Jueves, 05 de noviembre de 2009

El modelo de país, agotado; hay que refundar la República: Narro

Ya dio lo que podía y no nos sirve ni para vernos hacia afuera, advierte el rector de la UNAM. Critica Marcelo Ebrard que se mantenga un conformismo casi inercial de las políticas públicas

Gabriela Romero Sánchez. Periódico La Jornada

Al aseverar que el modelo económico que sigue México ya dio lo que podía dar y ya no nos sirve ni para vernos hacia afuera, mucho menos para resolver los problemas que tenemos hacia adentro, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, convocó a todos los sectores de la sociedad a hacer una reforma integral que lleve a la refundación de la República.

En el contexto de la inauguración del foro Pacto Nacional para la Reforma Económica, realizado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el rector propuso construir un modelo nacional en donde el desarrollo no sólo sea la parte de las finanzas públicas o del capital privado, sino que ponga al mexicano en el centro del interés y combata los males de la pobreza y la desigualdad.

Enfatizó que México no puede seguir siendo un país tan desigual, en donde la pobreza ancestral se va agudizando cada vez más por una desigualdad mucho más lacerante.

Advirtió que para la refundación de la República se requiere de la participación de todos, anteponiendo o echando por delante los intereses del país por sobre los muy legítimos que cada uno de los sectores tenga, y hacerlo con altura de miras y pensando en grande, viendo muy alto y mirando lejos.

Narro Robles reconoció que México requiere y debe aspirar a ser más competitivo; sin embargo, aclaró que esto no implica solamente que el capital crezca y el salario disminuya, sino tener más educación, mayor apoyo –no sólo en el discurso, en los hechos–, para lo que son las herramientas de esta sociedad del conocimiento.

Frente al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; el director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Villa; los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes, y del Colegio Nacional de Economistas, Ángel Buendía, el rector dijo que las generaciones que han tenido la oportunidad de educarse, de formarse, tienen el compromiso no sólo de hacer los cambios que requiere México, sino de hacerlos correctamente por el bien de las mayorías.

Al inaugurar el foro, el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubon, advirtió que no hay condiciones en el país para seguir en un conformismo casi inercial de las políticas públicas. Estamos prolongando un ciclo artificiosamente, es una decisión política.

Manifestó que si bien es cierto en términos políticos que en el 2000 el país inició un cambio con la alternancia en el poder, en el ámbito económico sigue en la inercia de los años 90. No es posible que México lleve años sin crecer y se vuelvan a leer los argumentos de los criterios generales de política económica.

Ebrard Casaubon detalló que el conformismo en las políticas públicas se basa fundamentalmente en la reticencia al cambio, la prevalencia de los intereses privados en el ámbito público, ignorar la investigación en ciencia y tecnología, y poco interés en las pequeñas y medianas empresas.

Desde luego simpatizamos absolutamente con esta revuelta contra la mediocridad, porque esa es la base para que este país cambie y ojalá sea muy pronto, concluyó.

Por su parte, el director del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Villa, consideró que es necesario elaborar nuevas acciones, programas y planes que pongan al empleo en el centro de cualquier agenda que pretenda combatir la crisis económica que se vive.

En el mismo sentido se manifestó Ángel Buendía Tirado, presidente del Colegio Nacional de Economistas, quien apuntó: La nación perdió su capacidad institucional para crear acuerdos, se agotó el diseño de nuestro régimen político, por lo que urge avanzar en la restitución de nuestra vitalidad republicana.

SME denuncia hostigamiento contra jueza que analiza amparo contra decretazo

ROSALíA VERGARA. Proceso.

MÉXICO, D.F., 4 de noviembre (apro).- El dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza, denunció que el gobierno federal, está presionando, a través de la presidenta del Tribunal de Distrito en Materia Laboral, a la jueza Guillermina Coutiño Mara para que recule en el amparo que presentó el SME ante el Poder Judicial de la Federación contra el decreto de liquidación de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

         En conferencia de prensa, Esparza aseguró también que no darán marcha atrás en el paro nacional programado para el miércoles 11 de noviembre, día que los electricistas pretenden "retomar" las instalaciones de LFC.

         Asimismo, comentó que el despacho que está asesorando al Sindicato, encabezado por los abogados Raúl Carrancá, Beatriz Sanholi Fabila e Ignacio Burgoa, también están siendo hostigados, mediante auditorías.

         Señaló que el gobierno calderonista está reuniendo un equipo de jueces y magistrados para que trabajen el dictamen que respalde la decisión del Ejecutivo sobre la compañía eléctrica.

         "No se dará marcha atrás en el paro programado para el 11 de noviembre y si la Suprema Corte de Justicia de la Nación pretende archivar las violaciones a la Constitución, el SME impulsará que se establezca el orden constitucional a través de la movilización nacional", advirtió.

         Esparza sostuvo que no permitirán que con un decreto eliminen su contrato colectivo de trabajo, les quiten el empleo y desaparezcan al SME, que el próximo 14 de diciembre cumplirá 95 años de existencia.

         Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo (ANEC), Víctor Suárez, manifestó su respaldo al SME y se pronunció en contra del decreto. Dijo que los trabajadores del campo serán solidarios con los electricistas. Hizo una donación de diez toneladas de arroz, frijol y maíz para que se alimenten.

 

 

Define el Senado terna para "ombudsman" nacional

GLORIA LETICIA DíAZ. Proceso.

MÉXICO, DF, 4 de noviembre (apro).- El Senado de la República eligió a Luis Raúl González Pérez, Raúl Plascencia y Emilio Álvarez Icaza para conformar la terna de la que saldrá el próximo ombudsman nacional.

Los tres fueron los más mencionados entre los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, y ahora sus nombres serán presentados al pleno, que deberá elegir al nuevo presidente de la CNDH.

El procedimiento de designación duró menos de diez minutos, tiempo en el que el secretario de la comisión, el panista Fernando Elizondo Barragán, leyó diez papeletas en la que cada legislador, de manera anónima, "palomeó" a tres aspirantes.

Según las reglas establecidas, el segundo secretario, el priista Cleomino Zoreda –yucateco que suplió a la actual gobernadora Ivonne Ortega Pacheco--, dio a conocer los nombres de los aspirantes con más menciones en las boletas: el exabogado de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, ocho; el primer visitador de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, siete, y el exombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, con seis.

Sin embargo, Zoreda tuvo un desliz durante el conteo, corregido por representantes de organizaciones sociales presentes en la sesión, quienes exhibieron letreros con las características que debiera tener el próximo ombudsman: transparencia, independencia y rechazo a la continuidad.

El priista agregó cuatro votos inexistentes al quinto exvisitador de la CNDH, Mauricio Farah, cercano al senador Manlio Fabio Beltrones, pues de las dos menciones que hubo a su favor, Zoreda las "transmutó" en seis.

Por instantes el dato pasó inadvertido por los senadores, pero activistas del Grupo Relevos –integrado por siete organizaciones civiles para vigilar el proceso de renovación de organismos públicos de derechos humanos— alzaron la voz para hacer el ver el gazapo.

Titubeante, el priista leyó nuevamente la lista.

Además de los integrantes definitivos de la terna y el favorito de Beltrones, se nombró en dos ocasiones a Ricardo Sepúlveda, exdirector de Derechos Humanos bajo la gestión de Santiago Creel en Gobernación; y en una ocasión a la segunda exvisitadora de la CNDH, Susana Pedroza.

Igual situación ocurrió con la exfiscal de la PGR para atender los feminicidios en Juárez, Guadalupe Morfín Otero; el general Francisco Gallardo; el director del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Gerardo Laveaga, y el exdirigente del sindicato del IMSS, José Antonio Vital Galicia.

El acuerdo tomado por la Comisión de Derechos Humanos del Senado, presidido por Rosario Ibarra de Piedra, será turnado este jueves para que los tres nombres propuestos sean sometidos a votación del pleno. Por cierto el próximo titular de la CNDH tiene que se designado por dos terceras partes de los senadores.

Antes de la definición de la terna, los senadores delinearon las características que debe tener el próximo ombudsman nacional, y que fueron resumidas por Ibarra de Piedra, quien señaló que desde su punto de vista la CNDH no es más que "un engendro de Carlos Salinas de Gortari, que la creó para limpiar su sexenio, y que en la última gestión dejó mucho que desear".

Ibarra de Piedra puntualizó en la necesidad de designar a un personaje independiente, desligado del gobierno y de los partidos políticos, "que no se detenga ante el poder y no le saque la vuelta a los problemas sociales agravados por la crisis económica".

La luchadora social expresó sus deseos por que la mayoría del Senado designe al mejor candidato, y que "no se convierta la demagogia en estandarte y la falsedad en bandera".

El problema no es denunciar o explicar de diversos modos el mundo, sino transformarlo.

Pedro Echeverría V.

1. ¿Qué no se ha dicho o denunciado sobre la explotación, la miseria y la corrupción en el sistema capitalista? ¿Cuántos libros, folletos, periódicos, se han llenado con análisis económicos, políticos, jurídicos que casi de nada han servido? ¿Hasta cuándo los científicos, periodistas, intelectuales, escritores, dedicarán su tiempo a analizar y demostrar que el sistema capitalista es absolutamente injusto en todos los campos, pero sin señalar los métodos para transformarlo? Por eso Marx planteó en 1845, como ideas previas a los que sería su Manifiesto Comunista, su onceava tesis sobre el filósofo Feuerbach que dice: “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero lo que se trata es de transformarlo”. Además de su enorme obra intelectual, Marx se dedicó a construir un gran movimiento internacional contra el capitalismo.

2. Es obvio que no se trata simplemente de denunciar las cosas y de plantear propuestas de solución para componer o hacer más eficiente la explotación capitalista. No se trata de aceitar la maquinaria capitalista para que sea más llevadera o haga menos dolorosa la explotación, sino que se trata de demostrar que mientras exista el trabajo asalariado y la acumulación capitalista la explotación y la miseria de la mayoría de la población no podrán desaparecer. Denunciar lo negativo que se registran en los servicios de salud y de educación; combatir la carestía y los salarios miserables; denunciar el robo del presupuesto y la corrupción de las instituciones; propagar que empresarios, clero gobierno, etcétera, son funestos, es necesario, pero no es suficiente. Se requiere encontrar las ideas que lleven a la organización de los trabajadores para combatir al capital.

3. En las últimas dos semanas el gobierno tomó militarmente el sindicato de electricistas y cesó en sus labores a 44 mil obreros; impuso –junto con los legisladores- una ley de ingresos totalmente lesiva a los intereses del pueblo; ha impedido la visita de un representante internacional sobre derechos humanos; ha sabido del asesinato de otro periodista (México ocupa primer lugar en estos casos) y, para resumir los males, un poderoso personaje panista –presidente de los multimillonarios de Monterrey- ha llamado a formar grupos paramilitares que asesinen a los llamados “delincuentes”, mandando matar –como ejemplo- a los primeros. Así como estos casos de las últimas dos semanas, se han registrado y repetidos miles de casos que se denuncian, se argumentan y ocupan miles de planas; pero el gobierno sigue tan campante como antes.

5. El caso del presidente municipal fascista de Nuevo León es realmente preocupante. No es el primero ni será el último porque se ha desarrollado una fuerte corriente ultraderechista que exige la pena de muerte, la cárcel perpetua y todos aquellos castigos racistas que logren eliminar a los desempleados y miserables desesperados por un ingreso. Pero también preocupa la política nacional racista que ha desaparecido de un plumazo, usando al ejército y toda la fuerza del Estado, la empresa de Luz y Fuerza del Centro y a los 44 mil trabajadores que laboraban en ella. Se han realizado miles de denuncias, se han publicado estudios demostrando lo injusto de la medida, pero el gobierno, a quien siempre le ha importado un bledo las razones, ha estado liquidando individualmente a los trabajadores. ¿Para qué sirven las denuncias sin combatir en serio?

6. ¿Cómo asegurar que los electricistas, los mineros, la APPO, los campesinos de Atenco, los indígenas zapatistas, los profesores de la CNTE, los lópezobradoristas, etcétera, ganen sus luchas y obliguen a la clase política a no volverlos a perseguir o reprimir? Los gobiernos y los empresarios reprimen siempre a los débiles, a los que no tienen fuerza y están desorganizados, pero respetan a los poderosos, a los más ricos que siempre cuentan con organizaciones empresariales. ¿Piensa acaso algún tonto que valen los diálogos y las razones jurídicas o políticas en las sociedades divididas en clases sociales? ¿Puede olvidarse que las leyes, las Constituciones, los tres poderes, los medios de información, están muy bien constituidos para salvar al sistema por encima de cualquier protesta y lucha? La única salida es la organización y la lucha de masas.

7. No se vislumbra por lado alguno que la situación del país pudiera componerse, por el contrario tiende a empeorar porque la nación está siendo saqueada por 400 gigantescos empresarios y políticos protegidos por el Estado para hacer grandes negocios sin siquiera pagar algún impuesto por ellos. Al mismo presidente ilegítimo Calderón –en un momento de nerviosismo porque veía que no le aprobarían su propuesta de Presupuesto- denunció que los empresarios más ricos (desde hace muchos años) sólo pagan el 1.17% de impuestos y a la mayoría de ellos se les devuelve. El presidente tuvo luego que correr tras ellos para pedirles perdón. Todo ello, y mucho más, es bien conocido por parte de la población, pero el presidente sigue en su cargo como si nada pasara; aún más sigue impulsando a las fuerzas derechistas para que sigan imponiendo sus programas.

8. Es realmente inexplicable que hayan tantas quejas y denuncias de humillaciones y malos tratos que sólo han quedado en dolorosas lamentaciones que, incluso, llegan a lloriqueos. La mayoría de los mexicanos habla todos los días, durante muchas horas, de las injusticias provocadas por las políticas de gobierno, por la miseria y la desesperación que vive el país. Quizá en eso se entretienen para desahogarse y poder continuar con su labor. ¿Qué más les queda si nunca han vivido la organización política para protestar y salir a la calle? Basta ya de denuncias –porque son insuficientes- que se repiten por todos los medios hasta el cansancio; basta ya de nos sigamos lamentando de nuestra miseria y de la opresión que se vive en el país sin dar pasos hacia la organización de protestas. Profundicemos la propaganda política, pero hacia la organización de los trabajadores.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios