Viernes, 18 de diciembre de 2009

Ayunan familiares de presos loxichas en espera de libertad
Iván Castellanos / Tiempo

Familiares de los indígenas loxichas Zacarías Pascual García López y Justino Hernández José, iniciaron ayer un ayuno ante la virgen de la Soledad, para que este 18 de diciembre, cuando vence el plazo para que un juez les dicte sentencia, se les entregue su auto de libertad.
Aseguraron que los presos son inocentes de los cargos que se les han imputado y que no hay elementos para que continúen en prisión.
Encabezados por la esposa de García López, Eufemia Luna José, indicaron que están buscando todos los mecanismos para lograr la liberación de sus familiares, quienes ya han cumplido 13 años de prisión, sin que sus procesos hayan avanzado.
Los encarcelaron desde el 25 de septiembre de 1996, acusados de los delitos de conspiración, homicidio calificado, terrorismo y homicidio en grado de tentativa, indicó.
Detalló que su esposo estuvo en esta capital cuando sucedieron los supuestos hechos por los cuales fue privado de su libertad, ya que estaban por nacer uno de sus hijos y se encontraba dándole todo el apoyo.
En tanto, Justino Hernández José, se encontraba en labores del campo cosechando café en la zona de los loxichas; ambos casos fueron probados de manera satisfactoria, sin embargo, a pesar de ello, los jueces no dictaminaron al respecto.
Ahora, dijo, solo esperan que al cumplirse el plazo que marca la ley para que el Juez Cuarto de Distrito dictamine al respecto, confían en que la sentencia será absolutoria para que alcance su libertad.
Manifestó que han sido apoyados por el Centro de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño y por el Colectivo Zapatista, quienes les han brindado el apoyo jurídico para atender el caso de estos indígenas loxichas.
Por esta razón, desde el pasado lunes 14 de diciembre, determinaron instalar un plantón de vigilancia frente a los juzgados federales, para esperar el resolutivo final que se dictaminará al respecto.
Además, señalaron que en caso de que el resultado no les beneficie, estarán realizando una serie de protestas y manifestaciones, pues consideran que no han cometido los delitos que se les imputan y que su permanencia en la penitenciaría de Santa María Ixcotel es injusta, como sucede con muchos indígenas que se encuentran en ese lugar.

Demanda Gabino respeto a derechos de Migrantes    

 

Escrito por Lino Cervantes   

 

También pide liquidar en una sola exhibición deuda a ex braceros, muchos de ellos oaxaqueños.

 El senador Gabino Cué Monteagudo demandó a las autoridades del Estado Mexicano estar atentas a que en la frontera México-estadounidense no se continúe atentando en contra de la dignidad y los derechos humanos de miles de connacionales - entre ellos cientos de oaxaqueños y oaxaqueñas- que tienen necesidad de buscar mejores condiciones de vida y de trabajo.

En ocasión del Día Internacional del Migrante, que se conmemora este 18 de Diciembre, Cué Monteagudo destacó que deben ampliarse los mecanismos de supervisión nacionales y ser más exigentes ante el gobierno estadounidense "para que nuestros paisanos no sigan sufriendo vejaciones e incluso muertes durante su cruce por la frontera."

Recordó que un tema del que no se ha quitado el dedo del renglón en las discusiones en el seno del Congreso, es el relativo a la inconformidad generada a raíz de que el gobierno mexicano cambió las reglas de operación del fondo del Fideicomiso de Braceros Mexicanos.

Dicho fideicomiso fue creado con el fin de restituir el patrimonio de ex trabajadores mexicanos que laboraron en Estados Unidos de 1942 a 1964, y entre ellos cientos de oaxaqueños de comunidades indígenas y campesinas.

A pesar de que el año pasado se abrieron mesas receptoras en todo el país y se aminoraron los requisitos de acreditación, se condenó a 120 mil ex braceros a pagarles los adeudos en varias anualidades de 4 mil pesos hasta completar 38 mil pesos.

El comité técnico que lo conforma: Gobernación, Relaciones Exteriores, Secretaría del Trabajo y Sedesol cambió las reglas de operación y en lugar de restituir 38 mil pesos en una sola exhibición y por única vez, los condenaron a recibir 4 mil pesos anualmente.

Es decir, hasta dentro de 10 años van a pagarles la totalidad y esto es completamente injusto, sentenció el legislador, por lo que demandó corregir esta situación porque los beneficiarios son personas de la tercera edad y en su mayoría están enfermos y viven en notable estado de pobreza patrimonial.

 

 

Arrecia la disputa del PRI en Oaxaca

José Contreras

El placeo que el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, hace del diputado federal Eviel Pérez Magaña, mantiene en alerta a los otros cinco precandidatos al gobierno del estado.

Uno de los aspirantes es el alcalde de la capital, José Antonio Hernández Fraguas, quien aparece arriba en todas las encuestas, situación que se explica en parte por el roce que le permite el cargo que ostenta.

En plática con este reportero, el presidente municipal sostiene que la candidatura del PRI para gobernador del estado aún no está decidida, a pesar de que los medios locales dan como un hecho que recaerá en Eviel Pérez, el “delfín” del actual mandatario.

El propio Ulises Ruiz ha dicho a varios de los aspirantes que aún no hay una decisión tomada, que dejará el proceso interno en manos del PRI y que todos tendrán las mismas oportunidades de participar.

Sin embargo, los demás aspirantes, entre ellos el senador Adolfo Toledo Infanzón y el ex dirigente del PRI Jorge Franco no están del todo tranquilos.

Y es que desde hace unas dos semanas el diputado Eviel Pérez Magaña realiza constantemente giras de trabajo por diversas regiones del estado, y aparece en los medios de comunicación locales con todo el apoyo del gobernador.

El diputado federal no figura en las encuestas internas del PRI, pero eso no le impediría en determinado momento convertirse en el candidato a gobernador, pues el método para la definición de la candidatura le favorece.

El candidato será elegido en una convención de delegados –la mayoría afines al gobernador– que tendrá lugar en el mes de marzo del próximo año.

Sin embargo, personajes que conocen a fondo las características políticas y sociales del estado alertan de los riesgos de que el PRI elija a un candidato que no cuente con el consenso de los diferentes grupos internos y, sobre todo, con el apoyo del resto de aspirantes.

Mencionan que una mala decisión o de plano una imposición podría llevar a un rompimiento interno en el PRI que desembocaría en una derrota y en un triunfo del senador Gabino Cué.

Esto tendría muchas implicaciones, sobre todo políticas. Con un triunfo de Cué, Andrés Manuel López Obrador se haría del control del estado de Oaxaca y lo convertiría en cabeza de playa para apuntar hacia el 2012.

De hecho, se dice que el ex gobernador José Murat juega desde ahora sus canicas en varios flancos y uno de ellos es con los partidos que formarían una coalición opositora: PRD, PT y Convergencia.

La intención de Murat, dicen quienes lo conocen de cerca, es tener dos velas encendidas: si no queda un candidato del PRI de su preferencia o que le garantice un regreso al primer plano de la política, apoyaría al candidato de la coalición.

Otro factor real de poder lo representa el senador y ex gobernador Heladio Ramírez, quien aún influye en varios sectores de la clase política, sobre todo en la CNC y en varias comunidades rurales.

Hasta el momento ni Heladio Ramírez ni José Murat han abierto sus cartas y mantienen en reserva a cuál de los aspirantes a la candidatura apoyarían.

Las fuentes consultadas consideran que desde el momento en que el PRI emita la convocatoria correspondiente, en enero, el proceso interno se convertirá en una parejera entre el diputado Eviel Pérez y el presidente municipal de la capital, José Antonio Hernández Fraguas.

El alcalde dice estar tranquilo y prefiere confiar en la palabra del gobernador Ulises Ruiz, en el sentido de que no hay dados cargados y que la convención de delegados elegirá libremente a quien tenga más posibilidades de conservar la plaza para el PRI.

Como otros priistas consultados, advierte que una imposición sería catastrófica y llevaría a perder el estado, como ocurrió en su momento en Zacatecas, Tlaxcala, Querétaro y más recientemente en Chiapas.

 

La Muerte de Leonardo García Cruz      

 

Escrito por Víctor Raúl Martinez   

 

Con mi reconocimiento a las defensoras y defensores de los derechos humanos en Oaxaca por este 10 de diciembre)

Como estaba anunciado desde hace meses, la Convención Democrática Oaxaqueña, integrada por varias organizaciones sociales, entre las que se encuentran CODECI, OIDHO, CODEP, llevaron a cabo en todo el estado de Oaxaca una serie de foros para discutir su participación en el proceso electoral del 2010 y elaborar su propuesta de plataforma programática.

Estos foros, se dijo en la Convocatoria, concluirían en una reunión estatal a celebrarse en el Hotel del Magisterio de la ciudad de Oaxaca el martes 24 de noviembre del presente año. Como estaba previsto, para esta última sesión, en la víspera, decenas de camiones de pasajeros, salieron de distintas regiones del estado con destino a la ciudad capital del estado.

En el tramo de Tuxtepec a Oaxaca, siendo aproximadamente las tres y media de la mañana, en la madrugada del día 24, en medio de la noche y la bruma de la sierra Juárez, el grupo de camiones proveniente de la cuenca del Papaloapam fue detenido antes de llegar a Ixtlán por un numeroso reten policiaco fuertemente armado que dio órdenes de que todos bajaran de los camiones.

Las instrucciones tajantes de la policía fueron en el sentido de que los camiones se trasladaran a Ixtlán por lo que, en esta primera etapa de su periplo, los hombres y mujeres que venían a la convención, en su mayoría, militantes del Comité de Defensa Ciudadana (CODECI), en medio de la penumbra, tuvieron que caminar varios kilómetros hasta llega a esta población.

En este lugar, reagrupados y repuestos del azoro imprevisto que produjo la arbitraria orden policiaca que violaba sus derechos de libre tránsito, solicitaron a los choferes de los camiones ahí estacionados cumplir con el contrato comprometido a lo que finalmente estos accedieron. Volvieron a emprender la ruta rumbo a la ciudad capital, pero más adelante, en el puente de Guelatao, nuevamente en otro reten, la policía, en tono altisonante y agresivo, interrumpió otra vez su viaje y volvió a bajar a los viajeros de los camiones.

La situación se tornó tensa, al parecer hubo algunos jaloneos, tres autobuses, ya vacios, se regresaron a Tuxtepec. Los datos de la arbitrariedad empezaron a llegar a Oaxaca por la comunicación de los viajeros con algunos de los organizadores de la Convención en Oaxaca, finalmente, tal vez por instrucciones superiores, la policía, decidió darles el paso; con un número menor de camiones, los pasajeros se acomodaron como pudieron distribuyéndose en los vehículos que se quedaron. Todos abordaron, menos uno, el indígena chinanteco de 64 años y representante de la comunidad de Arroyo Jabalí, Leonardo García Cruz. Nadie se percató entonces de su ausencia.

Más tarde, en el Hotel del Magisterio, en el desarrollo de los trabajos de de la Convención Democrática, sus paisanos, dieron cuenta de que Leonardo no había llegado con ellos a la ciudad de Oaxaca. Pensaron inicialmente que pudiera haberse regresado a su pueblo natal. Con el correr de las horas, al no tener noticias de él por parte de su familia, se le reportó como desaparecido.

Varias brigadas de CODECI se integraron el día miércoles 25 para regresar a la zona de los retenes y buscarlo, se pidió el apoyo de la autoridad de Ixtlán y la de Guelatao que colaboraron en la búsqueda que resultó infructuosa: no se le encontró en los lugares donde fueron instalados los retenes policiacos ni en sus inmediaciones.

El sábado 27 de noviembre, autoridades de Santiago Comaltepec, población que se encuentra antes de Ixtlán, reportan que sobre la carretera que va a Tuxtepec, encontraron el cuerpo sin vida de Leonardo García Cruz. Presentaba contusiones pronunciadas tanto en la cara como en diferentes partes del cuerpo, se encontraba sin algunas prendas de vestir y sin un zapato.

No fue sin embargo sino hasta el lunes 30 por la tarde que dirigentes del CODECI fueron avisados de que se le había encontrado, no les comunicaron entonces que estaba muerto, sino hasta que llegaron a Ixtlán, que les pidieron identificar el cadáver.

Sin duda que se trata de una muerte que debe investigarse y aclararse, es muy probable que se haya cometido en su persona un asesinato premeditado, puede ser incluso, el primer asesinato político en relación con el proceso electoral del 2010.

Varias preguntas deben aclararse en la perspectiva de los derechos humanos: ¿porque se violentaron los derechos de libre tránsito de los viajeros?, ¿quien dio la orden de interrumpir e impedir su viaje?, ¿quiénes estaban al mando de los cuerpos policiacos?, ¿qué cuerpos eran estos?, ¿cuál era el sentido de interrumpir su llegada a Oaxaca e impedir su derecho a libertad de reunión pacifica de carácter político electoral?,¿ porque se les obligó a caminar hasta Ixtlán enmedio de la noche?, ¿qué ocurrió en el segundo reten donde Leonardo desapareció?, ¿porque su cuerpo fue hallado sin vida con golpes en el rostro y el cuerpo días después de su desaparición?, ¿cómo llegó su cuerpo a un paraje a varios kilómetros de distancia de donde se instalaron los retenes y ocurrieron los hechos?, ¿ que paso entre el sábado que se encontró su cuerpo y el lunes que se dio aviso a los dirigentes de CODECI?,¿ porque se le pretendía enterrar en una fosa común?, ¿porque se ha impedido un peritaje y autopsia independiente?.

Mientras no se aclaren estas preguntas, entre otras, las sospechas, caben.

 


Publicado por solaripa69 @ 16:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios