Mi?rcoles, 23 de diciembre de 2009

Posicionamiento ante la aprobación del presupuesto de egresos 2010.

 

Escrito por CONVERGENCIA   

 

El "proyecto de presupuesto 2010" que ha sido puesto a consideración del congreso del estado por el titular del poder ejecutivo resulta absolutamente insatisfactorio.

Como primer punto, afirmo que el proyecto de presupuesto no es transparente y que el mismo está siendo utilizado para hacer proselitismo político por parte y a favor del PRI.

Inmediatamente después del 15 de noviembre, fecha en que fue aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación 2010 por parte del Congreso de la Unión el diputado federal Eviel Pérez Magaña ha dado a conoce en reuniones regionales a lo largo y ancho de todo el estado que los recursos presupuestales autorizados para Oaxaca en el 2010 son del orden de 46 mil millones de pesos y que estos recursos tienen dos características principales: a) que supuestamente son fruto del trabajo de los legisladores priistas y, 2) que con estos recursos Oaxaca va a dejar de ser pobre.

En un tono triunfalista similar y, también después del 15 de noviembre, pero sólo a través de su página electrónica y en ocasionales entrevistas, el senador Adolfo Toledo Infanzón ha señalado que los recursos presupuestales autorizados por el Congreso de la Unión para Oaxaca en el 2010, importan la cantidad de 46 mil millones de pesos.

Por otro lado el 5 de diciembre pasado el titular del poder ejecutivo estatal, presentó al congreso del estado, a través de la Secretaría de finanzas un proyecto de presupuesto para el 2010, pero sólo por 38.8 mil millones de pesos.

Para desenredar este manejo irresponsable de cifras, la Secretaría de Finanzas ha explicado a los representantes populares que conformamos esta soberanía, con gráficas y monitos, como si estuviese tratando con párvulos, que en realidad, los recursos que se van a ejercer en el estado durante 2010 implican la cantidad de 48,425.4 millones de pesos.

Lo anterior se explica, ha señalado la Secretaría de Finanzas, porque al proyecto de presupuesto presentado que sólo considera 38, 856.4 millones de pesos, debe agregársele mediante simples notas de pie de página, con el propósito que cuadren las cifras, 3, 674.4 millones de pesos de "los programas y proyectos federales" y una etiqueta por demás extraña que denominaron "programas no distribuidos geográficamente" por 5, 894.6 millones de pesos.

Este manejo embrollado y politizado del presupuesto de egresos del estado para 2010 simplemente no apoya la gobernabilidad ni la transparencia de recursos.

Por eso, en contraste con estas ideas confusas, planteo que Oaxaca debería organizar su presupuesto como ya lo hace desde hace varios años el Congreso de la Unión cuando analiza y da a conocer la distribución presupuestaria a nivel estatal, dividiendo el total de recursos autorizados en dos grandes apartados.

En el primero de estos apartados se deben incluir las cifras de los Ingresos Propios y del Gasto Federalizado, estableciendo que en estos últimos se incorporan los Ramos 28 y 33, recursos que, al depositarse en las tesorerías de los gobiernos estatales, se conciben como propios y se ejercen de manera descentralizada.

El segundo apartado debe contener la información del Gasto Centralizado que ejercen las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal en los Estados y Municipios.

Por consiguiente, este grupo de recursos se deriva de la normatividad establecida en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el propio Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación, Reglas de Operación y otros ordenamientos que rigen para las Delegaciones Federales, los Programas y Proyecto de Inversión, entre otros.

Compañeras y compañeros legisladores:

Estoy plenamente convencido que los recursos que se van a ejercer durante 2010 en el Estado de Oaxaca, y que van a ser aprobados por esta soberanía, deben privilegiar la transparencia por sobre todas las cosas.

...y un presupuesto de egresos al que deben agregarse notas de pie de página para permitirnos conocer a todos los oaxaqueños cuantos recursos se van a ejercer durante 2010, no cumple este cometido.

Por otra parte, no resulta difícil de entender las causas que tiene el priismo para ocultar con etiquetas oscuras y secretismo los 3 mil 674.4 millones de pesos de los programas y proyectos federales y los 5 mil 894.6 millones de pesos de transferencias.

En estas dos bolsas de recursos se encuentran las 30 monedas de plata con que se pagó a los priistas por haber aceptado elevar los impuestos, acción que ha sido suficientemente señalada como una abierta traición al pueblo de México...y por ende al pueblo de Oaxaca.

Como segundo punto señalo que este proyecto de presupuesto tiene una clara inclinación política.

Las modificaciones inducidas en el Presupuesto de Egresos Federal en el 2010, tales como la eliminación de los candados para suspender la ministración de recursos por incumplimiento en la aplicación de los mismos, el permitir la reasignación de los recursos de los subejercicios a programas sociales y de inversión en infraestructura y la llamada facilitación y simplificación de las reglas de operación de los recursos federales, sin lugar a dudas, van a ser aprovechados por el gobierno del estado para utilizar los recursos públicos del presupuesto de 2010, para financiar las campañas políticas de los priistas.

Lo grave del asunto estriba en que dentro del proyecto de presupuesto de Oaxaca para 2010 no existen procedimientos, instrumentos o instancias ciudadanas que pudieran atemperar este tipo de manejo político.

En una palabra, estamos ante la intención manifiesta del gobierno del estado de hacer uso político de los recursos públicos.

Así de claro y simple está este asunto!!!!

Como tercer punto, hay que señalar que el proyecto de presupuesto es absolutamente centralista.

Resulta inadmisible que el gobierno del estado elabore una ley general de ingresos municipales, con la que pretende regular la vida y la hacienda de los municipios, avasallando y vulnerando de manera total los principios municipalistas contemplados en el artículo 115 constitucional.

El propósito de esta ley es eminentemente económico y manipulador, pues mediante su aplicación se pretende resolver los problemas de caja de los deudores municipales que el mismo gobierno estatal indujo mediante la ejecución de proyectos de relumbrón de escaso impacto social; asímismo, pretende afectar mediante este instrumento la hacienda municipal para cubrir las obligaciones de los municipios en materia de pago de derechos y aprovechamientos por concepto de agua.

No nos cansaremos de señalar que los municipios en Oaxaca ya alcanzaron su mayoría de edad, y que querer controlarlos como si se tratara de niños ya no tiene cabida en la coyuntura actual que vive el estado, reflexión parece que pueden entenderla todos los oaxaqueños, menos el titular del poder ejecutivo y el partido oficial en el gobierno.

Como cuarto punto quiero hacer mención que el proyecto de presupuesto de 2010 no está orientado bajo los principios de la planeación.

El proyecto de presupuesto de 2010 no presenta anexos o prueba alguna que acredite que sus acciones derivan del plan estatal de desarrollo.

Aun cuando en la mayoría de las entrevistas y en los documentos que tiene que ver con la ejecución de obras, el titular del ejecutivo estatal ha afirmado que las mismas se encuentran enclavadas en las propuestas programáticas del plan estatal, todos los oaxaqueños sabemos que esto no es cierto.

En un ejercicio de evaluación que entregué a esta soberanía pude acreditar plenamente que las obras y acciones señaladas en los informes de gobierno estatal sólo permitían cumplir el 20 por ciento de los proyectos y acciones que habían sido señalados como prioritarios en el plan estatal de desarrollo.

Lo anterior, simple y llanamente significa que el gobierno estatal no planifica sus acciones, que la mayoría de sus proyectos surgen de la improvisación o de las propuestas de asesores externos que antes de pensar en el bienestar de Oaxaca, les interesa los negocios que pueden hacer en el estado y los recursos que pueden obtener de ellos.

Bajo este esquema de improvisación y corrupción, Oaxaca nunca podrá resolver sus principales problemas, no importa cuántos miles de millones de pesos le autorice el gobierno federal en su presupuesto.

Pide Gabino reforzar programas para jóvenes.     

 

Escrito por Lino Cervantes   

Antes de terminar el reciente periodo ordinario de sesiones, el Senado de la República aprobó un punto de acuerdo, propuesto por el senador Gabino Cué Monteagudo, en el que exhorta respetuosamente al Titular del Poder Ejecutivo Federal a reforzar los planes y programas de atención a las y los jóvenes, así como a implementar una política de desarrollo integral de la juventud que les permita contar con oportunidades reales para mejorar su calidad de vida.

 Asimismo, solicita al Instituto Mexicano de la Juventud a que remita a esta soberanía un informe sobre los alcances, el impacto y el grado de cumplimiento de los objetivos planteados en el "PROJUVENTUD 2002-2006", así como del "Programa Nacional de Juventud 2008-2012".

Analizado por la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, la proposición con punto de acuerdo presentada por Cué Monteagudo, tiene como objetivo el hacer un replanteamiento a los programas y políticas en materia de juventud a fin de poder ofrecer al sector juvenil nuevos y mejores esquemas que permitan multiplicar sus oportunidades.

Todo ello con el firme propósito de crear juventudes mejor preparadas para enfrentar los retos que la modernidad y los vaivenes económicos imponen.

El legislador oaxaqueño recordó que de acuerdo la población juvenil asciende a 33 millones de mexicanos. Esto es, uno de cada tres mexicanos tiene entre 12 y 29 años de edad, lo que significa una oportunidad demográfica insustituible, pues representan un potencial de desarrollo social, económico, político, cultural y deportivo.
Por ello es claro - asevera Gabino- que los organismos gubernamentales creados para atender la problemática juvenil han sido rebasados por la compleja situación que presenta el sector.
Además de que ha faltado una mayor coordinación entre las distintas dependencias que atienden directa o indirectamente la problemática de los jóvenes, impidiéndose con ello el mejor aprovechamiento de los recursos destinados.

 

 

Provocará escalada inflacionaria el aumento a combustibles
Misael Sánchez / Tiempo


El incremento del precio del diésel y la gasolina tendrá un efecto inflacionario y va a provocar aumentos en cascada en precios de bienes y tarifas de servicios, dijo ayer el presidente estatal de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), Moisés Güendulain Ramírez.
“Al final van a ser los consumidores, aquellos trabajadores que ganan el salario mínimo, los que paguen el costo de la inflación que va a provocar el alza en los combustibles”, declaró.
Desde el pasado fin de semana la gasolina Magna subió 5 centavos para ubicarse en 7.77 pesos y la Premium se mantuvo en 9.57 pesos, mientras que el Diesel pasó a 8.16 pesos por litro.
Güendulain Ramírez señaló que ningún sector y menos los transportistas de carga, pasaje y turismo quieren seguir sacrificando utilidades, como lo han hecho desde hace más de 4 años, con los aumentos en los precios del diesel y la gasolina.
“Ahora cualquier alza va a ser trasladada a los usuarios y a los consumidores”, dijo luego de señalar que los incrementos de 5 centavos que tuvo durante el año el combustible no deben continuar en el 2010.
Luego de señalar que los transportistas van a fijar una postura y a analizar qué acciones realizar ante el incremento del combustible, dijo que el bolsillo de los mexicanos seguirá resintiendo los golpes inflacionarios.
También cuestionó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por haber elaborado esquemas fiscales para apoyar a las empresas para adquirir su propio transporte para movilizar sus productos.
Dijo que esta política causó un severo estrago el sector de los transportistas ya que ahora los aserraderos, los productores de diversos productos del mercado ya cuentan con su propio transporte.
Indicó que además de que esta competencia es desleal porque las autoridades fiscales permiten deducir de impuestos este tipo de adquisiciones, refirió que el sector de los transportistas sigue abandonado por el gobierno federal, mientras que los costos de mantenimiento se incrementan cada vez más.
Abundó que el salario mínimo que se incrementó en el caso de Oaxaca en 2 pesos con 51 centavos –al pasar de 51 pesos con 95 centavos a 54 pesos con 47 centavos— no es suficiente para que un jefe de familia pueda enfrentar los incrementos de precios y de tarifas que va a provocar el aumento del combustible.
Además, señaló que en el caso de las familias que cuentan con un vehículo particular, el costo del combustible se ha incrementado de manera notable durante los últimos 3 años.
Puntualizó que el incremento en el costo de los combustibles ha provocado que también disminuya el consumo de gasolina y diesel, lo cual es consecuencia de la disminución del consumo, ya que ante la falta de circulante un gran número de consumidores han optado por reducir sus compras.

COMPLICES.

Escrito por Verónica Villalvazo   

Quién no recuerda su niñez: los dulces, los juguetes, el amor de nuestros padres, nuestros amigos, los juegos, el aprendizaje en el aula con todo y las deficiencias de nuestros maestros; las horas de inconsciencia que vivíamos. Recordar lo dulce nos mantiene como adultos amando a nuestros pequeños y dando lo mejor de nosotros para que tal vez ellos no padezcan lo mismo que nosotros.

Tal vez en efecto no tuvimos la suerte de vivir tan de color de rosa nuestra niñez y la que pasamos fue dura: trabajando en el campo porque había que comer. O tal vez siendo niños empleados a casa haciendo quehaceres para pagar nuestros útiles escolares, por lo que ahora hacemos todo para que nuestros hijos no pasen por eso. Para eso tienen a sus padres para que nada les falte.

La fortaleza que es la familia nos mantiene seguros y alejados de todo peligro y es cuando socialmente pensamos que esto que ahora le contaré no pasa en la realidad, más que en novelas o en películas de terror.

Alguien cerca de usted que valiéndose de mil cosas logra su confianza y la de aquellos que lo cuidan y lo aman, repentinamente ese amor filial, empieza a incomodarle. Los abrazos y los besos que este personaje le brinda no le gustan. Es usted un pequeño o una pequeña que no sabe de formas para decirle que le asusta que muy dentro de usted sabe que esas caricias no son correctas.

Algo más difícil. No sabe cómo decirle a quienes están cerca e ignoran lo que está pasando, que eso le lastima, porque el personaje le ha amenazado diciéndole que es su culpa todo esto que pasa. Que usted con sus tres, cinco, diez, trece años provocó todo y además le intimida diciéndole que si dice algo aquella persona que usted tanto ama puede morirse, y si éso pasa será su culpa también.

Y así pasó el tiempo. Hoy usted es un adulto y finalmente entiende que este individuo estaba enfermo y siente dolor por todo aquello que pasó. Esto le ha generado que sus relaciones con los demás sean muy difíciles. De repente llegan los sueños, los recuerdos de algo que su mente bloqueó, para evitar más dolor, del que como niña o niño sintió cada vez que era violentada su integridad física, emocional y psicológica. Y entonces lo único que acierta a hacer es sobreproteger a sus hijos, sobrinos, nietos, por miedo de que eso mismo por lo que usted pasó les toque a ellos y entonces la vida se torne más difícil. ¿ En quién confiar si cuando lo hizo lo lastimaron?

El tema es difícil de digerir, pero realmente se vive en nuestra sociedad “perfecta”. Lamentablemente un perfil exacto del pederasta o del pedófilo no existe. No se le distingue a simple vista, pero reproducen algunas características que sí resultan reveladoras. La mayoría de ellos se relacionan con trabajos que se dan cerca de los niños: escuelas, terapias infantiles, la iglesia. Se acercan mucho a parques recreativos, suelen buscar las zonas marginadas ya que les ayuda a ampararse en la necesidad de los pequeños y la ignorancia. Y lo último: ven en la internet un campo seguro para este tipo de prácticas. Lo más duro es que los podemos tener en casa y no darnos cuenta hasta que ya ha pasado todo lo que anteriormente mencionamos.

¿Cuál es la solución a dichas situaciones? En Primer término aceptar que esto realmente existe, nos haya pasado o no. Que si escuchamos el tema aprendamos a relacionarnos como si fuera nuestro pequeño o pequeña; aprender a observar (no sobre observar), el comportamiento de nuestros hijos, y escucharlos y amarlos.

Y sobretodo entender que casos como el del Instituto San Felipe, Etla, Ocotlán en Oaxaca, el de los curas en todo el país; los casos de Puebla; las Casitas del sur en México, o en Guadalajara o Monterrey, son casos donde han sido lastimados nuestros pequeños. Y no sólo son temas políticos como muchas veces se ha pretendido manejar. Si creemos dichos argumentos nos convertimos en cómplices silenciosos de cada uno de esos abusos. Sólo véalo así. Es como si usted estuviera presente en el momento en que cada uno de ellos y ellas fueron violados. ¿Lo permitiría?

 


Publicado por solaripa69 @ 11:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios