Mi?rcoles, 18 de noviembre de 2009

Urge una "revolución de las conciencias" en México: López Obrador

LA REDACCIóN

MÉXICO, D.F., 17 de noviembre (apro).- El excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, urgió sacar adelante al país por la vía pacífica, de las urnas, pero con "una revolución de las conciencias y la decisión de millones de mexicanos dispuestos a luchar por una transformación de la nación y de sus instituciones".

Desde la sierra de Juárez, Oaxaca, donde recorre 418 municipios de usos y costumbres, el tabasqueño dijo: "Queremos salvar a México, que se está hundiendo, que se encuentra en un proceso de decadencia. Por esa razón queremos sacar adelante al país y a su pueblo".

El autodenominado "presidente legítimo" de México subrayó que el movimiento que encabeza es sincero y a favor de la gente humilde, que se encuentra en condiciones de pobreza, de sobrevivencia, a causa del saqueo de los bienes nacionales y de la concentración de los recursos naturales y de la riqueza en unas cuantas manos.

Los mexicanos, añadió, estamos inmersos "en un mundo político de apariencia, de pura farsa, porque no vivimos en un estado de Derecho, sino de chueco".

Acompañado por los senadores Salomón Jara y Gabino Cué, así como por el exrector de Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Felipe Martínez Soriano, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal precisó que las instituciones públicas no están al servicio del pueblo, sino de una oligarquía, de la mafia de la política, del poder y del dinero, de un grupo que se cree amo y dueño del país.

Y enfatizó que en México no hay democracia, sino que impera una oligarquía, es decir, un gobierno al servicio de unos cuantos, de aproximadamente 100 potentados, de los más ricos y poderosos.

López Obrador recordó que desde el sexenio del expresidente Carlos Salinas hasta la gestión de Vicente Fox se entregaron concesiones a particulares, principalmente extranjeros, para explotar minas de oro y de plata, con una superficie total de 24 millones de hectáreas del territorio nacional.

Al referirse a la aprobación del presupuesto nacional destinado al denominado gasto social, manifestó su inconformidad porque los diputados federales del PRI y del PAN no aumentaron los recursos destinados a los programas Oportunidades y Setenta y más.

Los adultos mayores, dijo, recibirán 500 pesos mensuales, pero dicha cantidad quedará mermada en los próximos dos años, por los aumentos que sufrirán los alimentos a causa del incremento al Impuesto al Valor Agregado que aprobaron hace dos semanas los diputados federales panistas y priistas.

En cambio, añadió, en el Distrito Federal los gobiernos emanados del PRD apoyan con 840 pesos mensuales a los ancianos respetables y el próximo año aumentará el apoyo de acuerdo con el índice inflacionario proyectado para el 2010.

Por su parte, el senador Gabino Cué resaltó el pésimo estado en que se encuentran los caminos y accesos principales a los municipios de usos y costumbres, así como la situación de marginación y de pobreza en que se encuentran miles de indígenas.

Sin un cambio en las elecciones del próximo 4 de julio, no habrá mejoría alguna para el pueblo oaxaqueño, advirtió el legislador.

Luego de afirmar que el gobernador Ulises Ruiz presentó ayer todo un catálogo de mentiras durante su informe anual de actividades, López Obrador insistió en que ya es tiempo de romper las cadenas de la marginación y de la opresión, porque el pueblo de Oaxaca se merece un gobierno honesto, que responda a las más sentidas demandas de la población.

 

Caso Will: la PGR mintió… y delinquió

Juan P. Becerra-Acosta

Las pruebas periciales presentadas por la Procuraduría General de la República (PGR) en el caso Brad Will fueron “falsas y prefabricadas”. Eso resolvió en Oaxaca un tribunal colegiado (federal) en materia penal hace una semana.

Déjeme que le recuerde el asunto: el periodista estadunidense Bradley Roland Will fue asesinado el 27 de octubre de 2006 en Oaxaca. Recibió dos balazos durante uno de los muchos enfrentamientos que hubo aquel año entre simpatizantes de la APPO y grupos parapoliciales de filiación priista cercanos al gobernador Ulises Ruiz.

De acuerdo con la PGR y sus peritos, uno de los simpatizantes de la APPO le habría disparado a Will en dos ocasiones, a una distancia de entre 70 centímetros y 12 metros. El primer disparo lo habría realizado mientras Will filmaba, y el segundo instantes o minutos después, mientras el joven era cargado y retirado del lugar.

Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y sus peritos, uno de los pistoleros filogubernamentales le habría disparado a Will desde una distancia de entre 35 y 50 metros. Habrían sido dos disparos realizados uno tras otro al azar, es decir, no con la intención de atinarle a Will, sino de darle a quien fuera entre una muchedumbre.

La tesis de la PGR fue avalada por expertos de la Real Policía Montada de Canadá, y la de la CNDH fue coincidente con la de Médicos por los Derechos Humanos, organización que aplica el Programa Forense Internacional en casos similares a éste, y que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1997.

Hace un par de meses escribí que alguna de las dos instituciones —con la venia del procurador, o la del presidente de la CNDH—, mentía. Eduardo Medina Mora y los suyos (sus peritos y funcionarios), o José Luis Soberanes y los suyos (sus peritos y funcionarios) mentían. Una de las dos —la PGR o la CNDH— fabricaba pruebas periciales. Y por tanto, delinquía. Y si no era así, si una de las dos instituciones no falseaba evidencias, sino que se equivocaba, ¿por qué no rectificaba? Al no hacerlo, mentía. Y entonces, apuntaba yo, delinquía por sostener como veraces pruebas falsas.

Bueno, pues ahora ya sabemos quién mintió, quien falseó pruebas, de acuerdo con la resolución 52/2209. Juan Manuel Martínez Moreno, el activista de la APPO incriminado por la PGR deberá ser puesto en libertad por el juzgado quinto de distrito.

Pero esto no puede quedar así: si algunos en la PGR fabricaron pruebas periciales y orquestaron testimonios, tiene que haber pesquisas para que la paguen. No basta un cínico: “Usted perdone”, porque la pregunta persiste tres años después: ¿quién mató a Brad Will?...

 

El Pacto de Oaxaca

JENARO VILLAMIL

MEXICO, DF, 17 de noviembre (apro).- La noche del lunes 16 de noviembre, la mayoría de los observadores se concentraron en las negociaciones que se prolongaron en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

El reparto del botín de la mayoría de los 49 mil 402 millones de pesos de recursos extraordinarios para las entidades federativas no se discutía en ese escenario solamente.

La negociación clave se produjo en la capital de Oaxaca, donde el gobernador Ulises Ruiz, con el pretexto de su quinto Informe de Gobierno, se reunió con el mandatario mexiquense, Enrique Peña Nieto, y con otros Ejecutivos estatales del PRI para destrabar el reparto multimillonario de recursos destinados a la construcción de carreteras en aquellas entidades que tendrán elecciones en 2010.

Al filo de las 18:30 horas, la escena transmitida en la televisión pública de Oaxaca era más que elocuente: en el patio central del expalacio de gobierno ingresaron Ruiz Ortiz y Peña Nieto, sonrientes, como si hubieran logrado un pacto de mutuo beneficio.

Horas antes, la bancada de los diputados priistas de Oaxaca le reclamó a Luis Videgaray, presidente de la Comisión de Presupuesto y exsecretario de Finanzas de Peña Nieto, que el reparto de los recursos extraordinarios no beneficiara a la entidad del sur.

Hubo de todo en las negociaciones: amagos, golpes bajos, como sucede cuando los piratas se reparten un botín.

También hubo intermediarios de "alto nivel". Uno de ellos fue el expresidente Carlos Salinas de Gortari, padrino político de Peña Nieto y quien estuvo meses antes en Oaxaca para negociar con Ulises Ruiz que "sus" diputados aceptaran a Francisco Rojas como coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro.

El pacto entre Peña Nieto y Ulises Ruiz mandó varios mensajes.

En primer lugar, a ambos les interesaba que estos recursos extraordinarios se puedan ejercer sin los "candados" necesarios para garantizar discrecionalidad y opacidad. En segundo lugar, los incrementos más importantes se dieron en estas entidades y en Jalisco, donde gobierna el PAN.

Según el documento finalmente aprobado en la madrugada en la Cámara de Diputados, el Estado de México tendrá recursos adicionales por 2 mil 665.3 millones de pesos para infraestructura carretera y "mitigar la pobreza" (este monto es 142% superior al monto inicial presupuestado en la Secretaría de Hacienda).

El gobierno de Ulises Ruiz en Oaxaca ejercerá 2 mil 302 millones de pesos en un año clave, como el 2010, donde el experto en alquimia electoral buscará garantizar el control del Revolucionario Institucional en el gobierno estatal y el "carro completo" en municipios y en el Congreso local.

Otras dos entidades gobernadas por el PRI que se beneficiaron en la negociación fueron Veracruz, que pasó de mil 77 a 2 mil 17 millones de pesos (incremento de 87.3%), y Durango, que pasó de mil 237 a mil 923 millones de pesos.

Ambas entidades tendrán elecciones para gobernador en 2010. Y sus dos gobernadores, Fidel Herrera e Ismael Hernández Deras, también estuvieron presentes en el cónclave de Oaxaca.

Otros mandatarios priistas que atestiguaron el "pacto" y cerraron filas fueron Ivonne Ortega Pacheco, de Yucatán (a quien el Congreso estatal le autorizó una deuda extraordinaria por más de mil 800 millones de pesos), Humberto Moreira, de Coahuila; Miguel Angel Osorio Chong, de Hidalgo, y los mandatarios priistas recién electos: José Calzada, de Querétaro; Fernando Toranzo, de San Luis Potosí, y Fernando Ortega, de Campeche.

La reunión priista no pudo ser más contrastante.

Mientras a unos doscientos metros el cartonista Eduardo Ríos, Rius, dictaba una conferencia en la Feria del Libro de Oaxaca y criticaba la opacidad y la corrupción persistente de los gobernantes (de todos los signos partidistas), a las afueras del expalacio de gobierno un grupo de simpatizantes de la sección 22 de la CNTE y de la APPO, que protestaban por los excesos autoritarios de Ulises Ruiz, protagonizaron un zafarrancho con elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI).

Los opositores a Ulises Ruiz se enfrentaron a "sillazos" con los policías.

Los gobernadores e invitados especiales de Ulises Ruiz no se dieron cuenta de lo que sucedía afuera. Estaban encerrados a cal y canto, con un ejército de guaruras y "agentes especiales" que los dejaron lo suficientemente "blindados" de las rechiflas y del descontento de la población.

El zafarrancho no pasó a mayores. Sin embargo, demostró otra característica del "pacto" político entre los mandatarios priistas.

Tanto Ulises Ruiz como Peña Nieto comparten no sólo el exceso de gastos y de opacidad en el manejo del erario, sino el uso de la fuerza pública contra movimientos sociales (la APPO y Atenco).

Además, Ulises también ya copió el "modelo Peña Nieto" para destinar millonarias partidas presupuestales a los gastos en comunicación social, en infomerciales en las televisoras y en gastos excesivos en obras faraónicas y de la farándula.

Junto a los mandatarios de Veracruz, Coahuila, Yucatán y otros forman parte del club de "gobernadores Teletón", consentidos por Televisa porque destinan fuertes cantidades de dinero público a la autopromoción.

Lo más grotesco es que los gobernadores que lograron repartirse un monto de casi 50 mil millones de pesos para el presupuesto de 2010 no tendrán que demostrar el cumplimiento del gasto, su desempeño, gestión o resultado.

Seguramente construirán carreteras como quien construye infomerciales y spots, o destinarán mucho más dinero en consultores, mercadólogos y "operadores electorales", recomendados por Televisa, para resarcir el impacto de las crisis en sus entidades.

Ese es el tono del "retorno" del PRI.

Mientras Felipe Calderón sigue perdido en el laberinto de sus pleitos verbales y reales, el centro del poder ya cambió. Peña Nieto actúa no sólo como el candidato presidencial del PRI en funciones, sino como el presidente de facto. Y los ciudadanos observamos como convidados de piedra este grotesco reparto del botín.

 

Los MItos Del PRI     

 

Escrito por Eduardo Bautista   

Algunos analistas dicen que el viejo régimen del PRI- gobierno es cosa del pasado; suponen que quedó rebasado con la alternancia en la presidencia de la república en el año 2000. No es así. Si bien el PRI- gobierno fue descabezado en la presidencia, sus motores y articulaciones han seguido funcionando bajo el esquema de alianzas formales y complicidades de facto, tanto en el centro nacional como en los estados y los municipios.

Sus operadores lo presentan como partido político. No lo es. En Oaxaca no ha dejado de funcionar como PRI- gobierno, debido a que se desempeña a través del trabajo clientelar de la burocracia gubernamental y de la burocracia de partido, sin fronteras entre una y otra. Es más, en este terruño en donde no ha existido transición a ningún lado, la maquinaria opera en mejores condiciones que en cualquier otra parte del país.

Dicen que lucha contra la pobreza y la desigualdad, y se inspira en una "política de compromiso social" con los más desfavorecidos. No es así. Los sectores más empobrecidos y marginados de la población son los principales combustibles de su "generosidad", puesto que le aseguran todas las ventajas de sus operaciones clientelares, disposición para el acarreo de masas y el tráfico de votos a bajo precio. Sin esta condición, lo que llaman compromiso social no tendría sentido.

Sus dirigentes repiten que defiende las causas populares cuando en realidad se encuentra coludidos y subordinados a los grupos de poder económico; sus legisladores favorecen los intereses de las élites como se mostró en la aprobación del paquete fiscal 2010, medida que golpeará aún más fuerte a aquellas mayorías que dice defender. En el discurso se dan baños de pueblo, en los hechos lo aplastan. El compromiso con el pueblo es un mero pretexto electoral.

Hablan de congruencia pero su historia es de las conveniencias personales; antes adulaban la intervención económica del Estado de la misma manera que hoy alaban las políticas a favor del mercado. Definirse como de centro es la gran excusa para moverse al vaivén de los discursos de izquierda y derecha según las negociaciones particulares. Negocian desde reformas legislativas hasta la impunidad de sus operadores.

El PRI- gobierno presume de unidad y disciplina cuando su organización efectiva es vertical, de sumisiones y alabanzas al jefe en turno. Sus líderes y militantes se mueven bajo la lógica del sistema de elogios, favores y recompensas por lo que repudian la mínima crítica al inmediato superior. No hay lugar para los disensos y quienes se atrevan a proferir alguna inconformidad reciben garrotazos por parte de los de arriba, de los de en medio y también de los que están abajo de esa gran pirámide de mando y obediencia.

En cada campaña se proyecta como el gran empleador, en donde todos quienes participen en sus festines de subordinación y adulaciones, es decir en los mítines proselitistas, terminaran colocados en la estructura gubernamental, o por lo menos quedaran en algún lugar de la cascada de beneficios del régimen. Un mito que se cae en pedazos pero que se sigue arrastrando por el viejo aliento de los ilusos que piensan que las oportunidades de la vida se inventan cada sexenio y creen ingenuamente en la apertura de la nueva bolsa de trabajo.

Los subordinados dicen que su jefe es intocable. No lo es. El ascenso y desarrollo del movimiento popular del 2006 exhibió su debilidad. Seguramente los ciudadanos no olvidarán al gobernador escondido durante más de seis meses, a salto de mata, huyendo de la ira popular provocada por sus propios excesos; para volver a posicionarse requirió de la intervención de las fuerzas policiacas federales y del chantaje de la dirigencia nacional de su partido al debilitado gobierno federal.

Los sumisos afirman que el PRI- gobierno garantiza el Estado de derecho. Todo lo contrario. El dictamen de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre los hechos ocurridos en Oaxaca en el 2006 y 2007, identifica al jefe de la maquinaria como el responsable de graves violaciones a las garantías individuales. El conjunto de arbitrariedades han sido documentadas de manera amplia por organismos nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos.

Sus operadores divulgan que la maquinaria es invencible. No lo es. Su vulnerabilidad electoral quedó expuesta en las elecciones locales del 2004, cuando la experiencia de una coalición opositora mostró que en Oaxaca es posible el desmantelamiento de la estructura gubernamental y partidista, a tal grado que el último gobierno estatal es el que registra el mayor déficit de legitimidad en la historia electoral oaxaqueña.

Otro ejemplo de su fragilidad electoral se observa en los resultados de las elecciones federales del 2006, cuando en medio de la crisis política, el PRI perdió la mayoría de los distritos electorales federales en Oaxaca. Aún cuando éstas fueron consideradas como elecciones atípicas, revelaron que cuando los ciudadanos confluyen con alta participación en las urnas pueden mermar el poderío de esa maquinaria que se dice invencible.

Como propaganda, los dirigentes de la maquinaria apuestan al estilo personal de sus precandidatos; engolosinan y sobornan a muchos analistas que favorecen la especulación de nombres y las virtudes de fulano o mengano. La apoteosis del ocio. Qué más da si es uno o es otro. La estructura es la misma, el estilo de mando es el del viejo régimen.

La situación de cada día, con su multiplicidad de problemas, conmina a los ciudadanos a realizar una evaluación exhaustiva y permanente de quienes mantienen el monopolio de la representación; pero de una evaluación de acciones concretas y no de la costosa propaganda oficial que presenta una realidad armónica que solo existe en la mentalidad de las burocracias.

Los mitos de "unidad", "congruencia" y "compromiso social con las mayorías" deben desmantelarse si consideramos, retomando al historiador Enrique Florescano, que la verdad de los mitos no radica en su contenido, sino en el hecho de ser creencias aceptadas por vastos sectores sociales. Esos mitos se revuelven con la realidad misma.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios