Lunes, 15 de marzo de 2010

Pierde Oaxaca su autenticidad e imagen visual
Adán Cortés Cruz

[03:39] Con obras suntuosas que adolecen de criterios serios sobre la conservación y restauración patrimonial, la ciudad de Oaxaca está perdiendo la autenticidad e imagen urbana ante la falta de integración al contexto colonial, aseguró el urbanista Alejandro Calvo Camacho, quien al hacer un análisis sobre las obras urbanas realizadas y que están en ejecución en el Centro Histórico de Oaxaca y áreas inmediatas, dice que la mayoría deja mucho que desear.
Y se refiere concretamente, primero, a la pretensión de instalar parquímetros en el Centro Histórico y a la ampliación de la terminal de autobuses ADO, pero también al derribo de árboles en el Zócalo y El Llano, el cierre de calles en el Centro Histórico, la ampliación a 4 carriles del cerro de El Fortín, el mejoramiento visual de El Llano, el Jardín Conzatti y el Parque Labastida, entre otras.
Refiere que a partir de la toma de poderes de la nueva administración estatal y municipal de Oaxaca de Juárez, los oaxaqueños observaron el inicio, proceso, terminación y continuación de algunas obras públicas urbanas.
Sin embargo, señala que de estas obras no sólo se desconocen los proyectos, los estudios de impacto urbano y ambiental de riesgos e imagen urbana, sino también que las obras no fueron concursadas sino asignadas directa, por lo que a éstas se suma la falta de transparencia en los costos y gastos, además de que son obras sin operativos eficientes de funcionamiento alternos.
En fin. Son obras sin señalamiento de prevención y avisos al cuidado peatonal, obras no enunciadas y programadas en el Plan de Desarrollo Estatal 2006-2010, ni en el plan parcial de conservación del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, y plan municipal de desarrollo 2006-2008.
“Estas obras manifiestan a grandes luces la prepotencia, la inequidad, la arrogancia y la falta de respeto a la ciudadanía, resaltando la falta de opinión pública por colegios, organizaciones e instituciones que de forma renuente no participan en la defensa del patrimonio oaxaqueño”, dice.
En su opinión, no cabe duda que se tendrán obras nuevas donde el criterio fundamental de la conservación y restauración arquitectónica y urbanística que es la “autenticidad” ha sido borrada, apagada y por consecuencia desterrada definitivamente por las acciones de intervención la presente administración estatal y municipal.
“Tendremos que esperar 100 años o mas para volver a tener la autenticidad que ya teníamos y la dejamos ir”, se lamentó.

LOS PARQUÍMETROS
Recuerda que la instalación de parquímetros, en una primera etapa, comprendía 46 manzanas del Centro Histórico y que la concesión para su instalación se otorgó a la empresa “Operadora de Estacionamientos y Parquímetros (OEPSA), la cual fue vinculada a funcionarios estatales en varios medios de comunicación.
Dice que la molestia ciudadana surgió por la imposición de esta acción ya que no se dio a conocer el proyecto o un programa consensado con los principales actores, entre los que se encuentran hoteleros, restauranteros, usuarios en general de la vía pública, escuelas, distribuidores, carga y descarga de mercancía y hasta los vendedores ambulantes.
Indicó que esto provocó el descontento generalizado y pleitos específicos con propietarios de estacionamientos particulares, además de la existencia de un reglamento que puede ser invalidado ya que existe una tesis jurisprudencial que declara la invalidez constitucional del mismo.
El urbanista observó que la conservación y restauración del Centro Histórico tiene que ver con su funcionamiento e imagen urbana, la nula participación ciudadana es patente en estas acciones y su incipiente funcionamiento en conflictos vehiculares que no solucionan el problema, ha dado pautas a una serie de inconformidades ciudadanas.


LA AMPLIACIÓN DEL ADO
Para el urbanista Alejandro Calvo Camacho esta obra realizada en inmediaciones del centro histórico, en el Barrio de Jalatlaco, no puede ser soslayada, ya que según la licencia 0245 del 3 de Febrero del 2006 emitida por el Cabildo de Oaxaca de Juárez, se autorizó a la empresa Turística del Golfo S.A. de C.V. (ADO), la liberación del inmueble ubicado en la calle de Pirús sin número para trabajos preliminares y su fusión de predios otorgados para la ampliación de la central de autobuses.
Dice que la inconformidad fue inmediata, ya que no obedece al acuerdo del Congreso del Estado emitido en sesión ordinaria del 26 de enero del 2006, que señala actos ilícitos fuera del procedimiento legal, violatorio a los planes, reglamentos, decretos y usos de suelo que regulan el desarrollo urbano, concretamente el Plan Parcial de Conservación del Centro Histórico vigente.
Y es por esto que los vecinos organizados del barrio de “Jalatlaco” solicitaban al INAH, en su momento, aplicar el reglamento del Centro Histórico.
Al final, la obra se hizo, pero para que no vuelva a ocurrir algo similar, el especialista dijo que se debe solicitar la intervención de expertos en legislación urbana en centros históricos para revisar este tipo de casos y en su pertinencia solicitar la justicia federal, además de la intervención del INAH.

ECOCIDIO EN EL CENTRO
Tampoco escapa a las observaciones del urbanista la gran cantidad de árboles de antaño que han sido derribados en el centro histórico y áreas inmediatas.
Recuerda que en un lapso de 6 meses árboles antiguos, pero sobre todo laureles de La India, fueron derribados en el Zócalo, en el Paseo Juárez El Llano, en la Calzada de la República y en la calzada Niños Héroes, durante las obras de ampliación del ADO, así como en el Cerro del Fortín, con lo que se aumentaron las obras de concreto y se redujeron las áreas naturales.
“Es lamentable que el Instituto Estatal de Ecología no diga absolutamente nada del daño al medio natural. Existe indignación e inconformidad de la ciudadanía por la destrucción prepotente de los árboles de antaño”, dice.
Para el especialista es necesario solicitar al Instituto Estatal de Ecología todos los estudios de impacto urbano, de riesgo e impacto ambiental, de imagen urbana de todas las obras que se realizan y se realizaran en el centro histórico y áreas inmediatas y que es importante proponer la rehabilitación de áreas verdes mediante campañas de reforestación urbana en todos los espacios y parques.

LA PIEDRA NEGRA

Para el especialista, el cierre y empedrado de calles céntricas, así como las remodelaciones, no concuerdan con la imagen urbana histórica de Oaxaca y mucho menos el uso de piedra negra en pavimentos al pie del Palacio Municipal en sustitución de la cantera verde tradicional.
Señala que hay inconformidad de la ciudadanía al cierre de calles y que se han dado hasta conflictos y protestas con propietarios de estacionamientos ya que sin ningún estudio preliminar las autoridades municipales colocaron obstáculos vehiculares en las calles de Bustamante, 5 de Mayo, Guerrero, Independencia y, prácticamente en todo el Centro Histórico, provocando más conflictos con los conductores de vehículos.
Cuestiona el empedrado y arreglo de calles con piedra basáltica de Puebla (por primera vez utilizada) y piedra de cantera rosa, cuando en otras calles como por ejemplo García Vigil y el Andador Turístico cuentan con piedra laja y piedra de cantería verde.
CENTRO HISTÓRICO
En primer lugar, recuerda, la obra donde se hizo el descubrimiento de ruinas coloniales y osamentas en la calle de Fiallo y dice que en la excavación de la calle para su arreglo, se descubrió vestigios del inmueble, canales e infraestructura colonial así como osamentas en el complejo del exconvento de San Pablo, el primer asentamiento dominico en Oaxaca.
Lamentablemente el INAH permitió que esta arteria vial fuera de nuevo cerrada y manifestó que existe indignación e inconformidad de la ciudadanía por no dar a conocer y difundir a propios y extraños lo encontrado en esta calle, por lo que cuestionó que no se haya autorizado que el descubrimiento sirviera para difundir la grandeza del patrimonio edificado de Oaxaca.


ATENTADO VS. PARQUES
El especialista se refiere a las obras en el Centro Histórico, concretamente a las realizadas en El Llano, el Jardín Conzatti y el parque Labastida.
Recuerda que los atentados al Parque Juárez y a otros parques se iniciaron desde el 5 de diciembre del 2005 cuando la dirección de Ecología municipal sentenció a muerte a 15 árboles y derribo un laurel de la india de 80 años de vida.
Señala que el 19 de enero del 2006, por la noche, se iniciaron obras modificando las cuatro plazuelas que existen en el parque público, sin un proyecto y costos transparentes.
Apuntó que los trabajos en este lugar, considerada una de las pocas zonas arboladas de la ciudad, no fueron dadas a conocer, al igual que otras, al Cabildo de Oaxaca de Juárez, es decir, información de las remodelaciones, costos y si ya se cuentan con permisos y estudios respectivos.
A estas alturas dice que no se sabe de un estudio de impacto a conciencia de la gran variedad de árboles del lugar por las obras a ejecutarse y que ya se están realizando.
Dice que nadie sabe si la existencia de nuevos pisos con piedra novedosa no afectaran las raíces de los árboles o la permeabilidad de los pavimentos se respetará, al parecer no, ya que están tumbando y levantando todo para ponerlo nuevo.
Es más. Señala que en todo caso, el parque El Llano, al igual que la mayoría de las obras en el Centro Histórico, solamente necesitaban la reparación parcial y no de rehacerlo nuevo.
Por último dijo que algunos efectos del plan de rescate del Centro Histórico están a la vista, como ocurre en la calle de Colón, donde se arregló el pavimento pero se desapareció la fuente de El Recreo, ubicada en la esquina de Colón y Avenida Juárez.
Puntualizó que la conservación y restauración del Centro Histórico tiene que ver con su funcionamiento e imagen urbana pero que la nula participación ciudadana es patente en estas acciones y que ha dado pautas a una serie de inconformidades.
“El Patrimonio edificado por muy pequeño que sea es importante ya que es la memoria histórica de nuestro pueblo y ello le da identidad”, concluyó.

Sin planear los 4 carriles de El Fortín
Misael Sánchez

[03:39] El urbanista Alejandro Calvo Camacho, hace un análisis de la construcción de los 4 carriles en el cerro de El Fortín.
Precisa que la ampliación de esta vialidad, con un costo de 70 millones de pesos, es una obra mal planeada y sin estudios arquitectónicos.
En su opinión, la obra ejecutada con una longitud de 3.3 kilómetros, a partir del Monumento a la Madre y donde comienza la Calzada Héroes de Chapultepec, tiene colapsos en muros engavionados, constantes deslaves y caídas de bardas, además de que le falta supervisión y pone en riesgo la integridad física de 32 familias que habitan en la colonia Santa María.
Refiere que se trata de una obra no concursada por instrucciones de celebrarse contratos por asignación directa a favor de 10 constructoras y que además provocó la destrucción del puente y escaleras del Cerro del Fortín (patrimonio de los oaxaqueños), que fueron inauguradas hace 100 años, precisamente en el centenario del natalicio de Benito Juárez García.
Recuerda que con maquinaria pesada destajaron parte del cerro de El Fortín, destruyendo en parte la alusión al emblema recientemente rehabilitado “El respeto al derecho ajeno es la paz”, encontrando una falla tectónica que independientemente del riesgo geológico que esto implica, la existencia de un daño ecológico brutal e irremediable, así como de imagen y que por sus dimensiones es observado en todo el valle central de la parte poniente de la ciudad y en el corazón mismo del centro de población.
Dice que la SCT, la Semarnat y Caminos y Aeropistas de Oaxaca, así como el Instituto Estatal de Ecología, nunca dieron una explicación y estudios técnicos correspondientes en esta obra mal planeada y ejecutada y que menos se hizo un enjuiciamiento de los responsables de la destrucción ecológica.

Piden auditar costo de obras en el Centro
Adán Cortés Cruz

[02:42] Ante la inconformidad que han provocado las decenas de obras realizadas en las calles del Centro Histórico, el diputado Gustavo Velásquez Lavariega, demandó la intervención de la Secretaría de la Contraloría para que se auditen y se conozca cuántas fueron licitadas.
“Los capitalinos no están de acuerdo con acciones arbitrarias y por eso están molestos”, dijo en alusión a los trabajos que se realizan en varias calles del centro histórico.
“Al titular de Obras Públicas no le interesa la ciudadanía y por ello cierra vialidades”, manifestó el diputado Velásquez Lavariega del Partido Convergencia.
Señaló que las obras realizadas en los últimos meses han provocado irritación en los vecinos y peatones, así como en los conductores de automóviles.
Dijo que también es necesario que se sepa cuál es el costo real de las obras, ya que siempre terminan haciéndolas por tramo para evitar la licitación correspondiente. “La sociedad oaxaqueña está colapsada y sin vialidades”, señaló.
Abundó que también la problemática del transporte urbano ha contribuido en los últimos días a convertir en un caos todas las vialidades capitalinas.
Indicó que los ciudadanos han expresado en varias ocasiones su inconformidad con la forma arbitraria en que se construye en el centro histórico y ante esta situación demandó que intervenga la Secretaría de la Contraloría para fincar responsabilidades a quienes actúan sin respetar el orden que debe existir en la capital como ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Apuntó que quienes viven en el centro histórico sufren todos los días las consecuencias del exceso de ruido y el smog, mientras Obras Públicas realiza los trabajos de vialidad.

Urge ecologista respeto al patrimonio cultural
Misael Sánchez

[02:42] Francisco Verástegui, presidente de la comisión de vigilancia de Agenda 21, organismo filial de la ONU, solicitó a las autoridades capitalinas información de las rejas de protección de los Árboles Históricos y Notables en el parque El Llano, colocadas por el ex alcalde interino, Manuel de Esesarte, las cuales han desaparecido.
Asimismo, solicitó información de las puertas de Catedral, colocadas por el Obispo Eulogio Gillow y que fueron sustituidas por otras de dudosa calidad, así como del Decálogo de la Conservación de Ciudades Históricas y los Comentarios Generales al Proyecto de Recuperación Paisajística del Zócalo, la Alameda y el Atrio de la Catedral.
Para el ecologista es necesario que en Oaxaca se respete el patrimonio cultural y que se dé vigencia al plan parcial de conservación del Centro Histórico.
Por escrito, el también pintor solicitó a la Dirección General del Centro Histórico, que encabeza Thelma Neri Caballero, un informe detallado sobre las obras que se realizan en el acueducto de San Felipe del Agua, en el Barrio de Xochimilco, en la plazuela de la Cruz de Piedra, en el jardín Sócrates, en el atrio de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe y en la Iglesia de la Preciosa Sangre de Cristo.
El también miembro del Consejo Temático de Ecología y Medio Ambiente del Consejo Honorario de Participación Ciudadana del Municipio de Oaxaca de Juárez, dijo que los oaxaqueños deben conocer los proyectos ejecutivos y la justificación de cada proyecto, así como la aceptación de los mismos por parte del Cabildo.
También solicitó el programa de obras con sus licitaciones, el presupuesto con descripción de conceptos y tiempo de realización, así como los estudios de flora y fauna de cada sitio, además de los permisos correspondientes del INAH y la UNESCO y la licencia de construcción respectiva.
Por último pidió que se proporcione información a la ciudadanía sobre el destino que tuvieron las pilas y fuentes coloniales y del Porfiriato.

Más de tres mil oaxaqueños inauguran el rumbo de la transición

Comunicado. 14/03/10. 14Otorga Gabino Cué su palabra a pueblos de la Sierra Juárez para trabajar por la conciliación de un mejor Oaxaca.

Luego de iniciar el recorrido de precampaña que lo llevará por 112 municipios del estado, el precandidato de la coalición Unidos por la Paz y el Progreso, Gabino Cué Monteagudo, se comprometió a recobrar el valor de la palabra entregada por los políticos a los ciudadanos tras reafirmar que su principal propuesta de gobierno es trabajar por un Oaxaca unido mediante el diálogo y sin crispación social.

Acompañado por el secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de Convergencia, Armando López Campa, y por el presidente del Comité Directivo Estatal de este instituto, Mario Arturo Mendoza Flores, el abanderado de la alianza opositora se dijo confiado de desterrar de la entidad a "quienes nos quieren ver sometidos para seguir controlando la vida del estado".

"Aquí definimos el camino para dejar atrás los años de la opacidad. Para desterrar los periodos de la corrupción. Para decirle adiós a los que se alimentan de la división. Para despedir a los enemigos de la transición. Para recobrar el valor más alto de la palabra", aseguró el candidato de la alianza opositora durante el recorrido inaugural de precampaña que presenciaron más de tres mil ciudadanos de las regiones Sierra Sur, Norte y Cuenca del Papaloapan.

Por su parte, luego de ratificar el apoyo total de Convergencia al precandidato a la gubernatura por el estado de Oaxaca y de confiar en que el próximo 4 de julio se obtenga un resultado histórico para Oaxaca, el secretario general nacional de Convergencia, Armando López Campa, señaló que los oaxaqueños son un ejemplo de lucha y dignidad a nivel nacional, para echar afuera a ese mal gobierno que por más de 80 años ha traído desgracias para Oaxaca".

De igual manera se manifestó preocupado por los contrastes persistentes en el estado: "En un estado con tanta belleza natural, no es posible que los oaxaqueños no encuentren aún la paz y el progreso que tanto necesitan, es por eso que me encuentro hoy ante ustedes para apoyar a esta coalición que encabeza tan dignamente nuestro militante más distinguido, Gabino Cué Monteagudo, y que sin duda alguna les traerá a los oaxaqueños lo que tanto requieren y merecen, la paz social y el progreso.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios