Martes, 29 de diciembre de 2009

Ni los perros se aparean entre dos del mismo sexo: arzobispo

Sin pensamiento sano, los diputados de la ALDF que aprobaron las bodas gays, acusa

Homero Lemus Velázquez, Mariana Chávez y Gabriel León

Periódico La Jornada

El arzobispo de Morelia, Michoacán, Alberto Suárez Inda, aseveró al referirse a los matrimonios homosexuales: los perros no hacen el sexo entre dos del mismo sexo; normalmente la inclinación natural es relacionarse de forma heterosexual.

El jerarca católico –quien ocupó la vicepresidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano en los seis años anteriores, hasta noviembre pasado– acusó a los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) que aprobaron el matrimonio entre homosexuales de no tener un pensamiento equilibrado y sano.

Tras emitir un mensaje de Año Nuevo, expresó su deseo de que normas como las aprobadas por diputados de la ALDF en la capital no influyan en el resto de legislaturas locales, incluida la de Michoacán.

En contraste, la organización Observatorio Eclesial consideró que el rechazo de la Iglesia católica a esos matrimonios es muy desafortunada y muestra el deterioro e intolerancia a que ha llegado esa institución eclesiástica en el país, pero sobre todo la impunidad con que el gobierno federal le ha permitido actuar.

Con sus actitudes de intolerancia la Iglesia lo único que genera es mayor polarización social sobre temas en que la población ha demostrado ser más abierta, aún la feligresía católica, que es mayoritaria en la sociedad mexicana, por ejemplo cuando demanda que se garantice el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, manifestó José Guadalupe Sánchez Suárez, vocero del organismo.

Expuso que hay acciones de la Iglesia católica que han transgredido la Ley de Asociaciones Religiosas. Lo que no alcanza a entender la jerarquía católica es que si bien tiene derecho a expresar sus propias opiniones y que éstas sean respetadas, a lo que no tiene derecho es a querer imponer sus puntos de vista en el resto de la sociedad, tanto en el tema del aborto como en el de los matrimonios.

En Querétaro, el presidente de la organización civil SOS Discriminación en el estado, Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, señaló que la postura de la Iglesia católica refleja la homofobia de líderes religiosos y políticos.

Amenazan los Beltrán a Calderón: “es el principio de la guerra”
Daniel Lizárraga

Cuernavaca, Mor., 22 de diciembre (apro).- Durante la madrugada de este martes, presuntos miembros del cártel de Sinaloa, que era comandado por los hermanos Beltrán Leyva, incendiaron un jardín de niños en la colonia Lagunilla de esta ciudad, y colocaron una manta en la que advirtieron que este es “el principio de la guerra”.

 De acuerdo con reportes de la prensa local y de las corporaciones policíacas, los responsables de este hecho rompieron la malla del centro escolar, luego rompieron el cristal de un aula e incendiaron entre siete y ocho mesa bancos.

En la contra esquina del kinder Shontal fue donde se colocó la narcomanta, firmada por “El Chikis” o “El Flaco”, que se ponían a las órdenes de “La Barbie”, identificado por las autoridades como el sicario del cártel de Sinaloa.

 “El gobierno federal cometió el error de meterse con la empresa. Este es apenas el comienzo de la guerra”, indica la narcomanta.

 Mientras tanto, en el centro de Cuernavaca, familiares del ciudadano que murió en el operativo en el cual fue detenido Arturo Beltrán Leyva, presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

 Se trató de un vendedor de tortillas que aparentemente no hizo alto en su vehículo cuando pasaba por el sitio del operativo, lo que provocó que elementos de la Marina le dispararan.

 En tanto, la prensa local reportó esta mañana de una baja sensible en el turismo. De acuerdo con esta información, publicada por el Sol de Cuernavaca, se cancelaron ya mil 200 habitaciones en los hoteles.

Quieren evitar a toda costa la democratización del gremio, dicen

La CFE viola derechos laborales con el aval del SUTERM, denuncian disidentes

Patricia Muñoz Ríos

 

Periódico La Jornada

Miembros de la disidencia del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) denunciaron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) viola los derechos humanos y laborales de sus trabajadores, y que incluso hay contubernio con ese sindicato para acallar las inconformidades de la base y evitar a toda costa la democratización de la organización.

Agrupados en la Coordinación Nacional de Electricistas (CNE) del SUTERM, acusan que la disidencia ha sido perseguida y sus miembros despedidos de la CFE a petición del sindicato.

El dirigente de esta coordinación, Jesús Navarrete, señala que fue despedido hace más de seis años de la CFE por conformar un grupo que busca la democratización gremial, y luego de un arduo proceso legal logró su reinstalación, al igual que otros miembros.

Tras este fallo favorable, la paraestatal tuvo que acatar la reinstalación, pero se ha negado a asignarme en el puesto de trabajo que corresponde, por presiones directas de Víctor Fuentes del Villar, secretario general del SUTERM, indica Navarrete, y agrega que también se le han negado las constancias de asistencia por los dos días consecutivos que se presentó a trabajar, por lo cual advierte que se perfila un nuevo despido, que no obedece a falta administrativa alguna, sino por mantenerse firme en la disidencia, en contra de la privatización en CFE y por exigir su derecho a luchar dentro del gremio al que pertenece.

Añade que hoy más que nunca es justa la lucha contra la privatización eléctrica y por la democracia sindical, así como el derecho constitucional al trabajo, la libertad de expresión y de organización.

En 2000, la CNE conformó una planilla democrática encabezada por el propio Jesús Navarrete para competir en el proceso de elección sindical; sin embargo, según comenta, hubo fraude en el congreso nacional del SUTERM y se religió Leonardo Rodríguez Alcaine, en ese entonces líder del sindicato, por lo que se interpuso una demanda para impugnar las elecciones, pero la Secretaría del Trabajo ignoró los recursos legales y dio la toma de nota a dicho dirigente.

A partir de esa fecha se emprendió una campaña de represión en contra de los miembros de esa coordinación: se negó a sus miembros todo derecho contractual, se les despidió de manera injustificada, hubo encarcelamiento y hasta amenazas de muerte. Pusieron en peligro la vida y la libertad de los trabajadores de la CNE. Los despedidos demandaron su reinstalación, y muchos la consiguieron, puntualiza Navarrete.

Agrega que fue agredido físicamente dentro de las instalaciones de la empresa por el entonces secretario de trabajo del SUTERM, Víctor Fuentes del Villar –quien ahora es el líder del gremio–; incluso personas sin identificar agredieron a su hija a la entrada de su domicilio, y ese mismo día fue despedido. Por ello que demanda que ahora, luego de una tortuosa lucha de seis años, en la que obtuvo la reinstalación, la CFE acate por fin las disposiciones de los tribunales de justicia en México.

 


Publicado por solaripa69 @ 16:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios