio de la Ley Federal de Derechos y con la modificación de aspectos sustanciales del paquete, como fueron los cambios al Código Fiscal, a la tasa del Impuesto Sobre la Renta, al porcentaje de consolidación fiscal para grandes corporativos, y a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para que no se repartieran de manera discrecional cerca de 100 mil millones de pesos de los excedentes petroleros, entre otros.
El rechazo al transitorio del artículo 244-E de la Ley Federal de Derechos, que beneficiaba con la condonación fiscal de casi 6 mil millones de pesos a nuevos competidores de telefonía móvil de cuarta generación, como Televisa, fue negociado por el excoordinador de la bancada del PAN en el Senado, Santiago Creel, quien se convirtió en la cabeza visible de la resistencia de cerca de 40 senadores del blanquiazul durante la jornada del 29 de octubre, a pesar de que este artículo se había aprobado en las comisiones dictaminadoras y de que el senador panista José Isabel Trejo Reyes, presidente de la Comisión de Hacienda, advirtió que era una propuesta del Ejecutivo.
En el segundo caso, la mayoría de las enmiendas fueron promovidas por el coordinador de la bancada del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y su equipo negociador en las comisiones, quienes dejaron transitar la aprobación del IVA en el Senado, pero acordaron abstenerse en la votación para que el costo político lo asumiera el PAN.
“El PAN debe asumir los costos políticos de gobernar. Es el paquete fiscal del gobierno, no del PRI”, sentenció el vocero de la fracción priista, Carlos Jiménez Macías, un día antes de que se votaran en el pleno.
Las 10 horas que mediaron entre la rebelión de los senadores del PAN, entre el jueves 29 y el viernes 30 de octubre, el presidente Felipe Calderón llamó por teléfono a la mayoría de los legisladores de su partido para convencerlos, incluso con el regaño, de que votaran a favor del IVA.
Fue su  último y desesperado intento. Calderón no pudo convencerlos en dos reu­niones previas (el viernes 23 y el miércoles 28 de octubre). Mucho menos los subsecretarios de Hacienda, José Antonio Meade y Dionisio Pérez-Jácome, y el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, quien se ganó el apodo entre varios legisladores de “jarrito de tlaquepaque”.
El impuesto o la catástrofe
En la comida del 28 de octubre, horas antes de la comparecencia de Carstens en comisiones, Calderón comparó el paquete fiscal con un parto: “Es doloroso, fuerte y difícil, pero lo importante es que el niño nazca bien”.
El senador Ricardo García Cervantes, al salir de esa comida, responsabilizó a la Secretaría de Hacienda de proporcionar información contradictoria o parcial para presionar a los panistas, y que “los legisladores necesitamos saber cuánto vale y cuánto cuesta un punto porcentual en cada uno de los aspectos que necesitamos información”. Otro legislador que expresó su desacuerdo con el IVA fue Rubén Camarillo, secretario de la Comisión de Energía.
En el intento final por convencer a los panistas, la Secretaría de Hacienda hizo circular un documento entre la bancada de Acción Nacional, atrincherada en el edificio de la avenida Reforma 136, conocido como “la Torre Azul”.
El escenario de catástrofe económica predominó en las 11 páginas en power point que distribuyó la SHCP a los senadores del PAN. Bajo el título “Las Implicaciones de la Aprobación de la Ley de Ingresos 2010”, este documento advirtió que la incertidumbre generada en el Senado amenazaba el tipo de cambio del dólar ante el peso, elevaba el “riesgo-país” por encima de Colombia, Brasil o Chile, e incrementaba el costo de la deuda mexicana.
“La incertidumbre posterior a la aprobación de la Ley de Ingresos 2010 en la Cámara de Diputados ha tenido efectos negativos sobre las variables macroeconómicas más importantes”, abunda el documento cuya copia obtuvo Proceso.
Provocaciones y desencuentros
Desde el jueves 22 de octubre, horas después de que se aprobara en la Cámara de Diputados el incremento al IVA, el dirigente nacional del PAN, César Nava, responsabilizó a la bancada del PRI por el paquete fiscal “incompleto e insuficiente”.
El reclamo de Nava se realizó casi simultáneamente al encuentro que sostuvo Felipe Calderón con el pleno del Senado, la mañana del mismo jueves, durante la entrega post mortem de la medalla Belisario Domínguez a Antonio Ortiz Mena, el exsecretario de Hacienda del periodo conocido como “el desarrollo estabilizador”.
Ahí, Manlio Fabio Beltrones presumió: “Hubo una vez un tiempo en que México pudo crecer con justicia social y con visión de futuro. Hubo una vez que nuestro país creció, por 12 años, a tasas sostenidas de 6.5%; con el nivel de inflación más bajo de América Latina y un incremento al salario real de 6.4%”.
Calderón tamborileaba los dedos mostrando desesperación. Se bebió tres vasos de agua y abandonó el recinto sin platicar ni con los  panistas.
En la tarde de ese mismo jueves, los senadores del PRI, PAN y PRD realizaron reuniones a puerta cerrada para analizar el paquete fiscal aprobado en la Cámara de Diputados.
El discurso de Nava agudizó el rechazo del PRI al paquete fiscal. “Resulta que el líder del partido en el gobierno señala que no es conveniente para el país lo aprobado en la Cámara de Diputados. Nosotros pensamos lo mismo”, advirtió Murillo Karam, secretario general del PRI. “Por eso lo vamos a modificar y vamos a retomar nuestras propuestas originales”, agregó.
Se inició una ronda de intensas presiones en las que participaron varios gobernadores priistas, según denunció en varias ocasiones el senador del PRD y presidente del Senado, Carlos Navarrete.
El 27 de octubre, el pleno del Senado sólo dio trámite de recepción de las minutas provenientes de la Cámara de Diputados e inició el proceso de dictaminación en las comisiones unidas de Hacienda y Estudios Legislativos. Esa tarde, un grupo de senadores panistas se reunió con la coordinadora de su partido en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, y con el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.
Para distender la situación con el PRI, la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación negociaron con el tricolor que la “paternidad” del IVA fuera asumida por la SHCP. Cuando compareció ante los senadores de las comisiones, Agustín Castens admitió: “Sí hubo una propuesta de la Secretaría de Hacienda. De ahí salió el 1% al IVA”.
Su respuesta generó una profunda molestia entre los senadores panistas presentes. Después de la comparecencia, Fernando Elizondo, excandidato panista a gobernador de Nuevo León, Santiago Creel, Ricardo García Cervantes, Rubén Camarillo, Marko Cortés y Federico Döring, entre otros, se reunieron para acordar que votarían en contra del IVA si el costo de esta propuesta era asumida sólo por el gobierno.
La rebelión de los panistas se generalizó durante la reunión plenaria de los 51 senadores de Acción Nacional, de las 9 a las 13 horas del 28 de octubre, día de San Judas Tadeo, patrono de las causas perdidas.
En compañía de César Nava, el coordinador de la bancada, Gustavo Madero, les propuso a sus correligionarios dos escenarios para la aprobación del IVA: que los senadores del PAN unieran sus votos al Partido Verde o que entre cinco y seis senadores del PRI votaran con el PAN. 40 de los 51 senadores presentes rechazaron la propuesta.
“Entiéndanme, es una petición del presidente”, les reclamó Madero. “No te equivoques. Nuestra lealtad no es con el presidente, sino con los ciudadanos”, le reviró Ricardo García Cervantes. Lo secundaron Ramón Galindo, Santiago Creel, Fernando Elizondo, Marko Cortés, Rubén Camarillo, entre otros. Argumentaron que el PAN no podía votar solo el IVA si el PRI no se comprometía a respetar el sentido de su voto en la Cámara de Diputados.
A esas horas ya había trascendido de la plenaria que la mayoría de los 31 senadores del PRI se abstendrían de votar por el IVA.
En rueda de prensa, Ramón Galindo acusó a los priistas de tener una actitud “cobarde” y reveló que ellos exigieron que la SHCP asumiera la paternidad del IVA. Y al arribar al palacio de Xicoténcatl, Santiago Creel afirmó que si el PRI no respetaba los “acuerdos” que se tomaron en la Cámara de Diputados “entonces nosotros replantearíamos todos los términos”.
Frente al choque de las dos bancadas principales, Carlos Navarrete, coordinador del PRD, se lamentó de que los esfuerzos de su partido por modificar el incremento al IVA y replantear todo el paquete fiscal “se han topado con un muro tricolor y con un muro azul”.
Diez horas después, la bancada del PAN decidió modificar su posición. Los telefonemas desde Los Pinos y desde la Secretaría de Gobernación surtieron efecto. El incremento al IVA se aprobó con 53 votos a favor, 28 en contra y ocho abstenciones, la mayoría proveniente de los priistas.

Boletín de prensa urgente del SME

A todos los trabajadores, campesinos, indígenas, maestros, estudiantes
A los intelectuales, científicos, artistas y periodistas honestos,
A los transportistas, colonos, amas de casa y ciudadanos,
Al pueblo todo:

Les hacemos una atenta invitación al mitin informativo que habremos de llevar a cabo, el día de hoy 3 de noviembre a partir de las 16 horas, en el Monumento a la Revolución. El propósito es dar a conocer los acuerdos de nuestra Asamblea General, así como los lineamientos que desarrollaremos para evitar el descomunal atentado que se pretende asestar al Sindicato Mexicano de Electricistas, a la clase trabajadora y al pueblo mexicano.

Hemos decidido caminar por los senderos que determina nuestra Carta Magna. Ahora, la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene la encomienda y la obligación, por el bien de la Paz Social del País, de enmendarle la plana al ejecutivo federal y de Restablecer el Orden Constitucional.

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

México D.F. a 2 de noviembre de 2009

Comité Central y Comisiones Autónomas


 


Publicado por solaripa69 @ 9:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios