Jueves, 14 de enero de 2010

Se retiran los "cinco notables" de mediación en caso SME
La redacción. Proceso.

MÉXICO, D.F., 13 de enero (apro).- El grupo de “cinco notables” conformado por los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN y PRD en el Senado; el rector de la UNAM y el exdirector del Politécnico Nacional, dio por concluida su labor de mediación en el conflicto entre el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el gobierno federal.
    A través de un comunicado de cuatro puntos, los “cinco notables” dieron a entender que su labor no era considerada como tal por el gobierno federal.
    “Que para que proceda una labor de mediación debe existir la aceptación plena de las partes involucradas, condición que, en sentido estricto, no se considera en la comunicación oficial que fija la postura del gobierno federal en la que se agradece la participación del grupo”, señalaron en su comunicado.
    “En razón de todo lo anterior –subrayaron--, hemos tomado la determinación de dar por concluida nuestra labor en este asunto.”
    No obstante, reiteraron su convicción de que en la solución de la problemática deben privilegiarse el diálogo, la razón y el apego a derecho, y evitar cualquier forma de violencia.
“Hacemos votos para que en el corto plazo se acuerde una fórmula aceptable para todos en el marco señalado”, indicaron.
    El grupo de “cinco notables” está integrado por los senadores Manlio Fabio Beltrones, del PRI; Gustavo Madero, del PAN, y Carlos Navarrete, del PRD; el rector de la UNAM, José Narro Robles, y el exdirector del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Villa Rivera. Claudicaron después de una reunión que sostuvieron esta tarde en el Senado.  
Recordaron que el pasado 8 de enero, frente a la propuesta de los notables, el SME decidió al día siguiente aceptar en todos sus términos dicho documento.
Sin embargo, agregaron, “ayer nos enteramos, inicialmente por los medios de comunicación, de la invitación del gobierno federal para instalar una mesa con la representación del Sindicato Mexicano de Electricistas, con el propósito de mantener un diálogo directo con la misma”, la cual fue aceptada por el líder sindical Martín Esparza.
Por otra parte, paralelamente a la reunión de los “notables”, en la sede del SME, distintos integrantes manifestaron su sorpresa y extrañamiento por no haber recibido "ninguna comunicación oficial de llamado grupo de ‘notables’, respecto de alguna propuesta sobre el inicio de la mesa de negociaciones por parte de la Secretaría de Gobernación”, según un boletín de prensa.
Anunciaron que mañana jueves, por la tarde, la asamblea permanente del sindicato definirá las condiciones en que se presentarán el viernes en la Secretaría de Gobernación, así como los puntos que tratarán en la reanudación del diálogo.

En Ciudad Juárez falta trabajo de inteligencia, según Ramón Galindo

Víctor Ballinas

 

Periódico La Jornada

El senador panista Ramón Galindo, quien es legislador por Chihuahua, dijo que el cambio de estrategia para combatir el crimen organizado en Ciudad Juárez tiene que ver con las expresiones que se han hecho públicas y que demandan un ajuste en las tácticas en Juárez, sobre todo por los resultados obtenidos, lo que indica que el patrullaje militar en las calles no es lo más adecuado, sino que se requiere un trabajo de mayor investigación, infiltración, detección de comunicaciones, un trabajo más quirúrgico.

El senador panista dijo que el anuncio de la salida del Ejército mexicano de Ciudad Juárez se hará muy probablemente este jueves o viernes, en el contexto de una reunión bilateral de seguridad México-Estados Unidos, que se realiza el jueves en El Paso, Texas, y el viernes en Juárez.

En entrevista, el senador panista dijo que el 10 de diciembre pasado, en una reunión que sostuvieron ocho legisladores del blanquiazul con el presidente Calderón, “específicamente el jefe del Ejecutivo me preguntó ‘qué cosas deben hacerse en Juárez’, y le comenté que el patrullaje genérico en las calles por parte del Ejército no es lo más adecuado. Ahí están los resultados: 7.3 muertos diarios y diez extorsiones cada día durante 2009. Es claro que debe modificarse la estrategia”.

Galindo Noriega dijo que esa reunión fue de hora y media y la mayor parte de la conversación fue el tema de Juárez: la violencia, la inseguridad y los nulos resultados. Le dije al Presidente que no es lo más conveniente que el Ejército siga como hasta hoy. No es lo más adecuado, hay que ir a las cabezas y no sólo al patrullaje calle por calle. Hace falta un trabajo de mayor detalle, espero que con este cambio de estrategia se haga un trabajo más fino, más elegante, más orientado. Lo veo con entusiasmo y es un reclamo general; esperamos mejores resultados.

El presidente del Senado, Carlos Navarrete, dijo que el replanteamiento de la estrategia de seguridad en Juárez es una primera señal positiva, pues desde hace varios meses el sol azteca en las cámaras del Congreso ha planteado esto. El anuncio de un retiro paulatino del Ejército, que será sustituido por la Policía Federal, es un primer paso. Navarrete, en entrevista concedida luego de instalar la Comisión de Concordia y Pacificación, dijo que también se debe repensar la estrategia con el gobierno de Estados Unidos.

Arremeten legisladores contra abusos cometidos por militares

Roberto Garduño, Ciro Pérez y Enrique Méndez

 

Periódico La Jornada

El secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, comparecerá el martes próximo ante la primera comisión de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión. El pleno de legisladores, integrado por senadores y diputados, conminó al Ejecutivo federal a respetar las garantías individuales en el combate contra la delincuencia organizada.

Al abrirse el debate en torno al informe del operativo en el que resultó muerto el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, que estuvo a cargo de las fuerzas especiales de la Secretaría de Marina, el senador perredista José Guadarrama refirió el desgaste de las fuerzas armadas en tareas que no le competen.

“Nos preocupa que en estos operativos, como en el que perdió la vida el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, se den estas aberrantes fotografías de un cadáver bañado en sangre, cubierto de billetes y de joyas, y que no encontremos una explicación de ninguna autoridad, y que, desde luego, a ninguno convence la explicación que dio el secretario Gómez Mont sobre quién fue el responsable de esta situación.

“Esta foto, este operativo, estas circunstancias en que se han dado tantos rumores y tantos comentarios, apuntan a que la estrategia ha ido fallando y que necesitamos en esta Comisión Permanente discutir debidamente con los responsables la estrategia que tanto requiere el pueblo mexicano.”

A nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Arturo Zamora recriminó el anuncio anticipado de la estrategia gubernamental de combate a los delincuentes. “No estamos de acuerdo en que las políticas públicas de quien está a cargo de enfrentar la violencia urbana, la violencia rural y el crimen organizado, sean más en el sentido de dar a conocer anticipadamente los planes.

“Una estrategia que se comunica deja de ser estrategia y el día de hoy tuvimos un ejemplo en el sentido de que el responsable de la seguridad en este país acaba de dar a conocer que en un estado del norte del país se iniciará el día de mañana un operativo. ¿Qué sentido tiene que el responsable de la seguridad avise a los delincuentes que en ese lugar se va llevar a cabo un operativo?”

El panista Carlos Pérez Cuevas respondió a la crítica porque, dijo, no se debe imponer el tinte partidista en las dudas que genera el quehacer  gubernamental. “Y ojalá las preguntas y los cuestionamientos sean en torno a lo que propone esta estrategia para el bien de las familias mexicanas. No con un tinte partidista. No con una intención de tratar de hacer mella en un trabajo que implica la responsabilidad de velar por el bien de todos.

Las Fuerzas Armadas no están en la calle por gusto. No han llegado a las entidades federativas o municipales porque así lo hayan premeditado. Han llegado por petición de presidentes municipales y de gobernadores en el trabajo de manera subsidiaria y solidaria para en conjunto atacar este flagelo.

La réplica la emprendió el senador del Partido del Trabajo Ricardo Monreal, quien recordó que el Ejecutivo anunció la guerra contra las drogas motivado por dos fines: garantizar la seguridad de la población y, por añadidura, legitimarse.

“Hoy, a tres años de iniciada esa embestida, tenemos indicadores y argumentos de sobra para evaluar si la guerra va por buen camino o es el momento de corregir su rumbo y su curso. Lejos de recuperar los territorios que dominaba el crimen en 2006, sus dominios se han ampliado. Hoy existen regiones en Veracruz, Tabasco, Chiapas, Aguascalientes, Oaxaca, Guanajuato, Puebla, Chihuahua, Colima, todos los estados, donde el crimen no sólo controla la droga, sino el comercio informal, el cobro de impuestos, el secuestro, la extorsión, los taxis piratas, los giros negros, la venta de protección, la venta a comercios pequeños y medianos, todas las actividades son controladas por el narcotráfico y por el crimen organizado.

Las redes de protección al narcotráfico siguen intactas. Buena parte del fracaso de esta guerra se explica porque el enemigo está dentro, en las propias filas de las autoridades, de los órganos policiacos. Hay una impunidad, hay una cohabitación y contubernio con los capos y con el crimen organizado.

Los argumentos de Monreal calaron entre los panistas y Roberto Gil descalificó los argumentos con las siguientes preguntas: “Se habla de estrategia fallida, de estrategia mediática y no se dicen muchas cosas, ¿cuál es la alternativa? Pregunto, ¿la alternativa son los pactos? ¿Los acuerdos de las autoridades políticas, precisamente para que los delincuentes sienten sus reales en cada comunidad? ¿Mirar atrás, bajar los brazos, rendir a la sociedad frente a los delincuentes y los criminales? ¿Ésas son las alternativas?

El IMSS, con desabasto de medicinas de patente desde diciembre pasado

Ángeles Cruz Martínez

 

Periódico La Jornada

En clínicas y hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se registra un desabasto de medicamentos de patente desde diciembre pasado, debido a que el organismo no ha concluido los procesos de compra de los fármacos, informó Luis Adrián Quiroz, integrante del Comité Técnico de Observación y Vigilancia Ciudadana del VIH/sida (Mexsida).

Dijo que en parte, el problema se originó porque hasta mediados de diciembre, las instituciones de salud no habían recibido la información con los costos de las medicinas, acordados entre la Comisión Negociadora de Precios y la industria farmacéutica.

Lo anterior, pese a que desde el pasado 7 de diciembre, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, informó sobre la conclusión del proceso que se realiza por segundo año consecutivo y resultado del cual el sector ahorrará 4 mil 184 millones de pesos.

El funcionario mencionó que la negociación se realizó con 17 laboratorios farmacéuticos para la compra de 122 claves de medicamentos, entre ellos, la mayoría de los antirretrovirales para el control del VIH/sida, así como aquellos que son útiles en el tratamiento de cáncer, hipercolesterolemia y micosis, entre otros.

La carencia de medicinas empezó a resentirse en la mayor parte de las claves involucradas, y en particular las que se suministran a seropositivos. Luis Adrián Quiroz informó que en días pasados envió solicitudes a los titulares de las delegaciones del IMSS en el sur del Distrito Federal y en el estado de Yucatán, por el desabasto de estos productos, en particular, de tenofovir, emtricitabina y efavirenz.

El activista resaltó que una situación similar podría afectar a afiliados al Seguro Popular, ya que el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida tampoco ha concluido con los procesos de adquisición de terapias.

Recordó que la efectividad de los tratamientos contra el sida depende de su continuidad, por lo que la suspensión de la terapia pone en riesgo a los afectados.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios