Martes, 23 de febrero de 2010

Sugiere EU no viajar a 10 estados de la república mexicana.
J. Jesús Esquivel

WASHINGTON, 22 de febrero (apro).- El gobierno de Estados Unidos prohibió hoy a sus ciudadanos viajar a 10 estados del territorio mexicano por representar un serio riesgo para su seguridad.
Los estados señalados son: Michoacán, Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, Sinaloa, Baja California, Oaxaca, México, Coahuila y Durango.
 “La violencia en México se ha incrementado, es imperativo que los ciudadanos estadunidenses entiendan los riesgos que hay en México y sepan cómo evitar situaciones peligrosas y a quién contactar en caso de que sean víctimas de un crimen”, sostiene el Departamento de Estado en la nueva “Advertencia de Viajes a México” emitida este lunes, que es una actualización de la que develó el 20 de agosto del año pasado.
Para evitar ser víctimas de la violencia en México, el gobierno de Barack Obama recomienda a los estadunidenses no viajar a Michoacán, Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, Sinaloa, Baja California y Oaxaca, ya que son –según dice– las entidades mexicanas que representan un alto riesgo para la seguridad de las personas.
En la versión actualizada de la advertencia, el Departamento de Estado agregó a la lista de entidades violentas de México a Coahuila y Durango.
“Recientemente las ciudades de Durango y Gómez Palacio, en el estado de Durango, y el área conocida como La Laguna, que incluye a la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, experimentaron un agudo incremento de violencia.
“A finales de 2009 y principios de 2010, cuatro ciudadanos estadounidenses fueron asesinados en Gómez Palacio, Durango, y éstos, entre varios, son asesinatos que no se han resuelto y que son causa de una preocupación particular”, indica la advertencia.
Para explicar a sus ciudadanos el origen de la violencia que priva, sobre todo, en el norte de México, el Departamento de Estado destaca en el documento –que distribuyó a todas las oficinas postales de los 50 estados de la Unión Americana– que “los cárteles de la droga y elementos del crimen organizado están actuando de manera violenta contra individuos que hablan en contra de ellos o que ellos consideran como una amenaza para su organización. Estos ataques incluyen el secuestro y el asesinato de dos residentes de Estados Unidos en Chihuahua”.
Otras ciudades mexicanas que, de acuerdo con el gobierno de Obama, representan riesgo para los estadunidenses, son: Ciudad Juárez, Tijuana, Nogales, Matamoros, Reynosa y Monterrey. “Los criminales han seguido y acosado a ciudadanos de Estados Unidos  cuando han ido viajando en sus vehículos en áreas fronterizas que incluyen a Nuevo Laredo, Matamoros y Tijuana. Las personas que viajan en las carreteras de Monterrey y de otras partes de México que van hacia Estados Unidos (notablemente por Nuevo Laredo y Matamoros), han sido blanco de robos y violencia, aunque también de manera inadvertida se han visto en medio del fuego entre criminales y agentes gubernamentales”.
Respecto de Ciudad Juárez, una de las ciudades identificadas como una de las más violentas del mundo, el Departamento de Estado señala que “ésta es de especial preocupación” para el gobierno del presidente Barack Obama.
El documento actualizado destaca que  las autoridades mexicanas reportaron que en 2009 más de 2 mil 600 personas fueron asesinadas en Ciudad Juárez.
En reacción a la nueva advertencia, el gobierno de Felipe Calderón, a través de la embajada de México en Washington, expresó su rechazo a las conclusiones a las que llegó el gobierno de Obama.
“La embajada de México no comparte el criterio utilizado por el Departamento de Estado al incluir partes de algunas entidades de la Republica Mexicana que en su momento pudiesen haber registrado incidentes de violencia, pero que claramente, hoy por hoy, no representan peligro para sus visitantes”, señaló en comunicado de prensa Ricardo Alday, portavoz de la embajada de México en Estados Unidos.

Se desploma el PIB 6.5%.

La contracción fue la mayor en 76 años; la economía retrocedió a la magnitud de 2006

El decrecimiento superó al de 1995, cuando fue de 6.2 por ciento

El sector industrial fue el más afectado, con un desplome de 7.3 por ciento; servicios bajó 6.6 y el agro mejoró 1.8: Inegi

Juan Antonio Zúñiga

 

Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 20

La producción nacional de bienes y servicios tuvo una contracción anual de 6.5 por ciento durante 2009, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Con esto la dimensión de la economía mexicana retrocedió a una magnitud similar a la que tuvo en 2006.

De acuerdo con las cifras históricas del organismo, ésta es la mayor caída del producto interno bruto (PIB) en 76 años, después del desplome de la economía ocurrido en 1933. El decrecimiento económico del año pasado superó al de 1995, el cual fue de 6.2 por ciento.

Por grandes grupos de actividad, el sector industrial fue el más afectado en 2009, con un desplome anual de su producción de 7.3 por ciento; el valor generado por los servicios decreció 6.6 por ciento, mientras el reportado por el sector agropecuario se elevó 1.8 por ciento sobre el nivel observado en 2008, indicó el organismo.

Con la contracción del PIB en 2009, la tasa de crecimiento promedio anual de la economía mexicana en el primer trienio del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa fue negativa en 0.56 por ciento, en contraste con lo observado en periodos similares de los dos sexenios anteriores.

En los tres primeros años del gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León la tasa de crecimiento anual de la economía mexicana fue de 2.2 por ciento; mientras entre 2001 y 2003, bajo la administración de Vicente Fox Quesada, el PIB se expandió 0.13 por ciento en promedio anual. Así, la actividad económica del país, medida a través del producto interno bruto, tuvo un crecimiento de 1.2 por ciento en promedio durante cada uno de los nueve años de gobiernos surgidos del Partido Acción Nacional.

El Inegi indicó que en el cuarto trimestre del año pasado el producto interno bruto reportó un descenso anual de 2.3 por ciento. Con esto la economía mexicana lleva ya cinco trimestres consecutivos en contracción. La recesión comenzó precisamente en el cuarto trimestre de 2008, cuando el PIB registró una caída anual de 1.1 por ciento, y ha sido la más larga de los últimos 14 años. La de 1995 transcurrió con resultados negativos durante cuatro trimestres consecutivos, periodo igual a la de 2001.

PIB y empleo

En 2009 el impacto de la caída del PIB sobre el empleo y la desocupación pareció menor al registrado en la crisis de 1995.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, entre el primero y el cuarto trimestres del año pasado un millón 619 mil 699 personas encontraron ocupación tanto en el sector formal como en el informal de la economía mexicana, cantidad no vista en periodos semejantes desde 2001, en que se cuenta con registros de esta encuesta.

La población desocupada se elevó en 217 mil 936 personas en el mismo periodo y el universo de individuos ocupados en actividades informales tuvo un incremento de 507 mil 449, según la ENOE. Por su parte, el Seguro Social indicó que en diciembre de 2009 había descendido en 33 mil 422 el número de trabajadores inscritos en este organismo respecto de los existentes en marzo de ese mismo año.

En el punto más grave de la recesión, en mayo de 2009, el número de trabajadores inscritos en el IMSS fue de 13 millones 868 mil 132. Pero en noviembre se había ampliado a 14 millones 192 mil 197 personas, lo cual implicó que en esos seis meses se crearon 324 mil 65 empleos en el sector formal y privado de la economía mexicana.

Al respecto, el ex subsecretario de Hacienda Francisco Suárez Dávila manifestó que en ningún país del mundo, México incluido, se cae la economía y aumenta el empleo formal. Pero todos los empleos formales que se pierden hacen que la gente vaya a la informalidad o, en algunos casos, a empleos temporales.

Explicó: No es posible que una economía caiga 6.5 por ciento y aumente el empleo formal en 2009. De hecho, las cifras oficiales reflejan, a pesar de sus imprecisiones, que el empleo formal cayó para cientos de miles de trabajadores. Cuando cae el empleo formal, por definición una parte se va al empleo informal. Una de las válvulas de escape de México ha sido precisamente, en los últimos años, generar trabajos informales, reconoció.

Se duplican asesinatos de periodistas en México.
La Redacción

México, D.F., 22 de febrero (apro).- El número de reporteros asesinados en México pasó de 5 a 13 en tan sólo un año, advirtió el Centro de Periodismo y Ética Pública (Cepet).

Las agresiones contra informadores también se incrementaron en el país, al ascender a 140, 10.23 por ciento más que en 2008.

“Las principales agresiones contra comunicadores y medios incluyen lesiones, amenazas, detenciones arbitrarias e intimidación, mientras que los hechos de mayor impacto han involucrado ataques con explosivos, armas de fuego, homicidio doloso y desaparición forzada”, destaca el Cepet en un boletín.

En total, durante 2009 se registraron agresiones contra 183 periodistas y 19 medios de comunicación, así como 13 homicidios.

Del número de homicidios contra periodistas, en uno de cada tres estuvieron involucrados policías y en uno de cada cuatro, funcionarios.

La entidad con más agresiones contra periodistas es Oaxaca, con 17 casos, seguida de Veracruz, 15 y Chihuahua, con el mismo número.

De acuerdo con el Cepet, en siete de los trece casos de periodistas asesinados se puede comprobar la relación directa con el ejercicio de la libertad de expresión, y en cinco,  el vínculo de los homicidas con el crimen organizado.

Entre las muertes consignadas por el Cepet se encuentra la del periodista Eliseo Barrón, de la Opinión Milenio, secuestrado y asesinado en Durango; Juan Daniel Martínez, en Guerrero; Norberto Miranda, en Nuevo Casas Grandes; Bladimir Antuna García, Durango, y José Luis Romero, Sinaloa.  

Justicia por mano propia en Durango

Saúl Maldonado, corresponsal

 

Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 25

Durango, Dgo., 22 de febrero. En menos de cinco días, habitantes de esta capital se hicieron justicia por mano propia en dos ocasiones, primero, contra un presunto ladrón de autos que apareció muerto y luego contra un supuesto asaltante, al que propinaron una golpiza. A ambos les dejaron sendos mensajes que indicaban por qué fueron castigados.

El 17 de febrero, en el fraccionamiento Los Fuentes, policías locales hallaron el cuerpo de un hombre atado a un árbol. En medio de las piernas tenía un carro de juguete y un mensaje que, según algunos agentes, decía: Por robar automóviles. La identidad de la víctima no fue revelada y las autoridades sólo informaron que murió estrangulado con un alambre.

La noche del 20 de febrero, en las inmediaciones de la plaza de armas, un hombre de 22 años fue arrojado desde un automóvil en movimiento. Tenía la camisa rota y huellas de golpes en todo el cuerpo. En el pecho le pegaron una cartulina que decía: Esto me paso por rata. Atentamente los de la plaza.

El muchacho, de nombre Javier, fue auxiliado por agentes locales, a quienes dijo que las personas que lo agredieron le ordenaron dar dos vueltas a la plaza de armas mostrando el letrero y luego irse. Sin embargo, el joven sólo dio uno pasos y se desplomó. Lo llevaron al hospital general y quedó a disposición del Ministerio Público.

El subprocurador estatal de Justicia, Ramiro Ortíz, dijo que el joven se negó a explicar lo sucedido y a interponer una denuncia.

En opinión del diputado panista José Luis López Ibáñez, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso de Durango, estas acciones reflejan que la gente está cansada y ya no confía en las autoridades. Están haciéndose justicia por su propia mano, aplicando la Ley del talión: ojo por ojo, diente por diente.

 

 


Publicado por solaripa69 @ 10:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios